Una forma ultra-simple de poder ganar 4.752 € en una hora cambiando tu enfoque de venta

Imagina que tus ingresos por una hora de trabajo fueran 4.752 euros.

¿Ciencia ficción?

En absoluto.

Y no he perdido la cabeza.

No te estoy hablando de lo que gana el gurú de turno por una consultoría.

Es algo que he logrado hacer yo sin tener que vender ningún riñón.

Tan sólo cambiando una idea en mi forma de vender: decir adiós a la venta tradicional 1 a 1 y pasar a la venta en masa con un sistema que tiene mucho potencial.

Los webinars.

Si creías que tu precio/hora tiene un límite, estás equivocado

Tu precio por hora no está delimitado por el precio de mercado.

En realidad tu precio depende de 2 factores:

  1. El valor que das: porque si resuelves un gran problema a tus clientes en la mitad de tiempo, no deberías cobrar la mitad, sino el doble. Les obligas a perder la mitad de tiempo aportando el mismo valor que otros profesionales que tardan el doble.
  2. La cantidad de gente a la que aportas valor por cada minuto de tu tiempo: porque no es lo mismo resolverle la vida a 1 que a 80 a la vez, ¿verdad?

En resumen: olvídate de eso de que tu tarifa por horas tiene un límite o que depende de lo que cobren el resto de personas de tu sector.

Si tú aportas más valor, tardas la mitad en hacerlo y además lo puedes aportar a N personas a la vez, tu precio por hora se multiplica por ese N.

Tu precio hora no tiene límite: es proporcional al valor que das y al número de personas al que llegas Clic para tuitear

Las increíbles ventajas de un webinar bien montado frente a la venta individual

Probablemente conozcas bien la venta 1 a 1.

Trabajas con el cliente cara a cara, codo con codo y es un servicio muy personalizado y con mucho valor.

Pero claro, necesitas poner una tarifa más alta porque en esas horas sólo podrás dedicarte a ese cliente (exclusividad total).

También te requiere un esfuerzo especial porque te metes a fondo en su proyecto y además acaba habiendo un “tira y afloja” al negociar el presupuesto, las horas y “los extras” del proyecto.

Por eso quiero que estudies bien esta alternativa que te voy a presentar: los webinars.

Un webinar un sistema de broadcasting por el que, desde tu casa o en tu empresa, haces una presentación en directo a la que se puede atender online.

¿Cuáles son las ventajas? Muchas.

  1. No tienes límite de capacidad, con lo que puedes tener con el mismo sistema a 10 o a 1000 personas.
  2. No necesitas moverte de la oficina o de tu casa. por lo que podrás hacerlo en cualquier sitio con conexión a Internet.
  3. No tienes que asumir ningún coste de sala, solo el de la herramienta para hacer el webinar (que suele ser muchísimo más barata).
  4. Puedes automatizar todo el proceso de inscripción y tan solo «esperar» a que la gente se apunte al webinar.

¿Qué consigues con ello?

Solo una cosa, pero muy importante: máxima rentabilidad en tu venta comparado con un proceso tradicional de visitas y reuniones en oficinas.

Y te aseguro que su efectividad está probada.

Porque no es nada más que la reinvención del concepto de evento offline tradicional llamado “seminario”. De hecho, la traducción de webinar es seminario online.

Estos eventos se han hecho para muchas empresas en industrias de todos los tipos durante muchos años.

Convocas a la gente en un hotel para impartir un par de charlas y luego aprovechas la ocasión para volver a calentar la relación con el posible cliente e idealmente vender algo relacionado con tu charla.

Los seminarios siguen muy vivos y se pueden ver especialmente en sectores como el farmacéutico.

Pero hoy en día tienes la opción de una vertiente online.

Y no sólo son ventajas para ti, sino también para el asistente:

  1. Ahorrará gastos de transporte hasta el lugar.
  2. Evitará perder el tiempo en desplazamientos.
  3. Podrá verlo cómodamente desde un sofá o desde su sala de trabajo habitual sin desatender su puesto ni tener que pedir un día libre.
  4. El precio del webinar, por supuesto, será bastante menor (o incluso gratis).

El único obstáculo que te separa de tu primer webinar

Para lograr grandes resultados, hay que asumir riesgos importantes.

Ya que si sigues haciendo lo mismo que llevas haciendo hasta ahora, seguirás igualmente sin conseguir los resultados que tanto ansías.

Tienes que hacer cosas nuevas.

O por lo menos, distintas, para darle un vuelco a tus resultados.

Y con los webinars deberás romper una gran barrera: hablar en público.

Aunque pienses que es fácil porque no estás en un escenario, ni tienes que dar la cara en la charla, créeme, conozco a más de uno que lo ha pasado mal en su primer webinar.

El mismo efecto de boca seca, la voz temblorosa y la traba de palabras.

