Felicidad y trabajo: claves para la felicidad laboral

Felicidad y trabajo

Felicidad y trabajo, ¿es posible conciliar estas dos palabras?

O son dos palabras completamente antagónicas y no hay forma de estar feliz en tu trabajo, de sentir placer, sentir propósito, sentir que realmente estás contribuyendo a un mundo mejor.

De esto quiero hablar y te voy a dar un par de consejos concretos, para que mejoren tus sensaciones en tu día a día laboral.

¿Cómo ser feliz en el trabajo?

Antes de nada, es fundamental que sepas que es complicado estar feliz en el trabajo.

De hecho, hay una encuesta anual en una empresa que se llama Gallup, que se hace a nivel mundial y no muestra discrepancias importantes en función de donde viven la gente.

Una de cada tres personas estima que tiene un trabajo bueno, lo cual significa que dos tercios no están conformes con su trabajo.

La situación es aún peor cuando miramos la conexión que siente la gente con su trabajo; tan solo uno de cada cinco, alrededor del 20% está conectado con su trabajo.

Es decir, son personas que además de horas, están ofreciendo su pasión, su energía, sus propias creencias las inyectan en su trabajo, porque creen de verdad en lo que están haciendo, estar conectado con tu trabajo.

Aquí el dato es aún más demoledor, porque tan solo una de cada cinco personas, dice estar conectado con su trabajo.

Con lo cual podemos ver que hay un problema de fondo con la relación que tenemos todos con el trabajo y la pregunta que deberías hacerte es: ¿cómo podemos cambiar esta situación?

Obviamente, podemos cambiar las percepciones y las sensaciones que tienes en tu día laboral, sobre todo si no estás feliz, pero que esto requiere de ti una serie de cosas.

Entender el poder de la responsabilidad propia

Muy a menudo, pues piensas que tus colegas de trabajo son tremendamente malos y que no tienes buena relación con ellos, que tu jefe es tóxico, que te explotan, etc.

Todo esto son percepciones tuyas y obviamente lo que estás haciendo es buscar sesgos de confirmación en el día a día laboral, lo cual no va hacer más que reforzar esta sensación de que no estás feliz en el trabajo.

Hay un trabajo interno que tienes que hacer, que tiene que ver con tu propia responsabilidad y cómo puedes ser útil en el entorno que has elegido.

Partiendo de esta base de la responsabilidad propia, de que al final la realidad es neutra y que tú eres lo que haces y lo que piensas y que recibes lo que das.

A partir de ahí, hay una serie de cosas importantes que creo que deberías pensar.

La mayoría de nosotros llegamos al trabajo por inercia

Hemos estudiado una carrera, seguramente formateados por los filtros culturales de cómo nos han educado, no hemos pensado mucho.

Sobre todo si eras buen estudiante, has ido a carreras que te ofrecían más salidas profesionales y has ido avanzando.

Seguramente has entrado al mercado laboral de la misma forma, sin pensar ni un solo minuto en lo que a ti te hace realmente feliz.

¿Cómo sentirte útil en el trabajo?

Cuando llega el momento de que tengas 30 o 40 años, esta crisis existencial con el trabajo creo que es un momento muy dulce para ti, porque por fin vas a poder levantar la cabeza y reflexionar sobre lo que estás haciendo.

Entonces, hay que romper el dejarse llevar por los acontecimientos y lo que quieren otros, para empezar a tomar las riendas de tu vida y tomar tus propias decisiones.

En este momento lo que tienes que hacer es una introspección para encontrar las cosas que se te dan bien, tu talento y las cosas que amas.

A continuación, conecta tu talento con el placer, porque esta conexión entre talento y placer es lo que te va a llevar directamente a lo que es el propósito.

El propósito es sentirse útiles, ayudar a la gente, es contribuir a hacer las personas más felices o hacer del planeta un mundo mejor.

Entonces, todas estas cosas obviamente tendrás que entender que son tuyas y que desde esta reflexión interna es que vas a ir construyendo, digamos, tus objetivos profesionales.

Llegará un momento en el que ganar dinero no es suficiente y quieres algo más.

Entonces, de nuevo, tómate este momento de reflexión como un momento positivo para construir algo mejor.

1. Céntrate en tu zona de excelencia

Esto presupone saber en qué eres bueno, en qué no eres bueno; las cosas que realmente te gustan y las cosas que aborreces.

Analiza las tareas que haces. Tener una visión externa de tus familiares, amigos o gente que ha trabajado contigo, siempre es interesante porque es difícil tener claridad sobre lo que hace uno mismo.

Este es el problema que tienes que resolver para empezar a sentirte más útil en el trabajo.

2. Valora los atributos del trabajo

Mucha gente trabaja por cuenta ajena, vive en una capital, una gran ciudad, lo cual tiene que ir a una oficina en las afueras, en muchos casos, pueden estar dos o tres horas cada día en el transporte

Aquí hay que saber separar si lo que no te gusta es lo que estás haciendo cuando estás en la oficina o si lo que no te gusta es básicamente el cómo se ha transformado tu vida con el paso del tiempo

Tu vida se limita a trabajar para pagar facturas y no vives la vida que tú quieres, aquella con la que sueñas.

