Todo lo que necesitas saber para trabajar como Freelance en España, eligiendo tus clientes y disfrutando de tus proyectos

Quizás no lo sabías, pero he tenido la oportunidad de trabajar como Freelance en España, durante 3 periodos en mi vida profesional.

En el año 2000, cuando intenté montar mi primera start-up, luego de 2004 a 2008, cuando estaba a la cabeza de mi agencia digital, y ahora desde 2012, a la cabeza de un S.L. de formación digital.

Así que he pasado la mitad de mi vida laboral trabajando como freelance.

Trabajar como Freelance ofrece muchas ventajas, sobre todo por el liderazgo y la flexibilidad.

  • Liderazgo porque estás tú al mando de tu propio barco. Para bien o para mal, a algunos nos cuesta trabajar por el sueño de un tercero. Nos consume por dentro hacerlo y no poder tener el control sobre nuestras decisiones. Así que el Freelancing es una forma de liberarte y responsabilizarte de tu propia carrera profesional.
  • Flexibilidad, porque controlas tu tiempo cuando eres Freelance. Puedes elegir las horas que quieres hacer en cada momento, los proyectos en los que quieres trabajar y normalmente es habitual poder trabajar desde casa, haciendo teletrabajo.

Esto es la foto ideal, la que tenemos todos antes de lanzarnos a esta actividad. La realidad es que sueles trabajar algo más que como empleado.

Siempre que dediques tu tiempo a proyectos que te apasionen y logres cobrar la tarifa diaria que te has fijado, todo bien.

Vamos a empezar si te parece con un par de definiciones:

¿Qué es un freelance?

Aquí tienes una definición clara de la palabra freelance:

Un freelance es un trabajador autónomo que trabaja para sí mismo y cuya actividad principal es prestar servicios a terceros a cambio de una compensación económica.

En palabras corrientes, un freelance es alguien que «no tiene jefe», está a la cabeza de su propia empresa y ofrece servicios o productos a terceros.

¿Cómo se diferencia el freelance del autónomo de toda la vida?

El termino Freelance se usa a menudo para las profesiones tecnológicas (diseñadores / programadores, etc.) y del mundo digital (community / copy / redactor / project manager, etc.).

En general, los freelancers son personas bien formadas, con titulación superior y a menudo con Masters. Además, un freelancer tienen muy claro que él mismo es su mayor activo profesional, así que apuesta de forma natural por la formación continuada.

Y esto les diferencia del autónomo de toda la vida que trabaja en el sector servicios: del camarero al fontanero, pasando por el guía turístico o la persona que cuida los niños o los ancianos.

Estos profesionales sí comparten el afán de liderar su vida profesional, pero muchos, por falta de preparación, son autónomos porque no pueden aspirar a un trabajo por cuenta ajena.

De cara al estado, ambos perfiles, freelancer y autónomo, son idénticos. El tratamiento fiscal y administrativo es el mismo.

¿Cuál son los principales beneficios del trabajo freelance?

Los principales beneficios del trabajo freelance son los siguientes:

  • Flexibilidad horaria: es sobre todo el caso de los Freelances que trabajan en remoto, desde su casa o un coworking. Trabajan con fechas y objetivos claros, y así ellos tienen la libertar de organizar su vida como lo desean, siempre y cuando sean capaces de entregar a sus clientes lo que les han prometido en la fecha acordada.
  • Conciliación: es de hecho, uno de ellos motivos para apostar por ser freelancer. Estar más cerca de tu familia y pasar más tiempo de calidad con los tuyos. El reto es de separar de forma clara las esferas profesional y personal. No siempre es fácil con niños pequeños.
  • Libertad geográfica: así es. Da igual dónde estés, si te has llevado tu ordenador y tienes una buena conexión a Internet, puedes trabajar.
  • Menos tiempos muertos y gastos: te ahorras el tiempo de transporte, tan agotador en el trabajo por cuenta ajena. Y los gastos asociados al transporte y la comida del mediodía.
  • Más ingresos: así es, es la prima de riesgo del freelancer, de alguna forma. Cobran más que un empleado, a competencias iguales. Las empresas pagan un extra porque ganan ellas en no tener que pagar las cotizaciones sociales, y en poder deshacerse más fácilmente de estos profesionales, en caso de estar pasando por un mal momento.
  • Diversidad de clientes y proyectos: es otro de los grandes motivos para pasarse al Descubrir más clientes, más proyectos. No estar enfrascado en una rutina gris y monótona. Si tu trabajo es importante para tu realización y eres curioso por naturaleza, el mundo Freelance está hecho para ti.
  • Libertad de relaciones: así es. Tú eliges con quién trabajas. Tanto tus clientes como tus colaboradores freelances, que se unen a ti para completar tu oferta de servicio, cuando uno de tus clientes te pide un servicio conexo que no prestas tu de forma directa. Es para mí, uno de los aspectos más satisfactorios de ser Freelance.

