Las profesiones del futuro mercado laboral o cómo diseñarte un puesto de trabajo apto para los desafíos laborales de las próximas décadas

Profesiones del futuro

¿Conoces las profesiones del futuro? El mercado laboral ahora está cambiando a la velocidad de la luz. Estoy seguro de que te has dado cuenta de esta evolución y de lo rápido que ocurren estos cambios.

Para ayudarte a prepararte mejor para poder optar a las profesiones más demandadas, los empleos del futuro, en un mundo cada vez más global y digital, te explico, en este post, por qué el mercado laboral está cambiando.

Y algo más interesante, cómo puedes adaptarte mejor a estos cambios, para que seas capaz de vender tus competencias y habilidades de la mejor forma posible en este nuevo mercado laboral.

Veamos…

El principal problema del mercado laboral actual

Nuestros abuelos y padres, en occidente, han vivido tiempos de bonanzas.

Un desarrollo económico firme, pocas catástrofes mundiales largas después de la segunda guerra mundial, y un nivel de empleo muy alto.

Las principales crisis, obviamente, frenaron el progreso. Localmente o globalmente, pero en cuestión de meses o un par de años, el crecimiento volvía.

Así que todos felices con el sueño de empleo seguro.

Te pago más bien poco, pero tienes un empleo “seguro”.

Me das tus mejores años, y a los 65 años podrás ir pensando en jubilarte.

Entre tanto, a hacer hijos y a comprar casas, para que los bancos puedan funcionar a tope.

Lo que pasa, es que al dejar el siglo XX, el mercado laboral empezó a tensarse:

  1. Las empresas han exigido más productividad
  2. Las empresas han exigido más flexibilidad
  3. Y cuando no consiguen ni lo uno ni lo otro, pues solo ofrecen un trabajo temporal más precario

¿Por qué lo hacen? Porque la competencia ha crecido a nivel mundial, y porque los inversores exigen siempre una mayor rentabilidad.

Bendito modelo capitalista.

Fuente de progreso y de degradación del tejido social en los países.

  1. Primero se fueron muchos empleos industriales a Asia, dónde el coste laboral es menor.
  2. Luego se retrasó la edad para la jubilación. Y vamos flechados hacia los 70 años en occidente, con una población cada vez más envejecida
  3. El poder adquisitivo se ha ido erosionando, dejando cada vez más trabajadores pobres. Por no hablar de los que han salido del sistema, los sin techo.
  4. Y hoy vemos impotentes como la tecnología sustituye empleos sin que los estados apenas puedan hacer nada.

En fin, vemos que el pacto entre empresas y empleados se ha roto.

Y muchos tenemos la sensación de que el crecimiento económico acelerado de la humanidad se está cargando el planeta. De hecho, el cambio climático es algo más que una sensación. Salvo para Trump…

Lo cierto, es que solo unos pocos elegidos siguen viviendo con la tranquilidad de un empleo seguro.

No voy a hacer aquí un análisis político de lo que está pasando.

Aunque creo que las únicas respuestas profundas serán políticas.

En este post, me voy a limitar a explicarte cómo adaptarte a la nueva realidad del mercado laboral del siglo XXI.

¿De dónde venimos y a dónde vamos?

No voy a darte una clase de historia, pero puedes ver en el gráfico de abajo que la humanidad avanza por ciclos:

  • La sociedad de los cazadores
  • La sociedad de los agricultores
  • La sociedad de la industrialización, a finales del siglo XVIII
  • Sociedad de la información – Desde la llegada de Internet, a finales del siglo XX
  • Sociedad de la creatividad – Hoy y mañana

Cada ciclo transforma profundamente la forma en la que vivimos.

Hoy podemos ver que estos ciclos son cada vez más cortos y disruptivos.

En el siglo XX, producir eran el motor del crecimiento. Poseer el propósito de un ser humano.

En le siglo XXI, ser es nuestra nueva meta. Somos cada vez más sabios gracias a Internet, y algunos ya han entrado en el mundo de mañana. Un mundo en el que solo los creadores serán renumerados.

¿Y qué pasa con los demás?

Pues la cuestión está en el aire, sin tener respuesta clara.

  • Vemos que la evolución de la humanidad es imparable
  • Vemos que la reconversión de habilidades es muy difícil (hay pocos casos de reconversión del mundo industrial al mundo digital)

Este es el momento histórico en el que nos encontramos inmersos.

