¿Cómo sacar un negocio de la ruina y transformarlo en un imperio digital? Soma (Producción Hip Hop) en EK 011

Índice del post:

Hoy vas a conocer a un auténtico nómada digital que recorre el mundo de manos de su negocio online y de la mujer que ama.

Él te va a enseñar sus mejores secretos para que conozcas cómo es posible «resetear» tu vida y empezar de cero para crear algo que realmente te haga sentirte realizado.

Nueva entrega del podcast Emprendedores Knowmadas D.I.Y.

Hoy traigo conmigo a Oriol Prieto, o más conocido en el mundo del rap, Soma. Él es el creador de Producción Hip Hop, el blog con más éxito del panorama underground hispano.

Soma tiene una historia llena de emociones y altibajos. No ha sido un camino fácil el que ha recorrido hasta alcanzar su lifestyle soñado.

Si quieres descubrir….

  • Qué significa el lifestyle para un artista de la música
  • Un caso real de un nómada digital que lleva su negocio mientras viaja (y cómo consigue hacerlo de forma eficiente).
  • Cómo levantar un proyecto después de haberte arruinado, y volver a la cima empezando de cero.
  • Por qué el tener mucho dinero no te garantiza la felicidad
  • Cómo ahorrar meses de esfuerzo en tu aprendizaje de nómada digital
  • La mejor forma de validar la venta de un producto / servicio para asegurarte ventas después de un lanzamiento
  • Cuál es el secreto para trabajar en el mismo proyecto con la mujer que amas

Dale al play y/o descárgate el Audio.

Nota: Ahora también puedes seguir el podcast Emprendedores Knowmadas D.I.Y en iTunes, Sticher, SoundCloud, e iVoox desde tu navegador, o desde tu móvil.

Una historia inspiradora sobre cómo sacar un negocio de la ruina y transformarlo en un imperio digital. Soma (Producción Hip Hop) en EK 011

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=Om9b6mOilFE?rel=0&showinfo=0&autoplay=0]

 

Descarga el audio

Enlaces mencionados en la charla

 

Transcripción de la charla


¿Cómo sacar un negocio de la ruina y transformarlo en un imperio digital? Soma (Producción Hip Hop) en EK 011

FRANCK SCIPION 00:00 Nuevo episodio del podcast Emprendedores knowmadas, do it yourself. Y hoy sí que estoy con un nómada total. De hecho, ahora mismo está en Buenos Aires, en el momento de esta grabación.

Voy a tener una charla con Oriol Prieto, o Soma, productor hip hop, con una marca personal muy reconocida en su nicho. Oriol, o Soma, de hecho, va a ser la primera pregunta que le voy a hacer, cómo le tengo que llamar.

Pues está harto de vender su tiempo a cambio de una tarifa y ha decidido cambiar su negocio, cambiar su estilo de vida para tener una vida nómada más libre, y de hecho en este año 2015, sí que es tan nómada que es muy difícil poder pillarle para hablar, así que realmente su sueño de una nueva era se está haciendo realidad, y Soma nos va a explicar los pasos que está dando en estos momentos para conseguir auto financiar este estilo de vida, este lifestyle que ha elegido. Oriol, Soma, ¿cómo estás? ¿Qué tal?

SOMA 01:08 Muy bien, Franck. Encantado de estar contigo. Gracias por invitarme al podcast, tío. Me hace mucha ilusión.
FRANCK SCIPION 01:13 Es un placer tenerte aquí porque tu historia es muy inspiradora. Primera pregunta, aunque sea una pregunta de detalle, pero con quién estoy teniendo el podcast de hoy, ¿estoy con Oriol o estoy con Soma? ¿Cuál es la diferencia entre los dos personajes? ¿Eres bipolar?
SOMA 01:31 Un poco. Estás teniendo la charla con los dos. En última instancia, te diría con Soma, porque es que me llama Soma hasta mi madre, mi mujer me llama Soma, absolutamente todo el mundo que conozco me llama Soma.

Si alguien me llama Oriol, siento que es alguien que es nuevo o que no me conoce. Si oigo «¡Oriol!», me giro en plan quién es, a quién voy a descubrir, porque no me conoce. Soma está bien, pero como quieras.

FRANCK SCIPION 01:58 Entonces voy a cambiar desde hoy la forma de llamarte, porque vamos, yo creo que nos conocemos un poco, así que voy a seguir la onda de todos los que te llaman Soma.

Bueno, empezamos con una definición básica. Soma, para ti qué es exactamente ese lifestyle, ¿es otro sueño que los yanquis nos han vendido o crees que es algo realmente concreto que uno se tiene que trabajar en el día a día, todos los días del año, como si se tratase de una especie de rutina divina?

En fin, ¿cuál es tu visión sobre este tema?

«Lifestyle es de diseñar cómo quieres vivir, y puede ser viajar por el mundo o puede ser tener tres bebés y dedicarte a ello. Diseñar el estilo de vida que te hace ser, independientemente del formato»

SOMA 02:32 Lifestyle es una de estas -ahora al 2015, desde luego- palabra de moda, como emprendimiento o emprendedor, que ahora parece que todo el mundo es emprendedor, que todo el mundo diseña su lifestyle.

¡Dios mío!, son cosas, a fin y al cabo, que hemos hecho toda la vida sin saber que se llamaban así. Tenían nombres menos sexis, pero las hacíamos igual.

De forma que sí que es verdad que hay una moda con el lifestyle,  pero no deja de ser algo que hemos hecho siempre y que se tiene que trabajar todos los días del año, y que tiene un precio, desde luego, y tengo muy clara cual es mi definición de lifestyle, ¿no sé si quieres que te la dispare?

FRANCK SCIPION 03:16 Sí, sí, dispara porque yo creo que es un tema muy personal, cada uno tiene una visión muy específica de los que es este lifestyle, cada uno tiene su propia respuesta.
SOMA 03:25 Totalmente de acuerdo con eso, tío.

Para mí, lifestyle es, dejar la universidad con veinte años porque quieres hacer música. Para mí, lifestyle es dejar, o que se rompa una relación de pareja porque cada uno quiere caminar por un sitio diferente.

Eso es lifestyle, todo el resto son -pues bueno- cositas muy sexis para vendernos el concepto; pero diseñar tu estilo de vida, al fin y al cabo, es tomar decisiones.

Entonces el lifestyle se podría resumir de alguna forma como el vivir como quieres. Y ese como quieres, es decir, la mamá de 32 años que quiere tener tres bebés y cuidar la casa, ese es su lifestyle, y está decidiendo su lifestyle.

Porque ahora parece que lifestyle está asociado con el nomadismo digital y a lo mejor con lo que yo hago: moverte, viajar por el mundo, deslocalización del trabajo, remoto.

No, se están mezclando términos. Lifestyle es de diseñar cómo quieres vivir, y puede ser viajar por el mundo o puede ser tener tres bebés y dedicarte a ello, y diseñar el estilo de vida que te hace ser, independientemente del formato.

FRANCK SCIPION 04:39 Yo veo que es la mejor definición que se le puede dar a esto. Básicamente detrás de esto hay un concepto muy sencillo: vida hay una, la vives como quieres, pero tratas en cada momento de sacarle el máximo provecho a estas vida, disfrutar a tope, sabiendo que el cómo defines esta palabra «disfrutar» de la vida es un tema muy muy personal.
SOMA 04:56 Completamente personal.
FRANCK SCIPION 04:57 Y que cada uno puede tener sus propias respuestas. Bueno, haznos soñar un poco, porque no todos hemos podido viajar tanto en 2015 como lo has hecho tú.

Yo sé, porque hemos hablado este año que has pasado por varias tierras de ensueño. Hay algo de ritmos de maracatú, hay también algo de un bandoneón triste, una bicicleta que sigue el río Garona hacia una ciudad llamada Burdeos, en fin.

Cuéntanos un poco lo que te permite hacer el negocio que tienes y como te lo estas planteando.

«Empecé viajando por Uruguay con mi mujer y con nuestras mochilas. Luego me enamoré de Brasil. Y hace poco recorrí de lado a lado Francia en bicicleta»

SOMA 05:31 Voy por partes. Este año, sí que es verdad, 2015, estoy– iba a decir «teniendo la suerte», y es verdad, hay una parte de suerte, pero también una parte de decisión consciente y de lo que decía antes, de toma de decisiones, de pagar un precio.

Si yo digo de tirón, parece que estoy viviendo una vida de ensueño, pues empecé viajando por Uruguay con mi mochila y mi mujer, o mi mujer y nuestras mochilas. Después estuve un par de meses mochileando  Brasil, me enamoré completamente de Brasil, como tú bien sabes, aprendí a falar português, y me encantó.

Después estuve un par de meses en Buenos Aires, donde estoy ahora. Ahí estuve viviendo, alquilé un piso a través de AirBnb, y estuve un par de meses trabajando, de hecho, en el lanzamiento de un producto digital, que ahora en un rato hablaremos.

Después me volví a Barcelona en junio, a ver a la familia, y en julio tenía otros planes originalmente, que era el sudeste asiático, pero por cosas de la vida y de la salud de unos familiares pues no pude hacerlo, pero decidí que no me quedaba quieto en Barcelona porque me ahogaba, y decidí agarrar una bicicleta.

Yo jamás he tenido– no he hecho viajes en bicicleta, no tenía bicicleta, me tuve que comprar una, una tienda de campaña, que me tuve que comprar también porque tampoco tenía, y decidí cruzar Francia de lado a lado con la bici.

FRANCK SCIPION 06:58 Hiciste tu propio Tour de Francia.
SOMA 07:00 Totalmente, además en esa época era julio y creo que estaba ocurriendo el Tour de Francia a la vez.
FRANCK SCIPION 07:04 Sí, sí, sí, claro.
SOMA 07:05 La diferencia es que yo el primer día sólo pude hacer diez kilómetros.
FRANCK SCIPION 07:09 Poco a poco, poco a poco.
SOMA 07:11 En mi defensa, o en mi, en fin– por poner las cosas en su sitio, tengo que decir que no sé qué día ya, el décimo o algo así, ya me hice 60 kilómetros. Fueron seis horas pedaleando.

O sea que, oye, la gráfica fue hacia arriba con el paso de los días. Sí, no sé si me preguntabas cómo hago para mantener esto.

FRANCK SCIPION 07:34 Sí. Va a ser, digamos, el propósito de toda esta charla. Yo creo que explicas a la gente un poco cómo has diseñado, y eso sí que ha sido un ejercicio de diseño, tu negocio.

Hablaremos también de tus experiencias previas, porque no es la primera vez que emprendes, y emprendes– has emprendido de otras formas, con lo cual has visto también, en estas formas de hacer negocio, cosas que no te gustaban y que estás corrigiendo en estos momentos con esta nueva versión, vamos a decir, de tu negocio.

