Conocerse a uno mismo, una tarea necesaria para emprender como knowmada digital

Conocerse a uno mismo

Emprendemos para ser libres. Y para ser libre, es necesario conocerse a uno mismo. Por tanto, para emprender es necesario conocerse a uno mismo.

Sin embargo, hay quien piensa que negocios y desarrollo personal no tienen nada que ver. Nada más lejos de la realidad. Estos ámbitos están estrechamente ligados, van de la mano.

El emprendimiento tiene mucho de planificación y de ejecución. Para ambas tareas hace falta disciplina. Y rutinas, muchas rutinas.

Pero adquirir una rutina es costoso. 

Más en la cultura del funcionario en la que vivimos, en la que es difícil que hagamos algo sin que nadie nos lo mande, sin que nadie nos obligue a cumplir un horario.

La leyenda urbana dice que para adquirir un hábito se necesita repetir durante 21 días. Gary Keller, un su libro The One Thing, afirma que la cifra asciende a 66 días.

En cualquier caso, está claro que montar un proyecto desde 0 requiere de una alta dosis de esfuerzo.

Y no solo esfuerzo, ya que para que tu proyecto funcione a largo plazo tienes que hacer algo que te guste y que se te dé bien… Además de que el mercado lo necesite.

Por tanto, para emprender tienes que conocerte a ti mismo.

¿Quieres saber cómo? 

Sigue leyendo para descubrirlo. 

Herramientas para el autoconocimiento

A veces nos resulta difícil hablar sobre nosotros mismos. Es más fácil hablar sobre los demás.

¿Sabes por qué? 

Por dos motivos: tenemos una visión subjetiva (como es normal) y pocas veces nos paramos a pensar sobre nosotros mismos.

Recuerda la última entrevista de trabajo que has hecho. A pesar de preparártela, seguro que alguna pregunta personal te dejó fuera de juego.

No sabías qué contestar.

¡Y eso que te estaban preguntando sobre ti!

Cómo conocerse a uno mismo es justo lo que te estarás preguntando ahora.

El autoconocimiento te ayuda a describirte a ti mismo, a definirte.

De esta forma, podrás tomar mejores decisiones, aumentar tu autocontrol y desarrollar todo tu potencial.

Vía directa hacia tus sueños.

Autoconocimiento personal

¿Quién eres?

Parece una pregunta sencilla. 

Párate un minuto e intenta responderla.

No es tan fácil, ¿verdad?

El autoconocimiento personal es un proceso vital. Conforme vas madurando, te vas conociendo mejor. Esto te permite relacionarte mejor contigo mismo (o contigo misma).

Eres la persona con la que más tiempo pasas… Y con la que más tiempo vas a pasar.

Tenlo en cuenta.

Y por extensión, cuanto más te conozcas, mejor sabrás relacionarte con los demás.

Conocerse a uno mismo significa saber cómo eres, cuál es tu comportamiento, qué te gusta y un sinfín de características que te hacen único e irrepetible.

Autoconocimiento emocional

El conocimiento de uno mismo es la base de la inteligencia emocional, tanto de la intrapersonal como de la interpersonal.

No voy a profundizar en esto porque ya lo vimos en otro post el tema de las inteligencias múltiples.

La inteligencia emocional nos permite regular nuestras emociones y controlar cómo reaccionamos a ellas (y a las de los demás).

Las emociones son auténticas.

Yo no elijo sentirme contento o triste, simplemente lo estoy.

Ahora bien, yo sí elijo (y es mi responsabilidad) cómo reacciono ante lo que siento.

Por tanto, la inteligencia emocional es una habilidad que se puede entrenar.

Respira. No está todo perdido.

Las emociones pueden jugar a nuestra favor o en contra. Si las conoces, tienes margen de maniobra para actuar..

En la medida en que te conoces a ti mismo, más capacidad de control tendrás sobre tu pensamiento, tus sentimientos y tu comportamiento.

La neurociencia demuestra que nuestro comportamiento no está generado por unos rasgos de personalidad estables, sino que, en función de la situación, reaccionamos de una manera diferente.

Esto supone que una persona “miedosa” lo será en algunas situaciones, pero en otras no.

Tengo un amigo que le tiene miedo a los perros.

Luego se va el domingo al monte a subir tresmiles (3.000 metros de altitud).

El eneagrama

En el colegio nos enseñan Lengua, Matemáticas, Conocimiento del Medio… Pero no nos enseñan nada sobre nosotros mismos. 

No nos enseñan a conocernos.

Mal asunto.

Una forma de solucionarlo es a través del eneagrama.

El eneagrama es un herramienta que te permite conocerte mejor. Un mapa en el que hay 9 poblaciones (los eneatipos) y cada uno de ellas tiene unas características que la hacen especial frente a las demás.

Hay 9 grandes tipos de personalidad:

Eneatipo Uno: El perfeccionista

Está centrado en sí mismo. El ego le domina.

Busca señalar los errores de todo lo que ve. Todo lo juzga. Todo lo quiere arreglar. Es ordenado.

A pesar de tener muy buenas intenciones, su perfeccionismo puede cegarle y llevarle a  herir a los demás.

