Cómo vivir de tu pasión en 2021

¡Puntúa este artículo!
(Votos: 4 Promedio: 5)

¿Cómo vivir de tu pasión?

Esta es la pregunta del millón. La que se hacen millones de personas, incluida tú.

Vivir de tu pasión es factible, aunque hay que hacer algunos matices.

Empezaremos por definir lo que es vivir de tu pasión, veremos pros y contras de trabajar en algo que te apasiona y, por último, te mostraré 4 formas prácticas de conectar con la pasión en tu trabajo.

Vamos allá.

¿Qué significa vivir de tu pasión?

En primer lugar, tenemos que entendernos sobre lo que son los términos, ¿qué significa exactamente esto de vivir de tu pasión?

Cada uno va a tener una definición distinta de lo que es esta frase, con lo cual, entramos en un tema que es altamente subjetivo.

Vivir de tu pasión significa trabajar en algo que te apasione.

Hay dos formas de llegar a esto: convertir tu pasión en tu trabajo o apasionarte por tu trabajo.

La primera no siempre es posible, ya que si te gusta mirar el atardecer, no te van a pagar por ello.

Así que nos vamos a centrar en la segunda.

Encontramos aspectos positivos y negativos en poder encontrar algo que te guste tanto que puedas trabajar con pasión.

¿Qué hay de positivo en poner pasión en tu trabajo?

Empecemos por las ventajas de poner pasión en tu trabajo.

1. Estarás dispuesto a hacer más horas

Primero, como este trabajo, este oficio a ti te llena y te hace feliz, es probable que no tengas ningún problema en salir de la cama por la mañana y tener una energía increíble porque te gusta lo que estás haciendo.

Cuando haces algo que te gusta es probable que te cueste menos hacer estas cosas, con lo cual seguramente vas a estar más dispuesto a hacer más horas de esta misma actividad durante más tiempo y esto, obviamente, si lo miramos a largo plazo es altamente positivo.

2. Mayor constancia

Entonces tenemos, mayor volumen de trabajo aceptado, de alguna forma, tenemos más constancia también en el tiempo y eso también es positivo.

3. Mayor calidad del trabajo

Seguramente estas dos cosas van a hacer que poco a poco vas a poder elevar la calidad de lo que estás haciendo y entonces, vas a hacer las cosas cada vez mejor, esto es posible.

También se dice que la pasión se contagia, cuando alguien habla con pasión de algo, porque realmente le gusta, se ve en su forma de transmitir, se ve en su energía, se ve en su cara que realmente le gusta mucho lo que está haciendo.

Esto enseguida destaca en un mercado en el que aproximadamente un 85% de las personas no se sienten conectadas con su trabajo, según la encuesta anual de Gallup.

Hay distintos niveles de No me gusta mi trabajo, pero el 85% va al trabajo para hacer horas, cumplir con el horario, cumplir con sus tareas, pero al volver a casa.

Básicamente están viviendo de un trabajo alimenticio.

Aquí estamos hablando de otro concepto. Estamos hablando de un profesional, que se levanta por la mañana y está tremendamente realizado y feliz porque realmente está disfrutando y encuentra propósito en su trabajo

¿Qué hay de negativo en trabajar en algo que te apasiona?

Hemos visto las cosas positivas de trabajar con algo que te apasiona.

Ahora vamos a ver las cosas menos positivas.

1. La pasión sola no es suficiente para vivir de ello

Se dice a menudo en el mundo de los amores, que la pasión es ciega.

Y ciertamente, es probable que para muchos, estamos sufriendo un efecto ceguera y de alguna forma todos podemos tener pasiones.

Yo, por ejemplo, puedo tener una pasión por viajar por el mundo, descubrir las playas más bonitas del mundo y comer pizzas y tomar mojito en la playa, esta es mi pasión, realmente lo que me apasiona hacer en la vida.

Dicho esto, mucho me temo, que va a ser difícil encontrar gente dispuesto a pagar para que yo siga haciendo esto en mi vida, con lo cual la pasión sola seguramente no es lo que nos va a llevar a un trabajo lleno de propósito.

Hace falta algo más que pasión, entonces prefiero hablar de talento.