Entonces bueno, pues quizás voy a tratar de guiarte mejor con las preguntas para no soltarte una pregunta demasiado…

SOMA 08:12 Sobre todo porque yo, Franck, como bien sabes, hablo muchísimo, y podemos hacer que esto dure, no una hora sino dos, y entonces tus lectores me van a odiar, de forma que voy a intentar controlarme.
FRANCK SCIPION 08:22 No. Yo creo que nadie te va a odiar y vamos a estar todos muy, muy interesados en saber más sobre lo que es tu vida y cómo te lo estás montando.

Vamos a poner algo de contexto, si te parece, a esta charla. Eres productor hip hop. Es posible que más de una persona en mi audiencia no tenga claro lo que es eso de ser productor hip hop, pero mi pregunta iba referida a cuándo supiste que querías ser tú productor hip hop. ¿Es casualidades de la vida o es un sueño que has tenido a una edad muy temprana y que ya a pie en fijo sabías que querías, por lo menos moverte en el mundo de la música.

¿Cuándo supiste que querías ser productor Hip Hop?

SOMA 09:05 Como casi todo lo bueno de la vida, acaba ocurriendo por accidente o -si lo queremos ver de otra forma-, porque el destino te lleva a donde te tiene que llevar.

Yo empecé con 15 años, 14 -no sé, por ahí- en la música, en el hip hop español, que en aquella época en España era absolutamente pequeña, minúscula la escena, y era absolutamente impensable tener un futuro económico ni profesional, por supuesto.

De forma que no pensábamos en esos términos.

FRANCK SCIPION 09:33 Era pasión pura. Era algo que te movía, querías hacerlo.
SOMA 09:38 Justamente. Como cualquier adolescente, en esa etapa de la vida tienes ciertos sueños pasionales, más que otra cosa. El sueño es sacar una demo. El sueño es tocar en un concierto.

El sueño no es vivir de ello, por supuesto, y menos, cuando haces hip hop en español en una época en la que eso es impensable. En todo caso podías sólo plantearte vivir del rock, de otros géneros, del pop.

Sea como sea, las cosas fueron ocurriendo, y la pasión cuando uno la sigue y les suma en la fórmula, el trabajo, sin objetivos más allá de la autorrealización, pues acaba llevándote y acaba poniéndote situaciones en el camino.

Entonces, por acortar la explicación, llegó un momento en el que yo estaba en la universidad, que era un camino un poco trazado por todo el mundo, mi padre murió y eso pues tambaleó todo mi mundo, y decidí, entre otras cosas, dejar la universidad y dedicarme más a la música, pero no profesionalmente.

Yo jamás, hasta los 28, veintitantos años no pensé en dedicarme profesionalmente a ello, de forma que…

FRANCK SCIPION 10:43 En aquel momento sentías la necesidad de pasar tu tiempo haciendo música.
SOMA 10:48 Total, total. Con los años he descubierto que eso responde a una necesidad de cómo pasas tus horas.

Yo me moriré, como tú te morirás, y como nuestros lectores morirán, por mucho que no nos guste pensarlo, de forma que la única decisión real y con peso es cómo pasamos nuestras horas.

Eso, en ese momento, yo no lo pensaba en estos términos, por supuesto, con 20 años no piensas así.

FRANCK SCIPION 11:12 No, pero está bien, o sea, ahora con el camino recorrido suena bastante bien escuchar esto.
SOMA 11:17 Claro, parece que responde a un plan divino. Bueno, simplemente en ese momento era como «no, yo quiero hacer música» y tuve la suerte en ese aspecto.

Mi madre sigue viva y en esa época pues tuve la suerte de que me apoyara y con todas sus reticencias, de que pues tu hijo deje la universidad y pretenda hacer música, sin plan además, pues bueno, tuve la suerte de que me apoyó.

Entonces, lo que hice fue pasarme a una carrera menor, después a una carrera menor, como ir saliendo de la universidad paso a paso, para que no fuera muy doloroso para mi familia, incluso para mí, porque uno no tiene muchas veces el valor de dar un paso drástico, que con la edad sí que lo he ganado, quizás ese valor, pero en esa época, pues, bueno vas saliendo como poquito a poco.

Total, que lo que hice fue empezar a estudiar Técnico de Sonido; duraba dos años, lo dejé a los ocho meses, porque no quería estudiar Técnico de Sonido, yo quería hacer música, y ya está, y me daba igual mi carrera, me daba igual…

«¿Y de qué vivirás cuando seas mayor?» Pues no me lo planteaba ni me lo quería plantear, y sentía mucho una– Yo soy un tipo muy pasional, soy un tipo muy visceral, y desde siempre lo he sido. Esa pasión y esas visceras pues estaban ahí ya.

FRANCK SCIPION 12:28 Esta charla no la van a pasar en las escuelas con los niños que están un poco perdidos. Los orientadores no van a pasar este apartado de tu charla.
SOMA 12:36 Deberían, tío. Yo he tenido charlas en escuelas para chavales con problemas, centros de menores, y es el lenguaje en el que todo el mundo habla, y en este lenguaje deberíamos hablar todos.

Deberíamos dejarnos de estas dobles morales y hablar en un lenguaje como hablamos en la calle, porque así es como nos entendemos, y eso no le resta valor a nuestros éxitos, ni a nuestras visiones, ni a nuestros sueños. Y con eso he tenido que luchar toda mi vida, por supuesto, porque yo siempre he querido hablar en mis términos.

Y bueno, sea como sea, la vida me fue poniendo el camino. Empecé a sacar discos, la escena hip hop fue creciendo con el paso de los años, de las décadas, y llegó un momento que yo sacaba discos, yo rapeaba, yo cantaba junto a una banda. Y yo hacia música, hacía la parte de producción, respondiendo a tu pregunta, por obligación, porque no había apenas productores de hip hop, conseguir las instrumentales, la parte musical, era muy difícil, de forma que en mi onda, si no lo consigo ahí fuera pues ya me lo hago yo.

O sea, muy do-it-yourself y muy en la onda en la que estamos. Y eso me acabó llevando a la profesionalización. En un momento dado empecé a producir discos para mí, alguna cosa para otros -cuando digo para mi me refiero a la banda que yo tenía-, y llega un momento en el que un gran artista, que se llama Nach, que es un gran referente hoy en día, referente mundial del hip hop en habla hispana, me dio un consejo que seguí,  y me dijo: «Tío, tú te vas a ganar la vida como productor de hip hop, más que como MC.»

Yo creo que me estaba intentando decir que no era tan buen MC como productor, tan buen cantante como productor, de una forma elegante, [risas] pero me lo planteé.

Yo ya producía entonces, pero me planteé, «bueno a lo mejor…», y yo ya sentía un gran disfrute, tanto cantando como produciendo. Ya estaba en los veintitantos años, 25, lo que fuera, y dices, «bueno, pues quizá puedo apretar un poco en esta onda, sin dejar de cantar».

Y empecé a apretar un poco en esa onda, un poco más, un poco más, un poco más, y ya la vida me llevó, ya empecé a ganar dinero con eso, y bueno, la vida me llevó.

FRANCK SCIPION 14:40 Entonces, al los 25 años estás a la cabeza de un negocio, en un sector que está despegando en España, estás, digamos, a la punta, estás a lo último, y la cosa te va bien.

Utilizas una técnica que quizás no es el atributo de tu pasión por el hip hop que más te gustaba al principio, pero tiras por ahí y montas un primer negocio. Caen los contratos, caen los proyectos y entra el dinero, ¿vale?

SOMA 15:15 Y sale.
FRANCK SCIPION 15:16 Exactamente. Entonces cuéntanos un poco lo que pasa, porque yo sé que muy rápido, quizás, este éxito tan repentino -iba a decir fácil, pero no ha sido nada fácil, porque detrás de todo esto hay años de práctica y de mucha soledad y de muchas horas pasando en frente de tus herramientas de trabajo-, pero ¿quizás este éxito se ha hecho difícil de gestionar? En fin, cuéntanos un poco qué pasó.

«Perdí toda la herencia de mi padre invirtiendo en un negocio. Quedé completamente arruinado»

SOMA 15:42 Lo que ocurrió es que entré como socio en un estudio de grabación que se llama Lebuqe -que lo sigo manteniendo, sigo manteniendo la marca-, y éramos un montón de socios, todos mayores; yo tenía veinte y pocos años, el resto era gente de 40.

Entonces yo pues, no tenía experiencia. Lo que hice fue coger la herencia que mi padre me dejó, que no era mucho, pero cogí todo ese dinero y lo metí ahí, me asocié con una gente, y me arruiné al cabo de un par de años.

Acabé arruinado, perdí toda la herencia de mi padre y salí con deudas, es decir, fue una situación durísima, porque pierdes, además del valor sentimental que tiene perder la herencia de tu padre, a eso le sumas el puro valor del dinero contante y sonante.

Eran unos cuantos millones de pesetas de la época, y además, sales con deudas de ahí. Entonces, lo que ocurrió fue eso: me metí y me arruiné. Y aprendí muchísimo en el proceso, eso es verdad.

FRANCK SCIPION 16:44 Bien, pero el coste es altísimo.
SOMA 16:47 El coste fue enorme, sí que es verdad. A veces la edad tiene algo bueno, y la inconsciencia de la edad tiene algo bueno, y es que te da igual todo y sientes que tienes fuerzas para eso y el doble.

Yo recuerdo que a las dos semanas de haber tenido que, ya efectivamente cerrar las puertas del negocio, que obviamente ese es un proceso que dura meses; una SL que se tiene que desconstituir, socios, notarios, abogados, la puta de oros, el follón que supone, y para alguien que no tenía experiencia, pues imagínate.

Supuso un calvario, supuso unos momentos que tengo en mi retina guardados, muy dolorosos…

FRANCK SCIPION 17:27 Y además momentos de mucha tensión, momentos muy desagradables.
SOMA 17:31 Correcto, son momentos muy desagradables, eso es. Pero a las dos semanas estaba yéndome al banco a pedir dinero para montar mi siguiente encarnación del mismo estudio, con la misma marca.
FRANCK SCIPION 17:39 Eso es, entonces volvemos a hablar de esto, de esta capacidad de renacer de las cenizas que tienen todos los emprendedores de verdad. Tú, dos semanas y ya otra vez.
SOMA 17:51 Sí. Dos semanas desde que cerré el estudio, que ya el contrato de alquiler se rescinde, y te ves con una mano adelante y otra detrás, deudas, y me autocompadecí dos semanas, lloré, podríamos decir. Es necesario el tiempo de lamerse las heridas, y de dedicártelo a ti, y no pretender mucho más, como «vale, estoy jodido».

Pasa que ese «estoy jodido» duró meses. No es como que de repente «estás jodido». Es un «jodido» que va ocurriendo con el paso del año. Cuando llegas al final, no es que de repente te dé un ataque, ya venías en esa dirección.

