«Ser visible o no ser visible en internet, he aquí la cuestión» o lo que te puede enseñar Hamlet sobre la notoriedad

ser visible

¿Has leído Hamlet?

Pues he decidido inspirarme en su monólogo para seguir aportando valor sobre las mejores formas para ser visible en Internet.

Debes saber que existen distintas tácticas para lograr esta tan ansiada visibilidad mínima viable.

Y más allá de saber qué táctica usar, es importante que sepas que puedes comprar visibilidad o ganártela. Son estrategias casi contrapuestas, pero no necesariamente mutuamente exclusivas.

Tradicionalmente, los negocios se han dado a conocer comprando visibilidad. Se trata de hacer publicidad para darte a conocer como marca y explicar a clientes potenciales lo que haces y por qué deberían comprarte a ti en vez de irse a revisar la oferta de tu competencia.

Las grandes empresas siempre han tenido presupuestos de Marketing y Publicidad cercanos al 10 o el 20% de sus ingresos, a veces más según el sector. Se lo gastan en comprar visibilidad en grandes medios (TV, Radio, prensa) o en caso de ofertas B2B, gastándose una millonada en congresos y ferias – caso típico de la industria farmacéutica.

La Pyme en cambio, nunca ha tenido acceso a estas acciones tan caras. Hasta que la publicidad se hizo más asequible, online.

¿Cuándo es inteligente usar la publicidad online para conseguir visibilidad?

Si te lo puedes permitir, te darás cuenta que la publicidad online funciona muy bien, por ejemplo, en el caso del comercio electrónico.

Si lanzas tu proyecto, es también más que recomendable poder contar con un pequeño presupuesto de publicidad online, al menos durante los 3 primeros meses, para dar tiempo a Google para indexar y posicionar tus contenidos.

Grandes beneficios de la publicidad online

  • Es inmediata
  • Es medible y como tal, se puede optimizar para maximizar el ROI, o retorno de la inversión

El gasto recurrente es el peor amigo del emprendedor

El principal problema es que se trata de una estrategia de la publicidad clásica, de tipo campañas. Si dejas de hacer publicidad online, de la noche a la mañana estas visitas ya no llegan, a menos que tengas implementada una estrategia de branding y fidelización eficaz.

Lo que a ti, hoy, te puede parecer prohibitivo, para muchas empresas en sectores donde la transacción media supera los 100 € / cliente, es una estrategia muy rentable. Suelen externalizar este trabajo a agencias SEM que, en muchos casos, hacen bastante bien su trabajo.

Si no tienes pasta, sales con un lastre

Esto para ti es, de alguna forma, una competencia desleal. Pero Google se nutre de estas campañas de publicidad. Con lo cual, como en cualquier negocio, tus recursos financieros tienen un impacto directo sobre los resultados que puedes conseguir.

Los ricos llevan ventajas. Siempre ha sido así antes, y me temo que siempre lo será. Tuitealo

¿Qué puedes hacer para conseguir visibilidad si no tienes ni un duro de presupuesto?

Pues, puedes hacer 2 cosas complementarias:

  • Escribir para posicionarte en Google mejor que tus competidores
  • Trabajar tu networking (en todas sus formas, online y offline) y reactivar tu potencial de Boca a Boca

Y no hay más. Estas 2 tácticas no conducen a una salida de caja (gasto/inversión) pero sí te consumen tiempo.

Escribir es tu única arma si eres pequeño. Tuitealo

Si no la usas, no se puede hacer nada. Acepta tu derrota.

O crece y cambia.

Nos enseñan a escribir de niños, a los 5 o 6 años. Pero cuando empezamos a trabajar, sólo usamos esta habilidad para escribir correos electrónicos. Una actividad nociva el 99% del tiempo.

Ha llegado la hora de rehabilitar el poder de las palabras, porque si quieres ser visible, tendrás que sacar las palabras que llevas dentro. Sí o sí.

Y aunque sé que es más cómodo estar sentado en tu silla detrás de la pantalla, tendrás que aprender a conectar con la gente y hacer networking. Sí o sí.

Permíteme matar unos cuantos mitos rancios

Escribir en cadena es una aberración

Totalmente inútil al principio. No tienes lectores. Si lo haces en un blog que ya tiene audiencia, en este caso conseguirás un aumento de tráfico.

Pero aún así, el reto no es escribir todos los días sino conseguir el máximo volumen de visitas escribiendo lo menos posible.

Eso es escribir con cabeza, amigo mío.

No hacer Link Building

Hay tanta información pésima sobre SEO y el algoritmo de Google, que los mensajes se distorsionan.

Hacer Link Building no es malo. Para nada. Este término es un término técnico que usan las agencias de publicidad online para conseguir enlaces entrantes.

Déjame traducírtelo en algo que entenderás mejor.

Hacer networking online con otros bloggers de tu nicho no es malo.

Los SEOs hablan de Link Building, los emprendedores hablamos de Networking online.