Ejemplos de trabajos freelance

He aquí 15 ejemplos de trabajos freelance muy común, hoy, en España:

  1. Consultor estratégico / técnico
  2. Coach ejecutivo
  3. Consultor de SEO
  4. Media Buyer Facebook Ads
  5. Media Buyer de Adwords/YouTube
  6. Closer de ventas
  7. Redactor de contenidos
  8. Community Manager
  9. Diseñador gráfico
  10. Programador
  11. Ilustrador
  12. Traductor
  13. Productor de vídeo
  14. Asistente virtual
  15. Gestor de proyectos

Y si lo enfocamos a las profesiones fácilmente adaptables al mundo digital enfocadas a personas:

  1. Entrenador personal
  2. Nutricionista
  3. Terapeuta
  4. Fisioterapeuta
  5. Wedding Planner
  6. Shopping Planner
  7. Coach de salud
  8. Coach de relaciones (Date Coach)
  9. Feng Shui
  10. Yoga / Meditación

Prácticamente cualquier trabajo que se te ocurra puede considerarse, bajo algún concepto, «trabajo freelance».

¿Por qué trabajar como freelance es una opción de futuro?

Hay varias razones que lo explican. Pero lo cierto es que el trabajo Freelance tiene mucho futuro.

  • El mundo se digitaliza cada vez más y requiere de más perfiles digitales.
  • Las empresas trabajan cada vez en remoto, y así pueden contratar al mejor talento, esté dónde este.
  • Es más cómodo para las empresas trabajar con un Freelances, porque, in fine, si lo comparas con un empleado, es más barato (no pagan cotizaciones sociales) y es más flexible. Si todo va bien, una empresa puede contratar a muchos freelances de golpe y despedirlos sin compensaciones, cuando este pico de sobreactividad se haya resuelto.
  • Las personas piden trabajar en remoto, y el Freelancing es una forma efectiva de conseguir un trabajo desde casa.
  • Las personas piden cada vez más liderar su carrera personal, y de nuevo ser freelance es una respuesta a estas aspiraciones.

Como puedes ver, tanto el entorno (la digitalización del mercado laboral), las empresas y las personas hacen que el trabajo Freelance tenga mucho futuro.

A horizonte 2030, el trabajo freelance será mayoría en países como EE.UU.

Esta tendencia mundial también afecta al trabajo freelance en España.

Aunque es cierto que llevamos retraso frente a países más avanzados como EE.UU., UK o el Norte de Europa, el 80% de las ofertas de trabajo disponible soy en España son digitales y de tipo Freelance.

Así que lo digo alto y claro, el freelancing es una profesión de futuro.

El tratamiento administrativo del freelance

Lo que vas a leer a continuación son indicaciones actualizadas recientemente, pero en caso de tener dudas sobre qué hacer, mi recomendación es que te acerques a una gestoría online para tener respuestas 100% personalizadas a tu propio contexto.

¿Es obligatorio ser autónomo para trabajar de freelance?

En primer caso, es importante que entiendas que puedes ser freelance sin darte de alta como autónomo, siempre que no alcances el Salario Mínimo Interprofesional, unos 950 euros brutos mensuales para el año 2020 en España. En este caso, es importante que tu actividad freelance sea un complemento y sea ocasional, no habitual.

Luego siempre puedes explorar la pista de algunas cooperativas laborales que pueden facturar por ti. Obviamente, te cobrarán sus servicios, pero puede ser una opción válida si no facturas mucho.

Si lo tuyo es definitivo y vas en serio con tu actividad Freelance, en este caso tendrás que declarar tu actividad en el IAE (Impuesto sobre Actividades Económicas) y al RETA (Régimen de los Trabajadores Autónomos).

Sigue leyendo.

Empieza con Hacienda

Puedes hacerlo online, si dispones de un certificado digital, pero casi que mejor ir directo a la oficina, porque te podrán ayudar para cumplimentar el formulario 036 o 037 (en su versión simplificada).

Con este papel podrás darte de alta en el Impuesto de Actividades Económicas y en el censo de profesionales, así como elegir el régimen fiscal.

