Los secretos de una gran estrategia editorial en un blog

Si vienes siguiendo este blog durante las últimas semanas, habrás notado que intento mantener una frecuencia de publicación alta, con posts de distintos tipos, algunos más a fondo y otros más amenos, cortos. Mi objetivo a corto plazo, a pesar de las vacaciones, está muy claro: generar más tráfico en el blog, siempre buscando un lector que tenga un interes real en los contenidos que ofrezco. Es lo que los expertos en Marketing llaman un tráfico cualificado. Generar tráfico pasa por escribir contenidos superiores, y entregar más valor al lector.

Estos últimos días, he ido revisando los articulos publicados desde el lanzamiento del blog (ya van más de 60 en 4 meses) y al analizar los resultados de este ejercicio – tipo de post, día de publicación, páginas vistas -se me ha ocurido la idea de compartir contigo lo que creo que son los elementos clave de una estrategia editorial de éxito para un blog.

¿Te interesa el tema? Sigue leyendo.

¿Como elegir el tipo de artículos?

Antes de escribir un artículo, primero tengo que elegir entre la paleta de posibles artículos que suelo incluir en este blog -o en cualquier otro-. Básicamente, podríamos hablar de una lista más o menos así:

  1. Cómo hacer / Instructivos
  2. Entrevistas / Casos de estudio
  3. Reporting / Informes de seguimiento
  4. Analítico / Estadístico
  5. Fundamentos: Teórico / Opiniones
  6. Noticias / Novedades
  7. Preguntas a los lectores
  8. Enlaces a recursos de interés
  9. Relatos personales

En mi caso, organizo el contenido bajo esos rótulos, de modo tal de balancear un poco la propuesta e intentar, aún dentro de mi nicho, tener siempre material que le pueda interesar a la mayor cantidad de personas.

Como lector, puede que seas del hemisferio izquierdo del cerebro, y en este caso te interesará más la parte analítica, los números, las causales. Este tipo de lector seguramente disfruta más mis reportes y mis posts analíticos.

Pero también están los «habitués» del hemisferio derecho, lectores más subjetivos, movidos por empatía, con pensamientos más holísticos y abarcativos, y por ende algo más creativos. Pues a ellos les gustarán tal vez mis artículos de teoría, los casos de estudio, los relatos personales más íntimos.

El género de tu lectores es una información muy importante, ya que deberías ir personalizando tu artículos a tu público. Los hombres suelen ser más del hemisferio izquierdo, las mujeres del derecho. Como ves, la idea es dar un poco de todo a los distintos tipos de lectores que pueda tener tu blog.

Por supuesto, esto NO es una regla matemática ni una calculadora. Pero sí estoy seguro de que si me pasara escribiendo siempre artículos con números y estadísticas, no tendría la cantidad de lectores que tengo hoy. Y al revés: si sólo hablara de teorías, o de casos de estudio, pues tal vez me perdería a muchos de ustedes, desencantados por no encontrar estos artículos tan prácticos que les gustan. Pero lo bueno de todo esto, es que los tipos de artículos que apuntan a uno y a otro hemisferio del cerebro, pueden perfectamente actuar de modo complementario y dejar satisfechos a todos. Cuando me decido a sentarme a escribir un post, retomo esa lista y me fijo en mi último artículo para ver a qué hemisferio estaba apuntando. Y así voy intercalando.

Tampoco me vuelvo loco con esto, de hecho, acabo de terminar esta primera revisión editorial a los 4 meses de haber nacido el blog. No es que tenga un rígido calendario que me marca qué día escribiré qué tipo de post para cuál tipo de hemisferio. Simplemente dejo que fluya y en el camino voy tratando de equilibrar usando esta cuestión como criterio de decisión.

Concretando temas

Como te decía anteriormente, cada tipo de post servirá para un propósito diferente. Vamos a ir repasando los objetivos de cada tipo de post, listar unos ejemplos, y dejarte con la etiqueta de estos artículos en mi blog (tag), a modo de referencia que podrías añadir por ejemplo a tus favoritos en Delicious o cualquier otro sistema de favoritos compartidos que puedes usar.

