4 señales de alarma que demuestran que no estás preparado parar emprender un negocio en internet

Cuando quieres emprender un negocio en Internet, creo que deberás tener muy en claro que tu actitud debe ser la adecuada, porque en los primeros momentos vas a enfrentarte a un reto muy grande.

Te darás con una fase en la que estás invirtiendo, dinero y ten muy claro – muchas horas de trabajo. Y al principio (digamos los 6 primeros meses como promedio inicial),  lo normal es que no veas todavía los frutos de este trabajo.

Montar un negocio en solitario, puede dar la sensación que nada avanza al ritmo adecuado, que todo es complejo, y muuuuyyyy lento.

La frustración de la falta de medios

Si trabajabas antes como mando intermediario en una gran empresa, el choque puede ser brutal y generar mucha frustración para ti. Antes disponías de un equipo y de un presupuesto para acometer proyectos, iba todo relativamente rápido, a pesar de la burocracia siempre presente en la gran empresa.

Ahora en solitario en tu propio proyecto, vas a  descubrir la realidad de emprender proyectos sin medios. El tempo es muy totalmente distinto. No por falta de preparación tuya, si no por falta de medios.

El factor PI (3,1416), ley de vida del emprendedor en solitario

Cuando un emprendedor en solitario me presenta su proyecto, le recomiendo 3 cosas:

  • Multiplicar los gastos por el factor PI 3, 1416
  • Dividir los ingresos por 3,1416
  • Retrasar su hitos de un factor PI 3,1416

Si lo sé es una aberración decir esto a alguien que a lo mejor lleva semanas o meses madurando su plan de negocio. Pero la realidad del primer año terminará borrando cada linea de este plan de negocio. Mejor prepararse a lo peor desde la salida.

¿Eres resiliente y realista?

Así que si tienes que esperar  6, o a veces 12 ó 18 meses antes de ver los resultados de esta inversión que has realizado, el hecho de tener una mentalidad positiva – esta actitud emprendedora tantas veces  citada – es algo que ayuda.

Al igual que resulta fundamental tener expectativas realistas desde la linea de salida, para no estar decepcionado por la realidad del día a día, y tirar por la borda toda tu motivación al ver que cada mes no logras los objetivos planteados.

Después de haber ayudado a mucha gente estos últimos años a desarrollar sus propios proyectos, me he encontrado con una serie de síntomas o señales que disparan todas las alarmas en mí, porque suelen demostrar que esta persona no está todavía mentalmente lista para lanzarse en esta gran aventura de la emprendeduría.

¿Estás realmente listo para emprender un negocio en Internet?

Vamos a identificar 4 señales de alarma. Y si piensas montar un micro negocio en Internet, es muy importante que no tengas encendida ninguna en ellas en estos 4 parámetros

Alarma nº1: ¿Necesitas dinero a corto plazo?

Yo entiendo que hay mucha presión con motivo de la crisis: a lo mejor ya se te está terminando el paro, no encuentras trabajo y te lanzas un poco a esto de emprender, buscando una salida como auto empleo, más que como un proyecto empresarial realmente bien diseñado y planificado desde hace tiempo.

Tratas de reinventarte, de inventarte tu propio puesto de trabajo; pero debes tener muy claro que no existe ninguna forma (o al menos yo no conozco ningun) de ganar dinero rápido en Internet.

No hay una fórmula mágica, no es el trabajo de un mago, ni tampoco es una lotería.

Si decides montar un blog vas a tardar como mínimo de 3 a 6 meses antes de conseguir algo de visibilidad, y diría que, como mínimo, 12 meses para rentabilizar la audiencia que habrás conseguido agregar alrededor de tu propuesta. Más de lo mismo, si apuestas por una tienda online, aunque empieces con ventas puntales mucho antes, desarrollar un flujo de ingresos continuos en el tiempo en Internet necesita tiempo.

Así que no esperes un camino de rosas en el que te encuentres tomando mojitos en la playa sin hacer nada mientras el dinero ingresa automáticamente a tu cuenta bancaria.

