Página de ventas: la mejor forma de vender online

Página de ventas
¡Puntúa este artículo!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Tu página web es tu casa en Internet y tu página de ventas tu local comercial.

La página de ventas es la puerta de entrada de tus clientes.

¿Quieres tener clientes?

Deduzco que sí, por eso estás aquí.

Te voy a explicar qué es una página de ventas y cómo crear una que convierta las visitas en clientes.

Qué es una página de ventas

Una página de ventas es el contenido de tu sitio web con el que tienes que convencer a tus visitantes, a tus potenciales clientes, de que tu producto o servicio es lo que va a solucionar su problema concreto.

La página de ventas es una página del sitio que tiene como objetivo la conversión, la venta. Está directamente enfocada a conseguir que, en algún momento, el usuario pinche el botón de comprar.

Esta página tiene un contenido extenso y se estructura en secciones, de forma que explique a la perfección las características, ventajas y beneficios que ofrece tu producto o servicio, además de los mensajes comerciales.

Tiene, como ves, que convencer al visitante de que tu propuesta es la mejor.

Piensa que compites con otros profesionales y empresas en la búsqueda de clientes. Y que los usuarios reciben numerosos impactos de forma continuada.

Así que no te queda más remedio que trabajar bien el contenido de esta página para que resulte irresistible, elimine todas las dudas y reticencias a la venta por parte de tus potenciales clientes y les convenza.

Efectividad es el mantra que te tienes que fijar. 

Landing page vs página de ventas

A menudo surge confusión en torno a los diferentes tipos de páginas que pueden formar un sitio web: página de inicio, landing page o página de aterrizaje, squeeze page, página de ventas… 

Vamos a aclarar estos conceptos para que lo tengas claro. Te voy a explicar qué es una landing page y cómo se diferencia de una página de ventas.

Una landing page es una página de aterrizaje. Puede ser de varios tipos:

  • Squeeze page: creada para convertir visitas en leads, en contactos. Por lo tanto, su función es la prospección.
  • Página de ventas: creada para vender un servicio o producto.

¿Desde dónde llegan las visitas a tu blog?

Algunas porque te buscarán directamente en Google; otras desde contenidos en redes sociales; si haces publicidad online, esperemos que muchas te lleguen desde esos anuncios…

Como ves, tus visitas pueden acceder a tu web desde diferentes lugares.

Y, cuando llegan, tiene que haber un lugar en tu web en la que hagan una única cosa: suscribirse.

Esas páginas son landing page de tipo squeeze page.

Atraen al usuario con un contenido de valor, un lead magnet (en formato de ebook, manual, plantilla, informe…) y solicitan a cambio el correo electrónico de ese usuario.

¿Para qué? Para contar con una base de suscriptores a los que poder enviar mensajes de venta, información, etc.

Si quieres crear la landing page perfecta, que atraiga a tus futuros suscriptores, en este artículo tienes el manual completo para desarrollarla paso a paso.

Ahora que hemos visto lo que es una landing page, vamos a pasar al siguiente nivel y te voy a explicar lo que es una página de ventas.

En el caso de la página de ventas, como ya te he dicho más arriba, el objetivo es que los visitantes conviertan, compren.

Por esa razón este tipo de página es más extensa y tiene una estructura más compleja. Va directamente enfocada a la venta.

Para conseguirlo, tiene que cumplir una serie de premisas en la misma página, evitando que el visitante tenga que navegar por otras páginas del sitio o, peor aún, que se vaya del sitio.

Crear una página de ventas que enamore al posible cliente y convierta es posible. Debe contar con una serie de componentes que te voy a explicar en seguida.

Vamos con el paso a paso para crear tu página de ventas irresistible.

Cómo crear una página de ventas 

Tu página de ventas tiene que resultar atractiva y con un copywriting basado en potentes mensajes persuasivos que animen al visitante a comprar.

En ella debes reflejar tu oferta irresistible.

Te explico paso a paso qué componentes no pueden faltar en tu página de ventas.

1. Titular: qué es lo que ofreces

Cuando un visitante llegue a tu página de ventas lo primero que encontrará será una cabecera con un título.