El talento, normalmente, es algo que podemos poner al servicio del mundo, es algo que podemos enfocar para resolver una necesidad o un problema.

Cuando empiezas a aportar valor en la vida de la gente o en los negocios, ellos están dispuestos a pagarte para hacer lo que estás haciendo.

2. Centrarte en ti mismo

Muy a menudo te puedes encontrar con gente que bueno va a tener ganas de descubrir el mundo y de coleccionar aquí viajes y visados en todos los países del mundo.

Esto puede ser digamos un proyecto de vida muy respetable. Pero luego siempre está el cómo: ¿cómo llegas a esto?

A lo mejor tienes un buen trabajo con un buen sueldo pero te aburres profundamente.

Por ejemplo, eres informático en un tema super concreto de programación en tiempo real que se utiliza en bolsa.

Ganas mucho dinero pero te sientes vacío.

Esto puede pasar, esto ocurre cuando realmente no tienes una reflexión sobre lo que estás haciendo, y cómo puedes contribuir al planeta y a la sociedad.

Ojo con este tema porque a veces como estás buscando satisfacer una necesidad propia estás centrado en ti.

Es probable que el universo te traiga este gran vacío: lo tendrás todo para ser feliz y, no obstante, no serás feliz.

3. Todo es posible si estás dispuesto a pagar el precio

Tus padres te han educado que todo es posible en la vida.

Esto está genial, siempre y cuando te expliquen que todo es posible en la vida… siempre y cuando estés dispuesto a pagar el precio para conseguir tus objetivos.

Yo creo de verdad que cualquier persona puede llegar a construir cosas increíbles, pero todas las cosas en la vida tienen precios:

  • tiempo
  • aprendizajes
  • esfuerzos
  • dinero

De hecho, más que enfocarte a la meta («quiero trabajar libre en cabeza de mi negocio y poder viajar por el mundo”), deberías enfocarte en tu pasión (vivir este estilo de vida de nómada digital).

Para llegar a esta meta hay 2, 3 o 5 años de proceso.

Entonces, es mejor que te enfoques en una actividad en la que disfrutes de lo que haces porque te hace sentir bien.

Lo importante es que te centres en el proceso.

En la vida las metas van cambiando pero lo que no debería cambiar es lo que estás haciendo en el día a día y lo que estás construyendo.

Si te limitas al ámbito de la pasión, vivirás un momento de emociones muy intenso pero luego se irá y te quedarás sin nada.

Para mí, el concepto de vivir de tu pasión en el trabajo no tiene sentido.

Los negocios realmente buenos son negocios perennes, no tienen fecha de caducidad y tampoco son la alegría de la huerta. Hay muchas cosas que hacemos, hay algunas que nos hacen disfrutar, otras no tanto.

Si realmente piensas que vas a encontrar un trabajo tan perfecto que vas a tener un placer infinito en cada hora de trabajo, mucho me temo que te encuentras ante un espejismo.

Céntrate en los negocios rentables.

4 formas prácticas de conectar con la pasión en tu trabajo

Para tratar de resumir un poco lo que te estoy diciendo quiero darte cuatro formas prácticas de ir poco a poco, volver a conectar con la pasión en tu trabajo.

1. Recuperar el control de tu tiempo

El primer paso para mí es recuperar el control de tu tiempo. Trabajando en una oficina donde a lo mejor tienes cada mañana 45 minutos o 1 hora de ida y vuelta cada día, es un despropósito y no tiene sentido.

¿Cómo se hace?

Pues sentándote con tu jefe, si es que lo tienes, y tratando de buscar trabajar cada vez más tiempo en remoto desde tu casa, teletrabajo.

Este es un primer paso, es un primer nivel que te va a permitir volver a conectar con tu oficio.

E insisto que muchas personas no están contentas con su trabajo no por la esencia del trabajo sino por los atributos del mismo.

Es decir, les disgusta cómo se están llevando a cabo estas actividades que les proponen desde la empresa que los emplea.

2. Tener el control de tus decisiones

Si tienes un jefe, vas a tener problemas con este punto.