Entonces básicamente me autocompadecí dos semanas, y a las dos semanas me fui al banco -en esa época los bancos daban dinero- [risas], y se animaron a darme una cifra muy, muy pequeñita.

Lo que hice fue algo que ahora se llamaría metodología Lean Startup, y que no sé qué, y que no sé cuántas. En ésa época yo tampoco conocía ninguno de esos términos ni ninguno de estos conceptos, yo no había estudiado nada en el mundo de la empresa, pero hice algo que ahora se plantearía como quizás una metodología lean, o mínimo producto viable y todo este tipo de conceptos.

FRANCK SCIPION 19:05 ¿Sacaste un prototipo o algo parecido?
SOMA 19:07 Bueno, hice la encarnación más pequeña del estudio. Yo venía de un estudio, muchos socios, 400 metros cuadrados de instalaciones, top of the top, o sea, lo más alto de la gama, y bueno. Yo quería seguir haciendo música.
FRANCK SCIPION 19:21 Estoy seguro que la primera cosa que has corregido, Soma, es que ya no había socio en este nuevo negocio. Estabas tú.
SOMA 19:26 Ni lo dudes. Yo ahora mismo tengo una SL, U, de unipersonal. Socios, no, no. Esa es una buena lección aprendida. Sea como sea, yo quería seguir haciendo música, e hice una encarnación en un piso, en el piso que yo vivía, de ese estudio.

Cogí el equipo que pude llevarme de la masacre, lo monté en una habitación de mi piso, y vivía en un ático pequeñito, con una pareja entonces, tenían una habitación.

FRANCK SCIPION 19:58 Tu garaje, tu propio garaje.
SOMA 19:59 Exacto. Es la versión española del garaje americano. Y era un estudio, bueno, era un home studio con un equipazo brutal, pero vamos, no había acústica, era una sala horrible, y bueno, venga, yo sigo haciendo música.

Y no paré, o sea, empecé a hacer muchas maquetas, tenía los precios por los suelos completamente y me adapté a la situación y voilà.

FRANCK SCIPION 20:22 ¿Cuándo era esto, Oriol?, para poner un poco de contexto en tiempo.
SOMA 20:24 Pues mira, 2004 fue la masacre, en 2004 monté esa cosa en mi piso, en 2005 lo moví a otro piso pero ya un poquito más grande, entonces bueno; 2005, por ahí hace ya diez años.
FRANCK SCIPION 20:38 Creo que este negocio entra en una fase de al menos cinco años en el que poco a poco el negocio va creciendo, tu marca personal va consolidándose en el negocio.

Es decir, para muchos, pues tenías un negocio que funcionase en mano y todas las claves para ser muy feliz en la vida, pero tú en cambio empezaste a sentir poco a poco cierto malestar en la versión actual del negocio que tenía, y tenía un problema, digamos, con el hecho de que no querías trabajar como un esclavo, todo el rato.

SOMA 21:08 Sí. Ocurrieron varias cosas. Efectivamente, pasé los siguientes cinco años, seis, siete años incluso, hasta 2011, en un línea ascendente. Y los precios fueron subiendo, a los que yo ofrecía mis servicios, y la marca personal fue creciendo de una forma espectacular.

Trabajé muchísimo, eso es verdad. Trabajé muchísimo y aprendí, y apliqué lo que había aprendido de la anterior experiencia, en cuanto a resiliencia de trabajo, capacidad de sacrificio, trabajaba de lunes a domingo todo el año. Bueno, una locura.

FRANCK SCIPION 21:45 O sea, sin parar, siete días a la semana.
SOMA 21:48 Literalmente. Literal. No es una forma metafórica de hablar, es literal. Y eso en el piso en el que vivía, es decir, mi habitación daba pared con pared.
FRANCK SCIPION 21:57 No hay cuerpo que aguanta esto, ¿eh?

«No hay cuerpo que aguante trabajando 7 días a la semana durante todo el año. Al final logré salir de esta dinámica»

SOMA 21:59 No. No, y efectivamente no hubo cuerpo. El mío tampoco lo aguantó, y llegó un momento al cabo de unos años en el que dices: «bueno, esto ya no lo quiero».

Entonces me fui, en el 2009, conocí a mi actual pareja, que se llama Ana, y me fui a vivir a otro sitio con ella, y ahí empezó uno de los cambios más importantes de mi vida, por supuesto, porque logré salir de esa dinámica en la que uno mismo se mete y uno mismo no sabe ni cómo salir, dices, pues si te has metido tú solo.

FRANCK SCIPION 22:30 Era importante para ti salir de este sitio, porque trabajar y dormir en aquel piso era como tu propia prisión.
SOMA 22:38 Exacto. Mi jaula de oro. Entonces, físicamente, aprendí el valor de separarte físicamente de tu trabajo. Y bueno, tuve unos años muy buenos, muy, muy buenos, sobre todo de 2009 a 2011 fueron años de gran crecimiento económico, la empresa fue muy bien, empecé a hacer más cosas, management, no sé qué, pa’ arriba, pa’ arriba.

Tenía un gran coche, tenía una gran casa en el centro de Barcelona, tenía amor, que lo sigo teniendo afortunadamente, es la única cosa que me ha quedado, bueno, y el coche también. [risas]

FRANCK SCIPION 23:10 La más importante. ¿El coche también?

«Lo tenía todo y no era feliz. ¿Qué me espera? ¿Seguir facturando estos miles de euros cada mes hasta que me muera? ¡Qué puto aburrimiento!»

SOMA 23:12 Sí [risas], el coche también me lo he quedado, es demasiado guapo. Pero sea como sea, fueron años muy, muy buenos, y llegó un momento, que es adonde me quieres dirigir, que me sentí muy vacío, y empecé a sentir un gran, gran vacío en mi interior, enorme, y además de ese vacío una gran culpabilidad.

Eso para mí es clave en mi historia, porque la situación era: «Dios mío, soy consciente, tengo que dar gracias, y las doy, de todo lo bueno que tengo. Tengo, como quien dice, la vida perfecta, vista desde fuera.

Todo me va superbien, estoy cubierto a todos los niveles, pero efectivamente, no a todos. A nivel emocional y espiritual había algo que no me dejaba dormir tranquilo y que me hacía sentir un vacío enorme, y empecé a hablarlo mucho con Ana.

«Oye yo no sé que me pasa, yo sé que tengo que dar clases pero yo me siento, me siento muy vacío, no me siento feliz. ¿Qué me espera? ¿Seguir facturando estos miles de euros cada mes hasta que me muera? ¡Qué puto aburrimiento! ¿no?»

Y 2011 fue un año duro a ese nivel, un nivel que yo no había conocido hasta entonces, porque estaba con mis metas, entonces no conocía esa parte de mí quizás, o no le había prestado atención, quizá a la parte emocional o más espiritual.

FRANCK SCIPION 24:35 Dicen que para ir creciendo hay que despedirse de otras etapas anteriores de tu vida. Es un poco lo que ha pasado.
SOMA 24:41 Justamente. Cuando llegué a un punto de conseguir cosas que me había propuesto ya en un momento dado, empezaron a ocurrirme cosas nuevas. Pues bueno, lo que ocurrió fue eso, justo que dices. Había quemado etapas y entraba en una nueva, y aquí empezó el gran cambio.
FRANCK SCIPION 24:59 Eso es. ¿Estás, digamos, posicionado en tu nicho, en tu sector de forma tradicional, voy a llamar esto un negocio offline, aunque lo tuyo sea un negocio un poco distinto a lo que sería un restaurante.
SOMA 25:12 Pero sí es físico. 1.0.
FRANCK SCIPION 25:14 Y creo que en este momento, en el que estás con estas dudas y estas ganas de cambio, ¿empieza a surgir un poco la idea de montar algo online, o estoy anticipando un poco el movimiento?

«Lo dejé todo y me fui con mi mujer a Bolivia con un billete sin fecha de regreso. La clave, o una de las claves de todo es parar y saber cuándo parar»

SOMA 25:29 Te anticipas pero llegamos ahí. Mira, te cuento muy, muy rápido. Lo que hice fue -pues, en mi onda, como yo soy- decidí pausarlo todo. Yo no sé por qué yo no soy feliz ya después de varios meses a un año en esa onda, no sé por qué no soy feliz pero me voy a ir a descubrirlo.

De forma que decidí pausarlo todo, y decidí irme de viaje por Latinoamérica con mi mujer y nuestras mochilas. Mi mujer -tengo la suerte de tener la mejor mujer del mundo, lo siento por los demás chicos que estáis ahí afuera, pero me la he llevado yo-, y me acompañó sin ningún tipo de obstáculo, todo lo contrario.

Ella dejo su trabajo, que además iba ascendente también, y dejamos nuestro maravilloso piso, lo dejamos todo. La empresa la puse en pausa, a mínimos para poder hacer las cosas que legalmente hay que hacer, y me fui sin billete de vuelta. Nos fuimos -mejor dicho- sin billete de vuelta. Compramos un billete a Bolivia.

FRANCK SCIPION 26:28 Éste ha tenido que ser un viaje muy bonito.
SOMA 26:30 Muchísimo. Y nos dio mucho miedo antes de hacerlo, porque ahora ha sido pasado y contándolo, desde una habitación de hotel en Buenos Aires, parece eso, «el plan divino», pero en aquella época era como…
FRANCK SCIPION 26:43 El salto al vacío.
SOMA 26:43 Es una locura. Estoy haciendo una locura, estoy haciendo una locura, y estamos dejando los trabajos, y estamos dejando el piso y nuestras obligaciones, pues tardamos medio año en poner las cosas en regla para poder irnos de una forma bien hecha sin causar problemas con las obligaciones que uno tiene adquiridas.

Entonces nos dedicamos a poner en una pared de la casa todos los motivos por los que queríamos viajar, y eran motivos muy, muy espirituales, relacionados con los miedos y con los sueños, quizás más internos de uno; y para que cuando nos atacaba el miedo pues pudiéramos leer la pared, no hubiera que buscar ninguna hoja ni encender el ordenador, tenías la pared de tu casa hablándote. Y bueno…

FRANCK SCIPION 27:22 Ya tienes que montar un negocio de coach porque tienes todo, todo lo que hace falta para–
SOMA 27:26 Hay gente últimamente diciéndome bastante esto, tío–
FRANCK SCIPION 27:30 Pero está bien, está bien. Son herramientas útiles, desde luego.
SOMA 27:35 Sí, desde luego. Y bueno, pues nos fuimos y fue un viaje que nos cambió la vida básicamente. El resumen, por no alargarme, es que nos cambió la vida. Entonces en ese viaje decidí, a los seis meses, ya tenía otra vez la cabeza bullendo de ideas.

