Qué es el email marketing, por qué es tan importante para tu negocio online y cómo triplicar tus ventas gracias a él

email marketing

¡Ojalá hubiera empezado antes a hacer email marketing!

Esa frase que acabas de leer es lo que me comentan todos los que han empezado a captar suscriptores. Al final, todos los trabajadores del conocimiento tienen el mismo problema: la necesidad de escalar su negocio.

Necesitan un sistema que les permita ganar dinero sin depender de vender su tiempo. Sí, hablo de vender infoproductos digitales de forma automática. Suena bien, ¿verdad?

Solo con crear un infoproducto atractivo ya te puedes lanzar a vender mientras te tomas una piña colada en una playa paradisíaca y vivir la libertad financiera.

¿De verdad te has creído ese falso sueño que venden los 3 o 4 nuevos vendehúmos que han salido?

Si de verdad quieres que tu negocio online sea capaz de vender solo necesitas una cosa: ganarte la confianza de tus lectores.

Da igual lo bueno que seas o lo bien que salgas en las fotos. Eso no sirve de nada. La diferencia entre un blogger que vende y otro que no es que el primero es creíble.

Da igual que venda por afiliación o sus propios productos. Cuando recomienda algo sus lectores le escuchan y actúan en consecuencia.

Pero ¿cómo ganarte la confianza de tu audiencia?

Con una buena estrategia de email marketing.

Sí, ese es su gran potencial. El email es un canal de comunicación especial que nos permite establecer una relación más estrecha con nuestros lectores. Y esto es lo que convertirá a tus suscriptores en clientes.

¿Todavía no has empezado a captar suscriptores y te gustaría saber cómo empezar? ¿Ya lo has hecho pero no sabes muy bien qué hacer con tu lista? ¿O solo mandas newsletters porque crees que una lista sirve para eso?

Entonces, querido emprendedor knowmada, este post es para ti.

Voy a enseñarte a vender con tus emails aunque no hayas mandado ni uno en tu vida.

¿Quieres vender?

Entonces, sígueme.

¿Qué es el email marketing y por qué es tan importante para tu negocio?

Siempre he dicho y diré que la lista de suscriptores es el activo nº 1 de un negocio online. Un suscriptor es un futuro comprador de tus productos y servicios. Hasta ahí la historia está más que clara.

El problema viene después, con lo que tienes que hacer cuando ya tienes a tus suscriptores en la lista de correo. El reto está en convertir a esos lectores en clientes. Y ahí es donde entra en juego el email marketing.

Si miro una definición de email marketing (también emailing o e-mailing) estándar, como la que puedes ver en la Wikipedia, no encontramos ninguna información especialmente interesante

Enviar un mensaje comercial directamente utilizando como canal el correo electrónico

¿Y ya está? ¿Eso es todo? ¿Tanto hablar de email marketing para descubrir que solo consiste en mandar emails a tus suscriptores?

Como ocurre con casi todas las definiciones, no se entiende la importancia de lo que se explica.

El valor del email marketing está en que es una herramienta que nos permite establecer una relación genuina con nuestros suscriptores de forma sencilla.

Piensa un segundo. Por la mañana, ¿qué es lo primero que haces cuando te sientas delante de tu escritorio?

Aunque no sea lo más recomendable, lo que haces es mirar la bandeja de entrada (y eso si no lo has hecho ya nada más levantarte).

Y cuando estés paseando por todos los asuntos, verás uno que te interesa. Es como un chasquido que hace que focalices toda tu atención en ese correo. Y mientras lo lees, no existe nada más.

Recibir un email que te importa es la versión moderna de recibir una carta de papel. ¿Recuerdas lo especial que era? El problema es que un email no es igual porque recibimos miles al día.

Pero el que consigue pasar la criba de la bandeja de entrada, recibe toda tu atención durante unos valiosos segundos.

Email marketing es establecer una relación de confianza con tu suscriptor Clic para tuitear

«Vale, Franck, y todo eso… ¿para qué vale?»

Para lo que te he dicho antes. Para que te ganes la confianza del lector al aportarle todavía más valor con tus emails. Porque cuando llegue el momento crucial de la venta, solo conseguirás vender a personas que confíen en ti.

