¿Cómo reinventarse sin tirarse una bala en el pie en el intento?

Éste es un post invitado de Ángel Almaraz

Reinventarse, lo que faltaba… otra palabra nueva.

¿A quién se le habrá ocurrido?

No sé contestarte a la pregunta, pero lo que sí te puedo decir es que la Wikipedia no la tiene contemplada. Supongo que será cuestión de tiempo…

He visto varias formas de describirla y todas son buenas.

Hay diferentes enfoques, todo depende con el prisma que lo mires.

En mi caso te contaré con mi perspectiva y experiencia. Al fin y al cabo sólo pretendo darte otro punto de vista.

Las enseñanzas de Darwin sobre supervivencia

Pero antes, quiero mostrarte dos descripciones que espero enriquezcan tu perspectiva.

“No es la especie más fuerte la que sobrevive, ni la más inteligente, sino la que mejor responde al cambio”.

Charles Darwin

Cuando leí este párrafo… quedé alucinando, y es que… tiene todo el sentido del mundo. Son aquellos que se adaptan a los cambios los que siguen adelante. Los cambios siempre han existido y existirán.

Hoy por hoy, simplemente nos toca vivir otro cambio de tantos.

O cambias y te reinventas… o mueres

No puedes nadar contra corriente, es más inteligente nadar a favor de ella.

Ésta es otra definición que he encontrado de reinventarse:

“Cuando nuestras circunstancias se ven modificadas de forma drástica e inesperada, procede una transformación personal equivalente. En este caso, supondría un cambio de rumbo porque el destino planeado no es posible y/o deseable.”

Me identifico plenamente con esta descripción. Mi vida hasta ahora había sido una más, sin penas ni glorias, nada por lo que destacar. Era otro de tantos.

Quiero confesarte algo, el día que no esté aquí:

  • me gustaría que me recordasen por algo bueno,
  • me gustaría seguir viviendo en el recuerdo de los demás.

Se trata de darle valor a tu vida, algo que te llena y piensas…

¡Qué bien, estoy satisfecho del trabajo realizado!

Lo cierto es que no hay un patrón fijo que debas de seguir, tú puedes escribir tu propio patrón de lo que quieres hacer y ser.

Necesito explicarte algo de ello para que posteriormente entiendas las razones del proyecto, creo que ayudará a poner en situación.

Yo era una rata por cuenta ajena..y no me iba mal así

Siempre he trabajado como asalariado.

¿Te suena?

¡Pues claro! Somos millones los que estamos así, trabajando para otros.

No es que esté mal mientras las cosas van “bien” pero aunque las cosas vayan bien, siempre haces lo que te dice tu jefe o jefes.

Me había acostumbrado a esa vida, pensaba que era de lo más normal.

¡Claro, como todo iba bien! Pues seguimos…

Maldita crisis

Hasta que llegó la crisis, primero cayó la construcción y detrás todo lo demás. Se desmoronó el castillo de arena que nos habían vendido durante muuuucho tiempo.

Había trabajado como calderero en muchos sitios diferentes, siempre había empresas que me pagaban más que las demás. Era una guerra de precios, llegaron a convertirme en un mercenario del metal.

Como te digo, en un mercenario del metal.

Pues no fui menos que los demás. ¡A la calle también!

Soy otro de los seis cinco millones de parados de este país.

Desempleado sí. ¿Parado yo? ¡Nunca!

No por eso me rendí.

Soy padre de dos criaturas y algo tenía que hacer.

No sé qué, pero algo tenía que hacer.

Estuve buscando y valorando varias opciones y me di cuenta que para todo me tenía que volver a formar de nuevo casi de cero.

Tengo casi 49 años y no es que me importe la edad pero lo que sí me importa es que no puedo tardar ni tres ni cinco años en formarme para, quizás, tener ingresos.

Hasta que… en algunos sitios empecé a escuchar y leer “reinventarse”

¿Cómo reinventarse de forma inteligente?

En mi caso, se trata de coger mis habilidades y conocimientos y enfocarlos a otro mercado que lo demanda.

¡Así de sencillo!

¿Es fácil encontrar otro mercado o demanda?

Depende… a mí me costó lo mío, pero eso no quiere decir que a ti te cueste más o te cueste menos.

Pero lo que sí te digo es que merece la pena intentarlo, hay que currar, pero tiene muchos beneficios sobre todo a nivel personal, los financieros llegan con el tiempo.

Me he puesto al servicio de agricultores conectados DIY

Primero me estoy formando en las nuevas tecnologías, pero ojo… sólo lo necesario para gestionar mi propia plataforma digital.

Y ahora estoy demostrando, cada día, en esta plataforma lo mucho que sé sobre calderería y soldadura.

Primero de forma gratuita, para poder atraer a los agricultores y otras personas interesadas en la temática.

Para luego vender servicios a los más interesados, una vez que me haya ganado su confianza.

