Cómo desarrollar tu espíritu emprendedor para desatar tu máximo potencial en la vida

Espíritu emprendedor

Tienes espíritu emprendedor y quieres domar los secretos de la mente emprendedora.

Pues has llegado al lugar correcto.

Porque en este post pretendo explicarte cómo los mejores emprendedores llegan a la cumbre del éxito empresarial.

¿Cuáles son las claves del éxito empresarial?

Arrancamos fuerte, así me gusta.

El éxito empresarial no se limita a una cosa. Es más bien un sustrato de muchas cosas distintas que hace que salga de la tierra una planta distinta y superior a las demás.

He aquí los nutrientes que te interesan para tu espíritu emprendedor.

#1 –  Talento

Por ahí hay que empezar. ¿Qué puedes aportar al mundo? ¿Qué problemas puedes resolver mejor que nadie?

Hay cada vez más competidores en el mundo online. No podrás hacerlo si no te centras en tu gran don.

No te preocupes, todos tenemos uno.

A veces no somos capaces de verlo o no nos damos cuenta de su potencial mercantil.

#2 –  Pasión

La pasión se contagia.

Si eres feliz cada día al levantarte de la cama para ir a trabajar, lo vas a transmitir a tus clientes.

Y este placer además te va a dar satisfacción porque te dedicas profesionalmente a algo que te llena la vida de propósito.

#3 – Trabajo duro

No tiene buena prensa, ya que se vende mejor el postureo hoy en día.

Pero el esfuerzo, la disciplina, la dedicación y la constancia marcan diferencias entre los negocios que mueren rápido y los que sobreviven.

Diferencias entre un emprendedor del montón y otro de éxito.

#4 – La excelencia

Trabajar duro no es suficiente. Hay que ser capaz de elevar tus estándares para diseñar la mejor experiencia posible del mercado.

Enfócate a ser más genuino y no únicamente a imitar algo que hayan hecho otros. Es complicado, pero merece la pena trabajar en ello.

En cambio, tener atención para tus clientes, ser amable y profesional en cada momento está al alcance de todos.

Y te permite diferenciarte igual de bien.

#5 – Foco en el cliente (a través de tu producto)

Los emprendedores de éxito no son generalistas.

Son especialistas en una solución principal y ejecutan su modelo mejor que nadie.

Es lo que les hace destacar.

No hay triunfo posible sin foco funcional.

Y el mejor foco posible, lo encontrarás en obsesionarte con los deseos y problemas de tu cliente ideal.

#6 – Especialización sectorial

No es obligatorio para triunfar a la cabeza de un negocio, pero si estás construyendo tu imperio en estos momentos, especializarte en un sector te va a acelerar.

Es como dar la vuelta a la Luna para llegar antes a Marte. Esta fuerza centrífuga siempre viene bien.

#7 – Sentirte bien con el riesgo y los cambios

Así es. Emprender es aceptar la incertidumbre.

Vivir con el riesgo sin que esto te pare.

Transformar este estrés positivo en un motor para seguir cambiando.

Tú como líder del proyecto.

Y tu empresa, a medida que vas cambiando.

Esta capacidad de adaptación y de seguir avanzando cuando no tienes todas las respuestas es clave para crear un negocio de éxito.

#8 – Perseverar y rechazar los objetos brillantes

Una vez el rumbo marcado, hay que hacer la ruta.

En esta ruta, van a surgir muchos obstáculos.

No se trata de cambiar la ruta una y otra vez, cuando surge una dificultad.

De dejarse seducir por las sirenas del próximo objeto brillante de turno.

Se trata de aprender a superar estos obstáculos.

Una y otra vez.

A veces será cuestión de días o semanas.

Otras, de meses o años.

Esta actitud de perseverancia máxima es esencial en el éxito.

Un emprendedor exitoso no descansa hasta haber completado sus tareas.

Solo pierden los que abandonan.

#9 – Fé y optimismo realista

La base es no dudar nunca de tus capacidades.