¿Cuál sería entonces mi definición de email marketing?

El email marketing es la herramienta que te permite establecer una relación de confianza con tus lectores al aportarles valor con los emails que mandas

Y confianza implica haber ganado un cliente. O lo que es lo mismo, ventas recurrentes.

¿Qué NO es email marketing?

Como siempre, hay gente que piensa que en cualquier estrategia todo vale. Personas que piensan que aportar valor es intentar endosar a sus lectores todos sus productos. Da igual que sean buenos o no, ellos solo quieren su dinero fácil. Son los afectados por la Paypaltia o adicción a las transacciones de compra.

¿Y tú crees que eso es aportar valor? Ni de broma.

Por eso, no confundas el email marketing con:

  • SPAM: mandar emails comerciales sin ton ni son. Aquí ya sí que da igual todo. El SPAM es intentar vender por pesadez y machaconería. Son los que juegan a conseguir ventas por suerte y por la ley de la probabilidad. «Si mando 10.000 correos, alguna venta a la fuerza me caerá». Absurdo.
  • Aburrir a tus lectores: una persona acaba de suscribirse a tu blog porque tu línea editorial le gusta y quiere saber más de ti. Pero tú confundes el que te haya otorgado esa pequeña libertad con machacarle a correos. ¿Resultado? Lector que se da de baja.

Que un lector te dé su email no implica que te conviertas en un robot sin alma. Al contrario, ese gesto de confianza que ha tenido contigo deberías pagárselo ofreciéndole aún mejor contenido. Y como no, también contenido vip: información a la que solo puedan acceder los suscriptores.

Que un lector te dé su email no implica que te conviertas en un robot sin alma Clic para tuitear

Eso sí es aportar valor. Eso sí es email marketing.

Recuerda al propio Seth Godin y su concepto del marketing del permiso. Godin defiende que la publicidad convencional tiene los días contados. Tal ha sido el bombardeo al que nos han sometido, que los mensajes publicitarios ya no impactan. Resbalan.

Por eso Godin apuesta por un marketing del permiso. Y esto consiste en preguntarles a los usuarios si están dispuestos a interactuar con nosotros.

Por supuesto no van a aceptar todos, pero los que sí lo hagan estarán mucho más abiertos a escuchar nuestro mensaje. Las reglas del juego han cambiado, my friend. 

El email marketing que funciona es el que se basa en el marketing del permiso Clic para tuitear

¿Cuáles son las ventajas y desventajas del email marketing?

El hecho de poder comunicarte con tu suscriptor gracias a tener su email es sin duda una gran ventaja. Pero no la única. Sin embargo, también tienes que tener en cuenta la cara B del disco. Nunca es todo de color de rosa.

Ventajas del email marketing

  1. Confianza: el email es el mejor canal para ganarte la confianza de un lector y hacer crecer tu marca personal. Y eso es imprescindible para que compre tus servicios o productos.
  2. Coste: al principio, con la versión gratuita de MailChimp te será suficiente, sobre todo si quieres iniciar un negocio sin gastar mucho dinero. ¿Dudas sobre cuánto dinero necesitas para lanzar tu blog? Echa un vistazo a este post y tendrás un presupuesto en 5 minutos.
  3. Rapidez: los resultados de una campaña de email marketing se sienten muy pronto. Normalmente, en unos 3 días.
  4. ROI: se trata de la estrategia de marketing digital que mayor retorno tiene. Por cada euro invertido se estima que ganas 35€. Eso supone un ROI de un 3.500%.
  5. Automatizaciones: gran parte del potencial está aquí. Crear un autoresponder para aplicar un embudo de venta es lo mismo que tener a un comercial vitaminado vendiendo tus productos. Y todo trabajando 24 horas al día, 365 días al año.
  6. Segmentación/personalización: con cualquier software de email marketing puedes crear segmentos dentro de tu lista de correo. Esto te permitirá personalizar todavía más la experiencia del lector y ofrecerle solo lo que le interesa. Recuerda a Seth Godin: la clave está en dar a la gente lo que quiere, nada más.
  7. Fidelidad: al estar aportando valor al suscriptor de forma regular generarás lealtad. Es el concepto de reciprocidad de las leyes de la persuasión de Cialdini.
  8. Estadísticas: hay herramientas más completas que otras, pero todas tienen un apartado de estadísticas en el que puedes comprobar cuáles son las campañas que mejor te funcionan. Aquí es importante que estés pendiente de la tasa de apertura, porcentaje de CTR (clics en enlaces) y número de bajas por campaña.