Aquí ya estamos hablando de emprender online, liderar tu propio proyecto, trabajar con una red de contactos, guiar a tus propios clientes y decidir con quién trabajas.

Esto también va a generar libertad de propósito y libertad de relaciones: vas a elegir los colaboradores con quien trabajas.

Además, ya no tendrás que sufrir los compañeros de trabajo que vienen impuestos por la empresa que te emplea, podrás elegir con quién te relacionas, tanto compañeros como clientes.

También podrás elegir el tipo de proyecto que vas a realizar, eligiendo trabajar en el proyecto que a ti te hace feliz y te gusta.

3. Formarte en algo que te gusta de verdad

En algunos casos, vas a tener que asumir un gasto en formación.

Muchos venimos condicionados por la presión de nuestro entorno y, bueno, hacemos un poco los estudios sin pensarlo del todo y al final terminamos teniendo la carrera que deseaban tener nuestros padres.

Lo que tenemos que hacer aquí es desaprender para volver a aprender.

Es probable que, para encontrar algo que te haga profundamente feliz, tendrás que aprender un nuevo oficio.

Este puede ser un proceso de 3 o 5 años en el que irás adquiriendo estas competencias que no te han entregado en la universidad, ni tampoco en el trabajo que has desempeñado hasta ahora.

Formarse en las cosas que realmente a ti te gustan requiere un autoconocimiento profundo.

Tienes que ser capaz de identificar las cosas que te gustan hacer y apostar por ello.

4. Ayudar 365 días al año

Para estar completamente conectado con tu trabajo, es esencial ayudar 365 días al año. La palabra mágica es contribuir.

Una forma de medir tu nivel de contribución es cuando la gente te dice «gracias».

Yo a veces escucho palabras tan bonitas como «me has transformado la vida», entonces esto sería como el “gracias al máximo”.

Cuando escuchas «gracias» ya vas bien.

Durante muchos años de trabajo en el mundo corporativo apenas escuché la palabra «gracias».

Es lo que más falta en entornos corporativos, donde la gente ya no entiende cuál es su papel, no entiende cuál es su aportación y al final no se sienten útiles.

Quizás, en vez de centrarse en la pasión, debamos centrarnos en ser útiles al mundo, a tus seres queridos, a tu círculo cercano.

Después, a la gente a quien puedes alcanzar en local, en presencial o en digital, y tratar de ayudar a estas personas.

Cuando ayudas a estas personas te sientes bien. Siempre se dice que la felicidad está en los demás y no tanto en nutrir tu propio ego.

Te animo a reinventar tu relación con el trabajo.

Si para ti esto significa vivir tu pasión pues entonces bienvenido al mundo de los que vivimos de nuestra pasión.

Te deseo que tengas un trabajo con el que conectes profundamente, que te haga feliz, que te haga sentir bien, un trabajo en el que estés escuchando al menos cada semana la palabra «gracias».

Eso sería para mí la mejor definición de qué es eso de poder vivir profesionalmente de un trabajo que te apasiona.

Si quieres crear un negocio online que te apasione, apúntate a este webinar.

34297

Rellena los siguientes datos para que pueda enviarte tu checklist:

34298
34297

Rellena los siguientes datos para que pueda enviarte tu regalo:

34298
34297

Rellena los siguientes datos para apuntarte a la lista de espera:

34298

EL MÉTODO PARA TRANSFORMAR TUS CONOCIMIENTOS EN UN GRAN NEGOCIO ONLINE

1# Encuentra tu Gran Idea

3# Consigue tus Primeros Clientes en cuestión de semanas

2# Monta tu Oferta Mínima Viable

34207

¿Quieres reinventarte en el mundo digital?

Es hora de emprender online y conseguir:

Despedir a tu jefe y cambiar de vida.

Una idea que funcione en la nube.

Liberarte del miedo a dar el paso.

La hoja de ruta y el método para emprender

Apúntate al training gratuito

Transforma tu talento, pasión o conocimientos en un negocio online rentable que ayude a la gente y te permita trabajar con libertad para conciliar mejor tu tiempo con los tuyos.

Reinvención Knowmada

34297

Rellena los siguientes datos para que pueda enviarte tu regalo:

34298