Entonces la pregunta es si ¿es bueno hacer networking?

Pues yo te diría lo que responden todos los emprendedores con experiencia. Es buenísimo hacer networking, siempre que sea híper especializado (en tu nicho), genuino y personalizado.

Todo lo demás se asimila al Spam:

  • No compres enlaces entrantes
  • No generes enlaces entrantes de forma artificial
  • No generes muchos enlaces en muy poco tiempo
  • No generes únicamente enlaces optimizados para la palabra clave que más te interesa

Take away:

Cambia los enlaces por la conexiones con seres humanos y te irá mucho mejor en la nube. Tuitealo

Emborracharse en las redes sociales 8 horas al día

¿Para qué?

Te pagan para ello.  ¿No?

Pues integra las redes sociales como un actividad más en tu plan de trabajo. Una más.

  • ¿Tengo que estar presente en todas las redes sociales? No. A mí no me ves en Pinterest
  • ¿Tengo que pasar mucho tiempo en las redes sociales? No. Se trata de tener claros tus objetivos y conectar con las pocas personas que pueden ayudar a darte esa visibilidad que tanto añoras
  • ¿No estoy a gusto en Google+, tengo que esforzarme? No. Haz lo que te plazca
  • ¿No quiero usar las redes sociales? Genial, pero en este caso, espero que tu blog y tu lista de correo ocupen un puesto muy alto en el listado de tus prioridades

Con 60 minutos al día puedo hacer milagros en las redes sociales. Sigue mi dieta 2.0, tú también puedes hacerlo.

Compórtate como un salmón de Alaska, nada contra la corriente

Si hablamos de visibilidad, hablamos de una mezcla turbia de autoridad, de popularidad y de notoriedad.

Cuando arrancas desde la nada, hacerlo de forma diferente a los demás es para mí la opción más inteligente.

Hoy en día, aquí, en la blogosfera de habla española, ser distinto significa

  • Encontrar tu voz y afirmar con fuerza tus valores (y lo que odias)
  • Dar la cara. Tantos blogs siguen anónimos que me desespera verlo
  • Escribir cosas increíblemente útiles. Me refiero a publicar en abierto artículos que deberías estar facturando a tus clientes
  • Elegir escribir poco, justamente para escribir entradas increíbles
  • Hablar de lo que haces – y funciona o fracasa – en vez de contar lo que se dice por ahí, mal traducido desde los grandes blogs en inglés

Lo realmente bueno viaja solo en las redes sociales y consigue señales sociales.

Y también conseguirás unas menciones desde la blogosfera. Estos enlaces entrantes tan deseados.

¿Cómo arranca el camino hacia la visibilidad?

Eso sí, al principio tendrás que currártelo.

¿Cómo empieza el efecto bola de nieve que te permitirá llegar un punto donde tienes una avalancha de visitas cada vez que publicas un post en tu blog?

Esta es la pregunta clave que tienes que resolver si quieres conseguir visibilidad.

Y es justamente ahí donde se equivocan el 99% de los bloggers invisibles. No hacen nada para hacer crecer esta bola de nieve.

Nada más que escribir y esperar.

Muchos siguen esperando junto a su blog, en paro cardiaco desde hace meses.

Te doy una pista: No se trata tanto de lo que tienes que decir, sino de a quién conoces

Triunfar en un blog no depende tanto del valor de las cosas que puedes aportar, ni tampoco de lo bien que puedas hacer tu trabajo.

La cruda realidad, es que tu visibilidad a corto, medio y largo plazo, depende de a quién conoces y con quien logres relacionarte. Tuitealo

Exactamente igual que en los negocios tradicionales. Todo ha cambiado ¿verdad?

Bien, ahora te propongo un pequeño ejercicio. Cuéntame qué haces una vez que has publicado tu última entrada para darle la máxima visibilidad posible. Y si eres de los que espera sin hacer nada, apunta las buenas ideas que van a emerger de este hilo de conversación.

¿Nadie te hace caso en Internet?

Todavia estás a tiempo para darte de alta a la nueva edición de mi programa Visibilidad Ascendente.
Objetivo: más visitas a 90 días vista. Reserva tu plaza sin más tardar

Acerca del autor de esta entrada,

Franck Scipion

Acerca del autor de esta entrada,

Franck Scipion

¿Harto de nunca saber que pasos dar?

Reserva ya tu sesión 1 a 1 «Claridad Total» y saldrás con un plan de acción cristalino para llegar a tus metas a 12 meses vista. Si vas en serio y valoras tu tiempo, esta sesión es para ti.

¿Harto de nunca saber que pasos dar?

Reserva ya tu sesión 1 a 1 «Claridad Total» y saldrás con un plan de acción cristalino para llegar a tus metas a 12 meses vista. Si vas en serio y valoras tu tiempo, esta sesión es para ti.

¿Te gustaría transformar tu talento en un negocio digital y conseguir tus primeros clientes en 60 días?