Saca el knowmada que llevas dentro para conquistar tu territorio en Internet

Knowmadas

20 años.

Ya llevo 20 años trabajando.

Unas  40.000 horas dedicadas a currar y aprender.

Y la verdad es que desde la perspectiva de un Headhunter de hace 10 años, mi carrera no podía ser más caótica.

Uff… un recurso difícil de gestionar

3 años en una primera empresa trabajando en transferencia de tecnología, en 3 países distintos.

2 años como consultor de negocio, en otra empresa y país.

Un primer intento como emprendedor que termina en un fallo estrepitoso.

Otros 3 años en otra empresa como consultor para el staff decisionario.

Una segunda incursión en el mundo del emprendimiento que termina 4 años más tarde, saliendo del proyecto, justo cuando iban a llegar las mellizas.

Otros 4 años en una sociedad médica, con cambio completo de sector.

Para terminar como blogger, el colmo de la mala gestión de una carrera de un perfil preparado para triunfar en una gran multinacional.

Salvo que este recorrido de lo más caótico está lleno de coherencia.

Nunca he aceptado aburrirme en mi puesto de trabajo.

He sabido explotar todas las oportunidades que se me han presentado, para seguir creciendo rápido a nivel profesional.

Y cuando no existía el puesto de trabajo que buscaba, me lo he inventado sin más.

Nunca me he preocupado de lo que pueden llegar a pensar los demás.

He hecho mucho.

Sin pensarlo demasiado.

He vivido muchos momentos buenos y unos cuantos bastante malos.

Experiencia, divina experiencia.

¿Y sabes qué?

Mi recorrido no es nada extraño.

No soy el único con un historial profesional parecido.

Tan sólo soy un Knowmada más.

¿Serás Knowmada tú también sin saberlo?

Con Internet, está emergiendo una nueva raza de profesional.

Una especie raruña en nuestras tierras españolas – no tanto en EE.UU o el norte de Europa.

El profesional Knowmada.

Los 10 atributos claves de un profesional Knowmada

Te remito directamente a la charla de John Moravec, el creador de este término, en TED (Ver en inglés)

Te hago un mini resumen:

  1. Un Knowmada puede ser cualquiera, sin límite de edad
  2. Un Knowmada apalanca sus conocimientos. Vive de ellos
  3. Un Knowmada aplica de forma contextual lo que sabe
  4. Un Knowmada está motivado para colaborar
  5. Un Knowmada usa nuevas tecnologías a propósito
  6. Un Knowmada comparte lo que sabe
  7. Un Knowmada aprende, desaprende y adopta nuevas ideas si es necesario
  8. Un Knowmada se forma de manera continua, casi permanente
  9. Un Knowmada se mueve como un pez en el agua en organizaciones planas. No sobrevive en organizaciones muy jerárquicas
  10. Un Knowmada no teme el fracaso

Si te has reconocido en esta definición te doy mi más sincera enhorabuena.

Eres un profesional Knowmada.

Un Knowmada es innovador, imaginativo, creativo, capaz de trabajar en colaboración con casi cualquier persona, en cualquier momento y lugar.

Pero es posible que te encuentres en estos momentos trabajando en una empresa tradicional que no reconozca estos talentos en su justa medida.

Si éste es tu caso, siento decirte que “tu carrera profesional” está condenada al fracaso.

No te entienden.

¿Cómo quieres que te valoren?

No entras en ninguno de sus patrones.

De ahí esta sensación de malestar laboral tan persistente.

Eres un error que más pronto que tarde eliminarán.

Porque les asustas.

Distinto en tu pueblo no significa ser distinto a escala mundial

Así es.

Ojo al dato.

El 45% de las fuerzas productivas en EE.UU en 2020 estará formado por knowmadas.

Un knowmada no tiene por qué ser autónomo o emprendedor.

Los primeros nómadas se desplazaban en busca de comida, cazando y recolectando lo que encontraban.