1. Cómo hacer / Instructivos

A todos nos encantan este tipo de artículos. No sólo es un formato fácil de entender, sino también simple de escribir. Hemos entrado en la era de la participación individual y el DIY (Do It Yourself). La gente quiere vivir sus propias experiencias, y hacerlas ellos mismos. Los blogs que se enfocan a preparar tutoriales y guías paso a paso (formación informal) suelen funcionar de maravilla. Este tipo de posts son fundamentales para un blog como el mío.

Ejemplos:

2. Entrevistas / Casos de estudio

El primer objetivo de este tipo de posts es mostrar resultados consumados, en base a una entrevista. En definitiva se los suele usar para validar métodos probadamente funcionando, y además tiene el aliciente de presentar a un blogger, lo cual suele generar más empatía. La entrevista enfoca a resultados obtenidos y cómo se han obtenidos, con el respaldo de alguna explicación o interpretación sobre ellos, de manera tal que cualquiera los pueda entender. Al menos eso intento, añadiendo un último párrafo de «Insights» (conclusiones) a la entrevista (Bottom Line o Para llevar).

3. Reportes mensuales

En estos casos, y tal como lo marca, la esencia de mi blog, se trata de contar y compartir cómo ha evolucionado el blog en el último mes, detallando, mostrando, poniendo al trasluz. Una especie de backstage, entre bambalinas. Y de algún modo, también interpretando un poco lo que ha sucedido y lo que habrá de suceder. Es como mi pequeño Gran Hermano: puedes entrar y descubrir lo que pasa detrás del escenario. Una propuesta indecente difícil de resistir

4. Analítico / Estadístico

En estos posts se escribe con los hechos en la mano, con la realidad. Usando esos datos de la realidad, se recurre a cierto pensamiento lógico para llegar a alguna conclusión sobre algo. Lo bueno de este formato es que los hechos hablan por sí solos, con lo cual no importará si eres experto o principiante; igual te beneficiarás y beneficiarás a tus lectores con este tipo de posts, que pueden resultar muy persuasivos. En ocasiones puede suceder que estos posts se escriban a partir de realidades que la gente ya conoce, pero igual te las podrás arreglar para que el desarrollo sea interesante y cause impacto. Para que lo entiendas mejor, aquí van algunos ejemplos.

5. Fundamentos: Teórico / Opiniones

Te aseguro que este tipo de posts en los cuales lees a un autor que comienza a teorizar acerca de cómo son las cosas, o por qué deberías hacer tal o cual actividad, pueden ser realmente cautivantes. También corres el riesgo de que si el lector tiene otra posición completamente distinta, puede que no te tome demasiado en serio. Por esa razón, es necesario que hayas construido algún tipo de autoridad o liderazgo en tu sector, para poderte permitir teorizar acerca de sus temáticas. Si todavía no la tienes, evita teorizar o ponerte el traje de maestro ciruela. Mejor plantea las cosas en un tono de una opinión personal.

Ejemplos:

6. Noticias / Novedades

Cada tanto no está mal alejarse un poco de los contenidos instructivos/informativos, para poner a tus lectores al tanto de las novedades y noticias de tu blog que les pueden afectar. De cualquier modo, desde mi opinión  no hay que abusar demasiado de esto, y puede que a tus lectores no les interese demasiado. Lo bueno de estos posts, es que si sigues la actualidad, podrás aprovecharte del tiron que pueden tener estos temas.

Un ejemplo para que se entienda: hablar del iPad que te acabas de comprar, hablar de una nueva tarifa plana que acabas de contratar, hablar de cómo adaptas tu ritmo de trabajo con ver los 3 partidos de la Copa del Mundo, etc…

Ejemplos:

7. Encuestas/ Preguntas a los lectores

Las encuestas y demás preguntas a lectores son necesarias en un blog, porque logran que los lectores se sientan partícipes, lo cual es clave para el crecimiento y la expansión del blog. No escribes para ti, sino para tu lector. La mejor forma de saber que quiere tu lector, es de preguntárselo.