Vivimos una etapa:

  • llena de incertidumbres
  • igualmente, llena de retos y oportunidades increíbles

Y si pones el foco en ti ahora, solo tienes 2 opciones:

  1. O te dejas guiar por los miedos, y en este caso sufres estos cambios como una víctima.
  2. O te dejas guiar por la confianza en el futuro, y trabajas de forma proactiva en adaptarte al nuevo paradigma.

Las 5 barreras que frenan la emergencia de una nueva sociedad

Ahora que entendemos que vivimos una nueva transformación como especie, quiero que entiendas cuáles son las 5 barreras que están frenando la llegada de la Sociedad de la Creatividad.

Existen 5 barreras principales:

  1. El sistema económico y la visión política global y local. Sin los estados, el progreso no se puede maximizar.
  2. Las leyes: Se tienen que adaptar al nuevo contexto. Piensa, por ejemplo, hoy, como el concepto de la privacidad está cambiando con el mundo online, o las pandemias virales que nos obligan a saber con quién te has cruzado en los últimos días, para evitar contagios incontrolables.
  3. La tecnología: Siempre adelantada a la sociedad. Aún así, hay barreras tecnológicas no resueltas hoy, y siempre las habrá. Los ciclos de vida de las tecnologías se aceleran. 18 meses en los casos más radicales.
  4. Las competencias humanas: Se trata de preparar a las personas para las nuevas necesidades de la sociedad. Se necesitan 5 años para formar a un ingeniero. Y hoy en día, los formamos sin saber qué tecnología dominará el mercado dentro de 3 años. Bonito reto…
  5. La aceptación social: Es el último escollo, y a menudo el más difícil de vencer. A veces, la adopción es rápida, como puede ser por ejemplo con el SmartPhone. Otras veces, como por ejemplo, en el caso de los contadores eléctricos inteligentes, la gente se resiste porque percibe esta tecnología como una amenaza directa, en este caso a su intimidad.

No me voy a extender mucho más sobre estos temas, pero quiero darte algo de contexto para que entiendas que, lo que percibes tú en tu relación con el mercado laboral, viene de un proceso de transformación global de la humanidad mucho más poderoso.

El escritor William Gibson dice que:

El futuro ya está aquí. Es solo que no está distribuido de forma equitativa aún

Así que veamos cómo prepararte para este futuro que no logras ver ni entender del todo. Aún…

¿Cuáles serán los trabajos más demandados en el futuro?

Entiendo las prisas, pero antes de llegar a los trabajos más demandados en el futuro, tenemos que hacer una serie de hipótesis.

Las 3 tendencias de fondo que harán emerger los empleos del futuro:

He aquí el escenario más probable para mí:

  1. Mayor digitalización de la vida & de la actividad profesional
  2. Mayor robotización (y retroceso de la globalización)
  3. Mayor población en el planeta, y más vieja. El 53% de la población tendrá más de 65 años en 2050 (Fuente: World Economic Forum – El futuro del empleo 2019)

Dicho de otro modo, estoy diciendo que la tecnología va a estar omnipresente en nuestras vidas, y que se van a introducir cambios rápidos y disruptivos en nuestras vidas. Y que, en paralelo, el mundo se va a hacer muy pequeño para tantos humanos, que además mueren cada vez más tarde.

Así que me atrevo a decirte que todo lo que podrá hacer un robot mejor que un ser humano, lo terminará haciendo un robot.

Esto nos lleva a 3 tipos de trabajos de futuro con más demanda:

  1. Los oficios creativos: Capacidad de análisis de problemas complejos y de desarrollo de soluciones. Estos perfiles serán los reyes del mambo en el futuro.
  2. Los oficios digitales: Técnicos que programan, mantienen y monitorizan robots & la tecnología. O empleos del “digital selling”: la comunicación, venta y atención al cliente online. Hoy el 80% de las ofertas de trabajo indefinido son digitales…
  3. Los oficios empáticos: Los servicios a las personas. Servicios en el hogar, acompañamiento de mayores y niños, salud y bienestar, educación (siempre y cuando los profesores de hoy sean capaces de enseñar mejor que Internet… y créeme, no va a ser fácil, hasta que lleguen para dar clases las primeras generaciones 100% nativas digitales). Serán los nuevos obreros, en la sociedad de la creatividad.