El Knowmada por cuenta ajena cambia de puestos de trabajo cada 2 a 3 años, en la misma empresa o cambiando de empresa si no le dan esta oportunidad.

Más tarde en la historia humana, los nómadas tenían un rebaño. Sus movimientos se justificaban para poder dar de comer a sus animales, animales que a su vez les permitían conseguir lácteos y proteínas.

El Knowmada de hoy puede decidir apostar por montar un negocio digital y empezar a gestionar sus propios activos, un rebaño digital si lo prefieres.

Todos podemos ser Knowmadas. No depende de la forma de trabajar que hemos elegido.

Los nómadas se organizaban en pequeñas estructuras, tipo clanes y tribus. Unidos para mayor seguridad/fuerza. Pero con un  tamaño pequeño para poder tener la máxima flexibilidad para adaptarse a los cambios de la vida.

Los knowmadas digitales también trabajan según modelos de relaciones tribales. Tendrás tu propia manada de amigos knowmadas. Fluirán sinergias y oportunidades cruzadas dentro de tu manada.

Basta con disponer de conocimientos y de querer compartirlos.

Basta con querer ayudar.

Basta con entender que cuanto más ayudas a las personas, más dinero ganarás.

Basta con dar primero, en vez de temer, desconfiar y esconder.

No es fácil ni innato.

No nos han educado así en el cole.

Todo lo contrario.

Internet te brinda una oportunidad sin precedente en la historia humana: la reinvención desde la nada del concepto de la educación 2.0

Vivimos ahora en un mundo que cambia muy rápido.

En los que todos los pueblos de la Tierra estamos impactados casi por igual. Para bien o para mal. El mundo se ha hecho global.

Todo es mucho más complejo.

Antes el objetivo de la educación era preparar a las personas para integrarse en un sistema productivo en cadena: la obediencia a la autoridad, la hiperespecialización en un tipo de actividad concreto eran claves.

Los flujos de información y/o conocimiento iban del profesor al alumno.

Y todo aquello se hacía desde un edificio físico llamado Escuela.

Centremos si te parece el debate a la educación profesional, porque será más fácil cuestionar este tipo de aprendizaje que la educación nacional. Aunque sinceramente, para mí, los fundamentos no cambian:

  • Ahora con Internet puedes aprender solo. Saber buscar es fundamental. Saber las cosas de memoria es casi inútil.
  • Puedes hacerlo desde cualquier sitio: en un bar, en el metro, esperando en el médico. La escuela ya no tiene el monopolio de la educación.
  • Todos somos profesores y todos somos alumnos, al mismo tiempo. Los profesores pueden ser formados por sus propios alumnos. Y muchos deberían hacerlo en vez que creer que se está cuestionando su autoridad. La mayoría de los profesores llevan años sin aprender nada. Son repetidores humanos de un programa educativo que apenas tienen posibilidad de personalizar.
  • Puedes acceder a conocimientos validos en una infinidad de temas imaginable (algo como una larga cola en un curso escolar o universitario). Los temarios son finitos porque se piensan en una versión offline. En una versión digital, los costes de distribución caen por el suelo, y limitar los temarios no tiene sentido.

Ahora que los conocimientos se hacen más que asequibles gracias a Internet, lo que realmente hace falta, es validar tus conocimientos con práctica. Leer, escuchar o hacer tareas no bastan. No puedes aprender a montar en bici sin subirte a una bicicleta. No puedes prepararte para ser emprendedor sin montar un negocio.

Si validas tus conocimientos con práctica, terminas adquiriendo una habilidad. Y las habilidades, una vez adquiridas,  se quedan.

No se desaprende a montar en bici. Ni a nadar por ejemplo.

Para eso deberían servir las escuelas: para desarrollar ejercicios prácticos bajo la revisión de un mentor, dinámicas de grupo, repeticiones y experimentaciones.

No a impartir Masterclass con un Power Point, sin apenas tiempo para interacciones.

Para esto, es mejor hacer un webinar con miles de asistentes. Por lo menos difundes tus ideas a más personas.