Incluso hay que ser sinceros y reconocer que muchas veces el modelo “preguntas a los lectores” suele ser una genial alternativa para esas ocasiones en las que uno no tiene idea de qué escribir, pero desea mantener la frecuencia de publicación. Es fantástico cuando esto funciona, porque motivas a los lectores y provocas que ellos mismos generen contenido para tu blog. Al principio te vas a topar con poca participación, pero en un blog que ya tiene un flujo de tráfico estable, la respuesta puede ser brutal de cara al valor generado. Plantéate unos post colaborativos tipo. Yo uso Twitter de esta forma, y tu como lo usas, y a medida que te entran respuestas en los comentarios, vas actualizando el cuerpo del artículo.

Ejemplos:

8. Coleciones / Promoción de contenidos de terceros

Cada tanto se puede publicar una lista de enlaces que vale la pena recordar o tener en cuenta. A veces menciono artículos anteriores que vuelven a tener incidencia o que por alguna razón quiero citar, o si no también puedo mencionar posts de la blogósfera que leí y me parecieron interesantes. Sobre lo primero, no tengas miedo a resucitar algunos de tus viejos posts, ya que debes tener en cuenta que constantemente se están sumando nuevos lectores que quizás aún no hayan buceado en tus archivos.

Y de paso, al igual que en el anterior caso, pueden ser una alternativa pragmática para aquellas ocasiones en las que andas corto de tiempo como para escribir algo contundente. Para no aparecer como que estás incumpliendo tu compromiso con los lectores, puedes presentarlos con algún tipo de organización, planteados como un tutorial, recopilando artículos sobre una misma temáticas y presentándolos con algún criterio unificador. Fíjate bien: este post que estás leyendo ahora mismo responde a ese criterio.

9. Relatos personales

Todavía no los he implementado en este blog como posts, pero habrás notado que usé un plugin de FlickR donde comparto mis fotos familiares. Pues bien, no sólo se pueden compartir esas imágenes, sino también contar cuestiones personales, sobre la familia, la vida cotidiana, alguna anécdota insólita, todos temas que no tienen la menor relación con la temática del blog.

Tal vez te preguntarás para qué diablos pierdo tiempo con estas cosas. Pues bien, la razón simplemente es para buscar un acercamiento con los lectores, con mi comunidad, con la gente que me sigue.

Si te fijas, actualmente la Internet está plagada de sitios y de blogs muy parecidos, que hablan de las mismas temáticas, sin mucho espacio para innovar o diferenciarse. Por eso no es mala idea poner en la vidriera también algo de nuestra personalidad, mostrar un poco de uno mismo. Somos únicos, soy único, tú eres único. Entonces poner algo de ti mismo en el blog seguramente lo hará también único, lo diferenciará del resto, y te convertirá en una persona, que es bastante mejor que ser sólo un blogger. Nadie en el mundo es como tú. Pon un poco de ti en tu blog, y realmente hazlo único. No temas, cada tanto, a contar un poco de tu vida.

Ejemplos:

  • WordPress me dice «Lo siento, pero estás buscando por algo que no es encuentra aquí».
  • Habra que remediarlo…

Etiqueta:

  • Vivencias

Cuándo postear

Ya dejando de lado la clasificación anterior, otro tema a tener en cuenta y que no resulta nada menor, es cuándo postear. Algunos de los artículos que listaba más arriba han tenido mayor impacto que otros. Cuando digo impacto hablo del tráfico y de la cantidad de respuestas. Pues bien, trataré de maximizar esas cifras justamente haciendo un esfuerzo para publicar en los días apropiados.