Este título recoge el principal beneficio que obtendrá tu cliente si te compra, el resultado.

Tienes que ponerte en su lugar y no pensar en ti, sino en él. Para ti los beneficios de tu producto son muchos y te gustaría contar muchas cosas sobre ellos.

Pero en este punto el objetivo es que definas en una frase la transformación que tu producto o servicio producirá en tu cliente.

Cómo le cambiará su negocio, su vida…

Déjate de complicaciones en este enunciado. Juega con la creatividad y la efectividad para que resulte una sola frase: directa y resuelta.

2. Define bien a quién te diriges

Es imprescindible que antes de empezar a redactar mensajes te centres y definas muy bien quién es exactamente tu público ideal.

Tener claro a quién te quieres dirigir te ayudará después a que los mensajes que lances para ese target sean los adecuados.

Tu producto o servicio no es para todas las personas. Tu oferta cumple un cometido específico y, por lo tanto, se dirige a un público concreto también.

Por eso es muy importante que tengas claro a quién va dirigido tu producto o servicio y que hagas un ejercicio de definición de tu buyer persona.

No es lo mismo un entrenamiento para el parto para mujeres embarazadas que un servicio de coaching para vendedores, ¿verdad?

Bien. Pues comienza a dibujar quién es tu cliente ideal. Seguro que para ello te viene estupendamente releer este artículo en el que te explico cómo pasar del público objetivo al cliente ideal.

3. Mensajes: piensa en lo que tu cliente necesita

Respecto al contenido y los mensajes que recogerá tu página de venta, debes ponerte siempre en los zapatos de tu posible cliente.

Si ese prospecto ha llegado a ti y está curioseando con mayor o menor grado de intención de compra de tu producto o servicio, es porque ofreces algo que cubre su necesidad. Así que debes decirle qué es.

¿Qué quiere decir esto? Que te tienes que mojar y posicionarte. No se trata de ser agresivo en tus mensajes, pero sí de atacar los puntos de dolor de ese público.

¿Qué les pasa a tus posibles clientes?

¿Qué necesidad concreta quieren cumplir?

¿Qué necesitan exactamente?

Ahí es donde tienes que incidir. Y con un equilibrio entre la empatía y la cruda sinceridad, hacerle ver sus miedos, lo que le frustra, lo que no obtiene en este momento.

Así percibirá que tu solución es lo que de verdad necesita; que con tu ayuda conseguirá cumplir ese anhelo.

Por lo tanto, en el copy de la página tendrás que reflejar mensajes y casuísticas concretas que tu posible cliente sufre ahora mismo y formularlas con preguntas que le pongan en situación, de tipo:

¿Te sientes frustrado porque no consigues…?

¿Estás harto de…?

Siempre has deseado… pero no lo has conseguido porque…

¿Te ha sucedido alguna vez que…?

En los puntos suspensivos deberán aparecer esos miedos, esas frustraciones. Así que antes de ponerte siquiera con la redacción completa una lista de cuáles son esos puntos de dolor que sienten tus posibles clientes.

Un último consejo en este aspecto: que hables de puntos de dolor no quiere decir que le tienes que presentar un panorama negro como el carbón y con mensajes negativos. Más bien al contrario: debes presentarte como su solución, la esperanza, siempre en clave positiva.

Porque, te recuerdo, tu ofreces esa transformación de una situación de necesidad y frustración al giro de 360º en el que sus problemas se verán resueltos.

4. Preséntate, cuenta tu propia historia

No hay nada que nos una a las personas que las historias con las que nos sentimos identificados.

Tienes que contar quién eres y cómo tú has pasado también por esa transformación que ofreces o cuál ha sido el proceso hasta conseguir crear tu propuesta.

Demuestra tu empatía para conseguir conectar emocionalmente con las personas a las que te diriges.

5. Tu solución: describe cuáles son los beneficios que produce

Hemos dicho que conoces claramente a las personas a las que puedes ayudar con tu producto o servicio y sabes cómo dirigirte a ellas.

Bien; pues ha llegado el momento de contarle a cada una de ellas qué es lo que ofreces.