Como ves, todo está por hacer.

Pero Internet ya ha dinamitado las formas de adquirir conocimientos.

Me gusta está cita de William Gibson:

El futuro ya está aquí.  Aun no se ha repartido de forma equitativa.

La gran mayoría de las personas no ven el futuro. Otros pocos, si lo ven parcialmente, lo aprecian de forma real de vez en cuando. Otros muy pocos, ya están inmersos en él.

Y la gente les mira como bichos raros.

Ésta es tu oportunidad.

Ser visionario y ayudar, en tu propio campo, a acercar el futuro a las masas.

La vida del nómada era y es dura. La del Knowmada no tanto

Nadie discute lo sano que puede ser un tipo de vida nomada.

Ni tampoco los valores – a menudo perdidos en un modo de vida sedentario, tan egoísta – que vehiculan este tipo de vida.

Pero seamos sinceros.

Si has nacido en un valle de las montañas de Mongolia donde se prepara un tipo de lana único en el mundo con un tipo de cabras únicas en el mundo, sabes de la dureza de los inviernos. Sabes de la soledad y de los peligros de estas montañas.

La inmensa mayoría de los jóvenes aprovecha un viaje a Ulan Bator para vender la lana con su padre para quedarse ahí, mal viviendo en las chabolas de los suburbios de la capital del país.

Los espíritus más libres vuelven a las montañas, a una vida dura, que le hace fuertes y que ellos controlan. Porque la falta de aire les mata a fuego lento en la ciudad.

Y este modelo se replica en casi todo el mundo, donde aún hay pueblos nómadas.

El Knowmada no sufre estos males, esencialmente por 3 razones:

  • Está bien educado y preparado para adaptarse a un entorno cambiante
  • Controla el 100% de la cadena de valor, desde la idea hasta la entrega al cliente. La mayoría de los productores nomádas son explotados por intermediarios con fuerte poder de negociación y no transforman su materia prima.
  • Está conectado por Internet, siempre informado y listo para surfear sobre una nueva oportunidad digital

Los knowmadas de hoy pueden decidir ser nómada por placer, en busca de nuevas vivencias, porque su actividad profesional es totalmente ubicua.

No depende de dónde viven o dónde están.

Transfórmate en un Knowmada.

Un Knowmada vive de sus conocimientos y tan sólo necesita un PC/Mac y una conexión a Internet para poder trabajar.

  • Tu fuerza productiva está en tu cerebro.
  • Tu fuerza de venta es tu plataforma digital.
  • Tus aliados están todos interconectados en la nube y trabajan como tú.

Como Knowmada has adquirido una serie de habilidades – que no se enseñan en el cole – que te permiten adaptarte rápidamente a los cambios en tu entorno laboral así como a los retos impulsados por la tecnología.

Transfórmate en un Knowmada.

Puedes volver a vivir como un  nómada y viajar todo lo que quieres sin tener que aparcar tu “carrera profesional”. Vete 6 meses a Pukhet y trabaja desde la playa, o viaja por el mundo en un velero. En ambos caso, puedes seguir normalmente tu actividad profesional, quizás con una intensidad algo menor.

Pero no necesitas pararla, posponerla o ponerla en riesgo.

Transfórmate en un Knowmada.

Puedes decidir cómo usas tu tiempo, regulando la intensidad con la que trabajas en los 7 días de la semana.

O modulando esta misma intensidad a escala del año, por ejemplo 3 meses de intensidad alta para disfrutar luego de 3 meses de descanso total.

Es lo que cuenta Tim Ferris en su semana laboral de 4 horas.

Transfórmate en un Knowmada.

Puedes elegir vivir una vida más llena, más acorde a tus valores y con más tiempo para poder realizar tus sueños.

Tú controlas tu vida y decides del próximo paso.

No lo deciden otros por ti.

Otros que además, te impiden elegir el lugar donde quieres vivir.

Transfórmate en un Knowmada.

