La Megaguía del marketing de afiliación o cómo vender sin tener que crear infoproductos

Hoy quiero contarte la historia de Míster Z, uno de mis seguidores.

Míster Z quiere ganar dinero online cuanto antes. Ha leído que con un blog y usando el marketing de afiliación puede ganar una auténtica fortuna, mucho más dinero que con la publicidad online.

Así que cada 2 o 3 días escribe una entrada bastante corta donde promociona un producto como afiliado.

Primero explica de qué va el tema, luego quién es el autor del producto e incorpora sus enlaces de afiliado tratando de posicionar bien sus entradas en Google. Se trata de un sistema pasivo y casi perfecto para forrarse.

Míster Z promociona muchos productos y no utiliza casi ninguno.

¿Para qué? Un enlace de afiliado es como la publicidad. La única diferencia es que con el marketing de afiliación se gana más dinero que con la publicidad.

¿O no es así?

Como después de 4 o 5 meses las ventas no despegan, Míster Z decide poner unos enormes banners en la home y en los laterales de su blog. Hay que dejar bien claro dónde tienen que hacer clic los visitantes.

Su blog se parece a un árbol de navidad y las ventas siguen sin despegar, lo que nos lleva a la siguiente pregunta:

¿Qué diablos le puede estar pasando al blog de Míster Z?

En el post de hoy voy a ejercer de médico blogger y voy a analizar la estrategia que está utilizando Míster Z para monetizar su blog. Va a ser un diagnóstico exhaustivo de por qué no le ha resultado.

Porque, aunque el marketing de afiliación es una gran forma de generar ingresos con un blog, hay muchos Míster Z sueltos por la blogosfera. Personas que, a pesar de todo el esfuerzo y tiempo que dedican, no consiguen ganar ni un solo euro.

Con este post no solo evitarás convertirte en un nuevo Míster Z, también descubrirás cómo disparar tus ventas con el marketing de afiliados.

¿Qué es el marketing de afiliación?

Empecemos por el principio: ¿qué es esto del marketing de afiliados?

El marketing de afiliación es un tipo de marketing que te permite ganar una comisión promocionado productos de otros. Pueden ser de empresas o bloggers.

Por ejemplo, yo tengo afiliados que promocionan mi training Reinvención Knowmada y a la vez yo soy afiliado de empresas de hosting, dominio, herramientas para blogs y de esos mismos bloggers en muchas ocasiones.

La base es sencilla. Como blogger habrás construido tu propia tribu, que te sigue y te apoya con cada nuevo contenido que lanzas. Tus lectores confían en ti, por lo que si ven que haces la promoción de un producto se interesarán por él.

Si alguien se decide y lo compra, tú ganarás una comisión por la venta.

Simple, ¿verdad?

  1. Tú pruebas un producto o servicio que te gusta y que detectas que encaja con tu público.
  2. Promocionas ese producto o servicio a través de tu blog con email marketing, artículos, publicaciones en redes sociales…
  3. Ganas una comisión por cada compra que se haga desde tu enlace de afiliado.

Ya verás que, en realidad, no es tan fácil.

Una estrategia win-win-win

La empresa (o blogger) que ha creado el producto estará contenta porque ha conseguido captar un nuevo cliente sin hacer ningún esfuerzo en marketing (el único “esfuerzo” ha sido pagarte la comisión por venta).

El cliente también estará satisfecho porque tú se lo has recomendado y va a cubrir una necesidad o un deseo que tenía. Le has conseguido ahorrar tiempo y posibles problemas al equivocarse de proveedor.

Y tú también estás contento porque cobrarás una comisión por esa venta.

Como puedes ver, el marketing de afiliación es una propuesta «triple Win» que conviene a todos: a ti como blogger, a la empresa y al cliente.

Si quieres ser blogger, aprende a crear tu blog y ponte en marcha.

Ventajas y desventajas del marketing de afiliación

Ventajas

Siempre que se habla del marketing de afiliación todos pensamos en el dinero de la comisión, pero hay otras muchas ventajas asociadas:

  • No tienes que invertir tiempo en la creación de productos.
  • No tienes que dar soporte a los clientes, ya que esto lo hace la empresa que comercializa ese producto.
  • El marketing de afiliación permite a la empresa crecer a riesgo cero con una fuerza de ventas externa. ¡Brillante!

En general, un sistema de afiliados es mucho más eficiente que la publicidad ya que solo se recompensan los éxitos.

