¿Cómo elegir palabras clave para enamorar a los usuarios de Google?

Es imposible plantear una serie sobre SEO sin hablar de cómo elegir palabras clave, con qué criterios y por qué. No sería muy serio, en efecto.

Si no eliges bien tus palabras clave la optimización on page es inútil, así como la búsqueda de enlaces entrantes. Estarás haciendo un trabajo para nada.

Si además tienes una tienda online, posiblemente no venderás nada.

Así que, sí, elegir bien tus palabras claves es importante. Vital para algunos.

Por experiencia te digo que la mala selección de palabras clave es una de las razones que hacen por ejemplo que:

  • No se consigan visitas.
  • Solo se consigan visitas no cualificadas, que no interactúan con el blog o la web.
  • No se consiga atraer a compradores.

Antes de entrar en el detalle y la metodología para elegir palabras clave inteligentes, vamos a repasar en esta entrada los fundamentos del arte de las búsquedas:

  • Qué impacto tienen las palabras clave sobre tu blog.
  • Cómo se suele buscar en Google.

¿Qué estrategia de palabras clave elegir para tu blog?

Antes de elegir palabras clave debes saber que existen dos tipos de palabras clave:

  1. Las que forman la columna vertebral de tu blog.
  2. Las que sirven para optimizar cada una de las páginas que hay en tu blog.

Para esto dispones de dos armas distintas:

  1. La arquitectura de contenidos de tu blog, que impacta todas las páginas del blog.
  2. Tus entradas y páginas, cada una de ella es un elemento que debería tener una misión clara: estar en la primera página de Google e idealmente en los tres primeros puestos.

El abordaje de estos dos temas – o si prefieres la forma de usar estas dos armas – es muy distinto:

  1. Algo que no vas a cambiar a menudo y que te va a costar trabajo posicionar bien en Google.
  2. Algo que implica un trabajo en cada post, que requiere por esencia unas técnicas productivas. No puedes perder 8 horas en estudiar las palabras clave de una entrada. Parece obvio, ¿verdad?

Una hoja de ruta muy sencilla

Se trata de mantener en equilibrio un conjunto altamente inestable, una lucha entre largo y corto plazo. Por esa razón, la estrategia que te recomiendo seguir se resume en cuatro puntos:

  1. Huye de las palabras clave de un solo término: demasiadas competitivas y no convierten bien.
  2. Elige una palabra clave principal de dos términos por la que quieres posicionarte a largo plazo. Esta palabra debe estar asociada o bien relacionada con el mismo nombre de tu dominio.
  3. Completa esta palabra clave principal con 3 a 7 palabras claves secundarias de 2 a 3 términos que sean todas muy relevantes y semánticamente cercanas a tu palabra principal por la que quieres posicionarte a medio plazo. Se corresponden a tus categorías en el blog y los elementos de la navegación principal.
  4. Optimiza cada una de tus entradas con palabras clave de 3 a 5 términos para lograr visibilidad a corto plazo.

Ahora bien, ya que tienes una hoja de ruta, vamos a trata de pensar un poco antes de elegir palabras clave.

Las palabras clave son el ADN de tu estrategia de marketing en Google

Es  fundamental arrancar con una investigación sobre las palabras clave, valiéndonos de herramientas que nos darán información esencial para poder elegir las palabras clave más interesantes.

Esto es así porque herramientas como Google Adwords Keywords Tool nos proporcionan estadísticas fabulosas, pero que en realidad no nos dicen cuál es la intención real de esas búsquedas.

Pero antes de que nos metamos en los criterios de selección de una buena palabra clave, es mejor detenerse un rato en la forma en que la gente realiza sus búsquedas, para así entender luego cómo segmentar y organizar nuestras palabras clave para lograr una mayor efectividad de tu trabajo de posicionamiento en buscadores.

¿Cómo suele buscar la gente?

Las costumbres cambian y la forma en que la gente usa los buscadores también. No hace demasiado tiempo, la gente prefería buscar ingresando solo una palabra. Con el tiempo, esa modalidad fue cambiando, cuando los usuarios fueron dándose cuenta de que al ingresar algo más de información en los buscadores se obtenía información más precisa y acorde a lo que se pretendía lograr.