Desventajas del email marketing

  1. Coste: cuando llegues a un determinado número de suscriptores tendrás que pagar por la versión premium de tu herramienta de email marketing o lo harás directamente si usas alguna alternativa a MailChimp.
  2. Competencia: cada correo que mandes tendrá que luchar contra el resto de emails que se acumulan en la bandeja de entrada. Si tu asunto no llama la atención del usuario será descartado para siempre. Y todo en unas milésimas de segundo.
  3. Formación: como dije antes, no se trata de mandar un email porque sí. Lo ideal es que te formes sobre embudos de ventas, copywriting y email marketing para sacar más resultados.

Te seré franco: un negocio online que no capta suscriptores es como una empresa sin cartera de clientes. Sin email no hay forma de contactar con una persona. Pierdes la opción de contarle que:

  • Tienes un post nuevo en el blog.
  • Cometiste un error y te quieres disculpar.
  • Lanzaste un nuevo producto que le será muy útil.

Sin email no hay comunicación. Simplemente, no tienes clientes, y no tienes un negocio online rentable.

Sin email no tienes comunicación. No tienes cliente Clic para tuitear

Cómo crear tu estrategia de email marketing en 4 pasos

Si estás leyendo este post es porque quieres que te explique cómo hacer email marketing. Quieres ver cómo puedes conseguir clientes e ingresos gracias a tu lista de correo.

En esta parte del post te explico justo eso. Toda la información práctica que necesitas para que desde hoy mismo empieces a trabajar tu email marketing.

Para que te sitúes, he dividido el resto del artículo en 4 grandes apartados:

  1. Crear tu estrategia desde cero.
  2. Superar la barrera del SPAM.
  3. Conseguir que tus emails se abran (lo más difícil).
  4. Aumentar tu lista de suscriptores.

Y ahora ya sí, vamos a destripar lo qué es el email marketing de verdad.

#1. La estrategia: las 5Ws del email marketing

Para definir tu estrategia necesitas tener claro ciertas cuestiones:

  • ¿Quién?
  • ¿Por qué?
  • ¿Qué?
  • ¿Cuándo?
  • ¿Cómo?

Solo con contestar a estas 5 preguntas tendrás toda la información que necesitas para plantear tu hoja de ruta.

 1. ¿Quién? Define a tu lector ideal

Este es siempre el primer paso en cualquier estrategia de marketing. Y es que al igual que necesitamos saber a quién nos dirigimos cuando escribimos un post, a la hora de escribir un email también necesitamos saber quién es nuestro cliente ideal.

La razón es simple: si no sabes para quién escribes tus campañas, nunca podrás ofrecerle el contenido adecuado, escribirle los mejores emails de venta o establecer una relación de confianza.

Tienes que conseguir, sí o sí, estos datos:

  • Datos demográficos.
  • ¿Cuáles son sus ambiciones y objetivos?
  • ¿Cómo es su día a día?
  • ¿Cuáles son sus principales problemas? ¿Qué es lo que mas «le duele»?

Tu lista de suscriptores debería estar segmentada según los distintos intereses que tiene tu audiencia. Este punto es importante que lo tengas en cuenta a la hora de personalizar el email.

2. ¿Por qué? Define tus objetivos

A la hora de plantear tu estrategia tienes que concretar 2 tipos de objetivos:

  • Generales de la campaña.
  • Específicos de cada email.

Por ejemplo, imagínate que quieres crear una campaña para vender tu nuevo ebook.

Para eso creas un post en el que abordas la temática sobre la que va a girar el infoproducto. Y en ese post colocas un formulario que hace que se dispare un autoresponder.

