Las 3 peores formas de perder el tiempo al lanzar un blog y arriesgarte a abandonarlo el mes que viene

Perder el tiempo con un blog

Existen decenas de formas de procrastinar y retrasar el momento de lanzar un blog. Pero una vez que la decisión está tomada, puedes creer que las cosas ya van a ir rápido para montar tu blog.

Pues no siempre es así. Es más, en muchos casos suele ser lo contrario. Acelerar y despegar no es tan fácil como lo aparenta cuando miras a los aviones despegar desde la cafetería del aeropuerto.

Si llevas meses procrastinando y retrasando el lanzamiento de tu blog, es probable que no estés curado del todo y que no sepas dónde enfocar tu esfuerzos al principio.

Y es fundamental utilizar tu energía de arranque en tareas productivas. Porque si no logras resultados a corto plazo, es posible que tu motivación vaya bajando muy rápido, tan rápido que la supervivencia de tu blog esté en juego.

3 cosas que no deberían preocuparte en el momento de lanzar un blog

Dont’ do #1 – Perder horas y horas en seleccionar tu tema

Te han dicho que el Branding lo es todo ahora. Así es…

También te han dicho que tienes que tener personalidad y que tu plantilla es un reflejo de tu proyecto, que también es una forma para diferenciarte. Yaaaa…

Pero tú tienes muchas dudas sobre colores. Consultas una y otra vez a tus amigos (ninguno es diseñador web) para pedirles su opinión. No hay ganador nunca.

Pruebas un montón de plantillas gratuitas, luego lees que las plantillas de Pago te permiten mayor personalización, pero no sabes cuál elegir ni tampoco si es cara o barata.

Y sin darte cuenta, han pasado 3 meses y tu blog aún no está lanzado.

¿Y sabes lo peor? No tiene sentido:

  • Al principio vas a recibir muy pocas visitas. Tanto es así que podrías empezar con el tema que WordPress te ofrece por defecto. ¡Qué más da! Aparte de tu mamá, nadie se va a enterar…
  • El diseño tiene un impacto en las conversiones, porque es cierto que algunos temas son más intuitivos que otros y convierten mejor (suscriptores o ventas). Pero dime una cosa: 0% de conversión de cero visitas hacen cero visitas, ¿no? Y 100% de conversión de cero visitas siguen siendo cero visitas, ¿verdad?

Es irrelevante perder tiempo con tu tema al principio.

Y también lo es jugar con los plugins 2 horas al día.

Son distracciones.

¿Qué hacer al respecto?

Elige un tema, el que sea, y trabaja tu lema (la propuesta que haces al lector), que eso sí es importante. «Bienvenido. Este blog es para X que buscan realizar Y». Deja en claro cómo puedes ayudar a tus lectores.

Te preocuparás más adelante de mejorar el Look & Feel de tu blog, una vez que ya te ingrese un flujo mínimo de visitas al día.

Dont’ do #2 – Obsesionarte con el SEO

Lo más probable es que no sepas muy bien que significa las 3 letras del acrónimo SEO. Pero has leído un montón antes de lanzarte.

Sabes que el CMS impacta en el SEO. Y que con WordPress estás a salvo, que la plantilla debe ser SEO-Ready, te han hablado de palabras clave, a lo mejor de «moldear» el Page Rank, estás agobiado con los Back Links y lo del sitemap que debes enviar a Google Webmaster Tool. Que si WordPress SEO o All in One SEO. Y no sé qué de densidad de palabra clave…

STOP!!! 

Apágalo todo, respira hondo.

Todo esto te importa un pepino… ahora.

Google te va a hacer pagar la novatada de lanzar  un blog, y no te va a hacer caso durante -mínimo- 6 a 12 semanas. Te estará monitorizando desde lejos, lleno de desdén para verificar que vas en serio, verificar que tu contenido es original y que tus artículos tienen buena respuesta en el mercado.

Pero no aparecerás en los rankings, no de forma sistemática por lo menos.

¿Qué hacer al respecto?

¿Cuál es la mejor actitud posible? Pasar del dios G.

Céntrate en escribir, no en optimizar tu web, o tus entradas. Piensa en tus lectores, no en Google.

Como tarea de background, puedes capacitarte en SEO sin prisa (ni pausa), para ir incorporando estas técnicas cuando Google comience a hacerte caso. Y Google sólo te hará caso si tiene la impresión de que vas en serio y que produces contenido útil y original.

Empieza por aquí, pues.

Dont’ do #3 – Obsesionarte con las visitas en Google Analytics

Google Analytics es adictivo. De verdad lo es.

Sobre todo para principiantes. Puedes entrar 7 veces al día para ver tus estadísticas de visitas, y ahora con la analítica web en tiempo real, puedes pasarte 10 a 15 minutos mirando visitas en tiempo real.