Fue un viaje reparador y a todo el mundo -hoy participo en varias master minds con gente- y a mis colegas les propongo siempre parar. Es clave, es determinante parar, y esto es una lección que tiene que quedar hoy clarísima para todo el que está ahí viéndonos.

La clave, o una de las claves es parar y saber cuándo parar, y tomar el toro por los cuernos, tener la valentía de parar y decir: «no, yo primero, después el resto, y mi felicidad primero, y me voy a descubrirme. ¿Dónde?, ni idea; ¿cómo?, ni idea.

FRANCK SCIPION 28:28 Perdiéndotele al mundo.
SOMA 28:30 En mi caso, bueno, a mi me sentó muy bien eso, y decidí, ahí. En ese viaje reflexioné mucho y decidí varias cosas.

Esas me llevaron, en todo caso, al negocio online, pero la esencia, quizás la lección número uno, fue que pude conectar con, quizás, la parte más humilde que tengo en mi interior, y reconocí, o me reconocí a mi mismo, que las mejores cosas que me habían pasado en la vida, profesionalmente hablando, y por supuesto, personalmente, porque mi vida y mi trabajo es lo mismo, habían sido dando antes de recibir.

Yo ya estaba en el 2010, 2011, 2009, en una etapa de mi vida de pedir, de exigir, «Ya soy fulanito de tal, ya tengo este estatus y ahora la vida me da»

FRANCK SCIPION 29:16 El famoso «give us gets» de los yanquis, ¿no?
SOMA 29:20 Justamente, tío. Ahí reconocí. En ese viaje, tuve el tiempo y el espacio para reconocerme a mí mismo que no. «Oye tío». Cuando hice repaso de mi vida, digo «Es que las mejores cosas me han pasado cuando he dado. Cuando he dado amistad y luego eso se ha traducido en un negocio espectacular, pero yo no lo hice por el negocio, ni se pensaba, era una amistad que crecía y que te apetecía ayudar a alguien.»

Cosas así. Entonces, decidí que no sabía muy bien, muy bien que iba a hacer, pero, fuera como fuera, iba a cerrar mi estudio, llevaba 10 años con el, desde el 2002 que empecé, era 2012, digo: «10 años haciendo algo es tiempo suficiente, hay que pasar a otra cosa.»

Y, lo que hiciera, iba a estar orientado desde el dar primero. Y eso me iba a dar. No sabía el qué, pero me iba a dar.

FRANCK SCIPION 30:01 Habías puesto el compartir en el centro de tu vida.
SOMA 30:05 Justamente, Franck. Había puesto el compartir en el centro de mi vida; justamente.

Y no hubiese podido llegar a ese sentimiento ni a esa conclusión si no hubiese hecho, en ese caso, ese viaje que me permitió ganar la perspectiva y bajar del árbol en ese aspecto y decir: «Tío, no eres feliz, ¿por qué?» Pues no soy feliz, y llegué a la conclusión, porque había acabado mi reto, es decir mi reto de, en un momento dado ya, vivir de la música, ser un gran productor, y tal y cuál, pues se convirtió en una realidad. ¿Y ahora qué? Ahora me aburro.

Pues no. Ahora toca un nuevo reto. ¿Cuál? Mi idea. Pero entonces fue cuando decidí eso. Digo: «volveré a España, voy a cerrar mi estudio. Ya está, se acabó. Se acabó, está bien». Que cerrar una empresa lucrativa de diez años no es fácil. Y menos con las estadísticas que hay.

FRANCK SCIPION 30:54 Desde luego, tiene que ser muy sorprendente. De hecho, los asesores te han dicho: «pero.  ¿qué te pasa? ¿Tienes un problema de salud? ¿Está mal de la olla?»

«A mi vuelta cerré el estudio, una empresa que llevaba funcionando y facturando muy bien durante 10 años»

SOMA 31:00 Mis clientes empezaron a odiarme [risas]. Mis clientes me decían: «No se te ocurra», y lo hice; volví y lo cerré -el estudio-, y mis clientes se volvieron locos.

Luego lo reabrí, pero ya lo reabrí con un modelo de negocio diferente basando en esta mentalidad o en este principio, y cambié completamente el modelo de negocio.

Apliqué esta ley de Pareto famosa 80/20. Me quedé con el 20% de los clientes que generaban el 80% de los beneficios. Dupliqué los precios, y gané por supuesto el 80% del tiempo libre para dedicarlo a algo nuevo que fue el principio de esta travesía online.

FRANCK SCIPION 31:39 Yo creo que quizás en este momento, donde ideas una nueva etapa en tu vida profesional, también es ponerse en el puesto número uno de los criterios del negocio futuro que vas a tener, es que te permita tener la libertad absoluta, tanto de viajar como en la intensidad de horas que puedes dedicar semana a semana.

Es decir, yo desde fuera percibo que lo que más a ti te preocupa es tu libertad.

SOMA 32:05 Sí. De hecho en este último viaje en Francia he hecho un paso más, que ya te contaré, pero he hecho una reflexión, la he llamado The freedom obsession, y he hecho una reflexión sobre cómo mi ansia por la libertad puede estar boicoteando algunas cosas.

Pero sea como sea, en el eje– estoy cambiando un poco ese eje, pero ahora, hasta hace un mes, una de las– el pilar número uno quizás, es mi libertad, cómo vivo mis días, como paso mis horas.

FRANCK SCIPION 32:29 Pues yo te agradezco mucho toda esta fase que hemos tenido en este podcast hasta ahora, hablando sin tapujos, sin máscaras, sobre cosas de tu vida, porque de esta forma entendemos el porqué, entendemos muy bien el porqué y de dónde vienes, y ahora vamos a tratar de explicar a la gente cómo encaja esta plataforma digital que has montado, esta versión más nómada de tu negocio que has diseñado.

Ahora que nos has explicado un poco el porqué todas estas cosas han llegado en su momento . Vemos que es el fruto de un proceso muy largo, de una experiencia personal única que te ha llevado en algún momento a tomar estas decisiones. ¿Cómo decides integrar un blog en tu vida profesional?, ¿por qué tiene la idea?, en fin. Esto parece muy raro, porque lo tuyo estaba todo encarrilado en un negocio tradicional y en algún momento, no sé, pasa algo y ¡puff!

«Voy a hacer algo, no sé muy bien que pero va a ser algo en lo que voy a dar antes que recibir. Aquí nació mi plataforma online»

SOMA 33:24 Sí. Yo vuelvo del viaje diciendo: «voy a hacer algo, no sé muy bien que pero va a ser algo en lo que voy a dar antes que recibir», y además, yo quiero seguir viajando; esto que he experimentado, ya había viajado antes, pero pues muy formal todo, muy de hoteles y todo muy organizado, no así con una mochila, y sin planes y sin billete de retorno, entonces digo: «yo quiero seguir haciendo esto». ¿Qué voy a hacer? No lo sé.

Y dándole vueltas, cuando ya decidí volver a Barcelona, la respuesta, por supuesto, estaba en Internet.

Digo, algo que me permita viajar. No sé que proyecto va a ser pero tiene que ser online, porque va a ser la ley que me va permitir moverme por el mundo, y estar conectado y trabajar.

Y entonces me puse a investigar un montón de cosas, desde invertir en bolsa hasta el blogging, es decir– uno de los mejores consejos quien recibí fue de mi hermano, que es menor que yo, es cantante, pero él me dijo: «Busca, empieza a busca, empieza a buscar lo que sea, en cualquier dirección», y empecé a buscar, empecé a mirar cualquier cosa que se pudiera hacer online.

Y sí que es verdad, no sé quién, no recuerdo, me dio otro de los mejores consejos que pude recibir, que fue: «Hagas lo que hagas, hazlo en el campo que ya dominas, porque es donde vas a ver las oportunidades tú, en tu caso concreto».

Y aunque me apetecía como apartarme un poquito, aunque fuera un poquito, en un porcentaje, del mundo musical, porque venía toda la vida de él…

FRANCK SCIPION 34:54 Parece que la producción te sigue persiguiendo toda tu vida, no la vas ha poder…
SOMA 35:00 No, y ahora que ya estoy en este momento, ya la he integrado, y la he aceptado y la abrazo completamente con alegría. ¿Por qué? Entonces decidí, digo: «Vale, ¿pues, yo que sé hacer? Bueno, pues yo sé producir, sé grabar, sé mezclar, sé masterizar, se hacer cosas de sonido».

Bueno pues, puedo enseñar a otra gente a hacer esto. ¿Y esto cómo me va a dar dinero? ¿Con cursos? Yo ni puta idea. Lo que quise fue obligarme a no pensar en esos términos, y obligarme a pensar en los términos que había decidido en mi viaje, que era: tú, da.

¿Tu sabes producir?, enseña a otros, y eso volverá a ti de alguna forma. Y me lo creí firmemente, me lo creí, de hecho me lo apunté en la pared en frente del ordenador, como una ley universal para no perder la perspectiva.

Entonces, empecé a investigar mucho sobre blogging, tuve la gran suerte de descubrirte a ti y a tu blog, y empece a leer muchísimo. Yo siempre he huido, por los motivos que he contado, pero bueno, siempre he acabado huyendo  de la formación reglada, y siempre, pero siempre, he sido un gran estudiante.

En el mundo musical yo dejé el curso de Técnico de sonido, y cuando lo hice fue cuando más empecé a estudiar; empecé a leer todos los manuales que caían en mis manos, todo lo que podía.

Lo mismo me ocurre aquí. Empecé a leer todo lo que pude sobre blogging, sobre crear un gran blog y aportar valor, empecé a gastar dinero, a invertir dinero en formación sobre esto, empecé a hacer cursos, aprendí sobre email marketing, y bueno, dediqué en los siguientes años de mi vida a formarme en algo nuevo, y porque esto además estaba en sintonía con algo que para mí es clave, que era el nuevo reto.

Yo me aburría al haber perdido, o conseguido mejor dicho, algunos de los retos de mi vida y quería tener un nuevo reto. Bueno, pues, desde luego, yo que vengo de la producción musical no tengo ni idea de online, ni de mundo online como tal, de email marketing, ni de blogging, ni de WordPress, ni de hostias, ni de lead magnets, ni cosas que ahora me parecen super básicas, el reto era aprender todo esto, de forma autodidacta, haciendo un curso aquí, un curso allá, online, con este mentor, con este otro, elegido a mano, y fue divertidisimo.

FRANCK SCIPION 37:15 El do-it-yourself está dentro de ti desde hace años. Creo que lo llevas ya en el ADN, el do-it-yourself.

Pero también se ve que vas muy en serio con tus propósitos y ahí la única forma de acortar el camino en el aprendizaje es acudir a mentores, gente que ya ha conseguido lo que quieres lograr para que te enseñen y así de esta forma ahorras un poco en este método de ensayo error, que es necesario, pero cuando puedes conseguir algo en tres meses en vez de dos años pues, mejor.