Puedes estar viajando todos los días del año sin moverte de tu propia casa.

Para mí emprender y tener un contacto directo con lectores, suscriptores y clientes es lo que más se asimila a un viaje sin moverme:

  • Conozco a nuevas personas.
  • Conecto con historias personales increíbles.
  • Profundizo la relación en función de mis ganas.
  • Sus vivencias me hacen crecer aún más como persona y mentor.

Lo que realmente importa a los que viajan es el proceso de viajar. No coleccionar los destinos.

El destino no es clave.

Un Knowmada aunque no se haya movido de ciudad en los 10 últimos años está siempre en movimiento perpetuo.

Transfórmate en un Knowmada.

Puedes montar un sistema que trabaja sin ti mientras te dedicas a otras cosas.

Como descansar y disfrutar un largo rato. Para luego volver a idear nuevas formas de revolucionar el mundo haciendo a las personas más felices.

Transfórmate en un Knowmada.

Puedes impactar de forma positiva en la vida de miles de personas, formándoles  y realmente experimentar la sensación de estar cambiando el mundo.  Tu vida cobra sentido, te sientes útil, haces algo importante.

Aportas tu contribución – aunque sea mínima – a la humanidad.

Transfórmate en un Knowmada.

Puedes tener más tiempo para tu familia y para tus hijos porque no pierdes tiempo en transportes y atascos. Ni en reuniones o charlas infinitas alrededor de la máquina de café.

Más tiempo con ellos. Y un tiempo de mayor calidad.

Transfórmate en un Knowmada.

No creo que te hagas nunca millonario siendo Knowmada.

Pero esto a ti, como a mí, te importa un pepino.

Lo que te mueve no es ganar pasta, ni tampoco ser un ejemplo de éxito social en tu ciudad/barrio.

No.

Lo que te mueve es de dejar algo digno de recordar cuando te vas a ir. Haber disfrutado de los tuyos y de la increíble belleza de nuestra tierra.

Haber vivido una vida plena: personal, intelectual y profesional.

Y no solamente a partir de 67 años, edad de tu presupuesta jubilación.

Transfórmate en un Knowmada.

El Knowmada es el nómada de los tiempos modernos.

Ahora puedes trabajar en algo que te apasiona, tener un impacto positivo sobre el mundo y disfrutar de una gran libertad.

Eso sí: nadie ha dicho que tu transformación en Knowmada iba a ser fácil o rápida.

Pero si como yo, eres creativo ¿qué otra opción tienes?

Ha llegado la hora de hacer salir a la luz todos los knowmadas de este país. Ayúdame a compartir este artículo. ¡Gracias!

PD: Si este post te ha inspirado, puedes dejar un comentario en la página de Facebook y/o la página en Google Plus

Acerca del autor de esta entrada,

Franck Scipion

Acerca del autor de esta entrada,

Franck Scipion

¿Harto de nunca saber que pasos dar?

Reserva ya tu sesión 1 a 1 «Claridad Total» y saldrás con un plan de acción cristalino para llegar a tus metas a 12 meses vista. Si vas en serio y valoras tu tiempo, esta sesión es para ti.

¿Harto de nunca saber que pasos dar?

Reserva ya tu sesión 1 a 1 «Claridad Total» y saldrás con un plan de acción cristalino para llegar a tus metas a 12 meses vista. Si vas en serio y valoras tu tiempo, esta sesión es para ti.

EL MÉTODO PARA CREAR UN NEGOCIO ONLINE RENTABLE Y CONSTRUIR TU GRAN SUEÑO

1# Encuentra tu Gran Idea

3# Consigue tus Primeros Clientes en cuestión de semanas

2# Monta tu Oferta Mínima Viable

34207

¿Quieres reinventarte en el mundo digital?

Es hora de emprender online y conseguir:

Despedir a tu jefe y cambiar de vida

Una idea que funcione en la nube

Liberarte del miedo a dar el paso

La hoja de ruta y el método para emprender