3 pasos para trabajar como consultor desde casa

Trabajar como consultor desde casa

¿Quieres trabajar como consultor pero no sabes muy bien cómo enfocar tu carrera para poder iniciar esta actividad?

Tras 10 años de experiencia, me alegro de poder compartirla contigo.

Te cuento mi propio recorrido personal como consultor y cómo plantearía hoy este inicio de carrera como consultor.

¿Qué es un consultor?

Vamos a empezar con las bases. Primero, ¿qué es un consultor?

Yo no sé muy bien por qué tienes esta idea de trabajar como consultor, quizás te atrae lo que es el estilo de vida de los consultores, pero debes saber que existen muchos tipos de consultores completamente distintos.

La visión 1.0, un poco algo obsoleta para mí, esos consultores eran gente que trabaja para grandes corporaciones que pasaban mucho tiempo en aviones y que están trabajando 80 horas a la semana como locos, gente super ambiciosa que quieren hacer una carrera.

Si bien es cierto que existen este tipo de consultores, el mundo de la consultoría te ofrece muchas más alternativas.

Aunque me veáis aquí con una camiseta un poco tropical para ser la de un consultor, yo me siento profundamente como consultor. Hay varias vertientes de esta profesión que vas a poder tocar en función de tus aspiraciones.

Definición de consultor

Un consultor es alguien que tiene la capacidad de analizar los problemas de una empresa o una persona, y ser capaz de ayudarle a resolver sus problemas.

Qué es un consultor

Tipos de consultoría

Los tipos de consultoría pueden ser variados. Hay consultorías únicamente estratégicas, de análisis de problemas y resolución de estos problemas, pero no trabajan con la implementación.

Esto se llama consultoría estratégica o consultoría de negocio.

Y luego tenemos otros tipos de consultores, más tecnológicos, que trabajan en los proyectos de implementar estos grandes cambios en las organizaciones.

Entonces, hay un apartado estratégico, hay un apartado de implementación y hay un apartado muy importante, que tiene que ver con el cambio.

Cuando hablamos de gestión de cambio, hablamos de procesos, hablamos de organización, hablamos de personas y hablamos de aprendizajes en general.

El mundo de la consultoría es super amplio.

La especialización como consultor

Para mí un buen consultor debe, en algún momento de su carrera, especializarse. La especialización puede ser de varias índoles.

Puede ser una especialización sectorial, entonces algunos solamente trabajan en el sector financiero.

Algunos se especializan en una función concreta, solamente hacen proyectos estratégicos o trabajan en proyectos de implementación de SAP para algunos módulos muy concretos.

En ambos casos, puedes mezclar los tipos de especialización.

Es difícil cuando quieres trabajar como consultor freelance, decir que puedes trabajar en todos los sectores posibles porque cada uno tiene sus particularidades.

Aunque el método puede ser un método más o menos universal que se puede aplicar en cualquier sector, en la implementación seguramente encontrarás personas que pueden aportar más valor porque tienen conocimiento sectorial más profundo.

Opciones para trabajar como consultor

Quiero hablar ahora de la forma que existe para poder prestar este servicio de consultor.

1. Trabajar para una empresa

La forma estándar es de trabajar para una gran consultora. Es una trabajo por cuenta ajena , en el que tenemos que pasar por procesos de selección, normalmente, muy duros.

Si quieres esa consultoría estratégica, prepárate a tener procesos donde hay muchos candidatos, donde los procesos de selección son algo incómodos.

Te van poner a prueba, te van a hacer preguntas estúpidas para ver como reaccionas y cómo racionalizas y ordenas tus ideas, tu análisis del problema que te plantean.

A veces son preguntas que no tienen solución. Y es tan solo ver cómo reaccionas a estos problemas que están validando.

Buscan personas muy comprometidas con la idea de crecer a nivel profesional. Y personas que tienen la cabeza en su sitio, con una capacidad de razonamiento analítico y la capacidad de adaptarse a muchos entornos distintos.

Es una vía completamente válida. Yo la he explorado, de hecho, he crecido como consultor.

He trabajado cerca de casi diez años como consultor en grandes consultoras y luego en consultoras internas de grandes empresas hasta darme cuenta que estaba trabajando con números que no significaban nada para mí.

Quería volver a conectar con las personas, con lo cual me he transformado en un tipo de consultor distinto.

He dejado de trabajar para grandes corporaciones para trabajar con personas y negocios pequeños, lo cual me ha permitido poner un filtro mucho más humano en mis tareas.