Lo que dominas ya es tuyo. Lo que no dominas, lo vas a aprender o lo vas a contratar.

Cuando tienes la mentalidad correcta, solo hace falta ponerle un último toque de optimismo.

A veces se gana, otras se aprende.

Solo es cuestión de tiempo para llegar a tus metas.

Los 10 tipos de emprendedor

¿Cuál es tu tipo emprendedor?

En un par de minutos ya lo sabrás.

Te presento 10 avatares más comunes de emprendedores.

1. El altruista

No busca dinero, ni fama. Le mueve el propósito y el afán de ayudar. Solo se satisface cuando oye “Gracias” en la boca de sus clientes.

2. El técnico especialista

El típico profesional que empieza a destacar por una habilidad técnica valiosa en una empresa. Que decide dar el salto para explotar su talento desde su propia empresa.

Domina en su técnica, pero suele flaquear en la comunicación y la venta.

¿Eres tú?

3. El gestor multi-funcional

No destaca en nada, pero es bueno en casi todo.

El típico gestor capaz de desarrollar varios proyectos a la vez, colaborando de forma ágil con otras personas.

Es un complemento ideal al especialista…

4. El héroe por accidente

Un negocio a veces surge de la nada, de un accidente o una anécdota. A menudo, de un experimento fallido. Estas cosas ocurren y la suerte sí existe en el mundo empresarial.

Ser capaz de transformar un golpe de suerte en un gran negocio ya no tiene nada que ver con la suerte.

5. El oportunista

Son buscadores de tendencias, cazadores de cambios en los hábitos de consumo. Y quieren siempre ser el primero en llevar este concepto a su país.

Detectar oportunidades es un mindset y un hábito.

Deberías practicarlo a diario…

6. El inversionista

Este no quiere estar en las operaciones. Solo quiere invertir y estar como “advisor” del proyecto.

Puede ser un aliado… o el peor amigo del fundador del negocio. Según como se vea.

7. El superviviente

Todos los que nacen de una situación desfavorable, como desempleo, crisis económica y deciden que iniciar un negocio es la manera de solventarlo.

Son legiones estas personas.

Pero solo nos interesan los supervivientes, los que consiguen levantar un gran negocio desde la nada en el peor contexto imaginable posible.

Ley de Darwin.

Estos emprendedores son fuertes y necesitan muy poco para producir resultados.

Me molan estas bestias…

8. El visionario

Elon Musk… de Móstoles. O de Dos Hermanas. Qué más da.

Te hablo de una tía/un tío con una visión precisa y apasionada del futuro.

De los que vienen del futuro con la máquina de regreso al futuro…

Es un ejercicio arriesgado de crear un mercado desde la nada. Es más fácil revolucionar un mercado consolidado.

Avisado estás.

Si no encuentras competencia, para mi ¡es una alerta roja!

9. El jugón

Le mola los desafíos y los restos.

Desde muy pequeño.

Cuando oye “Estos es imposible” se crece y piensa “¿Ah. sí? Ya verás…”

Se mueve como pez en el agua en el mundo digital.

Encuentra todo lo que busca.

Comunica con soltura y ha formado una armada de seguidores digitales compartiendo contenidos únicos y útiles.

Sabe programar o crear en digital de tal forma que ninguna de sus ideas no puede realizarse rápido.

Por poco que encuentre una gran propuesta estratégica, ha nacido para triunfar. Caso contrario, se perderá para siempre en el laberinto de las tácticas y las herramientas digitales.

Entonces tú, ¿qué número llevas?

Yo soy un 1.

Ahora quiero hablar de cualidades imprescindibles para tener éxito con tu negocio online.

Y que a menudo, se ven como un defecto o no se perciben como tal.

Espíritu emprendedor: las 5 cualidades del emprendedor más olvidadas

Estoy seguro de que estas 5 cualidades te sorprenderán.

Son claves para un buen espíritu emprendedor.

Veamos:

1. Escucha/empatía

Los emprendedores de éxito saben tomar decisiones y en general tienen una visión.