El clic en un anuncio no tiene ningún valor, lo que cuenta de verdad es que el cliente realice la compra. Es un marketing de resultados, no un tema de branding o promoción tradicional.

Desventajas

No es oro todo lo que brilla y, en el marketing de afiliados, tampoco lo es por varios motivos:

  1. Los clientes que consigas para tus afiliados no son tus clientes. No puedes volver a mandarles correos de compra, hacerles que compren otra cosa y crear una relación duradera a través del producto vendido.
  2. El número de promociones como afiliado que puedes hacer al año es limitada, ya que puedes cansar a tu audiencia si te conviertes en un «vendemotos».
  3. No basta con poner un enlace de afiliado en cualquier sitio y listo. Hay que trabajar casi tanto como si promocionaras un producto propio.

Al igual que dije antes, de nada te sirve que la gente haga clic si luego no compra. Tienes que empujar a la compra y eso siempre es más difícil que pedirle a alguien que pulse sobre un banner de Adsense y listo.

Los 7 principios del marketing de afiliación

Llevo muchos años trabajando el marketing de afiliación en mi blog y, antes de explicarte cómo puedes aplicarlo en tu blog, quiero que sepas cuáles son los 7 principios que rigen esta estrategia.

Sin ellos de poco te servirá aplicar el resto.

#1 – La relevancia

Es muy importante que recomiendes productos que sean relevantes para tu audiencia.

Si tienes un blog sobre cómo montar un negocio y promocionas un producto como una dieta o un juego online de guerra, no despertarás ningún tipo de interés en tu público.

El riesgo es doble si no segmentas tus ofertas: no venderás nada y además perderás lectores. Es un doble lose para ti.

La relevancia de los productos que promocionas es esencial para mí. Yo nunca promocionaría productos que no tengan nada que ver con las necesidades de mi audiencia.

#2 – La credibilidad

Yo personalmente, como afiliado, solo recomiendo los productos que utilizo. Pero no una única vez, sino los que utilizo en las operaciones cotidianas de mi blog.

De hecho, solo suelo recomendar a proveedores o productos que utilizo desde hace meses, años en muchos casos.

Por ejemplo, a la hora de recomendar un plugin para captar suscriptores yo recomiendo Thrive Leads porque es el que usamos actualmente en Lifestyle Al Cuadrado y el que nos da mejores resultados.

Pero a su vez también recomiendo SumoMe porque es una opción gratuita muy buena para aquellos que están empezando.

¿Por qué doy dos opciones?

Por lo que te decía antes de la relevancia. Aunque Thrive Leads es un plugin increíble, no todo mi público puede comprarlo. Hay necesidades distintas.

Me pasó lo mismo con el plugin SEO de WordPress. Empecé con All in One SEO pack pero ahora prefiero el Yoast SEO. Ambas soluciones son válidas, pero, según mis criterios actuales, una es superior a la otra.

Ya que el mercado es cambiante, mis recomendaciones también tienen que serlo. La oferta tiene que estar siempre adaptada.

Pero lo que no puedo hacer es promover productos de los que no sé nada. Esto no es aportar valor y ayudar, sino tratar de engañar para ganar unos eurillos.

Mi reputación es el activo más valioso que tengo y no quiero ponerla en peligro por una comisión de unos euros. No tendría sentido para mí.

#3 – Tu propia experiencia

Para cerrar ventas cuando trabajas con el marketing de afiliación nunca debes decirle a nadie que compre el producto “X” o el servicio “Y” porque se lo recomiendas tú.

¿Qué valor tiene esto? Si no has probado tú mismo el producto/servicio, ¿cómo sabes si de verdad es la ganga que presentas?

Lo mejor es que te centres en presentar cómo tú mismo estás utilizando este producto y cuál es el valor que tiene para tu propio negocio. Trabajar con vídeo tutoriales explicativos es mucho más educativo y eficiente a nivel del marketing de afiliación.

No temas identificar los límites de un producto o de un servicio y decir de forma muy clara para quién es y para quién NO es el producto que promocionas. Así ayudas a la persona a identificar si ese producto va a poder ayudarle.

#4 – No todo lo que brilla es oro

Olvídate de banners animados, flash o pop-ups intrusivos para hacer la promoción de los productos de marketing de afiliación.

En mi caso (y créeme que no soy el único blogger en esta situación) funcionan mejor los enlaces profundos, los que aparecen de forma natural en una entrada del blog.

No uses tampoco plugins que de forma automática transformen palabras clave en enlaces de afiliación.