Aunque tu objetivo final es vender, cada correo de la secuencia tendrá una meta individual. Te pongo un ejemplo de secuencia:

  • Email 1:  presentarte a ti y a tu proyecto. Objetivo: generar confianza.
  • Email 2: enlazar a distintos posts de tu blog en los que también hables de ese tema. Objetivo: aportar valor, aumentar tu autoridad y crear necesidad del producto.
  • Email 3: contenido más profundo en relación a tu ebook. Si los posees, los datos y las estadísticas funcionan muy bien. Objetivo: ganar autoridad y crear necesidad del producto.
  • Email 4: caso de éxito e introducción al producto. Objetivo: preparar al usuario para la venta.
  • Email 5: email de venta. Objetivo: vender.

Saber los objetivos en tu estrategia de email marketing es como tener una brújula que te guía para seguir trabajando. 

 3. ¿Qué? Tipo de contenido

Según sea el objetivo de tu campaña y el específico del correo que vayas a mandar, crearás un tipo de contenido u otro. Te pongo ejemplos de contenidos.

  • Objetivo «aportar valor»: son contenidos más exclusivos que los que escribes en tu blog en abierto. Por ejemplo: listado de herramientas especiales, consejos, trucos, etc.
  • Objetivo «generar tráfico»: aquí tendríamos la típica newsletter en la que explicamos las novedades del blog. También tienes la variante que viste en la secuencia de emails de antes de remitir a unos posts específicos interesantes para el lector.
  • Objetivo «autoridad»: puedes remitir a guest posts que hayas escrito en blogs de influencers o aportar casos de éxito que hayas logrado.
  • Objetivo «generar confianza»: es bueno que te presentes y cuentes tu historia a los lectores. De vez en cuando también está bien que intercales algún email en el que cuentes alguna anécdota. Se trata de que vean a la persona que hay detrás.

Pero ante todo debes tener en cuenta una cosa a la hora de decidir qué vas a contar: tiene que ser contenido relevante y útil. 

Piensa siempre en cómo puedes ayudar a la persona que recibe tus emails. Tu prioridad nº1 debe ser siempre lo que el lector quiere y necesita. Es habitual encontrarte blogs cuyos con contenidos son muy buenos, pero que en cuanto te suscribes pierden todo el encanto.

No dejan de mandar una oferta tras otra y lo más interesante que te pueden ofrecer es su newsletter. Y para avisarme de si alguien ha publicado un nuevo post tengo herramientas como Feedly.

Si lo único que tienen para ofrecerme es eso me doy de baja.

Tus suscriptores son las personas más importantes en tu negocio online, después de tus clientes. Debes tratarlos como auténticos vips.

4. ¿Cuándo?: la frecuencia de envío

La frecuencia de envío no tiene porque ser igual en todas las campañas.

Mientras que el envío de la newsletter puede ser una vez a la semana, hay otro tipo de emails que sí pueden tener otro ritmo. Fíjate en mi curso gratuito de reinvención digital.

Training gratuito para nómadas digitales

Todas los lectores que se suscriban al curso recibirán en su correo una lección al día. En este caso, es conveniente que la frecuencia de los envíos sea más alta porque así mantienes el interés por el curso.

Además, imagínate que fuese un envío semanal. Tardaría casi 3 meses en terminarlo. Eso es muchísimo tiempo, se desengancharía antes de la mitad.

Pero ¿sabes cuál es la frecuencia ideal para mandar un email? La que te dicen tus propios lectores.

Revisa las estadísticas de tus envíos y verifica tu tasa de apertura. Por ejemplo, si tus suscriptores no abren tu newsletter semanal, prueba a enviar una mensual en la que resumas todo.

Otra buena opción es que les preguntes directamente. Incluye en una campaña una posdata con una pregunta o introduce un formulario con Google Form.

Estos contenidos son para ellos, deja que decidan cuál es el ritmo que más les interesa.

¿Sabes cuáles la frecuencia ideal para mandar un email? La que te dicen tus propios lectores. Clic para tuitear

5. ¿Cómo?: la automatización

Un autoresponder es una secuencia de emails que programas para que le vayan llegando al lector con la periodicidad que tú quieras. Por ejemplo, el curso de Problogging que vimos antes está automatizado. Casi todos los lead magnets que veas en formato curso se suelen mandar por secuencias automatizadas de emails.