Y podemos ver desde hoy mismo un cambio en las competencias esperadas en el mercado laboral:

  • La fuerza física
  • La ejecución técnica
  • O la administración

Van perdiendo interés.

Mientras se premian:

  • La capacidad de pensar: innovar, crear
  • La capacidad de entender los sistemas
  • La capacidad de resolver problemas nuevos

Obviamente, el impacto en la educación de los niños y los jóvenes es brutal.

Vamos a tener que repensar por completo, el cómo estamos educando a nuestros hijos.

Qué desafío más bonito, ¿no crees?

El impacto conjunto de la globalización y la automatización sobre los empleos del futuro

Todos hemos oído hablar de la globalización.

Pero seguramente no sabrás lo que es la globótica. La llegada masiva de robots y autómatas al mundo profesional y privado.

Es la revolución silenciosa que ya ha empezado.

Sin que nos hayamos dado cuenta.

En menos de 10 años desde hoy, allá por 2030, las horas trabajadas por robots o algoritmos superarán las horas trabajadas por seres humanos.

Yep, no hablamos del futuro.

Hablamos del presente.

Porque en algunos sectores (por ejemplo, en el sector informático), los robots ya “trabajan” más que los seres humanos.

Si, nos substituyen.

Porque:

  1. Lo hacen mejor, son más fiables
  2. No se van de vacaciones
  3. No enferman
  4. No se afilian a un sindicato

Razones muy poderosas, desde la perspectiva de un capitalismo basado en el máximo rendimiento y poco más.

Yo quiero que seas consciente del entorno en el que nos movemos.

Voy a empezar con la globalización

El efecto de la globalización sobre los oficios del futuro

En general, a escala del planeta, la globalización ha tenido un impacto positivo.

A escala del planeta:

  • Los ricos son mucho más ricos ahora
  • Los pobres son menos pobres ahora
  • La clase media ha crecido en el mundo entero, a menudo de forma espectacular (Asia, América del Sur), a costa de la clase media de occidente, hoy más pobre que hace 20 años.

Esto no lo digo yo, lo dice un informe del banco mundial de 1995

Como puedes comprobar en el gráfico siguiente, a escala del planeta, la globalización ha generado más empleo.

Obviamente, la perspectiva del obrero del norte de España, que ha perdido su empleo a favor de un obrero chino o vietnamita, es completamente contrapuesta. El trabajo se ha desplazado donde el coste laboral es más bajo.

Hemos tenido con la globalización un aperitivo de lo que va a pasar ahora con la robotización del empleo.

  • Muchas personas se tienen que reinventar profesionalmente.
  • Muchas otras “ya no sirven”, y le corresponde al estado dar una respuesta a este colectivo.

Y cuando no lo hace, ocurren revueltas como ha ocurrido en Francia con los chalecos amarillos en los últimos años.

Son trabajadores pobres que no consiguen terminar el mes de forma digna y, sobre todo, que no tienen ningún plan de futuro que no sea trabajar cada vez más para ganar cada vez menos.

El pacto social se ha roto para ellos. Y no es una minoría insignificante…

Hablaremos de la protección social en unos momentos, porque estos aspectos no se pueden obviar en las cuestiones relativas a los cambios en el mercado laboral.

Ahora vamos directo a la robotización de la actividad económica.

El efecto de la robotización sobre los oficios del futuro

Si el efecto principal de la globalización ha sido desplazar el trabajo de Occidente a Oriente, produciendo a escala global un impacto positivo, la automatización va a tener otro impacto: la reducción de la fuerza laboral.

No todos los países van a resultar afectados de igual forma, pero el impacto será grande, por no decir enorme.

Hasta en un país muy robotizado como Japón peligran más de un 20% de los puestos de trabajo. Un 35% en Alemania, el líder industrial (y de exportaciones) de Europa.

¿Cuántos empleos peligran en España, cuando casi el 38% de los empleos de EE.UU. están en el aire?

Ni me atrevo a pensarlo…

La novedad – frente a la globalización – es que la tecnología hace más eficaces a las empresas y necesitan ahora menos personal para gestionar su actividad.