Tienes que hacerlo sí o sí.

  • Si la actividad es puntual, una vez terminada, puedes (debes) darte de baja.
  • Si se trata de la forma habitual de ganarte la vida, vas a tener que presentar declaraciones trimestrales de IVA y anuales de los impuestos. Te recomiendo contratar una gestoría para que haga estos trámites por ti.

Esta es la norma para tu IRPF

El otro tema relacionado con Hacienda es el IRPF, el anticipo del pago de tus impuestos que se cobra el estado en tu sueldo.

Si más del 70% de las facturas llevan incluida la retención de IRPF no será necesario presentar modelos trimestrales de este impuesto.

Así que te recomiendo incorporar en todas tus facturas la retención estándar de IRPF, un 15%, que puedes rebajar a un 7% durante los tres primeros años de actividad como autónomo.

Has terminado con Hacienda, pero ahora te esperan en la Seguridad Social.

Y sigue con la Seguridad Social

Vas a empezar con una tarifa plana.

Hoy en día funciona así:

  • Los primeros 12 meses: cuota de 60 euros/mes, ahorras unos 226,15 €
  • Del mes 13 al 18: 50% de reducción, cuota de 143,05 euros/mes, ahorras unos 143,10 €
  • Del mes 19 al 24: 30% de reducción, cuota de 200,30 euros/mes, ahorras unos 85,85 €
  • Del mes 25 al 36: 30 % de bonificación adicional, para los trabajadores por cuenta propia menores de 30 años, o menores de 35 años en el caso de mujeres

Cuota mínima de autónomos 2020

En 2020 la base de cotización mínima quedó 944,40 euros al mes y por ella corresponde pagar una cuota de 286,15 euros al mes a la Seguridad Social.

Y por si tienes interés, esta es la cuota máxima cotizable:

Cuota máxima de autónomos 2020

La base máxima es de 4.070,10 euros al mes, por la que corresponde pagar una cuota máxima a la Seguridad Social de 1.221,03 euros al mes.

Estos datos para España son válidos para el 2020 y están sujetos a cambios y complementos adicionales en algunas comunidades autónomas.

La figura del falso autónomo

Se dice de un Freelance que trabaja más del 80% de su tiempo con un único cliente que es un falso autónomo.

En este caso, este freelancer es como un empleado que no tiene derechos sociales (paro, vacaciones, etc.). Es ilegal para una empresa de tener contratados de forma habitual o permanente a Freelances que cumplen con el riesgo de ser considerados como falsos autónomos.

Y la ley protege como siempre a los más pequeños, en este caso los freelances. Así que si este es tu caso, te animo a denunciar tu caso de falso autónomo a la seguridad social y la inspección del Trabajo.

¿Tienes alma de Freelancer? He aquí tus grandes retos

La difícil tarea de buscar clientes y entregar proyectos, tú solito

Vas a tener que pasar por los típicos picos de trabajo, donde de repente sin saber muy bien por qué te entran cinco trabajos a la vez, y por supuesto que no puedes entregar todos al mismo tiempo.

Seguidos luego de la famosa travesía del desierto, durante la cual, a pesar de existir mucha actividad comercial, no consigues proyectos nuevos.

Al trabajar como freelance, también tienes que hacerlo todo, tú. Tienes que saber vender, tienes que saber gestionar tu empresa, dar soporte a tus clientes actuales, y tienes que encontrar horas donde no las hay para poder entregar los proyectos en curso.

Planificación y costes hundidos

La productividad personal es clave, para evitar el caos. Planificar no es cosa fácil cuando trabajas por proyecto. Estimar cuesta al principio, y a menudo tendrás que hacer más horas de las que has facturado a tu cliente.

Buscando el equilibrio

Muchas veces cuando trabajas desde casa ni siquiera tienes una habitación propia para hacerlo, y en este caso se te hace realmente difícil separar lo que es la actividad profesional de lo que es el ámbito personal.  Si no sabes desconectar, te vas a encontrar trabajando hasta horas avanzadas en la noche. Lo cual impacta la calidad de tu sueño.

Y esto repercute de forma negativa en tu productividad y tu energía durante las horas trabajadas.

Dudando sobre el modelo y los precios

Si hay una duda existencial que tendrás al trabajar como freelance, es la de saber si el proyecto que acabas de vender lo has cobrado bien, si tu tarifa diaria es la correcta o si debes aumentarla. El precio justo es él que está dispuesto a pagar tu cliente. Así que prepárate a tener muchas reflexiones sobre este concepto.

