¿Cómo interpretar la tasa de rebote de tu blog?

¿Cómo interpretar la tasa de rebote?La semana pasada hemos visto la definición de la tasa de rebote y los parámetros a tomar en cuenta para diminuir la tasa de rebote. Esta semana, quiero ayudarte a entender mejor ¿Cómo interpretar la tasa de rebote? de tu blog/web en Google Analytics.

La idea es que tomes decisiones con criterio en tu pequeño gran negocio en la nube.

  • ¿Estás perdiendo en tiempo tratando de arreglar cosas que no están rotas?
  • ¿Te has marcado objetivos inalcanzables?
  • ¿Es buena la linea editorial de tu blog?
  • ¿Optimizas las visitas todo lo mejor que puedes?

¿Blog o  Web?

La tasa de rebote depende del tipo de páginas web de las que estemos hablando.

Los blogs suelen tener una tasa de rebote bastante alta (alrededor del 60% u 80%) en cambio, una página web institucional, donde presentamos quiénes somos, qué hacemos y quiénes son nuestros clientes, puede tener una tasa de rebote muy baja, del 30%  o el 50%.

Este tipo de páginas tienen muy poco contenido y cuando la gente entra en estas páginas, lo hace recomendado normalmente por ejemplo, después de haber conocido a alguien en un evento presencial que te ha dejado su tarjeta de visita.

En este caso, es normal que el visitante busque más  información sobre la empresa y tienda a leer más en profundidad varias páginas de la web y por lo tanto, la tasa de rebote sea más baja.

¿Which language do yo speak? ¿Dónde vives?

Otro factor es la educación previa sobre la lectura en la red que pueden tener los lectores en la blogosfera.

Por ejemplo, en países de habla hispana tenemos como promedio cerca de 10 puntos más de tasa de rebote que las que pueden tener los  blogs en inglés.

Los estudios demuestran que según el  idioma y según el país, podemos tener tasas de rebote más altas que otras.

Por ejemplo, en China la tasa de rebote es 16 puntos más alta que la que puedes encontrar en EE.UU.

Cuidado con los periodistas  traductores

Uno de los grandes problemas que encontramos hoy en día en la red, es que la mayoría de los contenidos disponibles en español son traducciones de entradas en ingles sin adaptar a cada mercado. No uses las métricas americanas como referencia, ni para tu tasa de rebotes, ni para tu tasa de conversión.

Tienes que aprender a vivir con tus datos y los datos de tu país, aunque esta información sea de difícil acceso.

¿Google Analytics o Clicky?

También impacta el sistema de analítica que utilizas.

Si dejas de usar Google Analytics y utilizas, por ejemplo, otra solución como Clicky, de repente te vas a dar cuenta que tu tasa de rebote se divide por 2 y vas a pasar del 75 u 80% a un 30 o 40% y el promedio de tiempo subirá también mucho (cerca de 2 veces más).

En cambio, podrás constatar que en Clicky que tienes menos visitas de las que te está señalando Google Analytics.

Cada sistema define y mide sus indicadores de forma distinta…aunque llamen igual estas métricas.

La tasa de rebote varia en tu propio blog/web

Cuarto parámetro, es que la tasa de rebote depende del tipo de página en tu propio blog

Las portadas rebotan poco

Lo normal es que una portada tenga una tasa de rebote muy baja, porque las portadas  están diseñadas para  tener enlaces a muchas otras secciones del blog (en esencia, esto es lo que  es una “portada”).

Las visitas que entran por la portada, tienden a hacer clic en otras páginas de tu blog, con lo cual, la tasa de rebote de las portadas suele estar por debajo del 50%.

Las entradas rebotan mucho

En cambio, si estamos hablando de las entradas de un blog, puede ser fácilmente alrededor del 80% y si escribes una entrada que no está tan dentro de la temática, del core de los contenidos que sueles publicar en tu blog, es probable que la tasa de rebote para este artículo en particular, pueda llegar a subir al 90-95% y en este caso sí, tus lectores te están dando una indicación de que estos contenidos  les interesan menos que otros.

