Cómo vender por Internet en 5 pasos

¡Puntúa este artículo!
(Votos: 5 Promedio: 5)

La globalización, los avances tecnológicos, la pandemia y algunos factores más han conseguido convencer a los todavía reticentes de que vender en Internet es posible y que puede generar muchos beneficios.

Pero te voy a abrir los ojos.

Para vender en Internet no tienes que ahorrar miles de euros para poder invertir en montar un ecommerce, ni tampoco se trata de algo tan sencillo como montar una web y empezar a facturar miles de euros desde el primer día.

Hay que ser realistas. Vender en Internet exige trabajar duro, pero ofrece muchas oportunidades.

Te explico todo lo que debes saber para poder montar tu propio negocio en la red.

Vender en Internet no tiene nada que ver con el mundo offline

Seguro que te han asaltado preguntas, como:

  • ¿Cómo vender por Internet invirtiendo poco y sobre seguro?
  • ¿Qué vender por Internet para conseguir ingresos estables y a largo plazo?
  • ¿Cómo puedo vender productos online de una forma rápida y mantener clientes a largo plazo?
  • ¿Cómo puedo crear un proceso de venta por Internet que no dependa al 100% de mi persona?
  • ¿Cuáles son las claves para vender online?

No actúes demasiado rápido, por impulso. Lo primero que te recomiendo es consolidar tus bases y luego definir un plan de actuaciones.

Lo importante de verdad es que des el paso algún día.

¿Qué vender por Internet?

Existen varios tipos de negocios en Internet. La pregunta clave es: ¿cómo elegir el modelo adecuado para ti?

Si no vienes del mundo de la publicidad, no escuches a las sirenas que te dicen que en Internet todo debe ser gratis y debes poner publicidad a tus contenidos.

La publicidad no es un buen modelo de negocio para un freelance o una micropyme. No es el «dios» de la venta por Internet.

Volvamos a los fundamentos de tu actividad empresarial: comprar y vender por Internet productos físicos (comercio electrónico) o vender servicios profesionales, la base de los negocios más rentables.

Si vendes servicios a empresas, existen varios modelos de negocio en internet para profesionales en solitario. Elige el tuyo y no pierdas de vista que los proyectos se suelen consolidar más rápido si mezclas varios modelos distintos:

  • Vender servicios profesionales
  • Dar clases presenciales
  • Vender productos online como un ebook y/o cursos online
  • Vender productos online artesanales a través de una tienda online
  • Recomendar servicios de terceros

Por otro lado, si vendes productos online, dime de qué te va a servir la publicidad.

Tendrás que aprender a crear una tienda online, generar visitas, etc. Es un trabajo difícil, pero si trasladas todo desde una tienda offline será más fácil.

No tienes que inventar nada. Solo adaptar tu actividad de toda la vida a un canal diferente.

De eso se trata cuando se habla de vender en Internet. Al menos, de eso hablaré yo en esta sección del blog.

Servicios

Los servicios tradicionales han conquistado su espacio también en el formato online. Servicios de toda la vida, como el diseño, la redacción, traducción, escritura, y un largo etcétera se pueden adaptar fácilmente al modelo de venta por Internet.

Con ellos, también los de diferente tipo de coaching, desde las relacionadas con el aspecto empresarial, hasta las más ligadas al bienestar y la salud.

Y también los servicios relacionados con aplicaciones SaaS, el Software as a Service, dirigido a clientes finales y que solo requiere de una conexión a Internet y en muchos casos se accede a las aplicaciones por el navegador web.

En estos modelos el paso tradicional del formato analógico a la venta por internet se ha basado en cambiar horas trabajo por horas.

Aunque muchos profesionales ya se han dado cuenta de que este modelo de venta termina no siendo escalable y toca con un techo, el de las horas máximas que se pueden trabajar al día.

Por eso, los emprendedores online más experimentados o avispados ya se han puesto las pilas en este aspecto y venden sus servicios paquetizados, como productos. Te lo cuento en el tercer punto.

Productos

El ecommerce o comercio electrónico se encuentra entre los modelos que más han crecido en los últimos años. Y ni que decir tiene que con la llegada de la pandemia ha explotado exponencialmente.

Este modelo de negocio de venta online se basa en productos físicos, productos que tienes que entregar a un cliente final.