Acuérdate del punto Nº 1, la relevancia es la clave. Nadie mejor que un ser humano para optimizar la inclusión natural de un enlace de afiliación en un post. El esfuerzo compensa y, si lo haces, verás cómo los resultados de conversiones suben por las nubes.

No te pases tampoco con el número de enlaces que incorporas a tu entrada. Un enlace arriba, alguno por la mitad y otro al final son más que suficientes.

Además, de esta forma, preservarás a tus lectores de una posible molestia, ya que demasiados enlaces demuestran una cierta falta de consideración. Parecería que no quieres desarrollar una relación a largo plazo sino vender a corto.

Y también te ahorrarás serios problemas con Google, a quien no le gustan nada los blogs repletos de publicidad y/o enlaces de afiliación.

#5 – Conflicto de interés

Los médicos, cuando dan charlas científicas en los congresos en los que participan, tienen la obligación de desvelar posibles conflictos de interés. Por ejemplo, el que trabajen con un laboratorio farmacéutico para lanzar un nuevo fármaco que está relacionado con el tema expuesto.

Haz lo mismo. Desvela tus conflictos de intereses, sé transparente y honesto.

Además, en España, es obligatorio que si estás promocionando un producto afiliado o haciendo publicidad pagada de un producto lo notifiques. Por el bien de tus lectores y el tuyo propio, no te saltes la norma.

#6 – Tómate tu tiempo

Puedes tratar de cerrar una venta tras la llegada de un nuevo visitante. O también puedes darle contenido gratis durante un par de semanas y presentar tu oferta cuando ya hayas desarrollado una relación de confianza con el lector.

Usa un sistema de autoresponder, no te arrepentirás de tener paciencia antes de querer cerrar una venta.

#7 Crea una lista de correo

Aunque el autoresponder sea maravilloso porque trabaja solo y sin quejarse, no te servirá de nada si solo tienes 100 suscriptores.

Necesitas como mínimo 1.000. Y si tienes 1.000 y quieres multiplicar tus ingresos, necesitarás 10.000.

¿Cómo monetizar tu blog mediante el marketing de afiliación?

Ahora que ya sabes toda la teoría, vamos a lo que te gusta a ti y a mí: la práctica. En esta parte del post te voy a presentar mi sistema de monetización con afiliación en 9 pasos.

Sencillo, replicable y automatizable.

Vamos a por ello.

#1 Elegir el nicho adecuado

Si todavía no has lanzado tu proyecto, lo primero que tienes que hacer es elegir el mercado en el que te quieres especializar. Olvídate de ser un bazar ambulante y ofrecer todo tipo de productos.

Eso no funciona.

Un nicho rentable para ti será el que cumpla con estos 4 pilares:

1. Un tema que te apasione

Todavía hay mucha gente que piensa que un negocio en Internet solo consiste en abrir una página, elegir 3 productos y empezar a vender. Plantéate una pregunta: ¿de dónde crees que van a salir los clientes?

Si estás empezando, tu presupuesto es limitado y no podrás invertir en publicidad en Facebook Ads o Adwords.

Para conseguir clientes tienes que desarrollar una estrategia de contenidos. Te tocará escribir para atraer a tus lectores ideales, a tus futuros clientes.

Y eso implica mucho trabajo:

¿Te imaginas haciendo todo eso de un tema que no te guste?

Antes de que ganases un solo euro ya habrías abandonado.

2. Resolver la necesidad de un colectivo

Un mercado no es otra cosa que un grupo de personas que tienen una necesidad en común. Tienen un problema, pero no la solución.

Esto es a lo que los americanos llaman pain factor o punto de dolor. Cuanto más duele una herida, antes queremos curarla, ¿no?

La clave de la venta siempre ha sido y será el detectar cuáles son los problemas de una audiencia para que tú puedas ofrecerles una solución.

Nunca vendas un producto que no sepas que va a mejorar el día a día de muchas personas al 100%. Si lo haces, matarás tu credibilidad y todo tu poder de venta.

3.  Tamaño del mercado

Cuanto más grande es un mercado, más opciones de venta existen. Pero también más competencia.

Si eres un dummie no tiene sentido que te pongas a luchar contra gigantes, lo ideal es que segmentes dentro de tu mercado. Para que te hagas una idea te voy a poner varios ejemplos de tamaños de mercado en la temática de la salud en España.

  • Dietas para adelgazar: 27.100 búsquedas al mes (mercado).
  • Dieta depurativa: 8.100 visitas al mes (nicho).
  • Dietas para engordar: 2.400 visitas al mes (micro-nicho).

