Los 10 peores errores gramaticales y faltas de ortografía que cometes a diario como blogger

errores gramaticales y faltas de ortografia

Ser blogger es, en gran parte, ser escritor.

No tienes que ser tan bueno Stephen King, George R.R. Martin (¡escribe ya el maldito Vientos de Invierno!) o Cervantes, pero tienes que escribir en tu blog casi a diario.

Y, por desgracia, la mayoría de los que escribimos (y me incluyo) cometemos errores gramaticales y faltas de ortografía al escribir. Unos más que otros, pero todos cometemos algún fallo.

Cuando son cosas sin importancia, se olvida una tilde o hay una errata (que no es lo mismo que un fallo) no pasa nada. Pero cuando la excepción se convierte en regla y el texto tiene más fallos que aciertos, algo empieza a rechinar.

Por eso hoy te traigo este post que de veraniego tiene poco. Sé que en mitad de agosto lo que menos te apetece es revisar ortografía y que estaría mejor que te hablará de «5 cosas para x» o «10 formas de hacer z», pero soy malvado.

Y por eso voy a hacerte examinar tus textos y ver si cometes los 10 errores gramaticales y faltas de ortografía más comunes que he visto en el mundo del blogging hispano.

¿Te atreves? 😉

#1 No poner tildes en los pronombres (él, tú, …)

Este es el error Nº 1 que suelo detectar a la hora de revisar la ortografía de un artículo.

En castellano, desde que estudias Lengua (así es como llamaban en mi colegio a la asignatura) en primaria, te explican cómo utilizar las tildes para diferenciar los pronombres personales de los adjetivos posesivos y artículos.

No nos vamos a poner teóricos, así que simplemente lo explicaré así:

  • ¿Cuándo se pone tilde? Cuando estás hablando de un sujeto (persona, animal, …). Por ejemplo «él es el mejor blogger que he visto en mi vida».
  • ¿Cuándo no se pone tilde? Cuando usamos «tu», «el», etc como artículo o cuando es un adjetivo posesivo. Por ejemplo «Tu post es brillante, no sé por qué el artículo no ha sido compartido ya más de mil veces».

La única excepción en este caso es «ti», que no lleva tilde nunca. Al fin y al cabo la tilde solo sirve para diferenciar y «ti» no hace falta diferenciarlo de nada.

#2 Usar indiscriminadamente las comas

Una de las cosas que rompe más el ritmo de la lectura en Internet son las comas, sobre todo cuando se utilizan en lugares que no vienen a cuento.

Tendemos a ponerlas a mansalva por todas partes porque creemos que ayuda a respirar mientras se lee y demás, pero es que eso no tiene sentido en Internet donde leemos mentalmente y no en voz alta.

  • La verdad, es que normalmente manejamos muchas posibilidades que…
  • Lo que tienes que hacer es trazar un plan, y ver todo lo que tienes que hacer por el camino, en cada étapa…
  • La generación de facturas online, implica 3 obligaciones concretas…
  • He comprado un hosting, plan, y dominio…

Prueba a quitar las comas en uno de los 4 ejemplos y verás lo que te digo. ¿Para qué sirven las comas ahí? Para nada.

Por eso, a ti que sé que también te gustan las comas, te voy a dar un par de recomendaciones para que las uses bien:

  1. Si no viene a cuento, no la pongas: de verdad, si lees la frase y ves que la coma no encaja ni leyéndolo en voz alta… bórrala.
  2. Usa más puntos y frases cortas: la atención a la hora de leer en Internet es mínima, así que no te la juegues con frases largas. Utiliza más puntos y frases más cortas para reducir la dificultad de lectura de tu texto.
  3. ¿Tiene sentido la frase si quitas las comas?: si al escribir una frase entre comas dentro de un texto la quitas y lo que te queda no tiene sentido, están mal puestas sí o sí. Por ejemplo si escribo «hoy en día los bloggers, que están acostumbrados a usarlas en todas partes, no terminan de encontrar la forma correcta de utilizar las comas» y quito la frase entre comas todo sigue teniendo sentido.

Por cierto, si aún no eres blogger, aquí que te enseño cómo crear un blog.