Pero recuerda, una vez más, ponerte en la piel de esa persona y piensa en cómo le vas a ayudar: enumera y describe los beneficios y ventajas que tu producto le ofrece.

Dile exactamente cómo cambiará su vida.

Para ello, es perfecto hablarles en clave de esos beneficios: ¿qué obtendrá gracias a tu producto y tu ayuda?

  • Ser libre
  • Ganar más dinero
  • Tener más tiempo libre
  • Tener más salud
  • Mejorar su aspecto físico
  • Vivir más cómodo
  • Ser más feliz

6. Detalla cuál es tu oferta

Este es el punto en el que les detallas qué obtendrá al comprar tu producto.

Tienes que describir lo que incluye, y también lo que no, tu producto o servicio: una lista detallada en la que también aparezcan los extras o bonus que ofreces.

Este es el punto en el que describir las características de tu producto.

Todo con la suficiente creatividad y técnicas persuasivas que el visitante se sienta atraído y sienta que no puede dejar escapar esa propuesta.

Y lo más importante en este punto: tiene que quedarse con la sensación que el valor que obtiene con tu servicio o producto es superior al precio que va a pagar por él.

7. Cuenta cuál es el valor de la transformación que les ofreces

Te he dicho al comienzo que la página de ventas debe atraer y ser irresistible. Qué mejor manera de transmitirlo que hacerle ver el resultado de haber comprado tu producto o servicio.

¿Cuál es el antes y el después de haber comprado tu producto? ¡Cuéntaselo!

Que se sienta identificado y visualice que él también puede llegar a alcanzarlo.

Se trata de que entienda la utilidad práctica que va a conseguir con tu producto.

8. El precio

Hasta ahora no habíamos hablado del precio.

En la página de ventas el posible cliente tiene que ver claramente el precio final de tu producto, visible y de forma llamativa.

En este punto también puedes hacer uso del copywriting para mostrarlo de una manera atractiva. Puedes, por ejemplo, reflejar en una frase la transformación que ofreces.

9. Garantía de reembolso

Aunque esta no es una norma obligatoria, yo te recomiendo que recojas en tu páginas de ventas las condiciones respecto a la garantía y la política de reembolso que seguirás.

Estos aspectos denotan confianza y ofrecen tranquilidad al comprador. Despejarás una gran duda dejándole claras las condiciones y le harás sentir que no existe riesgo al adquirir tu producto.

Aquí la cuestión más peliaguda suele surgir en el caso de los servicios: medita bien antes de comprometerte si tu propuesta tiene posibilidad de devolución. 

Si la decisión es que no, puedes igualmente recogerlo en este apartado.

10. La llamada a la acción

Los botones que habilitarás para que tu posible cliente compre lo que ofreces tienen que ser claros y directos: quieres que te compre. ¡Pídelo!

Así, opta por literales como Compra ya, Accede, Haz clic aquí para comprar

Respecto al punto donde debes colocar estos botones, no te la juegues y no coloques un solo acceso a la venta al final de la página. Perderás ventas porque algunos usuarios no llegarán hasta ahí; o simplemente se despistarán en el camino…

Por eso, coloca llamadas a la acción repartidas por la página: al inicio, al final y, si es larga, a mitad del recorrido.

11. Anexos y posdata

A menudo me preguntáis por la utilidad de estos apartados y te voy a explicar por qué se usan.

Muchas personas navegan por las páginas, las ojean, pero no las leen con atención porque tienen el foco puesto en conocer el precio.

Y aquí es donde las posdatas resultan útiles: tienes un espacio para captar de nuevo su atención con mensajes claros y directos.

¿Qué recoger en las posdatas?

  • Resumen de tu oferta
  • Sus beneficios
  • Bonus especial
  • Juega al marketing de la urgencia: quedan n días, n plazas…

12. Trabaja las objeciones: preguntas frecuentes

A menudo las objeciones que presentan tus posibles clientes coinciden. A veces porque son dudas generales que suelen surgir siempre; otras veces porque se trate de cuestiones puntuales. 

Y también pueden darse casos de dudas que, más que eso, sean las típicas trabas y objeciones a la compra que suelen poner los clientes. Esas “excusas” también suelen ser a menudo del mismo tipo.