La clave está en desarrollar la capacidad de gestionar, almacenar y entregar los productos al cliente final ofreciendo un servicio seguro y ágil.

Si bien en los comienzos del ecommerce solo los especialistas en este tipo de actividad podían hacer frente a la inversión y gran desarrollo que exigía esta, esto ha cambiado.

Hoy día es relativamente sencillo montar un ecommerce, gracias a herramientas como Shopify, que te facilitan mucho esta tarea.

Pero es que todavía hay más.

Existe un modelo de venta online de productos que ya ni siquiera requiere que antes de vender tengas que comprar y almacenar tú esos productos. Se trata del dropshipping.

El dropshipping consiste en crear una tienda online con productos de un tercero, gestionar los cobros y de que el fabricante envíe el producto al cliente.

Infoproductos

Como te decía más arriba, vender tus servicios por internet a cambio de una tarifa por hora genera un techo que no podrás romper, por mucho éxito que tengas.

Me atrevo a asegurarte, además, que ese éxito te causará angustia. ¿Por qué? Porque cada vez tendrás más clientes y eso está muy bien.

Pero no tendrás tiempo para atenderlos a todos o no podrás admitir todas las propuestas. Cada vez trabajarás más horas y te convertirás en tu propio esclavo.

Y esa no es la solución.

Entonces, ¿cuál es? La respuesta es la creación y venta de infoproductos.

Se trata de plasmar tu conocimiento y experiencia en un producto, que puede tomar forma de diferentes maneras, como cursos, ebooks, trainings…

Y vender ese producto por internet: el mismo producto a n personas diferentes. El mismo esfuerzo dedicado a todo el mercado.

Productos que estarán a la venta para todo el mundo, todos los días y a todas horas.

Te tienes que preocupar de ofrecer un producto de calidad primero; y segundo, de montar un sistema de venta online que funcione de forma ágil y segura.

Y se convertirá en una forma de conseguir ingresos recurrentes de forma automática.

Cómo vender por Internet

Una vez analizado qué puedes vender por internet quizá ya te hayas decidido por un modelo. Avancemos un poco más y veamos ahora cómo puedes conseguir ese sueño de vender por internet y conseguir ingresos.

1. Identificar un mercado de verdad

Para vender en Internet debes identificar a un colectivo con un problema concreto doloroso. Es decir, personas que tienen una necesidad concreta, un problema importante y molesto que quieren solucionar.

Y, para ello, están dispuestos a actuar en los próximos días.

Por lo tanto, se trata de elegir un nicho de mercado que tenga muchas personas dentro para poder venderles algo y mantener un volumen de ingresos estable.

Una vez que lo tengas claro, debes tratar de aprender todo lo que puedas sobre sus necesidades. No importa qué vendes por Internet, sino qué es lo que sabes sobre lo que vendes.

Es la base de todo y parece obvio, ¿verdad?

Pues no lo es.

Si supieras la gran cantidad de emprendedores que se han aventurado a montar su negocio enamorados de su producto sin haber verificado que hay un mercado para ello. El 99% fracasan y se gastan un pastón.

No lo hagas porque no vas a vender nada.

Si no vendes hoy en Internet seguramente es porque no estás enfocado en ofrecer la resolución a un problema real y probado. Es más, si no tienes competidores, lo más probable es que no haya mercado.

Una pequeña empresa o un emprendedor en solitario no tiene capacidad para crear mercado. Sé práctico. Entra en donde se haya demostrado que sí hay mercado y trata de hacerlo con un ángulo diferenciador y novedoso.

Vender en Internet presupone vender en el mundo real. Esto no cambia.

Antes de seguir adelante, es importante que entiendas cuáles son los factores clave de éxito para la venta online y cómo implementar el modelo del embudo en tu proyecto empresarial.

Recuerda, no importa tanto qué vender en Internet, sino a quién le vendes. Encuentra antes una necesidad y después crea el producto o servicio y no al revés.

Ofrece una solución a un problema real y concreto.

2. Desarrollar una relación de confianza con tus potenciales clientes

Ya sabes en qué te vas a enfocar, qué vas a vender. Bien, el siguiente paso es decidir y montar tu centro de operaciones, el espacio desde donde vender.

En Internet, tu sitio web es tu cuartel general. Es tu espacio digital, el lugar desde donde conseguirás visibilidad, te posicionarás en tu mercado y, finalmente, venderás.