Para crecer, debe encontrar la paz, aceptándose a sí mismo y a los demás.

Eneatipo Dos: El ayudador

Pone toda su atención en los demás. Está orgulloso de ello.

Necesita sentirse amado y hará lo posible por lograrlo.

A veces desatiende su propio bienestar personal.

Su tarea pendiente es darse amor a sí mismo para no mendigar el de los demás.

Eneatipo Tres: El triunfador

Busca la aprobación de los demás continuamente.

Por eso, muchas veces actúa como cree que va a agradar a los demás y no como le saldría de forma natural.

Está obsesionado con la imagen que proyecta, lo que le hace agobiarse.

Su línea de crecimiento debe enfocarse en olvidar lo que piensen los demás y actuar conforme a sus propias emociones.

Eneatipo Cuatro: El melancólico o individualista

Es especialmente sensible y, como el ayudador, necesita sentirse querido.

Además, tiende a sentirse único y especial, lo que le suele conducir a estados depresivos y un fuerte sentimiento de inferioridad.

Es extremadamente creativo.

La recomendación para este eneatipo es que se centre en cultivar su autoestima y las relaciones sociales.

Eneatipo Cinco: El investigador

Es una persona analítica y observadora. Su universo está en su cabeza y se lo suele reservar para sí mismo.

Le cuesta conectar con las emociones de los demás.

Su línea de crecimiento se basa, igual que el anterior,  en socializar.

Eneatipo Seis: El indeciso o leal

Valora la sinceridad y la lealtad por encima de todo.

Es ansioso y desconfiado. Lo desconocido le aterra. Tiene miedo de que le hagan daño.

Para crecer, tiene que confiar en sí mismo.

Eneatipo Siete: El entusiasta

Es el típico motivado. Activo como ninguno, lleno de energía y en busca de la libertad.

Hace muchos planes para evadirse. Le encanta la novedad y conocer gente.

Se esconde bajo una apariencia de alegría porque repele el dolor con ahínco.

La línea de mejora está en asumir responsabilidades y conectar con la realidad.

Eneatipo Ocho: El desafiador o líder

Se caracteriza por sus ansias de poder. No le gusta mostrar sus debilidades.

Es muy combativo. Tanto que puede llegar a resultar agresivo. Le gusta tener la razón.

Trata de proteger a quién considera que lo necesita.

Su tarea pendiente es aceptar sus debilidades y tratar de vivir con amor. 

Eneatipo Nueve: El pacificador

Es una persona tranquila. Le gusta mediar en los conflictos porque no soporta en enfrentamiento.

Necesitan paz a su alrededor. Se siente incómoda con los cambios y los retos.

Se le recomienda mostrar sus emociones y tomar decisiones acordes a sus deseos.

* * *

La mayoría de las personas tenemos un eneatipo dominantes y rasgos de alguno de los otros.

Es raro encontrar a alguien que concuerde con un eneatipo al 100%.

Si quieres saber más sobre los eneagramas y el autoconocimiento, te recomiendo esta entrevista a Borja VIlaseca.

La línea de la vida

Esta forma de conocerse a uno mismo, consiste en dibujar una línea horizontal que representa tu vida para analizar los eventos que te han marcado emocionalmente. Además, también establecerás tus objetivos futuros.

Para ello, debes marcar el punto medio, que es el momento actual. Desde el principio hasta ese punto anotarás los eventos más significativos (familiares, académicos, amorosos…).

Ahora irás a la derecha del punto medio y apuntarás tus objetivos a corto, medio y largo plazo.

Este ejercicio sirve tanto para analizar el pasado como para proyectar hacia el futuro.

Diario de emociones

Las emociones son un buen termómetro de nuestra vida.

Salvo en algunas excepciones, sirven para medir cómo nos encontramos con nosotros mismos y con nuestra vida. Además, nos dan una valiosa información sobre nuestra personalidad y nuestras relaciones interpersonales.

Apuntar cada día las principales emociones que has tenido te ayudará a ser consciente de cuál es tu estado interior. Por tanto, llevar un diario de emociones es una gran herramienta de conocimiento propio.

El propósito

Todos tenemos un propósito, aunque a veces no lo sepamos.

El propósito es algo superior a ti, lo que quieres aportar a la sociedad.

Por ejemplo, tu propósito puede ser “aumentar la rentabilidad de los negocios rurales a través de la publicidad en redes sociales para que los propietarios deleguen y puedan pasar más tiempo con su familia”.

La brújula del propósito está formada al norte por el ya citado propósito; al sur por tus valores; al este por tu misión; y al oeste por tu visión. 

Encuéntrate a ti mismo.

15 preguntas para conocerse a uno mismo

Voy a mostrarte un listado de preguntas para conocerte mejor.

Tómate tu tiempo y responde con sinceridad.

1. ¿Estás haciendo lo que quieres en tu vida o te conformas con lo que estás haciendo?

Esta pregunta es muy potente.

Mira dentro. Piensa si estás haciendo lo que quieres, lo que te motiva. Si eres feliz o no.

Si es así, ¡enhorabuena! 

En caso contrario, descubre hacia dónde quieres ir.