Las Landing pages rebotan menos

Si desde tu propio blog defines páginas de productos y eliminas la columna de la derecha,  como hago yo cuando presento mis productos digitales o los cursos que organizo (en este caso, construyo una landing page que está optimizada para convertir y elimino la columna de la derecha), este tipo de páginas suele tener una tasa de rebote también bastante baja, de alrededor del 50%.

La visión macro de tu tasa de rebote es engañosa

Aunque está bien, a nivel macro, hacer un seguimiento de tu tasa de rebote mes a mes, más que el valor absoluto yo creo que debieras hacer una monitorización de tendencias, ver si es estable, si va subiendo o si va bajando.

Analiza el rebote por página y también por palabra clave

Pero, realmente, cuando quieres trabajar con este indicador, tienes que ir analizando una por una las palabras clave, para medir el interés que pueden tener estos términos para tu público, página por página y así vas a ver cuáles son las páginas que mayor atención despiertan en tu audiencia. Enfocate primero a mejorar la tasa de rebote de las entradas/páginas que generan mayor tráfico.

Y  si realmente quieres hacer un análisis de calidad editorial sobre lo que estás publicando en tu blog, tienes que entrar en un análisis página a página y  si encuentras páginas con una  tasa de rebote muy baja, asegurarte que no son las típicas páginas de productos que yo he podido presentarte antes, porque éstas, de forma natural, van a generar menos tráfico (no es que este tema esté generando un interés superior).

Cuidado: un rebote no siempre es una salida

Antes de terminar, ya que estamos hablando de analizar estos datos,  hay que entender  que la “tasa de rebote” es distinta de “la tasa de salida”.

La tasa de salida presupone que por lo menos, el usuario ha visto más de una página y en este caso, señala en qué página está saliendo de tu blog. Dependiendo del camino de navegación experimentado por tu lector y el tiempo de visita podrás interpretar mejor si tienes un problema en una página o no.

La tasa de conversiones sí es definitiva

Para todas estas razones,  a mí me resulta mucho más útil trabajar con el porcentaje de conversiones y hacer este mismo  análisis, página a página, mirando la capacidad que tiene cada una de las páginas (o de las palabras clave que me remiten visitas) para convertir estas visitas en suscriptores a mi newsletter.

Y así estoy monitorizando una acción que ha tenido que completar esta visita y estoy seguro de que realmente las páginas que mejor convierten son las páginas más importantes en mi blog  y se relacionan con los contenidos de mayor aceptación para mi audiencia.

Espero haber aclarado un poco la complejidad que puede existir alrededor de la tasa de rebote.

Como ves, no es un tema sencillo, es un tema importante que debes ir monitorizando la actividad en tu blog pero como te he explicado, es muy importante completar esta monitorización con las conversiones y estoy hablando tanto de las altas a tu newsletter como de las propias ventas generadas en tu blog o en tu página web.

¿Hay preguntas?

Acerca del autor de esta entrada,

Franck Scipion

Acerca del autor de esta entrada,

Franck Scipion

¿Harto de nunca saber que pasos dar?

Reserva ya tu sesión 1 a 1 «Claridad Total» y saldrás con un plan de acción cristalino para llegar a tus metas a 12 meses vista. Si vas en serio y valoras tu tiempo, esta sesión es para ti.

¿Harto de nunca saber que pasos dar?

Reserva ya tu sesión 1 a 1 «Claridad Total» y saldrás con un plan de acción cristalino para llegar a tus metas a 12 meses vista. Si vas en serio y valoras tu tiempo, esta sesión es para ti.

EL MÉTODO PARA CREAR UN NEGOCIO ONLINE RENTABLE Y CONSTRUIR TU GRAN SUEÑO

1# Encuentra tu Gran Idea

3# Consigue tus Primeros Clientes en cuestión de semanas

2# Monta tu Oferta Mínima Viable

34207

¿Quieres reinventarte en el mundo digital?

Es hora de emprender online y conseguir:

Despedir a tu jefe y cambiar de vida

Una idea que funcione en la nube

Liberarte del miedo a dar el paso

La hoja de ruta y el método para emprender