Y además necesitan perfiles completamente distintos, escasos en el mercado, ya que el sistema educativo hoy en día no está preparado para producir en masa perfiles “digitales, creativos o empáticos”.

Como entenderás, tenemos un problema mayúsculo en nuestras manos.

O un desafío capaz de dar sentido a muchas vidas, según se mire.

¿Tienes madera de líder digital?

Si es así, sigue leyendo.

¿Cómo prepararte mejor para las profesiones del futuro?

En efecto, esta es la pregunta del millón que deberías tratar de responder.

Y, como todo en la vida, no va a haber una respuesta universal.

Todo lo contrario, cada caso es un mundo y cada respuesta será híper-personalizada.

Dicho esto, hay un par de tendencias que han llegado para quedarse.

#1 – Mucha gente va a necesitar formación, de forma permanente

Con la tecnología, los cambios se aceleran.

Lo que antes duraba 3 décadas hoy tan solo dura 3 años.

Esto significa que debes seguir formándote de forma permanente, todo el rato, porque si no corres el riesgo de sufrir una obsolescencia muy rápida.

A corto plazo, los estados deben pensar en un plan Marshall para formar y reorientar a las personas que van a resultar más impactadas por la robotización de la actividad.

Si la globalización se ha cebado en los cuellos azules, la robotización va a por los cuellos blancos. El personal administrativo tendrá que ser capaz de aportar valor, porque si no desparecerá.

Se estiman las necesidades de formación en un 60% del total del mercado del empleo (¡!)

Y además hoy hay un fuerte desequilibrio entre las personas más formadas y las más necesitadas de estas formaciones.

Hoy en día se forman más personas cualificadas con un contrato indefinido, y una actividad poco propensa a sufrir los efectos de la automatización del mundo laboral.

Los autónomos y emprendedores, y los trabajadores temporales o menos cualificados, no acceden lo suficiente a este gran recurso que es la formación continuada.

Así que primer cambio notable:

Ya no te vas a formar cuando lo necesitas, de forma puntual, sino que la formación se integra en tu rutina de trabajo cotidiano.  Como la comida del medio día o la reunión de briefing con tus colegas de trabajo.

Es un cambio de filosofía muy grande para muchos profesionales.

La edad es un factor clave cuando hablamos de aprendizaje:

  • Se aprende más y más rápido cuando uno es joven. Así que, cuanto antes empezamos todos en las escuelas a desarrollar los 8 tipos de inteligencias que existen, mejor.
  • A medida que vas envejeciendo, aprender sigue siendo posible, pero te cuesta más tiempo y esfuerzo. Salvo si has integrado el aprendizaje en tus rutinas de trabajo. Estás entrenado de alguna forma, y esto retrasa la edad en la qué empezarás a sentir dificultades para abordar un tema nuevo
  • La autoestima y la confianza en uno mismo son claves para aprender sin demasiados altibajos. Es la razón por la que formar a personas que no han tenido la costumbre de formarse en anteriores etapas de su vida profesional, es una misión especialmente delicada. Habrá mucho fracaso en estos procesos de reconversión profesional.

Una nueva protección social es necesaria

Te lo he anticipado antes, pero el nuevo trabajo no solo cambia por su temática, sino que también cambia de formato.

La norma sigue siendo el trabajo por cuenta ajena.

Pero:

  • El empleo temporal es mayoría en las nuevas creaciones de empleo.
  • El empleo por cuenta ajena es dominante también, en las creaciones de empleo.

No es casualidad.

En EE.UU, Upwork anuncia que, en 2019, el 35% de la fuerza laboral ya era autónoma. Más del 50% en el horizonte del 2030.

Esta tendencia se está acelerando en Europa también.

Los millennials ya no quieren ser empleados, quieren ser knowmadas digitales y viajar por el mundo trabajando.

Pero estos nuevos trabajos también vienen con sus sombras.

Los trabajadores ya no se sindican, y la protección social va a peor.

Uber, el unicornio de mayor capitalización bursátil, es tan atractivo en bolsa por el coste tan bajo de su fuerza de trabajo. Porque la han externalizado a un formato de trabajo por cuenta ajena. Los conductores son autónomos.

Amazon, Glovo y unos otros tantos también.

Estamos flirteando con los límites del derecho laboral y creo que muchos estallidos sociales tendrán lugar en las grandes multinacionales del mundo digital.