2. ¿Qué motivos te hacen estar orgulloso de ti mismo?

Seguro que si te paras a pensar, encuentras muchas cosas de las que te sientes realmente orgulloso. 

Tendemos a olvidar nuestros éxitos. Y es bueno disfrutarlos.

Pero no te quedes ahí. Busca nuevos retos.

3. ¿En qué eres mejor o diferente a los demás?

Quizá eres bueno juntando letras, dando consejos o interactuando en redes.

Descubre tus talentos y poténcialos.

4. ¿Cuáles son tus tres virtudes principales?

Esto es lo mismo que preguntarte qué puedes aportar a los demás.

Es una pregunta típica en una entrevista de trabajo y no, no es para pillar.

5. ¿Cuáles son tus tres defectos principales?

Sirve para reconocer nuestros defectos y tratar de paliar sus consecuencias.

En una entrevista es medio trampa, aunque interesa mucho la respuesta en sí.

6. ¿Qué crees que más les gusta a los demás sobre de ti?

Hay rasgos de tu personalidad que son muy atractivos y valiosos. 

Poténcialos.

7. ¿Qué crees que menos les gusta a los demás sobre de ti?

Otras cosas sobre ti no son tan agradables. Identifícalas para poder reducirlas o, incluso, eliminarlas.

8. ¿Eres inteligente emocionalmente hablando?

Como hemos visto, la inteligencia emocional es clave para gozar de bienestar.

Si has trabajado tu autoconocimiento tendrás mucho ganado..

9. ¿Te da miedo la incertidumbre?

Es un miedo habitual. Como todo miedo, es irracional.

Lo desconocido nos da miedo. Pero quedarse quieto pensando en ello es aterrador e inútil.

Pasa a la acción.

10. ¿Cómo te ves dentro de 5 años?

La respuesta habla de tus planes de futuro, de tu visión. Y también de tu motivación.

11. ¿Qué actitudes te hacen desconfiar de los demás?

Frecuentemente lo que más nos molesta de los demás suele ser defectos que tenemos. Los detestamos tanto que no soportamos verlo siquiera en los demás.

12. ¿A qué le tienes más miedo? ¿Alguna vez se ha hecho realidad?

Esta es una pregunta para reflexionar y darte cuenta de que no vale la pena sufrir tanto.

La mayoría de tus miedos no ocurrirán nunca. Y si alguno sucediera, no te sirve de nada quedarte a pensar en él.

13. ¿Qué te gustaría hacer y todavía no has hecho? ¿Qué te detiene?

Quizás sea un hobby, una pasión o un proyecto.

Para superar estos bloqueos es efectivo pensar que el tiempo que tenemos es limitado. No sabemos cuánto tiempo vamos a vivir. Actúa.

14. ¿En qué momento de tu vida te has sentido más vivo?

Cuando mayor gozo sentimos es cuando hacemos las cosas que realmente nos apasionan.

Repasar esos momentos de ayudará a identificar tus pasiones.

15. Si no necesitases dinero, ¿a qué te dedicarías?

Está muy relacionada con las anteriores. Eso a lo que dedicarías tu tiempo independientemente de los ingresos que te reporte es tu vocación profesional.

* * *

Hasta aquí la lista de preguntas sobre ti.

Estoy seguro de que ahora te describes mucho mejor y eres más consciente de ti mismo.

Test para conocerte mejor

Y para que obtengas un resultado medible y cuantificable, te recomiendo que hagas este test de autoconocimiento.

Es muy completo.

Conócete a ti mismo.

Se te puede hacer un poco largo, pero seguro que cuando veas el resultado me lo agradeces 🙂

Es una forma muy efectiva mejorar el autoconocimiento. Puede que descubras cosas sobre ti de las que no eras consciente.

¿Estás preparado para descubrirlo?

Volviendo al tema del emprendimiento, los resultados de este test te van a ayudar mucho con tu proyecto.

Y este training gratuito en vídeo te va a ayudar todavía más a crear tu negocio.

Si no lo crees, prueba y verás.

Acerca del autor de esta entrada,

Pablo Moreno

Acerca del autor de esta entrada,

Pablo Moreno

¿Harto de nunca saber que pasos dar?

Reserva ya tu sesión 1 a 1 «Claridad Total» y saldrás con un plan de acción cristalino para llegar a tus metas a 12 meses vista. Si vas en serio y valoras tu tiempo, esta sesión es para ti.

¿Harto de nunca saber que pasos dar?

Reserva ya tu sesión 1 a 1 «Claridad Total» y saldrás con un plan de acción cristalino para llegar a tus metas a 12 meses vista. Si vas en serio y valoras tu tiempo, esta sesión es para ti.

¿TE GUSTARÍA TRANSFORMAR TU TALENTO EN UN NEGOCIO DIGITAL Y CONSEGUIR TUS PRIMEROS CLIENTES EN 60 DÍAS?

34207

¿Quieres reinventarte en el mundo digital?

Es hora de emprender online y conseguir:

Despedir a tu jefe y cambiar de vida

Una idea que funcione en la nube

Liberarte del miedo a dar el paso

La hoja de ruta y el método para emprender