Pero a menudo, carecen del talento de la escucha. No empatizan lo suficiente con sus clientes.

Y esto genera mucho sufrimiento y retraso en el desarrollo del proyecto.

Escuchar y conectar profundamente con tus clientes es un superpoder.

Trabájalo a diario.

No se trata de ti, sino de lo que quieren ellos.

Si trabajas bajo demanda para satisfacer sus necesidades y deseos, todo irá bien.

2. Ser cabezón

Menuda cualidad te diría tu madre o tu pareja.

Pero es muy útil cuando eres emprendedor.

Porque te mantienes firme con tu empeño, aunque las cosas no fluyan y todos te dicen que deberías abandonar.

Muchos emprendedores exitosos comentan haber pasado por el valle de la muerte unos pocos meses antes de que su negocio despegara como nunca.

Ves, ser cabezón puede ser útil.

3. La vulnerabilidad

Es un poder increíble cuando lo dominas. Es fruto de tu propio autoconocimiento y de tu autoaceptación.

Si te muestras como eres, sin artificio, para bien y para mal, conectarás más con la gente.

Si sabes mostrarte vulnerable de vez en cuando, conectarás profundamente con tus seguidores.

Ser débil es una fuerza, cuando por ejemplo construyes un equipo alrededor tuyo para paliar tus propias limitaciones, porque te conoces a la perfección.

Tienes que centrarte en tus fuerzas.

Lo cual nos lleva al siguiente punto.

4. Confiar en los demás

La confianza es un gran acelerador.

Confianza en ti primero, y sobre todo en tu capacidad de aprendizaje.

Confianza en tus modelos y en tus mentores. Para seguir implementando sus sistemas cuando las cosas no terminan de fluir y te generan dudas.

Confianza en tus colaboradores. Y agradecimiento, porque viene ayudarte a llevar a tu visión a su máximo impacto.

No confiar es tu mayor lastre.

He perdido una década de crecimiento con este tema. Créeme, aprende a soltar y a avanzar aunque no veas nada.

Es un hábito y una forma de contemplar la vida.

O confías por defecto y te va a guiar la gratitud, o desconfías por defecto, y te guiará la escasez y la envidia.

5. Enfadarse en público

Yep, esto también es una cualidad, aunque muchos lo pintan como una mala praxis para jefes tóxicos.

Enfadarse ayuda a procesar emociones negativas. Es necesario para seguir avanzando.

Obviamente, no se trata de insultar ni pegar a nadie.

Sino de tener esta pequeña erupción de emociones negativas. Y pasar a otra cosa muy rápido.

Si practicas el perdón rápido y el no rencor, puedes enfadarte todo lo que quieres. Y así retomar el foco hacia el rumbo marcado, con la mente más clara y el corazón limpio.

Es como una válvula de escape que permite evitar una catástrofe mucho peor, más adelante.

Los emprendedores de éxito son capaces de llevar conversaciones difíciles con su equipo, de la mejor forma posible.

No es un don.

Esto se trabaja.

Y la edad ayuda a no cegarte por una subida de hormonas…

¿Qué perfil emprendedor tienes?

Tu perfil emprendedor depende de tu personalidad.

Se dice que una organización es tan fuerte como lo es su eslabón más débil.

Si no te conoces bien, no podrás saber cómo debes operar como emprendedor, ni qué tipo de equipo construir para paliar tus principales debilidades.

Te recomiendo realizar un test tipo Myers Briggs.

Déjame presentarte las 4 grandes familias de personalidades que hay.

El grupo de los Analistas

Son Intuitivos (N)  y Pensadores (T). Personas racionales, imparciales con una fuerte cultura intelectual.

Los analistas

El grupo de los Diplomáticos

Son Intuitivos (N)  y Emocionales (F).

Hablamos de personas dotadas de diplomacia, empatía, don de gente, pasión e idealismo.

Los diplomáticos

El grupo de los Centinelas

Son Observadores (S) y Jueces (J). Personas prácticas, rutinarias enfocadas al orden, la seguridad y la estabilidad. Ideal para operar un sistema.

