Hay un revolucionario dentro de cada diseñador de estilo de vida

Diseñadores de estilo de vida

¿Has oído hablar de Gavroche?

Sí, el chaval busca vida creado por Victor Hugo en Los Miserables.

Un niño de las calles, en un París revolucionado y revolucionario.

Un actor épico en las barricadas de los insurgentes.

Iba de cuerpo en cuerpo, recuperando cartuchos para los insurgentes, ya casi sin municiones para defenderse y cantaba canciones para darse ánimo y contagiárselo a sus compañeros de barricada.

Un niño gamberro, sin miedo, oportunista y más listo que nadie.

Desobediente.

Sin respeto.

Libre.

Duro, porque había crecido sin apenas amor (1).

El sentido de tus actos

Y Gavroche murió en esas mismas barricadas.

Pero permitió a muchos de sus compañeros seguir disparando durante varios días.

Luchó por lo que creía ser su misión en esta vida. Por sus ideales.

Hacía algo tremendamente útil e importante en este momento. Y terminó haciendo historia e inspiró a generaciones de inconformistas.

Y si estás trabajando en crear tu futuro, estoy seguro que hay algo de Gavroche dentro de ti.

No quieres conformarte con lo que te den, te exigen o te ordenan. Ni con las mentiras que te sirven sin ninguna clase para pacificarte.

Este post viene para presentarte mis objetivos en 2014. Y no quiero que 2014 sea un año más, igual de gris que los que nos han tocado desde 2007.

Al grano: 2014, un único objetivo

Quiero darle forma a nuestra tribu de gavroches digitales y ayudarte a realizar tu primera venta online y/o mejorar la generación de ingresos online.

Si eres lector de este blog, obviamente no podía ser de otra forma. Es la misión que tengo en este proyecto, desde su génesis.

Bien, y ¿qué hay de nuevo en 2014?

Vamos creciendo juntos: menos presencia y más venta

A medida que van pasando los años, las necesidades cambian.

Creo que este blog es un fantástico recurso para todos los que quieren arrancar su aventura digital y montar una plataforma digital.

Pero montar un blog o una plataforma digital es sólo parte de la ecuación. Si quieres poder vivir de tu proyecto digital tendrás que vender en tu plataforma digital.

Si bien es cierto ya existen muchos contenidos en este blog para darte ideas, este año quiero insistir en estos temas:

  • ¿Qué vender? ¿Cómo definir una oferta diferenciadora al servicio de tu audiencia?
  • ¿Cómo venderlo? ¿Cómo redactar una página de venta? ¿Cómo hacer campañas de venta por email? ¿Cómo crear Landing Pages?
  • ¿Cómo vender más, más allá de conseguir más visitas?
  • ¿Cómo vender mejor, automatizando tus procesos para multiplicar el impacto de tus acciones?

Este año quiero acompañarte a lograr tu primera venta y/o consolidar un flujo  naciente de ingresos mensuales

Quiero dar mayor visibilidad a los proyectos de estilo de vida

En mi entrada anterior te hablaba de una gran negación, que también puedes encontrar en la versión actual de nuestro manifiesto de Lifestylers.

Quiero apoyar proyectos vitales, ayudar a personas inquietas en proceso de transformación, personas atrevidas en busca de más felicidad.

Gente que se reinventa.

Gente que se inventa.

  1. Si eres un artesano
  2. Si disfrutas de tu pasión
  3. Si amas tu oficio

Sea cual sea el formato actual de tu proyecto digital, en este año 2014 trabajaré para ti.

En cambio, si lo tuyo es ganar dinero, conseguir más comisiones como afiliado o maximizar tus ingresos de publicidad, deberías buscar otro blog para tus lecturas en el 2014.

No quiero ayudar a gente que busca dinero, quiero ayudar a gente que está felizmente trabajando en ayudar a otras personas.

Conoces a nuestro manifiesto del diseñador de estilo de vida, ¿verdad?