2. Trabajar como freelance

La opción dos sería trabajar como freelance. Es una de las grandes oportunidades que ofrece este trabajo de consultor, la libertad de poder organizar tu agenda como quieres, de seleccionar tus propios clientes y seleccionar los proyectos en los que participas.

Entonces es una opción súper válida.

Hay muchos consultores unipersonales que llevan décadas prestando servicios a clientes y están viviendo dignamente, y algunos, francamente bien.

3. Mezclar

Y otra forma de hacerlo sería haciendo este trabajo de consultoría alrededor de conocimientos muy concretos que tienes.

Dentro de cada consultor, siempre hay un formador.

La tercera opción sería mezclar consultoría con venta de formación, sea cual sea el formato. Es algo que se presta muy bien a este tipo de cosas.

A partir del momento en el que tienes conocimientos valiosos para algunas personas y que sabes llegar a ellas, presentarte y llevarles a una toma de decisión donde quieren trabajar contigo, puedes liderar tu carrera como consultor.

¿Cómo ser consultor?

Si eres un chaval en estos momentos y crees que se te daría bien trabajar como consultor, y te planteas cómo hacerlo, te voy a dar un par de recomendaciones para poder arrancar esta actividad de consultor con ciertas garantías.

Ya sabes que cuando quieres crear tu propio negocio no hay garantía definitiva.

Vamos a tratar de ver las piezas más inteligentes hoy en día para poder arrancar con esta actividad de consultoría.

1. Adquiere competencias digitales

Estamos metidos de lleno -desde hace ya unos cuantos años- en un proceso de transformación digital de la actividad de las grandes empresas, y de las más pequeñas.

Y lo que ha pasado con la pandemia no ha sido nada más que reforzar esta tendencia que es completamente imparable.

Cada vez va a haber más necesidad de gente capaz de acompañar a empresas y personas hacia la digitalización de la actividad comercial, de los negocios y de la vida.

Obviamente, es una oportunidad muy muy grande.

La digitalización implica tecnología, la tecnología implica complejidad, la complejidad genera clientes agobiados que no saben resolver problemas.

Si tú apareces ahí con la solución, es más que probable que ellos te la compren para apagar el dolor y la frustración que sienten al no poder alcanzar sus metas.

Plantéate trabajar en el entorno digital, alrededor de las muchas oportunidades digitales nuevas que puede haber, tanto en el marketing como en la captación de clientes, que es un mercado que nunca va a morir.

Hazlo desde la vertiente 100% digital y desde el lado de la entrega y la reforma de los procesos operativos para pasar de una actividad offline a una actividad cada vez más online.

Aquí también tienes muchos proyectos que tienen que ver con el elearning y la consultoría de procesos muy interesantes.

Entonces, yo elegiría claramente las competencias digitales como uno de los universos bases dónde plantear mi actividad.

2. Define tu target y busca pequeñas empresas

Estamos también viviendo una reestructuración en la composición del mercado.

Las grandes empresas que tenían cuotas increíbles, van a seguir siendo muy poderosas, pero cada vez veo emerger más actores pequeños, que no tienen tantos los recursos pero que sí tienen buen dinero para invertir en un buen servicio de consultoría.

Te animo también a pensar muy bien el target al que te diriges.

Es mucho más fácil empezar tu andadura prestando servicio de consultoría a personas o negocios unipersonales, negocios pequeños que están funcionando pero que tienen escasez de recursos en su organización.

De forma natural, van a acudir a profesionales para completar la estructura fija que tienen.

La consultoría se está democratizando.

Antes era cosa de grandes empresas; ahora estamos viendo una democratización tan profunda que la consultoría es también la transformación en el mundo del coaching.

El coaching no es nada más que la capacidad de hacer consultoría para personas, es como ser un consultor, en este caso en la faceta personal de la vida de la gente.

Aquí podemos estar hablando de consultoría de salud, de sueño, nutricional, y prácticamente cualquier tema. Puedes realmente posicionarte como consultor en muchos nichos de mercado.

Es más fácil empezar con clientes pequeños. En estos momentos, hay literalmente millones de pequeñas empresas que tienen necesidades alrededor del mundo digital y hay escasez de buenos profesionales en el mercado.

3. Especialízate

Esto sí que es un atajo, un hack que te voy a compartir. Si piensas en cosas generalistas como marketing digital, si quieres ser consultor en marketing digital, es probable que necesites invertir 10 años de tu vida para ir aprendiendo de todas las facetas que pueden existir en este mundo digital.