¿Te imaginas tener que dedicar todos los días un rato a mandar ese email? Sería una locura.

Pero ese no es el único email que se puede automatizar.

Cuando un lector se suscribe a un blog lo normal es enviar un email de bienvenida. Este correo se suele utilizar con varios objetivos:

  • Mostrar nuestras redes sociales.
  • Explicar los contenidos que va a recibir en los emails.
  • Dar la contraseña si existe una página de recursos para vip.

Pero después de este primer email, puedes tener otro automatizado para que llegue a los 3 días. En este te puedes presentar y explicar cómo puedes ayudar a esa persona. Esto funciona muy bien para generar confianza.

¿Y por qué no automatizar un tercer email en el que envíes los contenidos más interesantes de tu blog? Las posibilidades son infinitas.

Además, en este momento existen plataformas de email marketing que te permiten personalizar la experiencia del usuario según sea su interacción con el correo (haga clic en un enlace o no). Esto es muy útil para optimizar tus embudos de venta e ir dirigiendo al usuario hacia los productos o servicios que más le interesen.

#2. ¿Cómo mantenerte muy lejos de los filtros de spam?

Uno de los grandes problemas del email es que hay mucho spam. Creo que si miramos todos los emails que recibimos en un día, cerca del 90% de estos se podría considerar como spam.

Para contrarrestar esta auténtica plaga, lo que han hecho los grandes proveedores de email es desarrollar una serie de robots y filtros que tratan de detectar estos mensajes. Y estos robots ni siquiera entregan los mensajes a los lectores o, si lo hacen, los envían a la carpeta de spam o correo no deseado..

A lo mejor tú vigilas lo que llega a tu carpeta de spam, pero te puedo asegurar que hay mucha gente que no lo hace. Tu suscriptor te ha dado tu email porque le interesa tu contenido, pero si los robots piensan que eres un spammer, los correos nunca llegarán.

Vamos con mi Fast Track antifiltros spam.

1. Marketing permisivo y listas doble opt-in

De nuevo recurrimos al amigo Seth Godin y a su marketing del permiso: lo primero que debes hacer para que tus campañas lleguen es pedir autorización a la persona para que le puedas mandar emails. Y para eso tienes trabajar con formularios doble opt-in.

Esto solo significa que el suscriptor debe confirmar que acepta recibir los envíos. Después de poner sus datos en el formulario, le llegará un email en el que tiene que confirmar la activación del servicio. Si el usuario no hace esta última confirmación, sus datos estarán en tu servidor pero quedará inactivo. Los emails no le llegarán.

Y por si tenías alguna duda, legalmente estás obligado a usar formularios doble opt-in.

2. Baja instantánea en 1 solo clic

Este punto es muy importante porque tienes que tener claro que no te interesa almacenar 150.000 emails. No se trata de cantidad sino de calidad.

Tener en tu lista a gente que no tiene ningún interés en tus servicios o productos no sirve de nada. Bueno sí, para perder dinero con tu software de email marketing.

Es bueno dejar que la gente se dé de baja de forma muy fácil. Incorporar en todos tus emails un enlace para que puedan hacerlo solo con un clic.

Normalmente esta opción ya está habilitada y aparece al final de los mensajes y plantillas de MailChimp y compañía. No lo quites.

En tu lista de suscriptores te interesa tener calidad no cantidad. Clic para tuitear

3. Cuida bien el horario de envío: los robots de spam nunca duermen, ¡los seres humanos sí!

Para evitar caer en los filtros de spam también debes tener en cuenta la hora del envío. Además, tampoco tiene ninguna lógica que envíes tu email a la 1 o las 2 de la mañana a no ser que quieras que te lean los búhos.

Los envíos de emails a horas raras son muy sosprechosos para los filtros antispam, por lo que es muy probable que acabes en la carpeta de correo no deseado.

Trata de enviar tus campañas de email marketing en un horario más o menos normal. Y con normal me refiero desde las 6 de la mañana hasta las 8 de la tarde.