#3 Poner una palabra en mayúscula tras dos puntos

Es 100% común ver listados en viñetas con esta estructura:

  • Elemento 1: bla, bla, bla…
  • Elemento 2: bla, bla, bla…
  • Elemento 3: bla, bla, bla…

Es una gran forma de mejorar el diseño del contenido, resumir y dejar muy claras las ideas. Pero la mayoría no lo hacen bien, ya que ponen la primera palabra tras los dos puntos en mayúsculas.

La única excepción común es cuando introduces una cita de alguien. Pongamos un ejemplo más:

  • Debes hacer justo lo que me dijo mi amigo el otro día: «Javi, no seas tonto y empieza a escribir…».

Salvo que introduzcas una cita, mata esa mayúscula.

#4 Escribir mal un nombre

Este es un tema muy simple, pero sin embargo muy común.

Si te vas a dirigir a alguien, qué menos que saberte su nombre y escribirlo en condiciones, ¿no? Por ejemplo, gestionando algunos emails de Franck me he encontrado su nombre escrito de muchas formas distintas:

  • Frank.
  • Fran.
  • Franz.
  • Frankc.

Y, sobre todo si te diriges a alguien como él, lo lógico es que te curres un poco el mensaje y pongas bien el nombre, uses o no una plantilla de email. Esto pasa también cuando se cita a alguien en un post y demás.

El nombre es algo muy personal y escribirlo mal deja entrever que tienes poco interés por esa persona. En el mundo de los negocios online, es importante cuidar la marcar personal y no querrás que te conozcan por tu poco interés.

#5 Los problemas a la hora de escribir varias preguntas seguidas

¿Has escrito alguna vez varias preguntas seguidas en un texto? Seguro que sí. Pues bien, ¿y si te dijera que probablemente has escrito todas mal muchas veces?

A la hora de introducir una pregunta en un texto se cometen muchos, muchos errores. También hay que decir que la norma castellana para poner o no la tilde es bastante difusa, pero ahí está.

Vamos por partes:

  1. ¿Cómo se escriben varias preguntas seguidas? Puedes escribirlas directamente sin separar empezando por mayúscula (¿Quieres mejorar tu blog? ¿Te gustaría tener cientos de visitas?) o en minúscula utilizando la coma o punto y coma (¿Quieres mejorar tu blog?, ¿te gustaría tener cientos de visitas?). Personalmente prefiero la primera opción.
  2. ¿Hay que poner una coma en una pregunta en medio de una frase? Sí, salvo que esa pregunta venga precedida de peroo (La duda está ahí, pero ¿cómo podemos resolverla?). A mí me gusta poner la coma antes de pregunta siempre, pero eso es una manía mía 😉
  3. ¿Hay que poner un punto tras una pregunta? No. Los signos exclamativos (¡!) e interrogativos (¿?) cierran las frases, salvo que utilices una coma al final como hemos visto en el primer punto.

#6 Poner en mayúsculas los meses del año o días de la semana

Este error es una epidemia contagiosa que viene del inglés. En inglés sí se ponen en mayúsculas los meses del año (pero no los días de la semana) y eso provoca que muchos trasladen eso al español.

Olvídate de ello. En español todos los meses son en minúscula, salvo que evidentemente empiecen una frase y tengan que ir en mayúscula.

Empieza a matar esos «Enero», «Febrero», «Marzo» y compañía.

#7 Falta de concordancia en las frases

Este problema va muy unido con el punto #2, ya que al usar indiscriminadamente las comas acabamos por crear frases monstruosas y Frankensteins difíciles de manejar.

Al final lo que pasa es que, de tanto escribir, terminas por crear una frase que ni tiene sentido en sí misma en términos de concordancia. La concordancia no es más que la relación entre los diferentes elementos de una frase.

Como siempre, me explico con un ejemplo:

  • Me alegra mucho ver la calidad de tus trabajos y proyectos, ya que me ha gustado mucho.
  • Me alegra mucho ver la calidad de tus trabajos y proyectos, ya que me han gustado mucho.

Cuando montamos un monstruo lleno de comas, y no voy a poner ejemplos para no ofender a nadie, tendemos a cargarnos esto.

Hablamos de un grupo en plural, luego en singular, luego es femenino, después masculino, etc.

#8 No cerrar una frase

Si dejo esta frase así

Seguro que se ve rara, ¿verdad? Incluso diría que genera ansiedad (¡CIERRA ESA FRASE JAVI!).