  1. Quiero ser responsable de mi futuro: No quiero depender de terceros. Quiero tomar mis propias decisiones, reflexionar sobre la vida que quiero vivir y actuar todos los días del año para conseguir esta meta
  2. Quiero disfrutar en mi trabajo: Paso de aburrirme como una ostra en el trabajo. Ya que todos trabajamos tanto, quiero hacer algo que me guste a tal punto que no lo perciba como un trabajo. Trataré de hacer de mi pasión un negocio
  3. No quiero esperar la jubilación para disfrutar de la vida: No tengo que posponer mi felicidad hasta ser mayor y tener menos fuerza. No. Quiero poder disfrutar de periodos largos de vacaciones de vez en cuando. Unas mini-jubilaciones anticipadas. Vete tú a saber lo que será nuestra jubilación en 30 años. Que me quiten lo baila’o
  4. Quiero ayudar a las personas: Mi vida tiene sentido. Quiero hacer una cosa que realmente importe. Aliviar el dolor, crear sonrisas, superar barreras, lograr transformaciones, acompañar, generar, etc.
  5. No quiero vender motos. Ofrezco valor auténtico: Lo mío es real, no vivo del cuento. Llevo años aprendiendo un oficio, aunque a ti te parezca raro mi oficio. Soy congruente. Hablo de lo que hago y hago lo que digo. Nada más. Por esa razón no prodigaré nunca consejos que no haya experimentado yo mismo antes.
  6. Quiero ser honesto y transparente con mis clientes:  Doy la cara en mi negocio, digo alto y claro cuando no sé una cosa. Informo cuanto más mejor sobre el funcionamiento de mi micro-negocio y sus resultados. Hago un ejercicio de transparencia para generar confianza. La confianza es el cemento que une mi comunidad. Sin ella, no tengo nada.
  7. No quiero que mi negocio crezca: No es mi propósito. Quiero tiempo para disfrutar de la vida. Soy un artesano con producción muy limitada. Crecer es tener problemas.
  8. No quiero empleados: Lo que más me importa es mi libertad. Los empleados me restan libertad. Prefiero colaborar con otros profesionales que me complementen, de igual a igual, sin jerarquía. Gente que hace cosas porque ha decidido hacer estas cosas, no por cobrar un sueldo.
  9. No quiero inversores: Este negocio es mi vida y no quiero que ningún tercero influya sobre la toma de decisiones de mi negocio. Además, con lo que hago y el estado actual de la tecnología ya no necesito inversores.
  10. No quiero deuda: Más  de lo mismo. Intentaré por todos los medios auto-financiar mi proyecto con las ventas en vez de recurrir a un banco que, de todas formas, no me dará este préstamo sin pedirme avales abusivos.
  11. No quiero ayudas del gobierno, sólo que me deje trabajar: Me gusta pagar impuestos, me parece normal y solidario. Ojala algún día reviertan hacia la sociedad en vez de servir para mantener a políticos y a todos sus amiguetes. Lo dicho: dejadnos en paz. Es el mayor favor que nos podéis hacer.
  12. Quiero elegir a mis clientes: No trabajaré para clientes tóxicos que me ofrecen mucho dinero para ser uno más en su plan para conquistar el poder en su empresa.  No trabajaré tampoco con gente mal educada que no me trata con respeto.
  13. Quiero un negocio de verdad: Es decir, un sistema de no dependa al 100% de mi presencia. Me siento artesano en el sentido de que mi capacidad de producción es muy limitada. Pero mi objetivo es conseguir más tiempo libre para mí. La tecnología hace posible hoy en día automatizar muchos aspectos de un negocio.  La utilizaré siempre que aporte valor.
  14. Quiero un negocio global: Pues sí, mi mercado es el de mi idioma. Si vendes conocimientos o bits, pueden viajar al instante a coste cero. Mi proyecto, aunque sea en un nicho hiper-reducido, sale para conquistar el mundo
  15. Quiero un negocio que pueda viajar conmigo: Si decido ir a vivir como un rey en Vietnam por unos 1.500 US$/mes, pues que pueda hacer. Mi negocio debe poder viajar conmigo allá donde decida ir.
  16. No quiero trabajar con un intermediario: Siempre que pueda, trataré de distribuir mis productos/servicios directamente al cliente final. Diseñaré mi oferta considerando este aspecto. Favoreceré a las personas intermediarias frente a una empresa intermediaria.
  17. Quiero aprender y experimentar todos los días: Me siento como un niño y me nutro de estas experiencias. No siempre estas experimentaciones terminarán repercutiendo en mi negocio. Soy un cazador de sensaciones y un catador de experiencias. Disfruto del proceso de aprender algo nuevo.
  18. No tengo prisa: Trabajo muy duro para lograr mis objetivos. Soy constante en el esfuerzo y al trabajar en solitario, entiendo que las cosas son lentas. Creo en el poder de las pequeñas acciones. No tengo prisa, sólo tengo una voluntad de acero y sé que no hay marcha atrás posible. Avanzar es mi misión, todos los días, un poquito más.
  19. Quiero controlar la intensidad con la que trabajo: No tengo horarios y como lo que hago me gusta no tengo que separar vida y trabajo. Si quiero descansar un día con la familia, pues lo hago. Si quiero 3 meses de vacaciones sin Internet, es probable que tenga que prepararlas trabajando muy duro durante los 6 ó 12 meses anteriores.
  20. Quiero ganar dinero, cuanto más mejor, pero no a costa de mis principios: Bastante explícito, ¿verdad?