Cuando empiezas, lo que te interesa es centrarte en estos 2 últimos. Intentar ir más allá no tendría lógica ya que implicaría unos recursos de los que ahora no dispones.

Puede que te ayude a empezar esta guía que he elaborado para encontrar tu nicho de mercado perfecto

Nichos de mercado probados para nómadas digitales

4. No queremos inventar nuevos mercados

Un error muy típico cuando empiezas con los negocios por Internet es encontrar un producto revolucionario. Un producto que no conoce nadie, pero que tú crees que va a cambiar el mundo.

Hazme caso cuando te digo que esto es una pérdida de tiempo el 99’99% de las veces.

Un producto nuevo implica que no hay un mercado en sí mismo. Todavía no hay clientes que tengan esa necesidad o sean conscientes de que tienen ese problema.

Esto significa que no hay demanda actual de tu producto, por lo que tendrías que invertir el presupuesto que no tienes en darlo a conocer a los clientes.

No te compliques y no intentes abrir nuevos mercados. Este es un consejo que siempre doy a mis alumnos. Salvo que seas una gran multinacional, esto es una pérdida de tiempo.

Lo que tú tienes que hacer es atacar un mercado que esté en desarrollo.

#2 Elegir el producto

Ahora que ya tienes decidido en qué nicho vas a trabajar, toca ver qué productos vas a vender.

Lo que hace todo el mundo —nuestro querido Míster Z entre ellos—, es escoger solo los productos por los que va a cobrar más comisión.

Insisto en la idea de antes: esto es una completa idiotez ya que los únicos productos que se venden son los que son útiles, no los que tienen el precio más elevado.

Para decidir qué producto vender tienes que fijarte en estos 4 puntos.

1. Producto caro vs producto barato

A la hora de obtener beneficios con la venta de productos, tienes 2 posibles estrategias a seguir:

  • Producto con un precio bajo y vender muchas unidades.
  • Producto con un precio alto y vender menos unidades.

Yo te recomiendo la 2ª opción por una sencilla cuestión de números. Imagínate que vendes un producto de 200€ con una comisión de un 50% por venta.

Con 100 visitas y un 1% de conversión, cobrarías 100€.

Sin embargo, con un producto de 10€ y con ese mismo nivel de comisión, fíjate en lo que ocurriría. Con esas mismas 100 visitas, aunque aumentásemos la conversión a un 10% (casi imposible cuando empiezas), cobrarías 50€.

Pero no me canso de decirlo, estos cálculos no tendrán ningún sentido si escoges los productos sin ver si son relevantes para tu audiencia. En ese caso, dará igual que sean baratos o caros, no venderás nada.

2. Producto del que se pueda escribir muchos contenidos

Tu sistema de atracción de clientes se basa en los contenidos que puedas crear hablando del producto.

Si eliges un artículo del que solo se pueden escribir 10 posts, te verás limitado a la hora de conseguir visibilidad.

Haz un pequeño análisis en Google para revisar los contenidos que ya hay escritos. Solo te harán falta unos 5 minutos para darte cuenta del recorrido que pueda tener el producto.

Consejo: si encaja en tu audiencia, elige artículos que tengan múltiples accesorios. Así también podrás escribir sobre ellos.

3. ¿Qué se está vendiendo ya?

Recuerda lo que te comentaba antes: tu objetivo tiene que ser atacar mercados ya desarrollados. Y dentro de estos, tienes que optar por los productos que sepas que ya están funcionando.

Para averiguarlo tienes 3 opciones:

A) Amazon

Amazon es uno de los grandes monstruos del e-commerce y una de las redes de afiliación más conocidas del mundo. Para averiguar cuáles son los artículos más vendidos, lo tienes muy sencillo.

Solo tienes que entrar en la opción «todos los departamentos», y ahí, pulsar dentro de «los más vendidos». Y voilá.

marketing_de_afiliados_en_amazon

En la foto estás viendo los artículos más vendidos de la temática (mercado) salud. Pero como puedes ver, tienes otras subdivisiones (nichos) de las que poder extraer información.

afiliados_amazon
B. ClickBank

ClickBank es una de las plataformas de afiliación más grandes y conocidas que existen y que te da la opción de comercializar muchísimos productos de distintas temáticas.

Para ver todos los artículos, solo tienes que ir navegando por las categorías . ¿Qué es lo que te va a mostrar que un producto es interesante?

La gravedad.