SOMA 37:46 De hecho no hay mejor inversión que pagar por el conocimiento de otro. Es la mejor inversión posible. Punto final. No hay discusión.
FRANCK SCIPION 37:56 Yo ahí estoy totalmente de acuerdo contigo, y es también algo que yo estoy también aplicando a mi propio caso.

Yo también estoy formándome y acudo a mentores que son gente que me han llamado la atención. Hay algo de su negocio que me interesa y que quiero aplicar al mío.

«Si yo puedo aprender en dos meses, pagando a un mentor, lo que aprendería por mi mismo en tres años, Dios mío, que mejor inversión»

SOMA 38:09 Sobretodo, Franck, permíteme decir lo siguiente. ¿Por qué? Oh, el Soma, qué tal. Porque el dinero lo tenemos, viene y va, pero el tiempo es lo que nunca jamás, y todo el mundo lo sabe, no estoy redescubriendo la rueda, todo el mundo sabe que el tiempo es irrecuperable.

Si yo puedo aprender en dos meses lo que aprendería, pagando a un mentor, lo que aprendería por mi mismo en tres años, Dios mío, que mejor inversión. Porque esos tres años no los voy a recuperar de mi vida, en cambio el dinero viene, se va, viene, se va; es anecdótico.

El tiempo no es anecdótico y ese es un gran motivo por el que invertir.

FRANCK SCIPION 38:48 Vale. Punto de partida. Montas un blog en el que quieres aprender a–  quieres enseñar, mejor dicho, a la gente a que aprendan cosas sobre lo tuyo, cosas que tú ya sabes, entonces muchísimos tutoriales, me imagino, en la línea editorial de tu blog.

Pero hay otro aspecto que quiero hablar contigo en tu blog, que yo creo que es fundamental en el éxito que has tenido online, es el tono que hay en tu blog, de hecho, este tono es el tono que tenemos también en esta charla. Más de una vez en tu blog leo o escucho unos cuantos «motherfucker», unas cuantas «putas estrellas».

SOMA 39:25 [risas].
FRANCK SCIPION 39:24 Bueno, lo que toca toca. Y yo creo que este lenguaje, lejos de espantar a tu público lo que ha hecho es todo lo contrario, ha creado una especie de entorno casi tribal, que ha hecho que la gente conecte mucho más fuerte contigo, con tu historia y con tu proyecto. ¿Es así?
SOMA 39:45 Efectivamente, es así. Una de las primeras cosas que aprendí, ya no sólo es que la aprendí, es que me cuadraba con como yo soy, es la de «sé tú mismo», en el mundo online sobre todo.

Siempre lo he aplicado en el mundo offline y me cuadraba seguir aplicándolo en el mundo online. Sé tú mismo. En el mundo online tenemos tal saturación de todo que nos tenemos que distinguir por cómo somos.

Y aunque uno quiere comportarse o dar la mejor versión de sí mismo, y esto lo potencia mucho las redes sociales, somos muy felices, sólo ponemos, no, no, no.

Cómo hablo yo en la calle, así es como me voy a mostrar, de hecho, es que no puedo hacerlo de otra forma. Hacerlo de otra forma, por un lado sería un error, profesional por así decirlo, porque no me permitiría aglutinar a mi tribu alrededor, y por otro sería una cantidad de esfuerzo comportarme de otra forma, que prefiero dedicar ese esfuerzo a aportar valor a mi gente.

Porque imagínate, pensar mientras hablo contigo, no decir no sé que palabras, poner la cara adecuada y el tono de voz. Mira, que al que no le guste esto que está escuchando, ya puede chapar el Youtube y seguir a otra cosa y al que le gusta, le gustará por cómo yo soy. Eso te da esos beneficios de aglutinar alrededor tuyo a una tribu que está afín a lo que tú estás representando en este caso.

FRANCK SCIPION 41:04 En tu blog también vemos que a pesar de estar trabajando en un entorno muy creativo, yo creo que eres una persona bastante disciplinada, Oriol. Se ve que cada semana sacabas ahí el tutorial super cuidado, contenidos de primera.

Esto dura yo creo que más o menos un año. Yo creo que el primer año de tu blog es un reloj suizo: tutorial, tutorial, reseña, software, valor, valor, valor.

Y luego en algún momento, quizás cuando te das cuenta un poco del montón de horas que estás dedicando a esta actividad de compartir, no sé si surge la necesidad, pero naturalmente nace la idea de intentar, quizás, ahora que estás pasando mucho tiempo,  y que estás disfrutando del tiempo que estás pasando en tu plataforma digital con tus seguidores, pero quizás hace falta, digamos, monetizar un poco esta audiencia. En fin, cuéntanos un poco este punto de inflexión que hubo.

«Yo no trabajaba en nada más que en el blog. Mi mujer volvió a su trabajo y yo me dediqué a dar, dar, dar, y no facturé durante un año un solo euro»

SOMA 42:05 Es importante. Sí, es importante este punto de inflexión. Lo que ocurrió– yo, afortunadamente, venía con una buena marca personal antes de dar el salto, entonces dar el salto fue relativamente fácil.

Ya contaba con, no sé, 60,000 seguidores en Facebook, entonces sólo tuve que decirle a la gente: «oye, he hecho esto», y a partir de ahí aportar valor como bien dices y, efectivamente, me tiré un año trabajando ocho horas diarias, es decir, yo no trabajaba en nada más.

Mi mujer volvió a su trabajo y yo me dediqué a dar, dar, dar, y no facturé durante un año un solo euro. Y eso puede parecer fácil de decir, pero ¡tírate un año sin facturar un euro! cuando tú eres un ser independiente, vives con tu pareja, tienes que pagar tu vida en una ciudad europea, al fin y al cabo.

No es nada fácil, y hay momentos de dudas enormes que dices: «no puede ser, o sea, necesito más dinero para seguir manteniendo mi vida y no lo estoy generando, no puedo vivir del aire, si alguien sabe como por favor que me diga la fórmula, porque me encantará, pero no conozco la fórmula», entonces, fue duro.

Fue muy placentero porque sí que es verdad que yo tenía ahorros y tenía un plan económico, he hecho un plan, «bueno, puedo aguantar todo este tiempo con mis ahorros», mi mujer volvió a su trabajo, de forma que tenemos unos ingresos en casa, y sabía que podía jugar, podía jugar, podía pasármelo bien y esas dudas que te van asaltando pues las podía mantener más o menos a raya y disfrutar, y disfruté una barbaridad, una auténtica barbaridad al ver feedback hiperpositivo que recibí.

Me empezó a dar eso. Tú das, y sólo el feedback que me llegaba de vuelta era una bendición en mi vida, en mi corazón,  en mi sanación, en mi espíritu. Entonces lo disfrute muchísimo, Pero lo que ocurrió casi desde el inicio fue que hubo gente, siempre, y eso solo fue en aumento, que pedía más.

Y eso, ahora he aprendido que es algo que ocurre de forma prácticamente natural si otorgas y si das valor. En esa época no lo sabía, pero está en sintonía con esta visión kármica de dar y recibir, es que así. Puedes verlo desde el ángulo que quieras, el profesional, el económico, el espiritual.

Es un poco lo mismo siempre. Y desde el inicio hubo gente que me decía pues esto, «Oye, tío, me encantan tus tutoriales, pero necesito algo más organizado», porque los tutoriales, yo voy publicando lo que quiero, cuando quiero, nunca sigo un plan editorial, en ese aspecto no soy especialmente efectivo.

Hago un poco lo que quiero, voy publicando según me apetece a mi, o si alguien me envía un mail.

FRANCK SCIPION 44:44 Hombre, es la naturaleza de los blogs. Para mi un blog es una colección de post-its. No tiene que ser un libro a fondo donde vas capítulo por capítulo abordando los temas.
SOMA 44:54 Precisamente por esa naturaleza de la que hablas de los blogs, me cuadraba mucho. Me sentía muy libre pudiendo aportar valor de una forma tan libre, tan espontánea.

Sí que es verdad. Y esa gente: «¿No tienes un curso sobre X, Y, Z?». Y esa cifra de gente fue creciendo, creciendo, creciendo, y llegó un momento en el que era un grito, mi bandeja de email era un grito.

Y empecé a sentir que no estaba, también, ayudando a cierto tipo de personas, a un tipo de seguidores que realmente se lo toman muy enserio y quieren algo más del bocado, del snack momentáneo, quieren desarrollar una carrera como la he hecho yo, y sé que les puedo ayudar además.

De forma que en un momento dado, el paso lógico fue decir: «Voy a hacer un curso con un plan de estudios orientado completamente a los resultados, con mi estilo superdirecto de hablar y de enseñar sobre mezcla», en este caso que es uno de los campos del sonido.

FRANCK SCIPION 45:56 ¿Hiciste un máster de mezclas?
SOMA 45:59 Nace un máster de mezclas de tres meses de duración, superintenso y completo.
FRANCK SCIPION 46:05 Vamos a hablar un poco de esta experiencia, vamos a hablar de las dos caras de esta moneda, porque nos vas a contar que el curso ha ido muy bien, las ventas han funcionado muy bien.

Quizás empecemos por esto, al principio, seguro que tenías muchos miedos en el momento de de lanzar este producto inicial al mercado, sobre todo porque el producto no estaba hecho, es decir, tú partías de una idea, de un índice seguramente, del curso, obviamente sabías los temas que ibas a abordar, pero los materiales en sí no estaban hechos.

Entonces lo primero que hiciste fue ponerte a vender este curso para ver si realmente encontrabas público, ¿verdad?

«No hay mejor forma de validar algo que pre-venderlo»

SOMA 46:46 Efectivamente. Una de las cosas que aprendí con todo esto en estos años, pues es este rollo de validar antes de lanzar, que es algo que lo he aprendido en el mundo online y lo estoy aplicando a toda mi vida, personal, offline, 1.0, validar antes de lanzar, creo que es clave.

Pensé: «Bueno, yo tengo una idea, es cojonuda, un curso supercompleto, la hostia, voy a dejarme la piel, hacer el curso más efectivo y completo sobre mezcla».

Bueno, eso puede ser una barbaridad de trabajo, y luego si nadie lo quiere, ¿yo qué hago?

Además ya a final de 2013 tuve que empezar a dejar un poco el blog de lado, porque tenía que hacer cosas en el mundo offline, lanzar discos en los que estaba metido, tuve que trabajar como productor también, porque tenía que seguir al fin y al cabo comiendo, y no puedes dedicar ocho horas indefinidamente sin ganar ingresos, tienes que seguir facturando por algún lado.

Entonces lo que hice fue validarlo, básicamente. No hay mejor forma de validar algo que pre-venderlo. También, eso es como punto final. Si alguien está dispuesto a pagar.