No va a ser más cómodo, así que tendrás que superar tu miedo a hablar en público para hacer el webinar.

Pero hay una buena noticia: con la práctica, el miedo desaparece.

Quizás en el primer webinar no todo vaya sobre ruedas, pero… ¿no te caíste 100 veces de la bici antes de aprender a montar?

No lo olvides, estás ahí para vender

Si ya te has planteado hacer un webinar, recuerda que tu objetivo es vender una solución a tu audiencia.

Así que el otro miedo que tendrás que superar es la aversión a la venta.

Pero si preparas bien tu guión para el webinar no habrá problema.

Darás un contenido de muchísima calidad para que la audiencia se enamore de ti y luego pasarás a presentar tu producto.

Pero para hacer bien ambas cosas debes tener claro:

  • El target al que te diriges.
  • Su problema Nº 1.
  • Y que esto esté alineado con la temática de tu webinar y con la solución que les ofreces.

Así estará chupado, porque no necesitarás forzar a nadie a que compre, sino simplemente contarles lo que te permite ese producto.

Este sistema de venta, que hace un año parecía algo muy yankee y desconocido en el mundo hispano, ya no lo es tanto.

Poco a poco estamos viendo a bloggers y negocios digitales montar webinars y webinars para presentar sus productos de forma mucho más atractiva.

Tú puedes crear tu primer webinar hoy y unirte a ellos o quedarte atrás.

Tú eliges.

La tecnología está de tu lado para comenzar a vender con webinars

Debes tener claro que cuando estás en un webinar te encuentras en un evento de broadcasting, es decir, de repente pasas a ser una cadena de televisión que emite en vivo.

Para emprendedores unipersonales y pequeñas empresas como tú y yo es genial tener acceso a esa tecnología.

Y sólo supone una “pequeña inversión”.

Sí, pongo “pequeña” entre comillas porque aunque pueda parecerte un poco cara hay que relativizar.

Hace 10 años una sesión en vivo te podía costar entre 5.000 y 10.000 euros, pero con el paso del tiempo la tecnología ha avanzado y los precios han ido bajando a medida que ha ido creciendo la oferta.

Además, las herramientas para hacer webinars cada vez tienen más funcionalidades que te facilitan la vida a la hora de grabar las sesiones, hacer la venta en directo o charlar con los participantes.

¿Problemas? También hay algunos.

Como siempre, con la tecnología (y el directo) pueden ocurrir muchos imprevistos, como un corte en la conexión de Internet en tu casa, un micrófono que no funcione o algún problema similar.

Pero con ello lo importante es ser lo más precavido posible y resolver con humor las pequeñas incidencias.

En cualquier caso utilizar un buen programa como GotoWebinar u otras herramientas alternativas para crear webinars te facilitarán mucho la vida.

La práctica hace al maestro

A pesar de los problemas que puedes tener con el formato, te recomiendo que no te lo pienses mucho y te lances cuanto antes a la aventura con los webinars.

Poco a poco dominarás la herramienta e irás mejorando tus presentaciones.

Conforme vayas mejorando tu relación con la plataforma, acabarás por rebajar el nivel de estrés de cara a los problemas técnicos.

¿Y sabes qué?

Desde que lancé mi primer webinar en 2012 siempre he recurrido a ellos porque me han dado un resultado de mínimo 4 cifras.

Por ejemplo, de los 4.752 euros que te dije al principio de una hora de trabajo.

«Tan solo» fueron 16 ventas a 297 euros.

¿Tú también quieres conseguir casi 5.000 euros con una sola acción de venta?

Pues lo dicho, no le des más vueltas, quítate el miedo y empieza a vender con webinars.

Será un cambio en tu estrategia que marcará la diferencia en tus ingresos y en la calidad de vida de tu negocio.

Y para que no lo retrases más, te haré una pregunta: ¿de qué va a tratar tu próximo webinar y cuándo será? 

Déjame un comentario con tu futuro webinar y lánzate a hacerlo público de una vez para que ya no haya vuelta atrás.

Acerca del autor de esta entrada,

Franck Scipion

Acerca del autor de esta entrada,

Franck Scipion

¿Harto de nunca saber que pasos dar?

Reserva ya tu sesión 1 a 1 «Claridad Total» y saldrás con un plan de acción cristalino para llegar a tus metas a 12 meses vista. Si vas en serio y valoras tu tiempo, esta sesión es para ti.

¿Harto de nunca saber que pasos dar?

Reserva ya tu sesión 1 a 1 «Claridad Total» y saldrás con un plan de acción cristalino para llegar a tus metas a 12 meses vista. Si vas en serio y valoras tu tiempo, esta sesión es para ti.

¿Te gustaría transformar tu talento en un negocio digital y conseguir tus primeros clientes en 60 días?