Además, debes tratar de buscar nuevas formas de generar ingresos, intentando vender servicios profesionales a un precio fijo o completar tus fuentes de ingresos con la formación, ya sea presencial u online.

De hecho, algo que puedes hacer justamente para mitigar los picos y los baches de trabajo son esas formaciones, siempre que las integres en tu portfolio de servicios y trates de venderlas.

Peleando ciclos de venta/cobro eternos y luchas con el pago

También tendrás que afrontar períodos de preventa de proyectos que son muy largos, y encima una vez que hayas ganado el proyecto en el estás trabajando, lo haces sabiendo que muchos clientes te pagan a 60 o 90 días, lo cual trae complicaciones en tu tesorería, la cuenta bancaria de tu negocio.

Tendrás que aprender a responder a las peticiones de presupuesto de los clientes, de forma rápida y profesional.

Son tareas que a menudo te cuestan días de trabajo, con la certeza de que en 4 de cada 5 casos terminarás perdiendo (3 de cada 4 si realmente eres bueno).

Por esa razón, la tasa de conversión de ofertas en proyectos es un indicador muy importante de seguir… y tu selección de clientes una decisión crítica para tu negocio online.

Y puedes dar por hecho que el pago de la mayoría de los trabajos será a posteriori hasta que tengas una marca y presencia online suficiente. Son pocos los freelances que consiguen cobrar un adelanto para sus proyectos.

Los más protegidos son Freelances que cobran una mensualidad fija a sus principales clientes. Con 3 cuotas, tienes diversificación e ingresos. Puedes estar facturando entre 3.000€y 4.500€/mes, con un modelo estable y bastante seguro.

Este debería ser tu objetivo, fidelizar tus clientes y dejar de cobrar por proyecto para pasar a un cobro mensual garantizado, para un volumen de trabajo pactado entre ambas partes.

Globalización: ¿Oportunidad o amenaza?

A medida que el trabajo online en remoto se generaliza, debes tener claro que estás compitiendo con gente más barata que opera desde América Central o del Sur. Gente aún más barata desde Asia, si tus clientes sabes trabajar en inglés (offshore en India o Filipinas, por ejemplo). O programadores increíblemente talentosos de Europa del Este.

Obviamente esta amenaza es también oportunidad para ti, porque tú también puedes competir por los mejores clientes de tu país, o del mundo si quieres operar en remoto.

En la red, la gente proactiva siempre gana.

Motivación a prueba de balas

Y como parte de la labor profesional, a veces con demasiado trabajo resulta difícil mantener alta la motivación.

Tienes que considerar que en algunos casos es un sprint y en otros casos es una maratón.

Quizás una maratón cada semana.

Por eso es muy importante que cuides tu salud y cuides tu mente, y no dejarte cegar por el trabajo, porque el riesgo es muy alto.

No todo es diversión

Y para terminar, al trabajar como freelance, o teniendo una empresa unipersonal, vas a tener que aprender a administrar tu negocio.

Tendrás que hacer números.

Si eres autónomo, la carga administrativa de tu negocio es mucho menor que la que tiene una SL.

Pero en ambos casos deberás ponerte a analizar los números, presentar tus declaraciones impositivas, y varias cosas como estas.

¿Cómo empezar a trabajar como Freelance?

#1 – La oportunidad de un primer cliente

Muchos Freelancers nacen de una oportunidad. Un cliente que les ofrece la posibilidad de un trabajo freelance, en el momento perfecto.

Y muchos aceptan sin más reflexión estratégica, como una etapa más en tu carrera profesional.

La verdad es que si haces una encuesta a Freelances sobre su satisfacción laboral, 3 de cada 4 responden que no volverían al trabajo por cuenta ajena ni de coña.

Por algo será…

#2 – Los Marketplaces para freelancers

Si quieres empezar como Freelance por el lugar «más fácil», ese lugar es un marketplace como:

Freelance España Upwork

Upwork, la referencia mundial, en inglés

Freelance España Workana

Workana

Freelance España Malt

Malt

Freelance España Freelancer

Freelancer/Nubelo

Para que te hagas una idea, dichas webs conectan a empresas de cualquier parte del mundo que buscan un freelance para un trabajo temporal o uno de larga duración.

Son sitios que suelen funcionar bien para empezar por los siguientes motivos:

  • Las empresas tienen la necesidad de subcontratar el trabajo a un freelance. Tienen un problema y tú, con tu trabajo, lo puedes solucionar.
  • No pierdes tiempo en una búsqueda incansable de nuevos clientes.
  • Los marketplaces hacen de intermediarios y te aseguran que te pagan. Te ahorras el dolor de cabeza de perseguir al dueño de la empresa.