FRANCK SCIPION 47:51 Esto está genial. Exactamente, porque la estrategia es: antes de desarrollar todo el curso y no saber si la gente te lo compra, vamos a hacer lo contrario.

Sacas, digamos, un material de presentación y un botón de compra, y si la gente compra, pues luego te encargarás de producir estos materiales, pero por lo menos sabes que hay ventas reales. Es decir, no se basan en una encuesta, «¿tú me comprarías si…?»

No; son ventas reales. Cuando hablas de un proceso de validación, se valida con un botón de compra que dice: «Sí, yo quiero mi plaza para el máster de mezcla con Soma».

SOMA 48:22 Correcto. Es como los discos. En el mundo de la música pre-vendemos discos, y antes -no sé-, dos meses antes de que salga un disco, pues hay X unidades a la venta que a lo mejor tienen la firma del artista o tienen, ciertos bonus.

De forma que no estamos reinventando tampoco la rueda; estamos adaptando al mundo online cosas que se hacen de toda la vida en el offline, de forma que eso te ayuda, por un lado a generar ingresos y a poder financiar la creación de esos productos que vas a lanzar.

FRANCK SCIPION 48:52 Vamos a concretar, Soma, porque es interesante, para todos los que quieren replicar un poco tus pasos, entender cómo hiciste la venta de este máster. Tenías ya un blog, llevabas casi un año escribiendo, había, yo creo que mucha gente, que ya te seguía en el blog, tenías muchos lectores fieles, y allí anuncias, creo, un webinar.
SOMA 49:12 Efectivamente. Yo decidí hacer un webinar porque a mi eso de vender poniendo simplemente una página: «Tengo esta cosa, y si quieres apúntate», había algo ahí que me parecía frío y que no me hacía sentir bien conmigo mismo.

Tenía un poco la impresión de estar engañando. Sé que es una cosa muy irracional y muy ilógica, pero no me acababa de sentir cómodo. Yo volví un poco a esa ley que tenía en la pared escrita, que era: «da y luego ya recibirás lo que la vida te tenga que dar».

Entonces, yo no tenía ni objetivos de ventas, yo no tenía ni idea de nada, de cuánto iba a facturar, ni me lo quise plantear.  Descubrí este formato de webinarios, en los que podía de nuevo, dar valor antes de siquiera pretender recibir. Porque eso de poner la página de venta, y venga, vamos a recibir, me faltaba esa ecuación, esa parte de la fórmula, que es dar.

FRANCK SCIPION 50:10 Yo no soy tan duro como tú, porque llevas años trabajando en un blog en el que estás dando mucho, entonces, si en este blog hay una página de venta, yo creo que el dar es mucho más fuerte que el recibir, pero vamos.
SOMA 50:24 Sí. Pero todavía en esa época, y ahora ya sí que empiezo a verlo ya mucho más hacia nivel emocional, que es la mayor gestión que tengo que hacer, pero todavía en esa época no lo veía tan así.

Aunque llevaba una año y pico dando valor como un animal, todavía sentía que antes de ofrecer la venta de algo, tenía que seguir dando el extra, el punto final de valor. Y eso, por supuesto, es una situación emocional de cada uno.

En mi caso, me costaba todavía aceptar la venta. Entonces, pues hice un webinario, me preparé una master class sobre mezcla cojonuda en la que intenté aportar muchísimo valor, y el feedback fue espectacular, fue muy positivo.

A la gente, que en un momento dado quiere asistir a la master class, y no quiere nada más, y ese snack ya le sirve, perfecto; les acabas de dar un regalo maravilloso que van a poder aplicar y van a poder mejorar su sonido.

Y para ese porcentaje de gente que realmente eso no es suficiente, por un lado pueden conocerte, pueden ver mucho mejor lo que les estás ofreciendo, porque luego dediqué unos minutos a explicar con pelos y señales, y a responder preguntas, a que no hubiera ningún tipo de duda: «esto es lo que estoy ofreciendo.»

FRANCK SCIPION 51:35 Aunque no te gusta la palabra, hiciste un gran trabajo de venta.
SOMA 51:39 Sí.
FRANCK SCIPION 51:38 Tú te lo pasaste en grande, en el webinar, primero dando una charla y compartiendo contenidos, pero al final cuando dices, «que yo he explicado a la gente muy bien lo que venía en el curso. Ellos han podido tener una experiencia de ver cómo iba a ser todo este rollo», pues esto se va a vender.
SOMA 51:52 Sí,  exacto. Es una forma de vender, y es una forma de vender que con los años, estos últimos años, estoy aprendiendo que– estoy sintiendo, mejor dicho, que me cuadra, me cuadra muy bien.

Es una venta, podríamos decir, en caliente, es una venta desde la confianza, no es una venta desde la frialdad, ni desde el conseguir la venta a cualquier precio, para nada.

FRANCK SCIPION 52:16 Lo que has hecho es: «Señores, al final del webinar hay aquí una oferta, esta oferta la dejo en la mesa, esta oferta es valida X días, y a partir de ahí pues vamos a arrancar el máster ya a tal fecha.

Entonces tienes hasta la fecha establecida para tomar tu decisión. Si vienes, encantado de la vida; si no vienes, igualmente encantado de la vida», y ya está.

SOMA 52:37 Es más– sí, no. Hay mucha, claro. La mayor parte de gente disfruta de tu master class, de tu webinario, y ya está, y me parece perfecto. Y

sólo el mail que recibo de vuelta, «Tío, mil gracias por la master class, llevo dos días haciendo cosas que has dicho y ya estoy viendo los resultados»,  me parece maravilloso y esa persona– o sea, poder aportar y cambiarle la vida aportando algo, ya es algo positivo de vuelta, no es sólo lo económico.

Hay varias formas de recibir, entonces la económica es una más.

FRANCK SCIPION 53:12 Total. Te funciona de maravilla, creo que se apuntan 40 y pico personas en la primera edición–
SOMA 53:17 50 y tan– ya prácticamente las 60, llegamos a 58 creo.
FRANCK SCIPION 53:20 60 personas en la primera edición del máster, y haces lo que le llamamos nosotros «El lanzamiento a cinco cifras», es decir, éxito total, chapó, «turut turut», genial.
SOMA 53:30 Sí, aluciné, realmente aluciné.
FRANCK SCIPION 53:32 Claro, mi pregunta era esta, o sea, ¿tú podías imaginar que algún día realmente ibas a vender un máster así, online, a gente que la mayoría de ellos no los conoces físicamente?
SOMA 53:43 No, para nada, para nada lo podía imaginar. Siempre he entendido que la información es una forma gratuita, con el auge de Youtube, todas  estas plataformas, pues bueno, tiene todo su camino y su potencial, pero de ahí a dar el salto, sobre todo porque en España y en el mundo de habla hispana -sobre todo en España-, vamos con un lag, con un retraso con respecto al mundo anglosajón -en internet hablo- enorme.

La confianza con los pagos online, «¿esto va a a funcionar o no va a funcionar?», «¿me van a robar en mi tarjeta de crédito?» hay un nivel de desconfianza que en el mundo anglosajón pues ya está superado. Entonces, el propio formato online a mi me daba, me provocaba muchas dudas, digo: «bueno,  a ver si la gente realmente…», porque yo he dado master classes físicas, «para la cam, para no sé que, para…» y claro, presenciales pues como que no hay dudas, todo el mundo tiene una confianza.

Y me sorprendió mucho ese feedback, y ahora entiendo que esa confianza me la fui ganando durante todo ese año y medio de dar y dar y dar y dar y dar. Entonces, ahí es donde estás creando la confianza con tu potencial alumno/cliente al fin y al cabo.

Entonces fue maravilloso, realmente fue una experiencia recibir esos sesenta alumnos en un mes fue un sueño hecho realidad, de hecho.

FRANCK SCIPION 55:08 Bueno, ya sabes que en Lifestylealcuadrado yo hablo de todo, lo bueno y lo malo también.

Vamos a contar un poco lo que pasó después, porque obviamente una vez que prevendes un curso la promesa es «está aquí», y aunque es un máster en el que tenías, digamos, una semana para preparar la clase de la semana, tenías que producir los materiales con cierta velocidad, y no vamos a esconder que en tu caso este nacimiento ha sido complicado y doloroso y jodido.

SOMA 55:39 Sí. [risas] Ha sido un parto que no lo quiero volver a repetir, mira lo que te digo. Y por supuesto, he aprendido en el proceso, para no volver a repetirlo.

Quería tener muy claro lo que quería enseñar, pero quería poder hacerlo, como quien dice, mano a mano, con esa primera promoción de alumnos. «Ya que sois la primera, puedo hablar con vosotros mano a mano para realmente hacerlo con la mayor efectividad, y realmente hacer el producto educativo más efectivo posible.»

Y para eso, es tan simple como hablar, e ir iterando constantemente. Me dicen esto, lo incorporo a mi fórmula, me dicen esto, lo incorporo. De esa forma sale magia, sale realmente lo que tiene que salir y no lo que tú en tu mente piensas que es una maravilla, lo que no están diciendo.

Entonces esa escucha y acción posterior, creo que también es clave para cualquiera que pretenda adentrarse en estos mundos. Pero, sí que es verdad que yo soy un optimista acabado, y eso es muy positivo.

FRANCK SCIPION 56:48 Sí, es muy positivo.
SOMA 56:48 Pero en este caso fue muy negativo, porque…
FRANCK SCIPION 56:50 Es muy positivo.

Yo pensaba: «En una semana tengo siempre listo cada módulo». Y lo pude mantener durante un tiempo. Pero también soy una persona muy perfeccionista, no aguanto que una cosa esté fuera de coma, todo tiene que estar al más alto nivel. Y esto me salió muy caro»

SOMA 56:51 Sí, es muy positivo, pero subestimé los tiempos. Mi error estuvo en los timings. Yo pensaba: «Yo en una semana tengo siempre listo cada módulo». Y lo pude mantener durante un tiempo. Pero también soy una persona muy perfeccionista, no aguanto que una cosa esté fuera de coma, todo tiene que estar al más alto nivel.

Porque también algo que he tenido muy claro es: siempre que yo cobro dinero contante y sonante, cash, por algo, tengo que ofrecer lo más alto. Y eso sé que está conmigo, y hay mucha gente que no casa con esta filosofía -me parece respetable- pero yo sé que me siento cómodo cuando sé que por mí mismo estoy entregando lo máximo.

Si hay alguien, no está contento, perfecto, yo estoy tranquilo. Le devuelvo su dinero, no hay ningún problema, pero yo estoy tranquilo, duermo tranquilo porque sé que estoy haciendo algo de la más alta calidad.

Eso tiene un contraparte y es que los tiempos de realización de los materiales se me multiplicaban por seis, entonces era imposible, y además–

FRANCK SCIPION 57:57 Si ya estabas trabando ocho horas al día, multiplico por seis, 48 horas en un día no..