Suena obvio, pero cuando más precisa es la frase ingresada en el buscador, mucho más adecuados serán los resultados que se pretenden hallar. Se habla de relevancia.

Y en este sentido, diversos estudios han concluido en que por lo general las búsquedas que incluyen entre cuatro y cinco palabras arrojan resultados más precisos que frases de dos palabras. Los usuarios lo han aprendido.

Para ti, dueño de un blog, debe estar claro también que este tipo de palabras clave tiene mucha menor competencia y con ellas es fácil ganar posicionamiento, pero en contrapartida tendrán menos volumen de tráfico.

La gente tiene problemas o dudas

Por esa misma razón se usan los buscadores. Quieren respuestas fiables, completas, honestas.

Si eres vendedor y que tienes un producto, sueles pensar en ti y tus productos. Vas a verificar si eres nº1 para el termino de búsqueda de la marca de tu producto. Y seguramente lo serás. Pero…

¡Nadie buscas soluciones!

La gente ingresa términos de búsquedas que corresponden a sus problemas y dudas.

Un ejemplo concreto:

  • Nadie busca «aspirinas».
  • La gente busca «me duele la cabeza» o «tengo migrañas».

Si tienes solución a estos problemas, es ahí donde deberías tratar de posicionar tu negocio en Google. Creo que el ejemplo habla de por sí solo.

Sobre el ciclo de compras y las palabras clave

No hay dos usuarios iguales al momento de iniciar un proceso de búsqueda. Cada uno tendrá sus necesidades y sus objetivos cuando se lanzan a poner una frase en el buscador. Habrá infinidad de búsquedas con el solo propósito de encontrar algo del tipo “cuántos partidos como visitante ganó el Atlético de Madrid durante la disputa de la última Copa del Rey”. Y seguramente habrá algún sitio deportivo capaz de responder a semejante precisión de pregunta.

Pero habrá otras búsquedas con un objetivo más sencillo: comprar el producto que mejor se adapte a mis necesidades y deseos.

Que el objetivo sea sencillo no significa que el proceso para lograrlo lo sea.

¿Cómo piensan los compradores?

En general, la mayoría de los usuarios atravesarán al menos algunas de las partes del siguiente proceso:

  1. Posible interés: comenzará su búsqueda con un criterio abierto, usando una o dos palabras clave.
  2. Reunir información.
  3. Investigar alternativas: un momento clave donde la prueba social (opiniones de terceros) es clave.
  4. Comparar precios.
  5. Comprar.

A medida que el usuario va avanzando hacia las etapas, el proceso implicará búsquedas con frases cada vez más específicas. Cada cambio en la frase de búsqueda reportará información cada vez más cercana al objetivo que busca, agregando más información.

La mayoría de los usuarios atraviesan este camino sin siquiera habérselo propuesto, pero en ese proceso van dejando las estaciones iniciales, aprendiendo más sobre lo que están buscando y apuntando a búsquedas más precisas. Y quizás al atravesar esas etapas irán descartando productos que hasta hace solo minutos pensaban que eran lo que mejor les venía.

Un ejemplo práctico:

  1. Fotografía digital.
  2. Cámaras digitales.
  3. Modelos de cámaras digitales Canon.
  4. Precio de la cámara digital Canon EOS 55.
  5. Dónde comprar una cámara digital Canon EOS 55.

¿Cómo piensan los fabricantes?

La mayoría de las empresas mueren por estar bien posicionadas en los niveles de búsqueda de interés general porque ahí es donde está el mayor tráfico. Pero tal vez estén cometiendo un error, porque por lo general los usuarios usarán la info de esos sitios como un trampolín hacia otros que coincidan de modo más específico con sus búsquedas.

Aún así, no hay por qué despreciar un buen posicionamiento en estas búsquedas más abiertas, ya que redundarán en una buena consolidación de la marca y en tráfico hacia tu sitio, pero las conversiones, es decir, visitantes convertidos en clientes, en realidad provienen de búsquedas con términos más específicos.