Sin una web es muy difícil posicionarse y comenzar a vender Internet.

Da igual que te quieras posicionar en el nicho de las tiendas online, en el del copywriting o en el de la venta de cafeteras. Sí o sí, tendrás que trabajar tu marca personal y posicionarte en tu nicho de mercado, con una voz distinta.

¿Y cómo se consigue esto? Con contenidos que aporten valor, demuestren que sabes de lo que hablas y despiertes confianza entre tu público.

Necesitarás una web, un blog con un buen número de artículos y mil cosas más para hacer que tus futuros clientes confíen en ti.

El secreto está en transmitir tu saber hacer y tu pasión para conectar con la gente. Métete en tu marketing mix para diferenciar tu propuesta de la competencia y lograr una ventaja competitiva.

Como ves, no es momento de vender aún. Se trata de atraer tráfico cualificado hacia tu blog aportando valor.

Es el proceso anterior a la venta por Internet. Muchas personas se precipitan.

3. Demostrar tu autoridad en tu nicho

El paso siguiente tampoco afecta directamente a tu capacidad de vender en Internet. Ahora vas a tratar de separar la paja del trigo y captar a los lectores más interesados de tu blog en una lista de correo.

A través de tu blog debes crear un sistema de captación de leads, de contactos de tu nicho. Posibles clientes a los que ya estás mostrando con tus contenidos que les puedes ayudar.

En este punto es el momento de ponerlo en práctica y desarrollar acciones directas con las que logres posicionarte como una autoridad entre esas personas.

Mi recomendación es que regales un curso gratis de 5 a 7 días mediante un sistema de autoresponder para demostrar tus competencias y tu profesionalismo. No anuncies: demuestra.

Cada día, en tu curso, tu objetivo es demostrar a tus alumnos cuánto sabes de sus problemas y dar pautas para que ellos mismos los puedan resolver.

Haciendo esto estás preparando el terreno para tus ventas, ya que cada día que pasa levantas posibles objeciones de posibles nuevos clientes. Como ves, vender en Internet sigue un ritmo bastante lento.

Vender no entiende de prisas. Es más, si pareces necesitado, tus posibles clientes te darán la espalda. Quieren lo mejor para su negocio y a los mejores nunca les urge cerrar tratos.

4. Presentar tu oferta o la oferta de un tercero

Ha llegado el momento: puedes presentar tu oferta. Porque tienes algo para vender, ¿verdad? Ahora sí que importa el qué vender en Internet y no solo el cómo hacerlo.

Para vender tienes que tener algo para vender. Otra obviedad, pero el 99% de los bloggers no tienen nada que vender en sus blogs.

Si no tienes productos propios ni vendes servicios profesionales, puedes tratar de promocionar productos de terceros, mediante técnicas de marketing de afiliación.

En cualquier caso, llegado a este punto, tendrás que enfocarte en mejorar las conversiones de tu blog.

Ya no necesitas más visitas ni conseguir posicionarte mejor en Google. Necesitas comenzar a hacer que el número de visitas que compran tu producto o servicio suba.

Has mostrado que puedes ayudar a ese nicho y ahora vas a ofrecer productos concretos, alineados con tu actividad y tu audiencia.

Y si hay algo que suele costar en este paso, suele ser ponerle precio a ese infoproducto o servicio que vendes. Para hacerlo te recomiendo leer mi post sobre el ABC del pricing.

5. Automatizar tus procesos de venta

Para que puedas conseguir ingresos recurrentes debes automatizar el proceso de captación y venta.

La máxima expresión de la venta por Internet no se basa en que estés al otro lado de la pantalla, vendiendo tus productos uno a uno. Obviamente, no.

Se trata de montar una rueda de venta continua, automatizada y que no para en ningún momento.