«Lloraba leyendo algunos correos de ánimo, de apoyo, de gente que ha pasado por situaciones similares y que entiende muy bien el dolor que supone y, bueno, eso fue maravilloso»

SOMA 58:03 No. ¿Qué pasó? Que el blog empezó a sufrir.

No pude mantener los dos ritmos, y además de esto, pues, 2014 fue un año muy malo en lo personal, porque una persona muy cercana, familiar de nivel uno, que yo llamo, sufrió un cáncer horrible y nos desmoronó a mí y a mi mujer, nos desmoronó completamente, pero completamente, nos provocó un daño gestionar la cantidad de trabajo que de repente tenía en las manos era abrumadora, y a nivel emocional el cáncer del familiar, te digo, era un familiar de nivel uno, es decir, en casa, entonces eso– mi mujer dejó el trabajo, directamente, y pasaba las noches, los días, 24 horas en el hospital, era una locura emocional y logística y espiritual.

Entonces todo esto se juntó en un cóctel horrible, realmente, muy doloroso. Y afortunadamente, tengo que decir, y aprovecho para mandarles todo mi amor, que esta primera convocatoria de alumnos, estas 60 personas, no sólo fueron supercomprensivos con la situación, porque llegó un momento en que tuve que decirles «oye, mira, tengo esta situación y tengo que ir un poco más lento, lo siento en el alma porque no me gusta faltar a lo que yo me he propuesto, pero voy a ir a este otro ritmo más lento»; no sólo fueron supercomprensivos, sino que el feedback de amor que recibí de vuelta, bueno, bueno, no se ve, pero se me ponen los pelos de punta, de verdad te lo digo.

Lloraba leyendo algunos correos de ánimo, de apoyo, de gente que ha pasado por situaciones similares y que entiende muy bien el dolor que supone y, bueno, eso fue maravilloso.

Y mira, ese es el tipo de negocio que quiero tener. Yo no quiero tener a 200 mil clientes; quiero tener a 60 tíos buenas personas, luchadores, buena gente, que no siempre es fácil tener eso; pero en este caso se formó ahí una cosa maravillosa.

FRANCK SCIPION 60:01 Esto ocurre porque te involucras realmente a fondo en este negocio y ofreces algo que la mayoría de los negocios tradicionales no ofrecen. Es decir, tengo productos, compras, no compras, pues ya está, hasta ahí hemos llegado.

Lo tuyo en tu blog es muy distinto; realmente compartes momentos de vida, y la gente conecta contigo profundamente, aunque nunca te hayan visto en un escenario o saludado, da igual.

La gente conecta profundamente contigo y cuando algo te afecta te dan muestras de cariño. Yo creo que todos– cuando llegas a esa realidad, todos hemos pasado por experiencias dolorosas con un familiar con cáncer, y la verdad es que son momentos en– lo que has dicho tú es fundamental, aquí lo más importante está claro y has tomado la decisión correcta, es decir, retrasar un poco las entregas y sentarte en donde realmente te esperaban en estos momentos.

SOMA 60:55 Sí. Aprovechando aportar algo de valor a los lectores que estéis ahora ahí. Si yo hubiese previsto mejor los timings, hubiese creado más material con anterioridad, etc., es verdad que cuando esta situación personal, que es imprevisible, se instaló, hubiese podido afrontarlo con menos impacto en el negocio, en este caso.

Sí que es verdad que era la primera vez que yo hacía esto, y el impacto fue drástico, directo, porque yo no supe prever la creación de los materiales, mi nivel de autoexigencia, este cóctel que se montó.

Si alguno de vosotros está en esta onda o en este momento justo de crear, el consejo es: adelanta, crea, y atrasa por otro lado, es decir, lo que prometas, dóblalo, porque vas a tardar el doble seguramente.

FRANCK SCIPION 61:53 Genial. Yo creo que son cosas fundamentales para para todos los que quieran lanzar cursos.

Vender cursos es muy bonito pero obviamente hay que entregar lo que has vendido, porque de ahí nace esta base de clientes, que en tu caso son auténticos evangelistas, son gente que cada vez que pueden van hablar de tu proyecto, van a declarar tu amor por lo que estás haciendo, Soma, y esto solamente se gana poniendo tu corazón en lo que estás haciendo, creo.

SOMA 62:20 Sí, estoy completamente de acuerdo.

Y ahí tengo un punto de rabia ahora mismo, pequeñito, al escucharte, porque estás diciendo algo que es tremendamente importante, y a toda la gente ahora mismo leyéndonos, escuchándonos, ahora sí «qué palabras más lindas, que pajaritos por aquí», pero no son pajaritos, es vital lo que estás diciendo, es vital.

Estamos hablando de hacer un negocio en lo que está tu corazón, sin filtros, al cien por cien metido, y lo que eso te genera de vuelta. No son sólo palabras, estamos hablando de mi vida en este caso.

FRANCK SCIPION 62:58 De emociones.
SOMA 62:58 Y de otras vidas a las que impacto. Palabras mayores.
FRANCK SCIPION 63:03 Es realmente lo que permite el blogging. Es posible que hayamos tomado la misma píldora tú y yo, que estemos en el Matrix y los demás no, pero es que nos da igual. Vamos a seguir tomando estas píldoras, yo estoy seguro, tanto yo como tú.
SOMA 63:16 Total.
FRANCK SCIPION 63:16 Vamos a hablar rápidamente del impacto que ha tenido este momento de ausencia en tu blog. Al final… hablamos primero de Google, porque Google es para nosotros una amenaza que siempre está por aquí. ¿Qué pasó con el tráfico de Google? ¿Bajó las visitas rápidamente o se mantuvieron las visitas bastante estables durante muchos meses?

Estuve sin publicar apenas un año, digo «esto va a ser una catástrofe, la gente va a dejar de venir», y para nada, las visitas se mantuvieron muy estables

SOMA 63:37 Curiosamente se mantuvieron todos los meses. Yo estuve sin publicar apenas un año. Publicábamos algún post suelto, o sea, realmente no hay plan, no hay estabilidad, no hay nada, y esperaba, digo «esto va a ser una catástrofe, la gente va a dejar de venir», y para nada.

Una de las cosas maravillosas que tiene el blogging es que los motores de búsqueda -Google en este caso como número uno-, siguen enviando tráfico de gente interesada en lo que hemos ofrecido con anterioridad.

Y se mantuvieron muy, muy estables. A lo mejor bajó un 5 %, es decir maravilloso. Y eso para mí fue una tranquilidad también, ver que seguían entrando miles de personas cada día, seguía recibiendo emails de agradecimiento o de dudas. Y el ritmo se mantuvo aunque yo no publicaba, y eso me chocó brutalmente, porque yo esperaba una catástrofe.

FRANCK SCIPION 64:29 Pero es que la calidad editorial de tus posts era tan alta, que Google entendía enseguida que para estos temas, estas búsquedas, tú eres el referente y ha seguido mostrando tus páginas ahí a los usuarios cuando había búsquedas relacionadas.

Siempre se dice que cuando que eres blogger no escribes para Google sino para la gente. Y cuéntanos un poco cuál fue este sentimiento. Aparte del sentimiento tuyo de culpabilidad, que ya nos explicaste, que se entiende, hace poco decidiste retomar el blog y ¿cómo se tomaron tus seguidores esta ausencia?, ¿no hay ningún problema?, ¿has vuelto a conectar con ellos? En fin, cuéntanos un poco.

SOMA 65:11 Pese a que las visitas, hablando así como de números y anónimos, se mantuvieron, yo estoy seguro de que los seguidores más fieles se sintieron decepcionados, y con toda la razón del mundo, porque aunque es una cosa completamente gratuita y todo el mundo entiende que uno tiene una vida y que esa vida está antes que cualquier otra cosa, se crean estas relaciones.
FRANCK SCIPION 65:35 Está bien que lo digas. Está bien que lo digas, porque algunos que me escriben por lo menos no lo tienen claro. Exigen, exigen, exigen.
SOMA 65:42 Bueno, hay lectores que tengo por supuesto, que tampoco lo tienen claro y se quejan del agua que sale del grifo, y se piensan que esto lo pone el ayuntamiento, que es un derecho humano o algo.

No. Esto lo hago con todo mi amor, pero tengo una vida por supuesto. Pero sí que es verdad que la gran mayoría lo entiende, y sólo recibo cosas positivas. El porcentaje de cosas negativas es absolutamente residual, en mi caso al menos.

Hubo mucha gente que se decepcionó. Eso no se tradujo en ningún tipo de crítica, porque todo lo que recibí fue: «Soma, tío, ¿cuándo vas a volver por favor?». Es más una petición que una crítica. «Cabrón, no estás, ¿por qué no estás?». A veces decía: «Tíos, estoy hasta arriba de las redes», y la gente ha seguido viendo mi evolución a través de redes sociales y mi trabajo.

He hecho giras; a la vez que estaba con este máster de mezcla, estaba con el resto de cosas que estoy, que son unos cuantos malabares ahí. Aunque yo no lo recibí muy directamente, entiendo o entendí que había gente que estaba decepcionada de no tener esa continuidad al fin y al cabo.

Y además vivimos -creo que esto es importante para, hagas lo que hagas, seas blogger, seas youtuber, que ahora está muy de moda, sea lo que sea- vivimos en unos años -creo que el 2015 y de aquí para adelante va a ser así- en los que la clave está en la continuidad.

Los youtubers más exitosos publican con una regularidad religiosa, los bloggers también. Vivimos en estos años de consumo rapidísimo, de pequeños snacks de información y ahí crear ese hábito en el lector o en el visitante de que tal día a tal hora siempre ocurre una cosa, nos ayuda un poco a tener esa programación de televisión que esperas la serie que te gusta con ansia.

Y eso yo creo que lo he perdido de cara a mis lectores. Ya no saben cuándo voy a publicar, entonces ya no– he perdido que ellos sientan ese ansia y sé que es algo que tengo que recuperar y estoy trabajando muy duramente para recuperarlo.

FRANCK SCIPION 67:50 Soma, yo estoy disfrutando a lo grande esta charla,  pero sé que tienes una obligación profesional dentro de poco. Hay un tema que no hemos abordado que es el tema personal que sí quiero abordar, sí o sí. ¿Te parece si entramos en este tema ahora?
SOMA 68:04 Perfectamente. De hecho, acabo de recibir un Whatsapp, enviado así, sin que os dierais ninguno cuenta, porque veo que me gusta mucho hablar y a ti también, y aportar valor y motivar a los demás, de forma que puedo ganar un poco de tiempo. No te preocupes. Vamos con tranquilidad.
FRANCK SCIPION 68:18 Vamos a ir cerrando este podcast con tranquilidad, como dices. Lo has comentado en el podcast, vives con alguien muy especial en tu vida, es Ana.