  • ¡Qué guay: 3 visitas en Madrid, mi ciudad!
  • ¡Internet es mágico: alguien me está leyendo desde Mongolia!
  • ¡Ooohh Google me ha enviado una visita con la palabra clave “Not Provided”! (Por cierto, ¿Qué coño será eso?)

Vamos. Para relajarme, yo prefiero mirar un acuario con peces tropicales antes que los datos de Google Analytics en tiempo real. Pero en ambos casos el Output es el mismo: Nichts, Nada, Niente, Rien, Nothing.

Perder el tiempo.

¿Qué hacer al respecto?

Da por hecho de una vez que vas a tener muy pocas visitas; así que por favor, no pierdas tiempo esperando a que visiten tu blog o te dejen un comentario (seguro será tu madre para invitarte a comer el próximo domingo).

Conéctate una vez a la semana a Google Analytics. Es más que suficiente.

Entonces ¿Qué debo hacer cuando lanzo un blog?

Muy fácil. Sólo conozco dos cosas productivas durante el primer trimestre de vida de tu blog, y hasta lo extendería al segundo trimestre también.

Do #1 – Escribir grandes artículos y ¡publicarlos!

Eso es lo que debes hacer.

  1. Escribir entradas útiles que respondan a las dudas de tu target.
  2. Elaborar un post épico, porque habrás juntado todos los PDF gratuitos de tu nicho en un único post. O los 10 vídeos más útiles para tu target en YouTube, o las 7 herramientas online gratuitas fundamentales para tu target
  3. Entrevistar cuanto antes a actores relevantes en tu nicho para aprender de ellos y conectar con estos influyentes personajes
  4. Trabajar las páginas de presentación de tu blog, como por ejemplo la página “Acerca de”.

Repite una y otra vez, al ritmo de 2 ó 3 entradas a la semana.

Aahhh y un último detalle. PUBLICA tus entradas de una vez.

No me cuentes la milonga de que quieres tener 20 ó 30 posts listos antes de arrancar, para que esté mejor.

Cuanto antes recibas feedback de tus lectores, menos tiempo perderás en trabajar encerrado en tus pensamientos. Es muy cómodo retrasar el pistoletazo de salida de un día para otro, una y otra vez. Conozco a muchos casos que llevan trabajando meses en un blog montado y que todavía no lo han abierto al público.

¿Tienes 2 ó 3 entradas listas? Lánzate al ritmo de 1 post a la semana, y sigue trabajando en producir más entradas para aumentar cuanto antes la frecuencia de publicación en el blog.

Ser blogger es escribir y algo más. Por favor, sigue leyendo.

Do #2 – Pasar tiempo en sitios donde pueden estar ahora los lectores que quieres atraer a tu blog… y aportar algo

Es fundamental entender que tendrás que salir a buscar lectores al principio. No vendrán sólos; sería demasiado fácil, ¿verdad?

Identifica a los actores relevantes en tu nicho: blogs, portales o comunidades verticales y foros,  que agrupan a tu target. Pasa tiempo ahí, en estos sitios. Porque ahí están tus futuros lectores.

Conversa, Difunde, Ayuda. Déjate ver como alguien con buena voluntad, siempre dispuesto a ayudar y aportar valor en una conversación, no como el “ego-pesado” que sólo busca promocionar sus contenidos y atraer algo de luz hacia su persona aunque esté haciendo el ridículo. No sonríen, son legiones en la nube…

Bucea en las redes sociales de forma muy selectiva (elige bien a quién seguir y qué conversaciones te interesan). Pasa algo de tiempo en Twitter, Facebook, Linkedin,  Pinterest, Google+ si aplica. En 1 ó 2 horas al día, trabajando de forma selectiva, teniendo claro tus objetivos podrás hacer milagros en las redes sociales. Créeme.

¿Me ayudas a difundir este post en la red? ¡Gracias!

Acerca del autor de esta entrada,

Franck Scipion

Acerca del autor de esta entrada,

Franck Scipion

¿Harto de nunca saber que pasos dar?

Reserva ya tu sesión 1 a 1 «Claridad Total» y saldrás con un plan de acción cristalino para llegar a tus metas a 12 meses vista. Si vas en serio y valoras tu tiempo, esta sesión es para ti.

¿Harto de nunca saber que pasos dar?

Reserva ya tu sesión 1 a 1 «Claridad Total» y saldrás con un plan de acción cristalino para llegar a tus metas a 12 meses vista. Si vas en serio y valoras tu tiempo, esta sesión es para ti.

¿Te gustaría transformar tu talento en un negocio digital y conseguir tus primeros clientes en 60 días?