¿Por qué?

Porque necesitamos un nuevo modelo de distribución de las riquezas.

Un modelo más justo.

Una paga universal, por ejemplo, que garantice la paz social, en un mundo en el que cada vez menos personas tendrán un trabajo.

Todo está por definir.

Todo tendrá que ser redefinido.

Por qué si no la mayoría irá a coger las riquezas donde están, como ha ocurrido ya tantas veces en la historia de la humanidad.

Los políticos de hoy no tienen esta ambición.

Solo miran a corto plazo, y se preocupan por su próxima reelección.

Por esta razón, para cambiar el modelo económico, tendremos que cambiar el modelo político para hacerlo más participativo y distribuido.

Otro reto, super excitante.

Ya te lo he dicho, tenemos mucha suerte de poder vivir un momento único en la historia de la humanidad.

¿Y tú, qué quieres hacer de este momento?

¿Cómo va a ser probablemente tu carrera profesional si empiezas hoy?

En el escenario que te he pintado, es difícil preverlo con certeza.

Pero es probable que:

  • Vas conocer muchas empresas distintas
  • Vas a mezclar etapas de trabajo por cuenta ajena con otras de trabajo por cuenta propia
  • Vas a hacerte amigo de la tecnología, sí o sí
  • Vas a trabajar en red, de forma prioritaria. Más tiempo desde casa, salvo si te dedicas al servicio de las personas
  • Es probable que no tengas un jefe directo. Los jefecillos van a desaparecer porque sobran
  • Vas a colaborar más que competir
  • Vas a cobrar por lo que eres capaz de generar
  • Los que menos valor producen, van a tener que ser multi-empleados para poder costearse la vida
  • Vas a tener que formarte de forma continuada. No te pongas en manos del Estado o de tu empleador. Debes liderar tu carrera, no subirla. Tendrás que invertir tu propio dinero en tu crecimiento profesional y personal

En definitiva, tendrás que gestionar tus conocimientos como tu activo nº1. Y para hacer esto de forma óptima, tendrás que desarrollar una mentalidad emprendedora.

Más sobre este tema en unas líneas…

¿Cuáles son las competencias más demandas?

El último estudio anual de LinkedIn destaca 5 habilidades blandas y 10 habilidades duras:

  1. La creatividad
  2. La persuasión
  3. La colaboración
  4. La adaptabilidad
  5. La inteligencia emocional, como respuesta a un mundo con cada vez más tecnología

De cara a las competencias duras:

  1. Blockchain
  2. Programación en la nube
  3. Pensamiento crítico
  4. Inteligencia Artificial
  5. Diseño de interfaces – UX Design
  6. Analista de negocio/datos
  7. Marketing de afiliación
  8. Ventas
  9. Arquitectos de sistemas
  10. Producción Video

Visto desde este ángulo de la demanda, si no trabajas en un oficio altamente técnico, será porque has desarrollado unas habilidades de comunicación superiores, para conectar profundamente con los demás seres humanos.

Podrás entonces trabajar en Marketing & Ventas, o dedicarte a la atención empática de las personas.

¿Cuáles son las tecnologías más demandas?

Difícil responder a esta pregunta, porque depende del horizonte temporal al que te proyectes.

Hoy, según el Word Economic Forum, las grandes tecnologías son las siguientes:

  1. Internet móvil & programación en la nube
  2. Big Data
  3. Nuevas energías
  4. IoT, el internet de las cosas
  5. Economía colaborativa
  6. Robótica, transporte sin conductor
  7. Inteligencia artificial
  8. 3D
  9. Biotecnología

Como puedes comprobar, el Word Economic Forum y LinkedIn están bastante alineados en cuanto a las habilidades duras.

Si te proyectas a más largo plazo, estas son las tecnologías con más probabilidad de generar una fuerte demanda:

  1. Sherpas para Robots
  2. Junkies de los datos
  3. Transporte con Drones
  4. Maestros de la salud personalizada
  5. Optimizador de Inteligencia Artificial
  6. Conducción automatizada
  7. Blockchain
  8. 3D
  9. Sensores
  10. Exploración espacial
  11. Minerías en Asteroides
  12. Centrales de fusión
  13. Biomedicina
  14. Transportes por tubos
  15. Energía quántica
  16. Realidad virtual aumentada
  17. Carne cultivada
  18. Internet de las cosas
  19. Bots para profesores

No olvides una cosa, los mejores negocios tienen en su centro a las personas.