Así que una estrategia por la que puedes optar es la de adelantarte a esas objeciones y proponer tú las respuestas, de manera pública, de antemano.

¿Cómo? Por medio de una pequeña sección en tu página de ventas, con los contenidos en modo de pregunta y respuesta.

Así, vas a conseguir varias cosas a la vez:

  • Que a los usuarios la información les quede clara.
  • Ofrecer contenidos con los que despertarás la sensación de transparencia y generarás confianza.
  • Adelantarte a las dudas y objeciones y resolverlas de antemano.
  • Ahorrar tiempo de gestión de dudas y preguntas de los visitantes.

 13. Testimonios

Las personas confiamos más en otros iguales a nosotros.

Esto quiere decir que tus clientes potenciales creerán más en los beneficios de tu producto o servicio si otras personas hablan bien de él.

Si la misma afirmación venga dada por otra persona con la que se sienten identificados, porque pueda tener el mismo problema, el nivel de confianza se disparará.

Por lo tanto, cuanto mejores testimonios tengas en tu página de ventas, mayor será la confianza que generarás.

¿Y cómo hacerlo?

Dando voz en primera persona a esos clientes que ya han tenido una experiencia previa contigo y ofreciendo directamente su testimonio.

Así que aprovecha la experiencia de otros clientes y solicita su testimonio para que alimenten este recurso.

Herramientas para diseñar la página de ventas 

Si tienes algún profesional de la programación que te pueda ayudar en este tema, perfecto.

Sino, tendrás que hacerlo tú y montar una página de ventas.

Pero la buena noticia es que existen numerosos recursos y plantillas que te ayudan en este aspecto, sin necesidad de tener que saber programar.

Veamos alguna de las herramientas con las que puedes maquetar una página de ventas que cumpla con todas las necesidades que te he descrito.

Constructores de páginas

Una forma rápida de maquetar una página de un sitio web es a través de los constructores de páginas.

Estos recursos ofrecen las diferentes partes con las que se pueden crear páginas, uniendo esas partes diferentes. 

Vas eligiendo elementos y colocándolos en tu página.

A menudo lo único que tendrás que hacer será adaptar el contenido a tus necesidades.

Entre los constructores de páginas destacados: 

Configurar el carrito de compra

La herramienta que yo mismo uso en mi negocio online y que te recomiendo para montar tu carrito de compra en la página de ventas es ThriveCart.

Se trata de una plataforma de pagos online, que automatiza los hitos en el proceso de venta y te ayuda a vender más y mejor.

ThriveCart optimiza al máximo el carrito de la compra, para conseguir seas más efectivo en el proceso de venta.

Te dejo el manual completo de uso de ThriveCart.

No te pierdas la central de herramientas y recursos que te ofrecemos para ejecutar otras necesidades que te puedan surgir.

Si quieres crear un negocio sólido en Internet, haz clic aquí.

Acerca del autor de esta entrada,

Franck Scipion

Acerca del autor de esta entrada,

Franck Scipion

¿Harto de nunca saber que pasos dar?

Reserva ya tu sesión 1 a 1 «Claridad Total» y saldrás con un plan de acción cristalino para llegar a tus metas a 12 meses vista. Si vas en serio y valoras tu tiempo, esta sesión es para ti.

¿Harto de nunca saber que pasos dar?

Reserva ya tu sesión 1 a 1 «Claridad Total» y saldrás con un plan de acción cristalino para llegar a tus metas a 12 meses vista. Si vas en serio y valoras tu tiempo, esta sesión es para ti.

EL MÉTODO PARA CREAR UN NEGOCIO ONLINE RENTABLE Y CONSTRUIR TU GRAN SUEÑO

1# Encuentra tu Gran Idea

3# Consigue tus Primeros Clientes en cuestión de semanas

2# Monta tu Oferta Mínima Viable

34207

¿Quieres reinventarte en el mundo digital?

Es hora de emprender online y conseguir:

Despedir a tu jefe y cambiar de vida

Una idea que funcione en la nube

Liberarte del miedo a dar el paso

La hoja de ruta y el método para emprender