La gravedad es una estadística propia de ClickBank que te indica cuántos afiliados han vendido ese producto en los últimos 3 meses. Este dato es importante por 2 motivos:

  • Es un artículo que ya se ha conseguido vender.
  • El nivel de competencia que puede existir.

No dejes de investigar tu nicho en ClickBank, ya que te va a permitir tener una visión global de todo lo que se vende en tu sector y qué es lo que funciona.

C. Udemy es una plataforma de e-learning que da buena prueba de que el mercado del conocimiento por Internet está en pleno desarrollo.

Al igual que las otras 2, vas a poder ver cuáles son las temáticas que más se están demandando en cada nicho. Solo entra en tu categoría y verás los «Cursos de pago más populares en…».

udemy_afiliacion

Además de las estrellas, también vas a ver el número de votos que han obtenido, lo que te va a indicar la demanda. Si estás pensando en crear un infoproducto, Udemy también te será muy útil para encontrar ideas.

4. Evaluar palabras clave

Una de las vías más efectivas para analizar si un producto tiene demanda es el propio Google.

Lo primero que tienes que hacer es localizar las palabras claves más interesantes de tu sector. Para ello tienes muchísimas herramientas:

Cuando ya tengas un listado bastante amplio de keywords, te tocará comprobar cuál es su volumen de búsquedas.

Ten en cuenta que la idea siempre se repite: cuanto más vendido o más búsquedas tenga, también será mayor la competencia.

«Pero Franck, el planificador ya no funciona».

No, el planificador nunca ha dejado de funcionar. Lo que ha hecho Google es capar la herramienta para que solo nos dé horquillas de búsqueda y no la cantidad exacta.

¿Cómo se arregla?

Solo tienes que crear una campaña en Adwords, siendo el coste de las más barata 1€. Tampoco es una gran inversión, ¿no?

#3 Análisis de la competencia

Uno de los grandes retos a los que te enfrentas como afiliado es la competencia por conseguir tráfico orgánico.

Para saber si tienes opciones de rankear por un producto, es importante que analices el resto de webs contra las que vas a luchar por conseguir el amor de Google.

Para hacerlo de forma muy básica sin saber nada de SEO solo tienes que descargar una extensión en tu navegador: la Mozbar.

Esta extensión es muy útil, ya que cada vez que realices una búsqueda te va a indicar los siguientes datos:

  • DA: indica cuánta autoridad tiene toda la web.
  • PA: muestra la autoridad de la página contra la que vas a competir.
  • Número de enlaces entrantes: cuántos enlaces hay apuntando hacia esa página.

Para un blog que empieza, competir contra una web con un PA y un número de enlaces superior a 20 sería muy complicado de superar.

Avisar de que este «análisis SEO» es muy generalista. Si quieres hacer un análisis SEO más profundo te recomiendo este artículo de mi amigo Dean Romero.

#4 ¿Cómo me convierto en afiliado?

A estas alturas no solo ya has elegido tu nicho, sino que también sabes cuáles son los productos que vas a vender según estos 3 criterios:

  • Relevancia para tu audiencia.
  • Demanda.
  • Competencia SEO.

Con esto claro, ya tienes casi todo listo para empezar a montar tu proyecto. Y si digo casi, es porque todavía te falta un detalle esencial: convertirte en afiliado.

Para hacerlo tienes 3 opciones:

  • Plataforma de afiliación.
  • Afiliación directa de una empresa.
  • Programas de afiliados como Amazon o Ebay.

Te explico los pros y los contras de cada una.

1. Plataformas de afiliación

Se trata de empresas donde puedes acceder a múltiples productos de muchísimas temáticas. Antes hemos hablado de ClickBank, pero hay muchas otras:

Algunas incluso están especializadas en determinadas temáticas.

¿Qué debes tener en cuenta a la hora de elegir unas u otras?

  • Marcas que comercializan: algunas solo distribuyen marcas menos conocidas, lo que implica una mayor dificultad de venta.
  • Métodos de pago: te pueden exigir que hayas conseguido unas ventas mínimas para poder generar una factura y recibir así el dinero.
  • Cuándo se cobra: hay muchas que pagan a 30 días vista, pero hay otras que incluso llegan a los 60. También revisa las opiniones de otros afiliados, ya que muchas de estas empresas se retrasan en los pagos.
  • Requisitos de entrada: hay plataformas que exigen que el blog tenga una determina antigüedad o un nivel mínimo de visitas para permitirle que se registre.
  • Recursos: las plataformas te proporcionan algunos materiales de cara a facilitar la venta, como son los banners. En algunas tienes muchos recursos, mientras que en otras apenas hay.