Si tienes esto en mente, es importante que vayas recapacitando sobre tu idea, pese a que no estoy diciendo aquí que emprender en la nube no tenga sentido ni que no sea factible. Obviamente lo es, pero no en 3 meses.

Así que por favor, ten expectativas justas y al principio.

Cuando arrancas un negocio desde la nada, lo que toca es aprender, aprender y aprender. No debes tener la presión de generar ingresos para la semana que viene.

Alarma nº2: Quieres garantías

Siento decirte que no existe tal cosa. Cuando emprendes, no existe ninguna garantía. Hay un montón de parámetros que hacen que, aún siguiendo la misma metodología del mismo mentor, dos personas puedan tener resultados opuestos.

Yo creo que la capacidad de ejecución de esta metodología es clave y depende de muchas cosas.

  • Primero, depende del nicho donde decidas ubicarte, porque hay mucha gente que se equivoca al posicionarse en un nicho porque cree que es mejor para generar dinero, pero no saben nada de esta temática ni tienen ningún interés en él.  Esta falta de motivación y de experiencia en la temática es algo que a la larga se “transpira”, y los lectores se dan cuenta enseguida de que el autor no tiene mucho por aportar.
  • También dependerá del recorrido de cada persona: tanto tu formación como tus experiencias profesionales te ayudan a reaccionar de forma distinta frente a los problemas.
  • Los trabajadores del conocimiento tenemos generalmente que utilizar nuestro “coco” para resolver problemas y vencer retos, y tú sabes que el cerebro de cada persona es totalmente distinto al de los demás. Dependerá también de la capacidad de asimilación de los conceptos, de la claridad de los mensajes, del arte con que sabrás comunicarte con tu audiencia.

Vuelvo a lo que he dicho antes: lo que toca cuando montas un negocio es experimentar, es aprender en el propio camino, es tener la capacidad de analizar lo que está pasando en cada momento y de reorientar el negocio hacia un rumbo más fructífero para el futuro. Esta capacidad se llama «pivotar». Estás avanzando en un territorio desconocido, sin saber lo que te espera. Así que prepararte a no tener control.

Al emprender, lo mejor que puedes hacer es andar en el camino todos los días un poquito más, explorar todo lo que puedes y olvidarte cuanto antes de cualquier tipo de garantías.

Alarma nº3: No estás dispuesto a sacrificar nada

Ten muy claro que montar un negocio requiere sacrificio. Lo normal es que te cueste todo tu tiempo y también algo de dinero.

Esto es lo habitual, pero si estamos comparando lo que te puede costar un negocio en Internet frente a lo que te puede costar un negocio tradicional offline, es cierto que las barreras de entrada han caído por los suelos. Ahora te vas a gastar la quinta, la décima o la centésima parte de lo que puedes gastar, por ejemplo, en un negocio tradicional que necesita un local, su acondicionamiento, comprar stock de mercancía, sistema de pagos, empleados.

En Internet puedes montar un negocio que te costará unos 100 euros al mes, por ejemplo, pero aún así va a consumir todo tu tiempo. Y cualquier cosa que hagas significará otra cosa que no podrás hacer, con lo cual hay aquí un coste de oportunidad que siempre va a ser alto.

Aunque no inviertas mucho dinero en tu negocio, tu nivel de compromiso debe ser total y ten en claro que vas a tener que sacrificar algunas cosas; si inviertes tiempo, a lo mejor vas tener que renunciar a ciertas actividades de ocio, como mirar la tele, o dormir la siesta, etc.

Y sobre todo, es importante que montes tu negocio con el apoyo de tu pareja o de  tu familia, porque también es obvio que durante las fases iniciales no vas a tener la misma disponibilidad que cuando estabas de vacaciones con ellos; entonces es importante hablar de todo esto y no poner en riesgo la integridad de tu grupo familiar.