Posible, sí. Fácil, ¡ni de coña!

Esto no sale de la noche a la mañana, pero se puede. Hace poco Franck, me hizo una entrevista en vídeo, donde explico matices de mi proyecto.

Tod@s tenemos habilidades y conocimientos, sólo hay que redirigirlos y aprovecharlos. Es como cambiar el rumbo de una nave: llegarás a otro puerto distinto al que no conoces.

Si no estás satisfecho con lo que te toca vivir, cambia el rumbo y coge los vientos favorables, al final llegarás a tierra firme y quién sabe?… puede que sea una tierra virgen con mucho potencial.

¿Difícil? No

¿Trabajo? Bastante

¿Rápido? Todo lo contrario

No dispongo de capital para arrancar un negocio tradicional que además, no estoy seguro si éste va a funcionar.

No puedo permitirme arriesgar más, tengo que ir con pies de plomo bien puestos en la tierra.

Todo empieza con un viaje interior: Define tu objetivo, sueña y ponle pasión

Cuando ya has decidido que algo tienes que cambiar y tienes parte de las herramientas, busca una necesidad, haz un pequeño estudio de mercado, verifica en parte que tus esfuerzos van a ser compensados en el futuro próximo (1 o 2 años) con posibles resultados, y recuerda con un negocio tradicional tienes las mismas garantías… ninguna.

Eso sí, con muy poca inversión de dinero. Traza un plan y vete a por tu objetivo, reinventarse está en tus manos.

Atrévete a soñar:

  • ¿Qué es lo que quieres?
  • ¿Dónde quieres llegar?
  • ¿Quién quieres ser?
  • ¿Cómo quieres que te recuerden?…

Amigo… tienes que imaginar lo que puedes alcanzar, porque es posible y si sólo consigues la mitad, siempre será mejor que lo que tienes ahora. No te pongas límites.

Reflexiona bien sobre el potencial económico de tu sueño

Querer tú no basta. Soñar es fácil. Reinventarse es algo más que soñar.

Otros muchos deberán querer contratar tus servicios. Así que debes resolver un problema real de un colectivo muy concreto.

Te recomiendo leer detenidamente la regla de los 3P’s.

Pero sobre todo, disfruta de tu labor día a día, porque cada día es especial e irrepetible. Aprende de los errores pero no pierdas el rumbo, mantén el timón fijo con los vientos favorables. Llegarás a buen puerto.

¿Está todo inventado?

No lo sé, puede…

Lo que sí sé es que todo está cambiando y quedan muchas cosas por reinventar.

Nuestro mundo cambia constantemente y con los tiempos que corren, mucho más.

15 ideas curiososas donde empezar tu propia reinvención personal

Voy a mostrarte algunas ideas de lo más curiosas que he podido encontrar:

  1. Diseñar acuarios
  2. Servicio de reparaciones a domicilio
  3. Publicidad en ascensores y elevadores
  4. Oferta de servicios de limpieza
  5. Turismo gastronómico
  6. Servicios de cuidados para ancianos
  7. Fotógrafo profesional para inmobiliarias
  8. Servicio de funerales para mascotas
  9. Comidas para hipertensos y diabéticos
  10. Muebles personalizados a gusto
  11. Guías online
  12. Vestidos de novia de segunda mano
  13. Mermeladas exóticas
  14. Sistemas espías para seguridad infantil
  15. Clínica veterinaria móvil

El listado no tiene fin.

Cada día nace un nuevo oficio.

Seguro que alguna vez has tenido buenas ideas y sin embargo por el “qué dirán” las has olvidado desestimándolas.

Puede que tengas que hacer algunos reajustes para adaptarlo un poco más a la demanda de mercado. No importa, seguro que se puede reinventar de nuevo.

Reinventarse, tu opción nº1

Si amas la libertad en todas sus formas, un negocio es el vehículo que te ayudará a estar más cerca de ella.

Total… ¿Tienes mucho que perder?

No te quedes pensando en lo que podías haber hecho, sal de dudas y compruébalo.

¡Reinvéntate!

¿Qué piensas al respecto? ¿Nunca se te ha pasado por la cabeza?

Te toca, te espero en los comentarios.

Acerca del autor de esta entrada,

Ángel Almaraz

Acerca del autor de esta entrada,

Ángel Almaraz

¿Harto de nunca saber que pasos dar?

Reserva ya tu sesión 1 a 1 «Claridad Total» y saldrás con un plan de acción cristalino para llegar a tus metas a 12 meses vista. Si vas en serio y valoras tu tiempo, esta sesión es para ti.

¿Harto de nunca saber que pasos dar?

Reserva ya tu sesión 1 a 1 «Claridad Total» y saldrás con un plan de acción cristalino para llegar a tus metas a 12 meses vista. Si vas en serio y valoras tu tiempo, esta sesión es para ti.

¿Te gustaría transformar tu talento en un negocio digital y conseguir tus primeros clientes en 60 días?