Vamos, que tienes tiempo de sobra.

4. Vigila el lenguaje de tus asuntos

Hay palabras que no puedes utilizar de ninguna forma. Una de ella es “gratis” y la otra es “sexo”. Estas 2 palabras hacen que cualquier coreo termine en la basura por defecto.

Cuidado también con el uso de las mayúsculas en algunas palabras del asunto del email. Esto también es una mala práctica, procura no hacerlo.

5. Usa un proveedor de email marketing con una reputación intachable

Los filtros de spam analizan la reputación que tiene la IP o el dominio desde el cual se hace el envío del email o la newsletter.

Por eso, te recomiendo que solo uses plataformas de email marketing fiables. Siempre recomiendo a mis lectores que usen Mailchimp, pero también hay otras opciones interesantes como:

Además de tener un montón de funcionalidades, uno de los grandes atractivos de estas plataformas es su reputación. Esto te garantiza que los emails que envías serán entregados a sus destinatarios.

#3. ¿Cómo escribir un email que sea abierto y leído?

Vale, ya tienes tu estrategia de email marketing definida y estás a salvo de terminar catalogado como spammer.

Ahora llega lo más difícil: conseguir que tu suscriptor haga clic en tu email y lo lea.

No pienses que porque se haya suscrito a tu blog va a abrir todos tus emails. ¿Crees que eres el centro del mundo? Lo más probable es que al cabo de una hora ya ni recuerde que se suscribió a tu blog. Y por supuesto no eres el único blog al que se ha suscrito.

Piensa en ti: ¿en cuántos blogs o newsletters estás dado de alta?

Multiplica ese número por 2 y estarás cerca del número real.

Y esto nos lleva a que la bandeja de entrada es una guerra sin cuartel. Tu email deberá luchar contra el resto de correos por ser el que llama la atención y ser abierto.

Porque un email que no se abre es un email que va directo a la basura. ¿Está claro?

Veamos cuáles son tus armas en esta lucha.

Un email que no se abre es un email que va directo a la basura Clic para tuitear

1. El remitente: ¿quién te envía este correo?

Cuando te llega un correo solo se ven 2 campos:

  1. Remitente
  2. Asunto

Ese el primer impacto que se recibe de tu email y la diferencia entre ser abierto o ir a la basura.

Con el remitente es muy importante que la gente reconozca al emisor del mensaje. Si no te identifican te puedo asegurar que tu email es un KO directo.

No utilices nombres de empresa o el dominio de tu blog si no es tu nombre. Es importante que pongas tu nombre y apellido o, como mínimo, tu nombre. Solo si tienes un nombre muy común puedes poner las 2 cosas. Algunos ejemplos:

  • Franck
  • Franck Scipion
  • Franck Scipion de Lifestyle al Cuadrado

2. El asunto: «¿WIIFM – What’s In It For Me? (¿qué hay aquí para mí?)»

Y llegamos al asunto.

Si medimos el éxito de una campaña de email marketing por su tasa de apertura, te aseguro que el 90% del resultado dependerá de lo que hayas puesto en este campo. En este caso, te enfrentas a la misma problemática que podemos tener con los títulos de tus entradas.

Te doy ideas para tus asuntos que harán que mejore tu tasa de apertura:

  1. Tiene que ser explícito.
  2. Tiene que ser de alguna forma interesante y sexy.
  3. Tiene que enganchar y despertar la curiosidad.
  4. Tiene que entenderse el beneficio de abrir ese email. Pero cuidado, no hagas promesas que no cumplirás, te arriesgas a ser castigado por un suscriptor que se sienta engañado.

Si quieres leer más sobre cómo escribir un buen asunto, echa un vistazo a este post. Pero recuerda que el arte está en la práctica.

Del asunto de tu email depende el 90% de tu tasa de apertura Clic para tuitear

3. Lo bonito no siempre es lo más eficaz: no abuses del HTML e imágenes

Si el lector ha hecho clic en tu email puedes estar satisfecho, has conseguido la parte más difícil. Pero eso no quiere decir que se vaya a leer el email.