Cada blog tiene su propio ritmo y mi receta no se puede extrapolar a otro blog. Tendrás que analizar tus resultados y hacer pruebas. Por ahora, mi ritmo de publicación va más o menos así:

  • Martes: Entrevista/Casos de éxito
  • Miércoles: Encuesta
  • Jueves: Análisis o Recopilaciones
  • Viernes: Guest posts, en otros blogs
  • Sábado: Fundamentos o Vivencias

Esto es simplemente un plan de publicación, y debe validarse con el impacto recibido en las visitas de tu blog. No quiere decir que si algún día me siento inspirado con algo, o tengo una noticia que no puede esperar, no se me dé por publicarla ya mismo, aunque me salga de la agenda. Hay que definir reglas, y dejarse la libertad de no seguirlas de vez en cuando. Por ejemplo, pronto me iré de vacaciones durante 2 semanas, y ya estoy preparando algo para seguir activo, pero con una carga de trabajo muy muy reducida.

Mis propias conclusiones

De vez en cuando, hacer una pausa y mirar atrás trae valor. Haciendo este ejercicio de analizar los 60 primeros artículos, me ha permitido identificar los tipos de posts menos utilizados en este blog, y voy a tratar de equilibrar la producción a venir en base a los resultados de este análisis.

  1. He decidido crear una serie de etiquetas (tags) que van a permitir a los usuarios disponer de una navegación complementaria por etiquetas, y entiendo que esto es bueno para la usabilidad general del blog. Voy a monitorear en Google Analytics las páginas vistas por visita, porque si mi intuición se confirma, esta métrica debería ver una mejoría (¿sustencial ?) en las próximas semanas.
  2. Cuidado con los motores de búsqueda: Las páginas de vista tipo categorías/etiquetas/archivos son buenas para el lector – ya que ofrecen un resumen categorizado y malas para el motor de búsqueda, ya que abren una puerta hacia la duplicación de contenidos (dilución del Page rank, mala indexación). Una forma de mitigar el riesgo, si usas el plugin All in one SEO pack, es de poner todas estas páginas como noindex (en el menu de Opciones), y con ello estas páginas no se indexarán. Si usas un plugin para la generación automática de sitemaps, tendrás que verificar que el sitemap que se genere se hace sin estas páginas. XML Sitemap generator hace bien este trabajo, y actualiza de forma dinámica los sitemaps en Google, Yahoo, Bing y Ask.
  3. Linea editorial: Sigo creyendo que los artículos de fondo (largos) son los que más valor aportan, aunque también requieren más tiempo del lector. También he identificado tipos de posts que apenas existen en mi blog. No es que sea preocupante, pero sí voy a intentar tener una mezcla de posts más fáciles de leer (video) y posts de engagement (participación) para intentar activar a la mayoría de las personas involucradas en la naciente comunidad de Ingresos Al Cuadrado.

Ahora quizás entiendas algo mejor la estrategia editorial de este blog. Cuéntame qué te pareció y si crees que esto se puede adaptar a tu blog, o mejor aún, cuéntame tu propia estrategia editorial en tu blog. El hilo de comentarios ya te está esperando…

Foto cortesía de: http://www.flickr.com/photos/tripalfa/

Acerca del autor de esta entrada,

Franck Scipion

Acerca del autor de esta entrada,

Franck Scipion

¿Harto de nunca saber que pasos dar?

Reserva ya tu sesión 1 a 1 «Claridad Total» y saldrás con un plan de acción cristalino para llegar a tus metas a 12 meses vista. Si vas en serio y valoras tu tiempo, esta sesión es para ti.

¿Harto de nunca saber que pasos dar?

Reserva ya tu sesión 1 a 1 «Claridad Total» y saldrás con un plan de acción cristalino para llegar a tus metas a 12 meses vista. Si vas en serio y valoras tu tiempo, esta sesión es para ti.

¿Te gustaría transformar tu talento en un negocio digital y conseguir tus primeros clientes en 60 días?