Ser consultor generalista es algo que no parece muy congruente, sobre todo, si eres joven. Mi recomendación, si estás arrancando, es que elijas un problema muy concreto y te hagas especialista de este problema.

Por ejemplo, ser consultor de marketing digital no tiene sentido; en cambio si te especializas en consultor para gimnasios, para gestionar sus campañas en Facebook Ads y generar leads para el gimnasio.

Cualquier negocio local podría valer.

En este caso, solo tienes que dominar un proceso muy concreto.

Estamos hablando de hacer publicidad en una herramienta, Facebook Ads, para un tipo de negocio concreto que tiene un proceso de venta, que se suele hacer a través de un funnel muy sencillo que cuenta con una página de aterrizaje donde captamos datos, y luego la incorporación de un cupón de descuento donde la gente llama luego al negocio para cerrar la venta.

Si además tienes la buena idea de especializar tus campañas a un sector, todo el conocimiento sectorial que vas a poder desarrollar en la gestión de estas campañas, la vas a poder replicar de un cliente a otro.

Cuando la gente me dice: «Frank yo no puede ser consultor porque no sé nada», es falso.

Sabes muchas cosas, lo que pasa es que no has tomado la decisión de especializarte en un problema concreto y a un target concreto.

Esto va a reducir tu nivel de agobio y también el síndrome del impostor que todos llevamos dentro. Si te centras en un problema muy concreto que sabes que puedes dominar muy rápido, formándote y practicando.

No digo que vayas a ser el experto número uno en marketing digital, pero puedes ser un excelente consultor en resolver un problema concreto para un target muy específico.

En todos los mercados de habla hispana, sea en Europa o en América, el grado de consolidación de nuestro mercado, nuestro grado de madurez es muy bajo.

Vamos a tender cada vez en un mercado más especializado, más segmentado y, si te especializas, te enmarcas en esta tendencia de futuro que del mundo digital.

Si tienes esta inquietud de aportar valor a tus clientes, de estar pasando tiempo con ellos, escuchar sus problemas y ayudarles a resolver sus problemas, te animo a seguir con tu empeño de trabajar como consultor.

Me parece una excelente forma de desarrollar tu carrera profesional. Yo la he disfrutado mucho, y la sigo disfrutando ahora desde una perspectiva distinta.

He dejado de prestar servicios a grandes corporaciones.

Estoy trabajando con negocios pequeños y personas, y estoy mucho más pegado a la realidad de estas personas, porque aquí siento más su sufrimiento y su calidez cuando están contentos y me felicitan por el trabajo que hacemos.

Desde luego, el hecho de trabajar como consultor es parte fundamental del bienestar que saco de mi profesión.

En estos momentos disfruto de mi trabajo porque escucho todas las semanas hay personas que me agradecen el trabajo que estamos haciendo y cómo les estamos ayudando a ellos a conseguir llegar a sus propias metas.

Creo que esta es la mejor definición de lo que es un consultor. Un consultor es alguien que es capaz de elevar sus clientes y llevarles a las metas que tienen, sean cuales sean.

Si quieres aprender a crear un negocio sólido como consultor online, apúntate a este webinar gratuito.

Acerca del autor de esta entrada,

Franck Scipion

Acerca del autor de esta entrada,

Franck Scipion

¿Harto de nunca saber que pasos dar?

Reserva ya tu sesión 1 a 1 «Claridad Total» y saldrás con un plan de acción cristalino para llegar a tus metas a 12 meses vista. Si vas en serio y valoras tu tiempo, esta sesión es para ti.

¿Harto de nunca saber que pasos dar?

Reserva ya tu sesión 1 a 1 «Claridad Total» y saldrás con un plan de acción cristalino para llegar a tus metas a 12 meses vista. Si vas en serio y valoras tu tiempo, esta sesión es para ti.

EL MÉTODO PARA CREAR UN NEGOCIO ONLINE RENTABLE Y CONSTRUIR TU GRAN SUEÑO

1# Encuentra tu Gran Idea

3# Consigue tus Primeros Clientes en cuestión de semanas

2# Monta tu Oferta Mínima Viable

34207

¿Quieres reinventarte en el mundo digital?

Es hora de emprender online y conseguir:

Despedir a tu jefe y cambiar de vida

Una idea que funcione en la nube

Liberarte del miedo a dar el paso

La hoja de ruta y el método para emprender