Ahí falta un punto y está más que claro. Pero si hago lo mismo en una lista parece que ese problema «desaparece» y no es así.

En las listas y viñetas tienes que poner un punto final en cada línea. Solo tienes que subir y revisar las viñetas que he usado antes y ver que todas tienen un punto final.

A veces se olvidan y hasta a mí me pasa, pero deberías controlarlo para no dejar frases «sueltas» por ahí.

El único lugar donde está «permitido» no usarla es en los títulos, encabezados y listas con un solo elemento. No es que lo permita la Real Academia de la Lengua Española al 100% (quizás lo último sí), sino que está aceptado por el mundo blogger porque el punto final no aporta nada ahí.

#9 Justificar un texto

Esto es muy personal y realmente no tiene nada que ver con la ortografía y la gramática, pero tengo que incluirlo sí o sí.

Justificar un texto, sobre todo si estamos escribiendo un post o página de ventas, no tiene sentido. Quizás tiene algo de sentido justificar una parte si está con una foto alineada a un lado, pero en otros casos nunca lo haría.

¿Por qué?

  1. Porque crea espacios innecesarios: justificar el texto hace que se creen espacios entre las palabras para que todo quede «cuadradito». Eso provocará que después no te des ni cuenta de cuándo has dejado un doble espacio como este que voy a dejar ahora  mismo.
  2. Porque dificulta la lectura: esos espacios dificultan la lectura, algo que queremos evitar a toda costa. La distancia entre palabras cambia arbitrariamente y al terminar una línea todo es tan uniforme que nos perdemos.

Únete a la revolución Anti-Justificación 🙂

#10 Uso de tildes donde ya no es necesario

La RAE se va actualizando y, con cada nueva edición, la verdad es que cada vez se están perdiendo más tildes. Eso, que puede gustar más o menos, es lo que hay ahora mismo.

Por eso muchas tildes que antes se utilizaban hoy en día ya no son necesarias. Pondré algunos ejemplos:

  • Las tildes en los pronombres demostrativos «este», «esta», «esos», «aquellos», etc.
  • La tilde en «solo».
  • La tilde que antes iba entre los números para diferenciar la «o» del «0».

Cuando leo un texto y veo esas tildes a mí ya me huele a antiguo. Es una percepción personal y este no es un «fallo» grave y de hecho ni es un fallo, ya que la RAE permite el uso de ambos.

Aun así, actualízate y deja de gastar la tecla de la tilde con tildes innecesarias 😉

¡A limpiar los textos de tu blog!

Toca remangarse, coger la fregona y un paño y ponernos a limpiar.

Los textos de tu blog necesitan que les des un lavado de cara y que, sobre todo de cara a futuros posts, dejes de cometer errores como estos. Erradica las faltas de ortografía y errores gramaticales de tu blog y la gente te lo agradecerá.

Es importante cuidar la ortografía. Una buena imagen siempre ayuda a ganar dinero con un blog.

Hay muchos más errores y faltas de ortografía típicas, por lo que ahora te toca a ti ayudarme a seguir rellenando este post: ¿qué falta de ortografía o error gramatical ves más a menudo y no está incluido en este post?

Cuéntamelo en el perfil de Instagram. ¡A buscar fallos!

Si quieres llevar tu blog al siguiente nivel y convertirlo en un negocio digital, apúntate a este webinar gratuito.

Acerca del autor de esta entrada,

Javi Pastor - Editor Lifestyle Al Cuadrado

Acerca del autor de esta entrada,

Javi Pastor - Editor Lifestyle Al Cuadrado

¿Harto de nunca saber que pasos dar?

Reserva ya tu sesión 1 a 1 «Claridad Total» y saldrás con un plan de acción cristalino para llegar a tus metas a 12 meses vista. Si vas en serio y valoras tu tiempo, esta sesión es para ti.

¿Harto de nunca saber que pasos dar?

Reserva ya tu sesión 1 a 1 «Claridad Total» y saldrás con un plan de acción cristalino para llegar a tus metas a 12 meses vista. Si vas en serio y valoras tu tiempo, esta sesión es para ti.

¿Te gustaría transformar tu talento en un negocio digital y conseguir tus primeros clientes en 60 días?