¿Te habla este manifiesto?

¿Resuena dentro de ti?

Si te sientes incómodo con más de 5 puntos, deberías reorientar tus lecturas para el 2014.

Revoluciona tu vida

Saca el Gavroche que llevas dentro.

Ha llegado la hora de jubilar esta vida miserable donde otros deciden para ti cómo se gasta tu tiempo y el dinero que vas a ganar.

Sal de esta carrera de rata: empleo fijo, hipoteca, consumir cada vez más para esconder el vacío de tu vida.

Escucha lo que te dice tu corazón. Trabaja en la realización de tus sueños. Vuelve a tus pasiones.

Vive de forma distinta. Huye de la ciudad si puedes permitírtelo.

Ponle cara a lo que compras. Ponle sentido a tu dinero.

Saca ese Gavroche que llevas dentro.

Lo necesito para te unas a la mayor tribu de diseñadores de estilo de vida de habla castellana.

Y ahora te toca

He lanzado una idea y he hecho una propuesta que compartiré en abierto durante todo el año 2014.

Trataré de ayudarte a lograr tus propios objetivos y acercarte más a ese estilo de vida  con el que has soñado.

Pero éste es un proyecto colaborativo que entre todos trataremos de llevar lejos.

Así que necesito tu ayuda, ya que has leído detenidamente nuestro manifiesto:

  1. ¿Cuántos puntos compartes del manifiesto?
  2. ¿Qué nombre crees que debería dar a nuestra tribu?
  3. ¿Qué símbolo o mascota nos representa mejor?
  4. ¿Quién es nuestro enemigo nº1?

Expertos en fórmulas con gancho, bienvenidos seáis.

Necesitamos crear una identidad que se quede grabada en la mente de la gente.

Y se haga tan fuerte que salga en los grandes medios.

El hilo de comentarios ya está esperando tus ideas.

Acerca del autor de esta entrada,

Franck Scipion

Acerca del autor de esta entrada,

Franck Scipion

¿Harto de nunca saber que pasos dar?

Reserva ya tu sesión 1 a 1 «Claridad Total» y saldrás con un plan de acción cristalino para llegar a tus metas a 12 meses vista. Si vas en serio y valoras tu tiempo, esta sesión es para ti.

¿Harto de nunca saber que pasos dar?

Reserva ya tu sesión 1 a 1 «Claridad Total» y saldrás con un plan de acción cristalino para llegar a tus metas a 12 meses vista. Si vas en serio y valoras tu tiempo, esta sesión es para ti.

¿Te gustaría transformar tu talento en un negocio digital y conseguir tus primeros clientes en 60 días?