Los centinelas

Los Exploradores

Son Observadores (S) y Prospectores (J). Son personas espontáneas, flexibles, abiertas al cambio y la exploración. Auténticas hasta la ingenuidad.

Los exploradores

Haz el test ahora mismo, estoy seguro que te van a clavar.

Y te vas a quedar alucinado con el resultado.

¿Cómo se comporta un emprendedor exitoso?

Hay algunos patrones que se repiten en la mayoría de los emprendedores de éxito.

Te comparto 18 hábitos que se suelen encontrar en los emprendedores que triunfan:

  1. Cuidar su ciclo circadiano: acostarse y levantarse con la luz del sol, dormir bien y profundo. Más que un ritual es un indicador del control que llevas en tu vida.
  2. Ejercitar por la mañana: para activar el cuerpo y producir vitamina D si lo haces en exterior (cosa que te recomiendo).
  3. Meditar una hora al día: empieza con 5 minutos de divagación mental en silencio. Irás aumentando el tiempo poco a poco. Yo ya me acerco a la hora cotidiana y me ha centrado mucho esta práctica. Encontrarte a solas contigo mismo es un gran ejercicio.
  4. Hidratarse correctamente: objetivo orina transparente. Fundamental para rendir a niveles de energía altos.
  5. Llevar un diario: visualizaciones, afirmaciones, revisión cotidiana. Todo aquello ayuda a corregir poco a poco tu nueva identidad.
  6. Practicar la gratitud a diario: aunque el día te haya salido rana, siempre hay algo positivo que sacar. Si no es del negocio, saca algo positivo de tu vida personal. Practica la gratitud en todo momento, cuida tus palabras y elévate para vibrar a una frecuencia más alta.
  7. Creer en la ley causa/efecto: responsabilízate de todo, siempre. Lo que tienes hoy en la vida es fruto de tus actos y/o de decisiones que has tomado o procrastinado. Si las cosas no salen, hay un aprendizaje que debes superar y hasta completar tu aprendizaje, quédate estoicamente en este punto de tu recorrido empresarial o vital.
  8. Vivir frugalmente: no te gastes más que lo que necesitas para vivir la vida. No caigas en el consumismo. Ahorra e invierte todo lo que te sobra. Presumir es de tonto, y recortar un estilo de vida lujoso es muy doloroso. Los verdaderos ricos viven frugalmente. Jeff Bezos ha conducido años un Honda familiar porque es un “buen coche”. La valoración de Amazon ya había superado los miles de millones de dólares…
  9. Operar sistemas: el principal factor. El responsable del éxito. Operar sistemas, ajustar sistemas, escalar sistemas, quitarse del medio. Escalar de nuevo. El sistema te da foco y el foco permite mejorar las métricas. Es un círculo bondoso. Sin sistema el tiempo te controla y no avanzas.
  10. Tomar decisiones en base a números: consecuencia del punto anterior. Trabajar con cuadros de mando mejora la toma de decisiones. La intuición queda relegada al segundo plano. Los números nos orientan hacia el eslabón más débil y el plan de acciones más prioritarias.
  11. Tener un equipo (remoto) de colaboradores que les ayuda a elevar el impacto de su proyecto. No hay buena vida sin un equipo de colaboradores. Si quieres lifestyle de verdad, empieza cuanto antes con este tema.
  12. Hacer coaching a tus colaboradores no a tus clientes: en efecto, si quieres un impacto grande, tendrás que quitarte de las operaciones. Esto pasa por dar un paso atrás y aceptar que sean tus colaboradores los que hagan coaching y/o consulting con tus clientes. Mata el campeón que llevas dentro para transformarte en el mejor coach de la década.
  13. Cuidar lo que comes: tu cuerpo es un ecosistema vivo. Si lo nutres con comida bazofia, solo es cuestión de tiempo para que tengas problemas de salud muy serios. Todos los que operamos sistemas que si quieres mejorar el Output de un sistema (la salida, el resultado), la clave está en mejorar los Inputs del sistema (la entrada). Compra comida sana, guisala tú mismo, come un poco de todo y nada demasiado. Aléjate del alcohol y con esto, todo irá bien.
  14. Contratar servicios en casa para recuperar tiempo: limpieza, comida, organización de vacaciones, actividades de ocio, soporte escolar, etc. Si haces números, hacerlo tú no te compensa. Yo prefiero pagar y tener más tiempo de calidad con mis mellizas.
  15. Pasar tiempo con sus seres queridos: es un tema clave si no quieres tener problemas gordos. Las relaciones con tus seres queridos se cuidan a diario. Saca tiempo para los tuyos. No es negociable. O asume las consecuencias de tu ausencia.
  16. Hacer deporte: lo mejor es pasarlo bien con una actividad deportiva. Por ejemplo, el surf. Te diviertes un par de horas al día en el mar. Y a la vez cuidas tu cuerpo. Encuentra una actividad que te guste y a practicarla, al menos 30 min al día. PD: ¡andar nos vale!
  17. Dar a asociaciones caritativas: si a ti te va bien, ayuda a los demás. No todos tenemos las mismas oportunidades para crecer en la vida. Mostrar compasión, regalar tiempo y/o apoyar causas con dinero es una actitud dhármica. Te sentirás bien y la vida te devolverá con creces tu aportación a la comunidad.
  18. Saber desconectar para recargar baterías y fomentar su creatividad. Ten horarios, no trabajes el fin de semana, ten vacaciones y de vez en cuando vete solo a pensar y crear cosas nuevas para tu negocio, lejos del sitio dónde trabajas.