Como ocurre con los posts, los más probable es que solo eche un vistazo para ver qué pones y cierre. Y como te imaginarás, eso no nos vale. Necesitamos que lea el email.

En este punto hay muchas personas que cometen un error muy grave: llenar el email de colorines, fotos y efectos.

Si alguien tiene poco tiempo para leer un post, con el email esa sensación de urgencia se enfatiza todavía más. No olvides que en la bandeja de entrada le quedan muchos otros emails que abrir.

No compliques la lectura del email con las típicas plantillas de email marketing muy espectaculares. Eso solo dificulta la lectura y hace que cueste encontrar lo que buscas.

Solo dale lo que quiere cuanto antes y no compliques tus emails con una decoración que no aporta nada.

4. No escribas como si vendieses lavadoras

Como te dije antes, no sé que tiene el email marketing que transforma a las personas. O se convierten en robots o se parecen a un vendedor de la teletienda.

Cuando escribas un email imagínate que has quedado con tu suscriptor a tomar un café. Sí, tal cual.

En ese email lo único que tienes que hacer es escribir lo mismo que le dirías a esa persona si de verdad la tuvieses a tu lado. Es posible que al principio te suene muy coloquial, pero para que te lean tienes que usar su mismo lenguaje.

Olvídate de:

  • Tecnicismos.
  • Expresiones complejas.
  • Frases largas.
  • Párrafos de más de 3 líneas.

Además, recuerda que muchos leen los emails desde su móvil. Fíjate cómo se ve una de mis últimas newsletters en una pantalla de ese tamaño:

como hacer email marketing

Una línea en un ordenador se transforma en 3 en un móvil. Para tu email marketing no enrolles: sé claro y conciso.

En tus emails usa un lenguaje claro y sencillo. Y lo más importante: ¡no te enrolles! Clic para tuitear

#4. ¿Cómo hacer crecer rápido el número de suscriptores en tu lista de correo?

Y llegamos al último punto clave. Sin suscriptores no hay email marketing, ni hay futuros clientes para tus productos o servicios.

Antes de entrar en diversas estrategias, me reitero en la idea más importante a la hora conseguir suscriptores: la clave está en la oferta. Si quieres que tu lista de suscriptores engorde sin fin presenta una propuesta de valor atractiva a tus lectores.

Aclarado eso, vamos ya a por técnicas más concretas.

1. Formularios claros y visibles

Este punto ya lo abordamos en profundidad en este post. Olvídate de la idea de que «si el lector quiere darse de alta buscará el formulario por la web». Eso es una chorrada. Al usuario hay que ponérselo fácil y cuanto más, mejor.

Fíjate en estos ejemplos.

Formulario en la página de inicio

email marketing software
Ejemplo de inteligenciaviajera.com

Lo primero que ve un lector cuando entra en el blog de Antonio G. es la posibilidad de descargarse su guía. Alto y claro.

Lo mismo ocurre en mi blog y en el de la mayoría de gente que tiene una lista con 4, 5 o 6 cifras. Date un paseo por la blogosfera y lo verás.

Sobre mí

marketing email
Ejemplo en infoemprendedora.com

La página de «Sobre mí» es un sitio estupendo para colocar un formulario. Esta página es de la más importantes de un blog porque a la gente le gusta saber quién hay detrás de la pantalla.

En los contenidos

herramientas email marketing
Ejemplo en rafalabrador.com

Insertar el formulario dentro del texto del post es también muy efectivo. Esto funciona especialmente bien si el contenido del lead magnet tiene relación con la temática del post.

Por ejemplo, en mis posts verás muchos formularios dentro del contenido (content upgrades) relacionados con lo que voy hablando.

2. Lead magnet

Una de las mejores estrategias para ganar suscriptores es crear un lead magnet. Pero este ebook o curso de regalo que ofreces a tus lectores no puede ser «cualquier cosa», para que sea efectivo debe cumplir con 3 características:

  • Necesidad emocional: tiene que abordar un problema muy sensible para tu audiencia.
  • Consumo rápido: no hay que escribir enciclopedias. Corto y efectivo.
  • Beneficios concretos: y a poder ser que los vaya a disfrutar a corto plazo. Se trata de que tus lectores vean que trabajando contigo avanzando rápido hacia sus objetivos.