Conocer tu audiencia también es fundamental para Google

Una vez que hayas entendido cómo es que avanza el usuario a través del ciclo de la compra, entonces sí podrás procesar la información acerca de las keywords que fueron utilizadas en la búsqueda.

Esa información que logres procesar tal vez sea crucial para determinar cómo desarrollar la linea editorial de tu blog.

¿Quién es tu lector?

Cuanto más sepas acerca de cuál es tu público objetivo, en mejor situación te encontrarás para cumplir sus necesidades. Por ejemplo, las palabras clave utilizadas por la gente de negocio, serán normalmente diferentes a las que utilizan los estudiantes o los aficionados dentro de un mismo mercado. Los expertos usan una jerga muy distinta del resto de los mortales, justamente por eso, quieren aparecer como distintos.

Te dejo un ejemplo claro:

  • Un cardiólogo buscará por «SCA con (o sin) elevación del segmento ST» para ver el protocolo de actuación o confirmación de un dato de un estudio reciente.
  • Una familiar buscará información sobre «infarto» o «ataque al corazón» para saber más sobre lo que le pasó a su papá o a su mamá.

Sobre la intencionalidad de la búsqueda

Las palabras clave te podrán reflejar qué es lo que resulta importante para la persona que busca.

Quizás al fanático del Atleti le basta con saber el número de partidos ganados, pero al coleccionista de camisetas buscará quien le puede vender la camiseta firmada por el goleador del equipo.

Sobre las necesidades

Por último, las palabras clave te dirán cuáles son las necesidades que el usuario está buscando satisfacer.

Un community manager buscará saber más sobre tácticas en Twitter o Facebook, cuando a un social media strategist le interesa más el ROI o retorno que consigue esta actividad en el marco global de negocio de una empresa.

Ambos perfiles pueden hacer búsquedas que contengan «…Facebook…» y «…Twitter…», pero seguramente, las palabras clave finalmente elegidas por los dos perfiles serán muy distinta.

Buscar es un proceso vivo y errático

Mala noticia, me temo, querido amigo. La búsqueda de palabras clave no es siempre un proceso lineal, ni se termina en un solo acto. Es muy frecuente que el usuario avance sobre una búsqueda y luego vuelva sobre sus pasos; incorpore nueva información y salte casi caprichosamente a otra vía. Lo deja un para de días y vuelve a retomar el tema.

Por eso es que el mejor consejo como dueño de un blog, es que te mantengas actualizado en tu búsqueda de palabras clave, confrontando unas con otras, leyendo estadísticas, adaptando tu oferta a la información que obtienes y tratando de interpretar los patrones de conducta de tus potenciales clientes.

Creo que antes de ir afinando cómo elegir palabras clave relevantes y eficaces para tu blog, era muy necesario dedicarle algo de tiempo a que entiendas cómo se busca y con qué intención. Y también ver el impacto que pueden tener estas mismas palabras clave en tu blog. Es lo que hemos visto hoy.

La semana que viene te explicaré cómo clasificar tus palabras clave según el potencial que pueden tener para tus activos digitales.

¿Preguntas? Te espero en lo comentarios

Acerca del autor de esta entrada,

Franck Scipion

Acerca del autor de esta entrada,

Franck Scipion

¿Harto de nunca saber que pasos dar?

Reserva ya tu sesión 1 a 1 «Claridad Total» y saldrás con un plan de acción cristalino para llegar a tus metas a 12 meses vista. Si vas en serio y valoras tu tiempo, esta sesión es para ti.

¿Harto de nunca saber que pasos dar?

Reserva ya tu sesión 1 a 1 «Claridad Total» y saldrás con un plan de acción cristalino para llegar a tus metas a 12 meses vista. Si vas en serio y valoras tu tiempo, esta sesión es para ti.

¿Te gustaría transformar tu talento en un negocio digital y conseguir tus primeros clientes en 60 días?