Tendremos muchos robots en el futuro, pero tendremos muchos seres humanos también.

Ponerte a su servicio siempre será una profesión de mucho futuro.

El gran listado de las profesiones con futuro

Siempre que se habla de oficios de futuro, pensamos en profesiones concretas.

Pues he aquí mi listado de 60 profesiones a prueba de balas para el futuro

Top 20 profesiones creativas del futuro

  1. Líder de un movimiento
  2. Embajador de una marca
  3. Inventor
  4. Emprendedor
  5. Científico / Biólogo / Químico
  6. Creativo / Animación digital
  7. Experto en validación de ideas
  8. Innovación & Creative Thinking
  9. Digital Hacker
  10. Digital Maker
  11. Branding
  12. Diseñador de experiencias
  13. Diseñador de productos
  14. Diseñador de espacios (Interiorista, jardines, etc.)
  15. Diseñador de órganos 3D
  16. Project Manager
  17. Growth Hacker
  18. Escritor / Guionista
  19. Fotógrafo
  20. Videógrafo

Top 20 profesiones digitales del futuro

  1. Especialista en Big Data
  2. Desarrollador / programador de software & autómatas
  3. Analista de datos
  4. Arquitecto de sistemas
  5. Técnico en impresión 3D
  6. Técnico en nanobots
  7. Diseñador de UI/UX
  8. Operario de robots
  9. Seguridad de la información
  10. Supervisión y mantenimiento remoto
  11. Especialista en e-Commerce
  12. Profesional de marketing digital
  13. Closer de venta – experto en ventas en remoto
  14. Copywriter
  15. Media Buyer
  16. Gestor de comunidad
  17. Gestor de afiliados
  18. Especialista de atención al cliente
  19. Consultor
  20. Mentor

Top 20 profesiones empáticas del futuro

  1. Fisioterapeuta
  2. Psicólogo
  3. Nutricionista
  4. Coach de vida
  5. Ciberabogado
  6. Coach de amor
  7. Ingeniero ambiental
  8. Ingeniero hospitalario
  9. Gestor de residuos
  10. Genetista
  11. Especialista en energía renovable o energía alternativa
  12. Gestor financiero
  13. Tele Médico
  14. Enfermero
  15. Asistente personal
  16. Todos los servicios en casa (comida, limpieza, cuidado de los niños y mayores
  17. Profesor a distancia
  18. Orientador profesional / Coach ejecutivo
  19. Entrenador personal
  20. Guía espiritual

¿Ya has elegido la tuya?

¿Qué trabajos se van a quedar obsoletos?

Hemos hablado antes de que, si un robot puede hacer una tarea mejor que un ser humano, lo terminará haciendo el robot.

¿Así que cuáles son los trabajos más amenazados por la automatización del mundo profesional?

  • Trabajos administrativos y de oficina. Todo lo relativo a gestionar ineficiencias se terminará resolviendo de forma informática, y se podrá automatizar. Peligran puestos administrativos – contabilidad, RR.HH. (Nóminas, horarios, etc.) – , operadores de entrada de datos, documentalistas, mandos intermediarios y todo el personal relacionado con el mantenimiento de la oficina, si vamos a más con el teletrabajo.
  • Trabajos de producción y fabricación. Ya muy impactados, lo seguirán estando. Los robots son más fuertes, precisos y consistentes que los seres humanos.
  • Personal de supermercado. Tanto las cajeras como la logística se están automatizando ya hoy en día.
  • Cajeros de bancos y directores de oficinas. Las sucursales están desapareciendo.
  • Carteros y directores de oficinas. O se transforman en operarios de servicios a domicilio, o desaparecen junto con el correo postal.
  • Corredores de seguros y otros locales intermediarios en la venta de servicios. Todo se hará por venta consultiva online.
  • Cocinero de comida rápida. Ya llegan los platos preparados por robots. Hasta los restaurantes 3 estrellas tendrán robots en sus cocinas. Ya lo verás…
  • Telemarketers, sustituidos por bots de Inteligencia artificial.