Antes de elegir una, no dejes de revisar cuál es la que te ofrece las mejores condiciones según los productos que hayas decidido comercializar.

2. Afiliación directa de una empresa

Hay muchas empresas que ya tienen su propia red de afiliados, lo que te permite poder comercializar sus productos de forma rápida y sencilla.

Por ejemplo, en el mundo del blogging es muy habitual el recomendar el proveedor de hosting en el que tienes alojado tu blog. Y es que todas estas empresas te ofrecen la posibilidad de promocionar sus servicios cuando te conviertes en su cliente.

Pero no es el único caso, son muchísimas las herramientas que ofrecen comisiones por venta. Pueden ser plantillas para WordPress, el software para gestionar las redes sociales o plugins para crear formularios que mejoren la conversión.

Casi todas estas empresas tienen su sistema propio de marketing de afiliación.

Eso sí, no te olvides de que debes conocer muy bien lo que recomiendas. No hay mayor error que ofrecer algo que dé un mal resultado. La credibilidad que tanto tiempo te ha costado ganar, se esfumaría en un instante.

3. Programas de afiliados

Sin duda, Amazon y Ebay son los 2 grandes programas de afiliación, sobre todo el primero.

Las ventajas de trabajar con Amazon son evidentes.

No es solo que el catálogo de productos sea inmenso, sino que sabes que su servicio de atención al cliente es muy bueno. Si una persona compra algo a través de tu blog y resulta que está defectuoso, tienes la tranquilidad de que Amazon responderá.

Además, mientras que en algunas plataformas te exigen un número de visitas mínimas para poder registrarte, en Amazon o en Ebay no tienes ese problema.

Pero todo tiene su cara B y Amazon también la tiene. La principal está en las comisiones que paga.

Las comisiones de algunos de los productos más atractivos de vender (la tecnología) han bajado y rondan el 3,5%…

#5 Montar tu blog

En este post tienes toda la información necesaria para poder crear tu blog, por lo que ahora solo vamos a hacer un Fast Track de todo lo que necesitas:

Y that´s it.

Aquí tienes en toda la infraestructura que necesitas para empezar con tu blog y empezar a exprimir tus enlaces de afiliado.

#6 Optimiza tu SEO

Al analizar tu competencia, ya viste que ibas a tener ejercitar todo tu punch en tu lucha por conseguir tráfico orgánico.

Si quieres maximizar las ventas con el marketing de afiliación, tienes que mejorar tu posicionamiento al máximo. Para eso tienes que jugar con 3 variables:

1. SEO On Page

Se trata de todos los recursos que puedes optimizar dentro de la propia página. Cada vez que las arañas de Google te visitan, revisan si tu blog cumple una serie de parámetros.

Algunos de los más importantes son los siguientes:

  • Velocidad de carga.
  • Arquitectura web.
  • Experiencia de usuario.
  • Enlazado interno.

Todo esto ya depende solo de ti, así que te toca ponerte manos a la obra y conseguir que Google te otorgue una matrícula de honor en tu primer examen.

2. Redacción de SEO y contenidos

Dentro del SEO On Page, también influye el cómo están redactados los contenidos de tu blog. Aunque tu prioridad siempre deben ser tus lectores, no está de más que también aprendas a seducir a Google con tus palabras.

Pero la redacción es un punto muy importante a la hora de vender por afiliación y no solo por el SEO. Si quieres recomendar un producto y que la gente lo compre, vas a tener que escribir un gran tutorial sobre él.

Nunca olvides incorporar todos estos puntos:

  • Para quién es interesante y para quién no.
  • Sus pros y sus contras.
  • Ventajas frente a otros artículos similares.
  • Tu experiencia con el producto (esto si es en vídeo mejor).
  • Testimonios de otras personas que lo hayan usado.

Tu principal preocupación a la hora de escribir una reseña de un producto, siempre debe ser el incluir toda la información práctica que puedas.

No pierdas el foco de cuál es la necesidad de tu cliente y muestra en relación a eso todos sus beneficios.

3. SEO off page

De este lado tenemos todos los factores externos que afectan a tu blog, lo que principalmente se reduce a los enlaces entrantes que has recibido.

Por favor, no compres packs de enlaces en Fiverr o similares. Antes de que te des cuenta Google te habrá hundido en las tinieblas del SEO.

Una forma 100% legal y white hat de conseguir enlaces es realizando guest posts. Cuando realizas un artículo de invitado, tienes la opción de incorporar algún enlace hacia tu web, lo que insuflará gas a tu SEO.