Cuando hablo de esto, me refiero también a la conciliación y de flexibilidad en el entorno laboral.

Estamos en momentos de grandes cambios. Con la pandemia del COVID estamos viviendo una aceleración hacia la digitalización de la actividad.

El teletrabajo ha llegado para quedarse.

Muchos negocios tradicionales que pueden no teletrabajar han cambiado sus procesos operativos. Al final estos procesos han cambiado a mejor.

En este contexto deberías ir pensando en poder tener el control de tu tiempo y poder organizarlo mejor, que es la principal cosa que desea la gente.

Gracias al paradigma digital y a lo que estamos viviendo, muchas personas ahora pueden hacer esto. No es un cambio fácil ni rápido, pero obviamente es algo que puede hacerse.

¿Qué quiero hacer de mi vida? ¿Dónde quiero vivir? Que si en la playa, que si el monte, que en el campo o en la ciudad.

En vez de construir tu vida alrededor de dónde has encontrado un trabajo, si empezases esta introspección y luego buscases cómo acoplar un trabajo que te permite costear el estilo de vida que has elegido, estarías mucho más satisfecho con tu vida.

Ejemplo de felicidad y trabajo

Si a ti te va el campo y llevas 15 años viviendo en Madrid, probablemente llegue un momento en el que el cuerpo te va a decir «hasta aquí hemos llegado», y vas a tener un patatús grande.

Los atributos del trabajo son para mí tan importantes como lo que es el corazón de tu actividad, tu misión.

La gente busca en estos momentos huir de la esclavitud de la oficina, y sobre todo tener mucha más flexibilidad para poder conciliar mejor lo que son sus imperativos personales con los imperativos profesionales.

Obviamente todo esto apunta a una mayor digitalización profesional para ti, y es ahí donde tienes que ir a por todas.

Amaia Ocerín

Por ejemplo, Amaia Ocerín se dedica al marketing de contenidos que es lo que más le gusta y es feliz con su trabajo.

Más allá de si tienes que trabajar para un tercero o trabajar para ti, si vas hacia el fondo de esta reflexión sobre cómo ser feliz en el trabajo, creo que cada uno lleva por dentro una especie de legado que queremos compartir con el mundo, aunque sea una contribución muy pequeña.

Todos llevamos esta semilla dentro. Cuando empiezas trabajando estos temas y teniendo estas reflexiones sobre trabajo y felicidad, pues irás contemplando la posibilidad de realmente ir hasta el final del camino.

Esto pasa por empezar a crear tú tu propio proyecto, luego crear tu propio equipo y que junto con este equipo te ayuden a ejecutar la visión que has tenido de cara al futuro.

Si en estos momentos tienes dudas sobre tu futuro profesional, es una oportunidad más que una amenaza.

Obviamente tienes que atender estos pensamientos, que en general la gente deja procrastinar demasiado tiempo, porque llega un momento en el que el cuerpo ya va a explotar por no ser feliz durante tanto tiempo.

Atiende estos pensamientos, tienes que afrontar tus miedos para cambiar de trabajo y quizás cambiar de vida.

Tienes que responsabilizarte de que nadie te va a solucionar nada, ni el Estado, ni tu jefe ni tu pareja.

Esto es un trabajo propio que tienes que llevar a cabo desde lo más profundo de tu ser y hacia la visión perfecta de tu vida.

Y puede que en este proceso no logres exactamente la visión que has tenido, pero si logras mejorar tu contexto laboral, creo que habrás dado un gran paso.

Muchas personas creen que cambiando de trabajo o cambiando de sector, van a estar más felices, pero mucho me temo que el culito en el que te sientas todos los días siempre será el mismo.

Por tanto, en vez de buscar una respuesta afuera, lo que tienes que hacer es encontrarla dentro.

Si quieres crear un negocio con el que disfrutes, apúntate a este webinar gratuito.

Acerca del autor de esta entrada,

Franck Scipion

Acerca del autor de esta entrada,

Franck Scipion

¿Harto de nunca saber que pasos dar?

Reserva ya tu sesión 1 a 1 «Claridad Total» y saldrás con un plan de acción cristalino para llegar a tus metas a 12 meses vista. Si vas en serio y valoras tu tiempo, esta sesión es para ti.

¿Harto de nunca saber que pasos dar?

Reserva ya tu sesión 1 a 1 «Claridad Total» y saldrás con un plan de acción cristalino para llegar a tus metas a 12 meses vista. Si vas en serio y valoras tu tiempo, esta sesión es para ti.

EL MÉTODO PARA CREAR UN NEGOCIO ONLINE RENTABLE Y CONSTRUIR TU GRAN SUEÑO

1# Encuentra tu Gran Idea

3# Consigue tus Primeros Clientes en cuestión de semanas

2# Monta tu Oferta Mínima Viable

34207

¿Quieres reinventarte en el mundo digital?

Es hora de emprender online y conseguir:

Despedir a tu jefe y cambiar de vida

Una idea que funcione en la nube

Liberarte del miedo a dar el paso

La hoja de ruta y el método para emprender