Si vas a empezar por aquí, te daré algunas recomendaciones:

  1. El secreto para llegar a muchos clientes en un Marketplace es acumular muchas horas de trabajo realizado y con una valoración de al menos 4 estrellas sobre 5. Ambos factores refuerzan tu credibilidad y te hará salir como destacado en las búsquedas que hacen los clientes.
  2. Haz muchos proyectos cortos y fáciles al principio. Da igual lo que te van a pagar, durante 4 a 6 semanas, deberías acumular muchos micro proyectos, para conseguir una prueba social inmejorable.
  3. Capta clientes nuevos en el Marketplace, sigue trabajando con ellos fuera del Marketplace. Seamos sinceros, estos sitios te van a obligar a trabajar a una tarifa hora apenas rentable, porque vas a competir, a 1 solo clic de distancia, como muchos otros freelancers. Es aceptable como inversión para captar un nuevo cliente, pero una vez que te has ganado la confianza de este cliente, deberías negociar 1 a 1 con tu tarifa y tu modalidad de pago, prescindiendo del Marketplace.

Si bien creo que estos sitios son adecuados para freelancers novatos que buscan aprender su trabajo y afinar su arte con muchos proyectos, mi recomendación es que no te quedes estancado en estos Marketplaces.

¿Por qué?

Porque rápidamente vas a llegar a tocar techo. Estarás super ocupado, en plan 60 horas a la semana y seguramente ganarás menos de 3.000€/mes.

¿Pinta bien?

Buf, un rato, hasta que te quemes.

Porque créeme, llegará este momento.

Y Franck, ¿no hay forma de seguir creciendo en tu praxis como Freelance?

Por supuesto que la hay.

Se trata de subir tu tarifa/hora y/o tu tarifa/día.

¿Cómo?

Dejando de ser uno más, sustituible.

Y pasando por ser distinto, escaso en el mercado.

¿Cómo se logra este milagro en la vida de un Freelance?

#3 – Desarrollando tu marca personal

Sip, es la única vía para trabajar menos y cobrar más.

Creando una marca personal y consiguiendo posicionándose en tu mercado como un técnico reconocido por sus pares o en un líder de opinión.

Para ello, puedes crear un blog, trabajar desde casa y ganar dinero por Internet.

Y es el paso que muchos Freelancers, no terminan de dar.

Por comodidad, porque, in fine, están contentos con su situación actual, y no desean trabajar más en estos momentos.

Estos momentos se transforman en años, sin que uno se dé cuenta.

Y en nada, estos freelances antiguamente super atractivos en el mercado se encuentran en una fase de obsolescencia.

Y tendrán que volver a trabajar más y a cobrar menos.

Es clave, si de verdad quieres vivir una gran carrera profesional, que sigas cuestionándote y tratando de superarte, no solamente a nivel técnico.

Porque esto, más o menos, ya lo haces.

No, yo te desafío en ir desarrollando tus habilidades blandas:

  • Comunicación escrita
  • Venta
  • Liderazgo
  • Hablar en público

Y en trabajar y cuidar tus rutinas de trabajo, para aumentar tu productividad en tu día a día laboral, y optimizar tus niveles de energía 365 días al año.

Este es el verdadero reto del Freelance que quiere vivir una vida épica, tanto con sus clientes, como con su familia.

Si formas parte de estos Freelances que quieren tener un impacto muy real en su universo, te he preparado un training gratuito en el que te explico, paso a paso, cómo diseñar y destacar tu marca personal para poder empezar a seleccionar tus clientes y a subir tus tarifas.

Descubre cómo ahora mismo.

Acerca del autor de esta entrada,

Franck Scipion

Acerca del autor de esta entrada,

Franck Scipion

¿Harto de nunca saber que pasos dar?

Reserva ya tu sesión 1 a 1 «Claridad Total» y saldrás con un plan de acción cristalino para llegar a tus metas a 12 meses vista. Si vas en serio y valoras tu tiempo, esta sesión es para ti.

¿Harto de nunca saber que pasos dar?

Reserva ya tu sesión 1 a 1 «Claridad Total» y saldrás con un plan de acción cristalino para llegar a tus metas a 12 meses vista. Si vas en serio y valoras tu tiempo, esta sesión es para ti.

¿Te gustaría transformar tu talento en un negocio digital y conseguir tus primeros clientes en 60 días?