#7 Creando un método

Ahora ya sí tienes toda tu plataforma.

Tu blog está en funcionamiento, está optimizado para SEO y ya sabes cuáles son los productos idóneos para tu audiencia. Parece que ya no necesitas nada más, ¿verdad?

Error.

Te falta una de las cuestiones más importantes: la estrategia.

Para vender con el marketing de afiliación sin perder el foco, necesitas tener claro cuál es tu roadmap:

1. Generación de tráfico

Tu primera meta en este camino es conseguir una Audiencia Mínima Viable. O lo que es lo mismo, 100 visitas diarias de tráfico cualificado.

¿Por qué es tan importante esto?

Hasta que no llegues a esa cifra, no podrás obtener el feedback suficiente de tus lectores para saber cuáles son sus necesidades. Y sin eso las posibilidades de ofrecer un producto que no interese son altísimas.

2. Convertir tráfico

Un lector que no se suscribe es una persona con la que no puedes establecer una relación. No puedes conversar con ella ni puedes preguntarle cuáles son sus problemas.

Y como ya te habrás imaginado, eso implica que tampoco puedes ofrecerle una solución. No puedes venderle.

Pero además, cuando una persona se suscribe a tu blog tienes la opción de demostrarle que todavía le puedes aportar más valor. Gracias al email marketing y a los embudos de venta te ganarás su confianza.

Esto quiere decir que cuando recomiendes un producto, tendrás la credibilidad suficiente como para que valoren tu opinión.

3. Autoresponder

Aquí tienes a tu vendedor incansable. El que nunca duerme, nunca deja de sonreír y siempre contesta al cliente lo que tú quieres: el autoresponder.

La combinación de un embudo de venta con una secuencia automatizada de emails es la forma más efectiva de vender productos de afiliado o los tuyos propios.

4. Volver a empezar

Claro que sí. No olvides que la persona que ya te ha comprado, es con la que más opciones tienes de volver a vender.

No dejes de incorporar productos complementarios y de crear nuevos embudos de venta por medio de autoresponder.

#8. El ABC del email marketing

Como no quiero ver que ninguno de mis lectores se convierte en un Míster Z, voy a enseñarte las bases de lo que es una estrategia de email marketing ganadora.

No te despistes y recuerda the money is in the list.

1. Tipos de emails

A la hora de planificar tu secuencia de email tienes que tener claros con qué tipos de emails puedes jugar. Aquí te explico 4 variantes:

  • Newsletter: este seguro que lo conoces. Se trata del típico email recordatorio en el que te explican lo que ha sucedido en esos días en el blog. Se suele enviar uno a la semana.
  • Recopilatorio de tus mejores emails: además de derivar tráfico hacia esos posts, es una manera de demostrar todo lo que conoces sobre tu temática. Poco a poco te vas a posicionar como un experto de tu sector.
  • Soft selling: el 95% del contenido del email está dedicado a aportar valor, pero al final ya introduces una «cuña» acerca del producto. Se trata de empezar a dar a conocer el artículo, no de cerrar una venta.
  • Hard selling: aquí ya sí vamos a por la venta. La persona tiene que entender que lo que necesita para solucionar su problema es lo que le estás ofreciendo en ese email.

Aunque te parezca que lo más importante es este último email, la realidad es que si con tus otros envíos no has aportado nada de valor ni te has ganado su confianza, no venderás nada de nada.

2. Las bases del copywriting

El copywriting es vender gracias a las palabras. Si no se te da bien escribir, lo ideal es que contrates a un profesional para que te cree la secuencia de emails.

No obstante, te dejo una serie de tips para incentivar las ventas con tus correos electrónicos.

  • Beneficios y no características: da igual que vendas productos de afiliación o los tuyos propios, lo que el cliente quiere saber es cómo vas a mejorar su vida o hasta que punto vas a arreglar su problema. Olvídate de explicar características, céntrate en el beneficio que va a recibir la persona.
  • Urgencia: «tengo esto, es muy bueno y solo lo voy a rebarlo durante 3 horas». Enfatízalo con un reloj con una cuenta atrás.
  • Pruebas sociales: pon testimonios de personas que ya hayan usado el producto y que expliquen cómo les ayudo a ellos.

Si te has quedado con ganas de saber más sobre cómo usar el copywriting para vender, te recomiendo que leas este otro post.

3. Ejemplo de secuencia de autoresponder

Como te decía antes, el poder de un autoresponder es ilimitado, siempre que lo hagas bien.