Copia estos hábitos, poco a poco.

Hazlos tuyos.

Te ayudarán a reprogramarte en un emprendedor de éxito.

Para operar un negocio de éxito tendrás primero que tener los hábitos de un emprendedor de éxito.

Empieza hoy mismo con una nueva rutina.

Los secretos de la mente emprendedora

Estos son los 5 secretos de toda mente emprendedora.

#1 – El deseo de contribuir

Es la fuerza que mueve a los emprendedores de éxito. Una visión poderosa de cambiar el futuro, ayudar al planeta y ayudar genuinamente a las personas a mejorar en alguna faceta importante de su vida, personal o profesional.

Sin una gran causa, no hay un gran emprendedor.

Los 2 van juntos.

Así que no temas reflexionar sobre tu misión.

#2 – Un gran ¿Por qué?

Junto con una causa viene el por qué.

Ese gran motivo que permite que el emprendedor saqué fuerza para avanzar en caso de dudas o cuando las fuerzas flaqueen.

Te doy un ejemplo:

El padre de María perdió la movilidad en un accidente de moto cuando tenía 14 años. María decidió dedicar su vida a encontrar una forma para que tetrapléjicos puedan andar de nuevo. Porque María quería ver la sonrisa en la cara de su padre, andando de nuevo.

¿Qué te parece este gran por qué?

Potente y muy congruente con su historia, ¿verdad?

¡Pues ya puedes buscar tu gran por qué!

#3 – Mentalidad de crecimiento

Carol Dweck, doctora en psicología en Stanford, nos dice que existen 2 tipos de mindset distintos.

  1. La mentalidad fija – o innata –
  2. y la mentalidad de crecimiento – adquirida –

Tiene que ver con la capacidad de aprender.

Si piensas que viene con los genes, tienes mentalidad fija.

En cambio, si crees que se puede cultivar las inteligencias, tienes mentalidad de crecimiento.

Este tema es especialmente importante para un emprendedor.

La realidad es que puedes triunfar con ambas mentalidades.

Pero la mentalidad fija – modelo Win-Lose – genera unas sensaciones desagradables en este camino. Lucha, envidia, injusticia, etc. Te posicionas como una víctima que exija sus derechos… sin hacer nada para conseguirlos.