Así que el último paso para ganar dinero con una plataforma online es trabajar los siguientes aspectos:

  1. Nutrir tu embudo de nuevas visitas cualificadas: consigue nuevas fuentes de tráfico cualificadas a través de guest posts, publicidad en Facebook Ads o con un calendario editorial hiper específico.
  2. Sistematizar las altas a tu lista de correo: utiliza Mailchimp o cualquier software adecuado de email marketing para que el autoresponder haga el «trabajo sucio».
    No debes de estar luchando por estas altas, deben conseguirse de forma natural con acciones como las mencionadas en el punto anterior.
  3. Mejorar tu página de venta: la tasa de conversión debe ser tu obsesión para conseguir ventas por Internet. Recuerda: no necesitas más visitas, necesitas más clientes y eso pasa por aumentar esta tasa.
  4. Añadir servicios avanzados para facturar más a tu cartera existente de clientes: haz que tu embudo de ventas siga generando más valor. Si creaste un ebook de pago que deriva a un curso de pago crea algo más avanzado (consultoría, programa formativo, …) para seguir aumentando tus ingresos.
  5. Montar tu propia red de afiliados: este es el mejor paso para crecer con riesgo cero y casi sin inversión. Si logras apalancar la venta de tus productos con una red de afiliados habrás dado un paso de gigante para pasar de un esquema de autoempleo a un sistema automatizado digno de un gran pequeño negocio en internet.

Estos cinco puntos son la clave que puede hacer que pases de vender algo pequeño en Internet a tener un sistema de negocio avanzado.

Ya no tendrás que estar pendiente de todo, otros venderán por ti y tu sistema no dependerá al 100% de tu persona.

Consejos para vender por Internet

Y para terminar con este completo artículo sobre las bases de cómo vender en Internet, te dejo una serie de consejos.

  1. Vende desde el día 1: si montas un blog, ¡vende desde el primer día! No temas poner un botón de «contrátame», una página de venta de un producto con el precio del mismo o diferentes cosas en tu serie de artículos para generar ventas.
  2. Pero no tengas prisa: si no vendes nada en el primer mes… ¡tranquilo! Poco a poco. A medida que vayas teniendo más artículos, comentarios, gente diciéndote «¡gracias por lo que me aportas!». Verás como esas ventas llegarán.
  3. No intentes crear la mejor web o tienda del mundo: hay que salir al mercado con algo que te dé vergüenza, así de claro y da igual que sea una tienda o un blog. Si intentas tener la web mejor diseñada, muchas tonterías gráficas y detallitos… no la sacarás nunca y no podrás comprar y vender por Internet en la vida.
  4. La confianza lo es todo: el secreto para saber cómo vender online no es otro que ganarte la confianza de tus clientes. Si confían en ti te comprarán hoy, mañana y dentro de tres años. Cuida a tus clientes y recuerda que siempre es más fácil vender a alguien que ya te ha comprado algo.
  5. Prepárate para los comentarios negativos: si vendes algo, siempre habrá alguien que diga muchas tonterías y cosas que te critican. Tranquilo, esto es así. Mientras no sean el 50% de la gente que te compra, debe darte igual lo que uno u otro dice de tu curso o producto.
  6. No tengas una mentalidad de escasez: te va a limitar muy rápido. Puedo entender, al haber iniciado tu negocio sin dinero, que desees apalancar tu tiempo. Pero si no inviertes dinero en tu negocio, todo será más lento y frustrante, y de alguna forma no afianzas tu compromiso de transformarte en un emprendedor digital con la cartera también. Invierte todo lo que puedas en formación para tu propio crecimiento, y no te olvides que la publicidad online es un acelerador potente

¿Qué me dices ahora? Si estás dispuesto a vender por internet ya, te dejo dos últimos apuntes:

Ahora te toca a ti. ¿Qué vas a hacer?

Te recomiendo que empieces por aquí.

34297

Rellena los siguientes datos para apuntarte a la lista de espera:

34298
34297

Rellena los siguientes datos para que pueda enviarte tu regalo:

34298

EL MÉTODO PARA TRANSFORMAR TUS CONOCIMIENTOS EN UN GRAN NEGOCIO ONLINE

1# Encuentra tu Gran Idea

3# Consigue tus Primeros Clientes en cuestión de semanas

2# Monta tu Oferta Mínima Viable

34207

¿Quieres reinventarte en el mundo digital?

Es hora de emprender online y conseguir:

Despedir a tu jefe y cambiar de vida.

Una idea que funcione en la nube.

Liberarte del miedo a dar el paso.

La hoja de ruta y el método para emprender

Apúntate al training gratuito

Transforma tu talento, pasión o conocimientos en un negocio online rentable que ayude a la gente y te permita trabajar con libertad para conciliar mejor tu tiempo con los tuyos.

Reinvención Knowmada

34297

Rellena los siguientes datos para que pueda enviarte tu regalo:

34298