Para que tengas una referencia con la que empezar a trabajar, te muestro uno de los embudos que yo he usado.

  • Día 1: email presentación. Explicas el motivo de que por qué creaste el blog y en qué puedes ayudarle.
  • Día 2 hasta el 5: emails donde aportes valor. El objetivo de estos emails es que te ganes la confianza del lector y puedas entablar una relación con él. También es importante que el tema de estos emails gire sobre alguno de los beneficios del producto que quieres vender.
  • Día 6/7: introduce emails de corte soft sell, pero no olvides que ahora el objetivo no es vender. Esto es algo más sutil, estás «calentando» la venta.
  • Día 8: esto es algo que a mí me ha funcionado siempre muy bien. Se trata de lanzar un email de preguntas frecuentes antes del email definitivo de venta. Aquí puedes despejar muchas posibles objeciones y generar confianza.
  • Día 9: ha llegado el momento de la venta. En este email tienes que aplicar todo lo que hemos visto sobre copywriting.

Otra cuestión que funciona muy bien es mandar un email recordatorio 2 días después del email de venta. Es una oportunidad ideal para que agudices la sensación de urgencia.

#9 Cómo vender más

No, todavía no has acabado.

Imagínate que con todo lo anterior tu campaña de marketing de afiliación fuese todo un éxito, ¿significa esto que la próxima lo va a ser también? Para nada.

Cuando ya tienes creado un método, tu objetivo pasa a ser mejorar los resultados que has obtenido en cada una de las fases. Te lo muestro:

  1. Aumenta el tráfico: esto tiene que ser una constante llegado este momento. Nuevas visitas son nuevos suscriptores y nuevos posibles clientes. Retoma el networking si lo has aparcado, no dejes de escribir artículos de invitado en otros blogs y mejora todavía más tu SEO.
  2. Mejora la conversión: crea squeeze y landing pages optimizadas hacia la conversión con Thrive Content Builder. Otra herramienta muy efectiva para mejorar la captación de suscriptores es crear formularios con Thrive Leads.
  3. Vende más de un producto: ya has visto que en el marketing de afiliación tienes acceso a múltiples artículos que pueden ser útiles para tu audiencia. Revisa qué productos pueden ser complementarios a los que ya vendes y crea nuevos formularios de suscripción y embudos de venta.
  4. Vende tus propios productos: ¿por qué solo recibir una comisión cuando te puedes llevar toda la ración del pastel? Ya tienes hecho lo más difícil, conoces tu nicho y las necesidades de tu audiencia. Con eso claro, solo necesitas 7 días para crear un infoproducto y lanzarlo al mercado. El resto son excusas.
  5. Replica el método: sí, lo has conseguido, tu marketing de afiliación ha sido un éxito. Entonces, ¿por qué no vas a aplicar todo lo que has aprendido en un nuevo sector? Eso sí, la clave de esta fase está en externalizar parte del trabajo.

Cada una de estas 5 opciones te dan la opción de mejorar tus resultados, pero lo que es mejor es que no tienen límite. Nunca va a llegar el día en que todo esté perfecto, por lo que siempre tienes margen de mejora.

3… 2… 1… ¡A vender!

Sí, me he vaciado por completo, ¿y sabes por qué?

Todo lo que he aprendido en estos años sobre el marketing de afiliación lo tienes en este post.

Porque ahora te vas a levantar y te vas a hacer un café. Cuando vuelvas, vas a guardar este post en favoritos y vas a coger un cuaderno.

En él vas a indicar qué nichos de mercado te gustan y cuáles son las posibles necesidades que pueda tener ese público.

Otra opción que te recomiendo si quieres crear un negocio sólido en Internet, es apuntarte a este training gratuito.

Y no lo olvides: Goodbye Míster Z.

Acerca del autor de esta entrada,

Franck Scipion

Acerca del autor de esta entrada,

Franck Scipion

¿Harto de nunca saber que pasos dar?

Reserva ya tu sesión 1 a 1 «Claridad Total» y saldrás con un plan de acción cristalino para llegar a tus metas a 12 meses vista. Si vas en serio y valoras tu tiempo, esta sesión es para ti.

¿Harto de nunca saber que pasos dar?

Reserva ya tu sesión 1 a 1 «Claridad Total» y saldrás con un plan de acción cristalino para llegar a tus metas a 12 meses vista. Si vas en serio y valoras tu tiempo, esta sesión es para ti.

¿Te gustaría transformar tu talento en un negocio digital y conseguir tus primeros clientes en 60 días?