Y en el futuro se van a necesitar menos competencias como:

  • Fuerza & precisión
  • Memoria
  • Lectura, escritura, escucha
  • Gestión de personal
  • Gestión de proyectos
  • Matemáticas básicas (números – reporting y consolidación)

Acuérdate de las 3 vías más demandas:

  • Creatividad
  • Digital
  • Empatía

¿Cómo transformarte en un profesional más valioso y mejor preparado para el futuro?

Obviamente, la respuesta a esta pregunta es muy personal.

Así que déjame hacerte otra pregunta:

Tú, ¿qué esperas de tu trabajo?

Hay 3 palancas distintas:

  1. El Dinero
  2. El Status
  3. El Propósito

El dinero es necesario. Quien puede emitir un cheque no tiene problemas. Es así. Pero cuando hablas de felicidad, vemos que por encima de 100k€/año/hogar, el dinero ya no marca un plus en la felicidad.

Luego están los retos profesionales, que puedes ir coleccionando a medida que avanzas en tu carrera. De alguna forma vas buscando reconocimiento y poder, a medida que vas subiendo en la escalera que te lleva a la cúpula de tu organización.

Y, para terminar, lo que es para mí la gran motivación que siento detrás del trabajo: el ayudar a los demás a resolver sus problemas y/o progresar hacia sus metas/sueños.

Si eres como yo, hay 5 tipos de oficios capaces de darte la dosis de propósito diario que necesitas para ser feliz, alineado con tu visión de trabajo y de la vida:

  1. Servicios comunitarios y sociales
  2. Emprendimiento
  3. Educación
  4. Salud
  5. Ciencia

10 consejos probados para conseguir vivir de las profesiones más demandas del futuro

#1 – Responsabilizarte de tu carrera profesional

Es una actitud más que nada. Todo lo que uno tiene en la vida es el resultado de acciones realizadas en el pasado o decisiones tomadas (o no tomadas) en el pasado. Es la Ley Causa / Efecto. SI crees en esta ley, crees en tu propia responsabilidad. Así que no esperes que el Estado te forme o te encuentre un trabajo. Ni tampoco esperes que tu departamento de Recursos Humanos te resuelva las papeletas de tu carrera profesional.

Ve a por lo que deseas. Y si no te lo dan, créalo, o búscalo en otro lugar.

Tus decisiones, tus actos. Liderazgo en mayúsculas, empezando contigo mismo.

#2 – Elegir tu gran batalla

En tu vida podrás tener muchas experiencias. Pero la vida pasa muy rápido, y apenas te va a dar tiempo de crear un par de legados increíbles, más allá de tu legado nº1: tu descendencia.

Así que tienes que tener visión a largo plazo, y elegir tus batallas. Si te das un margen de 20 a 25 años, podrás lograr cosas increíbles.

Si te reinventas cada 2 años, es probable que no crees nada, porque quemarás todo lo que acabas de construir demasiado rápido.

#3 – Aportar valor por defecto

Es la clave de todo. En el nuevo paradigma laboral, solo te van a pagar por el valor que entregas. Dicho de otro modo, por los resultados que generas.

Estar presente no basta.

Realizar tus tareas no basta.

Estas tareas deben tener el impacto esperado, o debes ser lo suficientemente creativo y preparado para cambiar estas tareas por otras, que si consiguen el efecto esperado.

#4 – Demostrar más que afirmar

Es un corolario del punto anterior. Hoy los fantoches, trepas y charlatanes siguen engañando al mundo con facilidad. Pero en el mundo del Big Data, los números no mienten. Hoy los directivos son incapaces de trabajar con números. Pero esto ahora cambia muy rápido. En la era de los cuadros de mando, solo los que aportan un valor tangible se quedan.

Porque se puede medir.

#5 – Trabajar tu marca personal

Es el ABC de la prudencia y la diversificación de riesgos. Puedes trabajar en una empresa por cuenta ajena, pero debes mantener intacta tu capacidad para operar sin ella. Así, creas una relación más sana y equilibrada con la organización con la que trabajas.

Esto presupone que trabajas tu marca personal, online, con un blog, en el que plasmas tus principales logros y aprendizajes.

Así tendrás siempre a tu alcance un montón de oportunidades de trabajo.

Todos los especialistas en recursos humanos saben que los mejores trabajadores siempre están trabajando. Y que esto no les impide cambiar de empresa, si ven una oportunidad de mejoría.