Con Ana compartes todo: viajes, sueños y también estas putadas que llegan de vez en cuando en la vida. Pero también Ana en estos momentos, entiendo que te está ayudando a ti en tu negocio, estáis trabajando los dos codo con codo, y ahí sí yo quiero escuchar tu secretos, Oriol, porque, ¿cómo es eso de trabajar con la mujer que amas?

¿Cómo es trabajar con la mujer que amas?

SOMA 68:55 Eso es una maravilla. Eso es una maravilla. Nunca había tenido esta experiencia y es una maravilla. Hay un ingrediente, todo el mundo lo quiere saber ahora. ¿Cómo es posible? ¿Cómo se mantiene?
FRANCK SCIPION 69:08 ¿Cómo es posible? Sí, sí. Por eso he sacado la pregunta.
SOMA 69:11 Es muy fácil, os lo he dicho antes. Tengo la mejor mujer del mundo, lo siento. Ya, no se puede repetir esta unión de amor verdadero [risas]. No, realmente pienso lo que acabo de decir, pero es verdad que hay mucho más que eso.
FRANCK SCIPION 69:25 Yo me lo creo, porque la conozco y la he visto, y es la mejor mujer del mundo, lo confirmo, por supuesto [risas].

Pero estoy seguro de que también los dos estáis poniéndole de lo vuestro para digamos, entrar en una rutina que os permite trabajar bien, y sobre todo, no mezclar temas de trabajo con temas de pareja, que ahí está el peligro.

SOMA 69:42 Nos ha costado mucho. Ahora que he dicho que tengo la mejor mujer del mundo, y de verdad lo creo, también pongo encima de la mesa el lado negativo y es que nos ha costado mucho.

Ana, lo que hicimos en un momento dado fue, cuando vimos que esto se hacía tan grande, y no sólo eso, que es que sigue habiendo mucha gente que sigue pidiendo mucho más, de forma que esto estamos viendo que se va a convertir en algo enorme y nos apasiona, a mí me tiene con un nivel de excitación casi constante el por dónde va a ir todo este proyecto que empezó con una cosa tan pequeña pero tan buena.

Decidimos, digo «bueno, no se me ocurre nada mejor que incorporar a Ana a este proyecto», porque además ganamos en todos los ámbitos. Podemos viajar juntos por el mundo con nuestros ordenadores y equipos digitales y trabajar juntos mientras viajamos y hacer este término, que se llama «traviajar», que me encanta.

Traviajar, eso es lo que hacemos. Entonces, nos ha costado unos meses duros de adaptación en los que el trabajo se ha metido en nuestra relación, por supuesto.

Que el trabajo siempre está, quiero decir, pues Ana, cuando trabajaba en otro sitio, y todas las parejas, cuando uno trabaja en A y el otro en B, llegan a casa y «¿qué tal el día, cariño?» y ahí está el trabajo metiéndose en la relación, y si la han puteado en el trabajo, pues, está triste, pues eso afecta la relación, o sea, no estamos tan poco ahora como «trabajar juntos cambia las cosas».

El trabajo siempre está en las relaciones. Pero sí que es verdad que nos ha costado un tiempo, sobre todo porque yo soy un maniático del control y nunca en mi vida– todos los proyectos que he hecho los he hecho yo solo, sin delegar.

FRANCK SCIPION 71:26 ¡Qué bien te conoces, Soma!
SOMA 71:28 Sí [risas] sí, tío. Es clave conocer tus defectos para poder tenerlos, ya ni siquiera cambiarlos, eso sería la perfección, pero al menos tenerlos en cuenta cuando tomas las decisiones.

«Yo sé que soy así y peco de esto», pues ya la decisión la tomas poniendo eso en la ecuación, más que cambiándolo; cambiarlo lleva un trabajo más largo.

Entonces sí que es verdad que nos ha costado porque a mí me cuesta mucho delegar. Soy un tipo do-it-yourself total. Yo me lo guiso, yo me lo como. Desde la edición del vídeo hasta la última imagen gráfica, hasta la última coma, por eso tardo tanto tiempo en crear mis contenidos, hasta los gratuitos, tardo ocho horas en hacer tutoriales gratuitos, es una barbaridad.

Pero nos ha costado un tiempo esa delegación, aprender por mi parte a delegar, porque Ana es una organizadora excelente, y estoy convencido de que se va a convertir en una project manager espectacular.

De hecho, ya se está formando en esa dirección de project management, porque es una organizadora excelente. Lo bueno aquí es que nos entendemos bien. Yo soy un tío creativo, con muchas ideas, pero soy horrible organizando, soy malísimo.

FRANCK SCIPION 72:40 Pues ahí entre los dos tenéis aquí.
SOMA 72:44 Y Ana no es una persona creativa, pero es muy buena organizando. Es como: «perfecto. Vamos a ver si aquí montamos un combo bueno de trabajo.»  La situación actual, después de unos meses de tal, esta es buena, y no intentamos apartar de la vida personal de la profesional.

Esto que decíais de «cómo hacéis para que no se mezclen…», no, no. Lo mezclamos completamente, y vivimos inmersos en este proyecto, 24 horas al día, hablamos de una cosa bonita de amor personal y de repente, por cierto, algo le dice al otro algo. Está bien, está bien. Lo tenemos ya interiorizado y forma parte de nuestra vida y nos apasiona el proyecto, entonces…

FRANCK SCIPION 73:27 Por eso también, quizá sea importante que este negocio, esta versión nueva del negocio que estas creando, que estás diseñando en estos momentos, sea también una versión quizás un poco más intensa en las horas de trabajo para que los dos, justamente, tengan más vías de escape, y que eso de trabajar 60 horas a la semana, cuando toca, toca, pero es fundamental que tenga fecha de inicio, fecha de fin porque no puede ser así todo el rato.
SOMA 73:55 Exacto.
FRANCK SCIPION 73:58 Soma, la hora y cuarto casi ha pasado volando. Te voy a dar las gracias por compartir tu historia. Yo sé que tenemos material para otra sesión contigo, así que bueno, la haremos cuando haya ganas tranquilamente.

Has dejado muchísimo valor en la mesa y a mí tus palabras me han llegado fuerte en el corazón porque has hablado con muchísima sinceridad y esto es fundamental.

Yo creo que estamos aquí para compartir historias reales de gente que está haciendo cosas y no somos aquí superhéroes ahí resolviendo los problemas del mundo, ni mucho menos, pero estamos aquí para compartir nuestros trocitos de vida, y desde luego creo que tu historia es muy inspiradora y estoy seguro que mucha gente va a disfrutar de lo que has compartido en este podcast.

A modo de cierre, Soma, ¿qué novedades tienes previstas para lo próximos meses en el blog? Bueno, no quiero romper el scoop, si es que lo vas a anunciar pronto en tu blog, y cómo hacemos para ponernos en contacto contigo, el blog, Twitter, en fin, ¿dónde estás más activo?

Para contactar con Soma

SOMA 75:08 Para los próximos meses ya estoy incorporando también a gente nueva que me ayude, en que podré delegar ciertos aspectos más técnicos de mi creación de contenido y no cargarme de cien por cien, de forma que si hay que editar no sé qué o hay que hacer un gráfico de no sé cuánto, pues que ese gráfico lo haga otra persona, de forma que yo pueda crear el contenido, centrarme en ese punto que es precisamente donde está el valor, centrarme en el aporte de valor, de forma que todo esto vaya mejorando, de forma que para el blog los siguientes meses lo que la gente puede esperar es nuevo contenido de forma regular.

Ya he diseñado un calendario editorial, después de dos años y pico [risas] en el que hay unos días, unas horas en las que se publica cierto tipo de contenidos cada día; está todo como ya un poco planeado– bueno, un poco no, está completamente planeado, de forma que, en el blog, vienen grandes curvas y grandes viajes.

Nos vamos a entretener ahí bien. Y, para mantenerse en contacto conmigo es terriblemente fácil. A través del mismo blog, produccionhiphop.com, hay una sección de contacto y ahí me podéis escribir, y estoy superactivo en redes sociales.

Tenéis la de produccionhiphop, podéis poner Producción Hip Hop en Facebook, en Twitter y os saldrá, pero últimamente, lo que está ocurriendo es que estoy empezando a tener una dicotomía entre Soma y Producción Hip Hop, y no sé a veces dónde publicar ciertos contenidos, entonces, también como Soma, podéis localizarme en redes con el usuario tumellamasSoma, con dos eses, tumellamasSoma, y ahí, estoy publicando una barbaridad de contenido.

De hecho, estoy adicto a Instagram, en estos últimos meses, y cada día publico fotos de la gira, cosas, reflexiones, tal, de forma que en redes estoy también super activo, y me encanta recibir correos, comentarios, así que, invitadísimos estáis para escribir, contactar y compartir lo que sea.

FRANCK SCIPION 76:59 Genial, Soma. Muchísimas gracias por el podcast y tú y yo tenemos un encuentro perdido, que resolveré en Barcelona. No sé si llegaré en bicicleta, pero vendré a verte ahí en Barcelona, y espero que estarás, y que no estarás otra vez de viaje por el sureste asiático, o Australia, o a donde se te ocurra ir.
SOMA 77:17 A ver, a ti tengo muchas ganas también de pillarte presencialmente por banda y compartir un buen rato contigo, Franck, me apetece muchísimo. Mil gracias por invitarme a este podcast. Mil gracias por toda tu ayuda, eres un crack y te tengo en mi corazón y en mi mente.
FRANCK SCIPION 77:37 Genial. Sobre estas bonitas palabras, yo lo único que puedo hacer es mandarte dos besos, un abrazo tremendo y nos vemos muy pronto, Soma. Chao chao.
SOMA 77:45 Ok, chao.

Acerca del autor de esta entrada,

Franck Scipion

Acerca del autor de esta entrada,

Franck Scipion

¿Harto de nunca saber que pasos dar?

Reserva ya tu sesión 1 a 1 «Claridad Total» y saldrás con un plan de acción cristalino para llegar a tus metas a 12 meses vista. Si vas en serio y valoras tu tiempo, esta sesión es para ti.

¿Harto de nunca saber que pasos dar?

Reserva ya tu sesión 1 a 1 «Claridad Total» y saldrás con un plan de acción cristalino para llegar a tus metas a 12 meses vista. Si vas en serio y valoras tu tiempo, esta sesión es para ti.

¿TE GUSTARÍA TRANSFORMAR TU TALENTO EN UN NEGOCIO DIGITAL Y CONSEGUIR TUS PRIMEROS CLIENTES EN 60 DÍAS?

34207

¿Quieres reinventarte en el mundo digital?

Es hora de emprender online y conseguir:

Despedir a tu jefe y cambiar de vida

Una idea que funcione en la nube

Liberarte del miedo a dar el paso

La hoja de ruta y el método para emprender