Mientras la mentalidad de crecimiento – modelo Win-Win – te permite disfrutar de cada aprendizaje como si fuese una gran victoria. Te haces responsable de todo lo que tienes en la vida y te esfuerzas cada día en mejorar tu versión.

Mentalidad de crecimiento

Yo creo profundamente en el cambio de las personas y el crecimiento personal.

#4 – Afrontar las creencias limitantes

Así que para mejorar, vas a tener que hacer frente a tus creencias limitantes y reformularlas hasta que desaparezcan.

Zona de crecimiento

He aquí 11 creencias limitantes comunes en los emprendedores que tendrás que superar:

  1. Esperar el momento perfecto: un clásico de la procrastinación. No existe tal cosa. Hay que indagar en tus prioridades vitales. Las cosas se hacen o no se hacen, y obviamente era siempre mejor haber empezado 10 años atrás. El segundo mejor momento es ahora.
  2. No creer en ti: el famoso síndrome del impostor. Un pensamiento natural que se desvanece con los primeros clientes satisfechos. Céntrate en un único problema (para limitar la zona de peligro) y date cuenta de que el 98% de cualquier mercado está compuesto de novatos que saben menos que ti. Deja de compararte con las figuras visibles de tu mercado, porque llevan más años que tú en este camino. Deberías compararte mejor con su versión del pasado, cuando empezaban como lo estás haciendo hoy.
  3. Exigir ingresos y rentabilidad a corto plazo: “En 3 meses debo estar facturando 5.000€/mes neto”. Puede que así sea, pero con esta presión autoimpuesta, no te vas a permitir aprender y experimentar. Las prisas y el agobio son malas consejeras. Si necesitas tanto dinero, ve a buscar un trabajo. Si no, date tiempo para crear y construir. En los negocios, primero se vende mal, luego se vende mucho y se termina poniendo el foco en la rentabilidad. En este orden. Crecimiento y rentabilidad no se llevan bien…
  4. Exigir garantías: “Estoy de acuerdo con todo y quiero comprar tu training, pero exijo garantías”. Perfecta trampa mental para no actuar. Mira, no hay garantía de que mañana estés vivo. Pides garantías sobre el método pero tú qué garantías puedes dar para asegurar que vas a implementar el método de forma consistente. Ninguna, ¿verdad?
  5. No estar dispuesto a sacrificar nada: otra trampa tóxica. “Quiero el resultado, pero no estoy dispuesto a esfuerzarme, y no estoy dispuesto a cambiar nada en mi vida actual.” Pensamiento inconsciente, pues quedate cómo estas. Pero si tu vida es tan perfecta, ¿por qué te interesa mi solución?
  6. Proclamarse alérgico a la tecnología: una máscara identitaria. “Me gustaría pero soy un tecno lerdo”. Pues vale, no lo intentes pues. Otro pensamiento generador de mucha frustración. Lo más divertido del asunto, es que la tecnología es un asunto menor en el despegue de un negocio online. El nicho y el problema lo son todo. La tecnología aparece en una segunda fase, cuando construyes tu sistema de atracción.
  7. Querer dejar la venta en mano de un tercero: “Quiero contratar a un Copy”, bueno no es un Copy que quieres contratar es un Negocio llave en mano. Como emprendedor, crackear el código de la venta en tu nicho de mercado es tarea tuya. Asúmelo desde ya mismo. El copy, los mensajes de venta, los webinars, las conversaciones con posibles clientes, todo esto es tuyo y delegar sólo tiene sentido si has logrado hacerlo tú de forma consistente.
  8. Huir del rechazo: “Odio la venta” Traducción, no aguanto escuchar NO. El rechazo me da pavor. Bueno, pues practícalo a diario, como Jia Jiang. Escuchar NO puede llegar a ser placentero, si te lo tomas con filosofía. Cuando te vas a dar cuenta de que si no huyes cuando te dices que NO, no pasa absolutamente nada, todo será más fácil. Tengo que escuchar a muchos ‘noes’ para poder conseguir clientes. Es la norma en el mundo de las ventas. Pero si de verdad quieres tener impacto, necesitas captar clientes. Escuchar algunos ‘noes’ te lleva a los próximos ‘síes’. Es como el éxito, fracasar forma parte del proceso de triunfar.
  9. No responsabilizarse de sus resultados: el síndrome del objeto brillante destaca esta incapacidad de afrontar obstáculos. Compro un training, estoy encantado, a las 4 semanas las cosas se tuercen, poco a poco pierde consistencia, empiezo a creer que el método no funciona, busco otro método nuevo. Y así en ciclos como un hámster en la rueda. El fondo del problema es que no aceptas tu propia responsabilidad en los resultados que no consigues. Se trata de tomar consciencia y cambiar el patrón de conducta.
  10. Perfeccionismo: la excusa perfecta para procrastinar y retrasar. A este, le tienes que machacar. ¿Cómo? Con objetivos a muy corto plazo. A 1 semana vista, que puede hacer. XYZ. Pues que así sea, mejor hecho que perfecto, lo iremos mejorando luego.
  11. Soberbia: un pensamiento nefasto, no escuchas así que no aprendes. Tampoco te sirve la retroalimentación porque ya lo sabías, verdad… De nuevo, o tomas consciencia de tu estupidez y te reprogramas… o vas a perder muchos años antes de progresar.