Si trabajas tu marca personal online, siempre estarás en el radar de los cazatalentos.

#6 – Automatizar tu vida para ser más productivo

Yep, así es. Se hace con las rutinas. Y con la tecnología. Con rutinas, ejecutas sin pensar. Con tecnología ejecutas mientras duermes.

Rutinas & Automatizaciones son el secreto de una vida llena de sentido y repleta de acciones increíbles.

#7 – Cuidar tu red de contactos

Nada nuevo que no sepas. Pero, obviamente, tu mayor activo son las relaciones que mantienes con las personas. Sobre todo las relaciones cercanas, las que te consumen mucho tiempo.

No se trata de ser popular

Se trata de conectar con semejantes y de pasar tiempo con ellos porque te hacen sentir bien y te retan en sus pensamientos.

El networking hiperpreciso, es una actividad proactiva y consistente. Se construye una red de contactos antes de necesitarla.

Siempre…

#8 – Anticipar las desgracias con un side Project

Segunda capa en tu estrategia de mitigación de riesgo: Crea un proyecto paralelo. ¿Cómo?

Muy fácil. Saca el mejor formador que llevas dentro y vende tus conocimientos en formato digital: coaching, mentorías grupales y/o cursos online.

Un buen complemento de ingresos y, en caso de despido, una rampa de lanzamiento inmejorable para reinventarte como emprendedor.

#9 – Invertir en tu propia formación, más allá de lo que hace la empresa por ti

Comprométete con tu cartera. Es la única forma de ir en serio.

Invierte en tus habilidades.

Para crecer como persona y como profesional.

Todas las personas de éxito lo hacen.

Todos tienen mentores, meditan y llevan un diario de decisiones y logros.

Por algo será…

#10 – No te olvides de vivir

Este punto es el principal para mí. Mucho se pierden en la vida. Algunos tanto que se van de la vida sin haberla saboreado. Pasa tiempo con tus seres queridos. Da gracias a la vida. Disfruta de lo que tienes. Y sueña con lo que está por venir.

365 días al año.

100 años consecutivos.

Luego podrás irte a descansar feliz.

La mejor profesión del futuro: la que se alinea con tu gran talento y se adapta a tu estilo de vida

Has mostrado interés en el buen desarrollo de tu carrera profesional.

Pues quiero llevarte directo al siguiente nivel.

Emprender por tu cuenta

Y así poder controlar:

  1. Tu tiempo
  2. Tu ubicación de trabajo
  3. Con quién te relacionas
  4. Cuánto vas a ganar
  5. Sobre qué trabajas

Solo si decides transformarte en emprendedor, vas a poder realmente maximizar:

  • Tu crecimiento personal
  • Tu desarrollo profesional
  • Tus logros y tus techos

A mi me cuesta trabajar por el sueño de otros. A menos que sienta una conexión profunda con la misión de una empresa.

Busque esta conexión muchos años sin encontrarla.

Así que decidí crearla.

Arrancando mi propio proyecto.

Y la verdad es que nunca ha sido tan fácil lanzar un negocio en la economía digital.

Hoy montar un negocio:

  • Es más rápido
  • Es más barato
  • Es más fácil

Y si estás convencido que este es el camino que quieres explorar en las próximas semanas, te he preparado un training para explicarte cómo encontrar dentro de ti una gran idea de negocio y cómo lanzar tu negocio para conseguir tus primeros clientes en 90 días o menos.

Si estás listo, te espero en el training.

Acerca del autor de esta entrada,

Franck Scipion

Acerca del autor de esta entrada,

Franck Scipion

¿Harto de nunca saber que pasos dar?

Reserva ya tu sesión 1 a 1 «Claridad Total» y saldrás con un plan de acción cristalino para llegar a tus metas a 12 meses vista. Si vas en serio y valoras tu tiempo, esta sesión es para ti.

¿Harto de nunca saber que pasos dar?

Reserva ya tu sesión 1 a 1 «Claridad Total» y saldrás con un plan de acción cristalino para llegar a tus metas a 12 meses vista. Si vas en serio y valoras tu tiempo, esta sesión es para ti.

¿Te gustaría transformar tu talento en un negocio digital y conseguir tus primeros clientes en 60 días?