A medida que tu negocio crezca puedes ir creando distintos lead magnets. Eso sí, recuerda que deben ir alineados con tus productos o servicios.

¿Quieres saber más sobre cómo crear tu lead magnet? Lee este post.

3. Thrive Leads: pop-up especializado

No se trata de ser pesado ni de que tus lectores tengan que estar cerrando pestañas a cada minuto. La clave para que un pop-up funcione es que esté personalizado según el comportamiento del usuario.

Y para eso no hay rival, el mejor plugin que conozco es Thrive Leads .

Crea tu pop-up hoy y olvídate de los prejuicios contra esta herramienta.

4. Squeeze page

Una squeeze page es una landing page especial para captar suscriptores. No te asuste,s que hace ya tiempo que no necesitas ser diseñador para crear páginas de venta de forma sencilla. Con el sistema de plantillas prediseñadas de Thrive Architect puedes tener una squeeze page en menos de 15 minutos.

¿Cómo puedes usar esta landing page especial?

  • Aprovecha para insertarla en los perfiles de tus redes sociales. Echa un ojo a cómo la incorporo yo en mi perfil de TwitterFacebook.
  • Enlaza desde guest posts.
  • Ponla cuando realices un webinar.
  • En ponencias.
  • Etc.

La idea es que la uses en cada acción estratégica de tu negocio.

5. Facebook Ads

Sí, la publicidad PPC de Facebook es maravillosa porque te permite hipersegmentar al público que te diriges y no es especialmente cara. Ofrece tu lead magnet en el anuncio y enlaza con tu squeeze page.

Si quieres saber cómo puedes empezar a usarla, echa un ojo a estos 2 posts:

Sí, esta opción no es gratuita, pero piensa en el retorno de la inversión que tiene el email marketing. Por cada euro que inviertas ganarás 35.

6. Extra track

En este vídeo que tienes a continuación te explico cuáles son las mejores técnicas que conozco para captar suscriptores. Algunas ya las he explicado aquí, pero hay varias que no.

Dale al play si quieres seguir aumentando tu lista.

https://www.youtube.com/watch?v=IzeFN7hBcSI

Ya tienes todo lo que necesitas, ¿cuánto vas a esperar para arrancar?

En este post te he explicado todo lo que tienes que tener en cuenta para que crear una estrategia de email marketing que te permita hacer crecer tu negocio y ganar dinero por internet. Pero como sé que ahora tendrás un exceso de información en tu cabeza quiero que hagas lo siguiente:

  1. Guarda esta página en favoritos (es posible que necesites consultarla más adelante).
  2. Si empiezas de cero, saca una libreta y contesta a las 5 Ws de tu email marketing: ¿quién? ¿Por qué? ¿Qué? ¿Cuándo? ¿Cómo?
  3. Si ya mandas emails, verifica tus medidas antispam.
  4. Redacta una secuencia 3 emails que puedas automatizar con un autoresponder.

El email marketing engancha. Cuando sigas todos estos pasos, empieces a ver resultados y los suscriptores te agradezcan genuinamente todo lo que les envías… serás otro adicto más al email marketing.

Ponte desde ya a trabajar, tus futuros clientes te están esperando.

¡A mandar emails!

Fotografía: Email concept with laptop ang girl hands (Shutterstock)

Acerca del autor de esta entrada,

Franck Scipion

Acerca del autor de esta entrada,

Franck Scipion

¿Harto de nunca saber que pasos dar?

Reserva ya tu sesión 1 a 1 «Claridad Total» y saldrás con un plan de acción cristalino para llegar a tus metas a 12 meses vista. Si vas en serio y valoras tu tiempo, esta sesión es para ti.

¿Harto de nunca saber que pasos dar?

Reserva ya tu sesión 1 a 1 «Claridad Total» y saldrás con un plan de acción cristalino para llegar a tus metas a 12 meses vista. Si vas en serio y valoras tu tiempo, esta sesión es para ti.

¿Te gustaría transformar tu talento en un negocio digital y conseguir tus primeros clientes en 60 días?