Ser capaz de superar creencias limitantes forma parte del proceso de crecimiento personal de los emprendedores. Yo creo que he sufrido estas 11 creencias limitantes en algún momento de mi vida. Pero poco a poco he ido expandiendo mis zonas de crecimiento, del confort (no actuar), al miedo, luego el aprendizaje para terminar con el crecimiento, en busca de mis propósito de vida.

Ahora tengo otros pensamientos limitantes. Pero he desarrollado mi capacidad de observación propia desde fuera. Tomo consciencia más rápido, así que puedo corregirlos antes.

#5 – Mentalidad positiva

Es una decisión, pero una muy importante.

Emprender es un camino difícil, lento e incierto.

Y a la vez un camino enriquecedor, bello y lleno de emociones.

Tú mismo decides cómo te tomas lo que te pasa en esta experiencia en cada momento.

Es una decisión.

Las crisis son desgracias para algunos o oportunidades para otros.

Yo confío en el futuro y en las personas.

Esto me ayuda a ver las cosas desde un prisma optimista.

Todo es más bello desde el agradecimiento y el cariño.

¿Qué hacer con tu actitud emprendedora?

Si has completado la lectura de este post sobre espíritu emprendedor, es seguramente que tienes la mentalidad correcta para emprender.

Mira, creo en el poder de la mente, pero la mente sola no construye nada.

Así que te invito al training gratuito Reinvención Knowmada dónde te explicaré cómo transformar tu talento nº1 en un gran negocio online.

Con la actitud emprendedora que tienes, solo te puede ir bien explorar esta ruta.

¡Nos vemos en el camino!

Acerca del autor de esta entrada,

Franck Scipion

Acerca del autor de esta entrada,

Franck Scipion

¿Harto de nunca saber que pasos dar?

Reserva ya tu sesión 1 a 1 «Claridad Total» y saldrás con un plan de acción cristalino para llegar a tus metas a 12 meses vista. Si vas en serio y valoras tu tiempo, esta sesión es para ti.

¿Harto de nunca saber que pasos dar?

Reserva ya tu sesión 1 a 1 «Claridad Total» y saldrás con un plan de acción cristalino para llegar a tus metas a 12 meses vista. Si vas en serio y valoras tu tiempo, esta sesión es para ti.

¿TE GUSTARÍA TRANSFORMAR TU TALENTO EN UN NEGOCIO DIGITAL Y CONSEGUIR TUS PRIMEROS CLIENTES EN 60 DÍAS?

34207

¿Quieres reinventarte en el mundo digital?

Es hora de emprender online y conseguir:

Despedir a tu jefe y cambiar de vida

Una idea que funcione en la nube

Liberarte del miedo a dar el paso

La hoja de ruta y el método para emprender