Alarma nº4: Eres alérgico a la tecnología

¿Quieres montar un negocio en Internet pero eres totalmente alérgico a la tecnología? Lo sé. Parece de loco. Pues ni te imaginas las miles y miles de personas que se encuentran en esta categoría. O quizás sea que me entrana todas en el blog. No sé.

En este caso, te enfrentas a un problema grande, aunque es cierto que cada vez  hay más soluciones alojadas en la nube (de tipo SaaS) que hacen que la curva de aprendizaje sea más corta. Aún así, los negocios online requieren habilidades técnicas y también ganas de aprender todos los días.

Si piensas en una herramienta tan sencilla como un blog, significa que vas a tener que poder gestionar y dominar la plataforma de blogging (WordPress en este caso), seguramente vas a instalar Google Analytics para medir las visitas, tendrás que aprender a analizar qué te indican los datos provistos por esta herramienta.  También tendrás que subir tu sitemap a Google Webmasters Tools para facilitar la indexación de tu blog, etc., etc., etc.

Es cierto que si la tecnología te da miedo y si sientes mucho respeto por estos temas, lo mejor que puedes hacer es formarte. Pero superar este miedo escénico a la tecnología te puede costas unas cuantas formaciones y casi un año de tu vida.

Con lo cual, si realmente tienes el sueño de establecerte en la nube, debes estar listo para asumir esta inversión para superar el miedo tecnológico antes de arrancar. Yo sigo aprendiendo todos los días a nivel tecnológico, ya que estas plataformas se están actualizando todos los días, van cambiando poco a poco y es algo que nunca para.

Si tú te sientes más  a gusto relacionándote con las personas cara a cara, hablándoles, tocándolas, mirándolas a los ojos, deberías contemplar emprender un negocio tradicional dónde podrás sacar mayor provecho de tus habilidades y las cosas que más te llenan.

¿Has hecho la prueba ácida?

Haz ahora mismo la prueba ácida para saber si estás listo para emprender un negocio en Internet:

  1. ¿Tienes una necesidad de dinero a muy corto plazo?: Si/No
  2. ¿Quieres garantías antes de empezar?: Si/No
  3. ¿No estás dispuesto a sacrificar nada en tu vida actual?:  Si/No
  4. ¿Eres alérgico a la tecnología?:  Si/No

Desde mi punto de vista, si das positivo en cualquiera de estos 4 criterios, te recomendaría recapacitar tu idea de emprender un negocio en Internet en estos momentos, quizás revisar tus expectativas y/o hasta aplazar el momento de lanzar tu negocio.

En los 6 primeros meses de vida de tu proyecto, la actitud – la famosa mentalidad emprendedora – lo es todo. Es la que te va a permitir proseguir en tu camino a pesar de las malas noticias, a pesar de las dudas que te van asaltar cada semana, a pesar de las frustraciones derivadas de la lentitud a la que va todo (sí, cuando no tienes recursos todo va muy lento).

En fin, en momentos difíciles y tensos, tu capacidad de resiliencia (resistencia al dolor / a los problemas) es fundamental para superar las adversidades. Tendrás que tener optimismo y algo de fé en ti y en tu proyecto.

Te invito a compartir conmigo los resultados de tu prueba ácida: ¿Estas listo para emprender un negocio en Internet?

Acerca del autor de esta entrada,

Franck Scipion

Acerca del autor de esta entrada,

Franck Scipion

¿Harto de nunca saber que pasos dar?

Reserva ya tu sesión 1 a 1 «Claridad Total» y saldrás con un plan de acción cristalino para llegar a tus metas a 12 meses vista. Si vas en serio y valoras tu tiempo, esta sesión es para ti.

¿Harto de nunca saber que pasos dar?

Reserva ya tu sesión 1 a 1 «Claridad Total» y saldrás con un plan de acción cristalino para llegar a tus metas a 12 meses vista. Si vas en serio y valoras tu tiempo, esta sesión es para ti.

¿Te gustaría transformar tu talento en un negocio digital y conseguir tus primeros clientes en 60 días?