¿Cómo ayuda el blog a conciliar la vida familiar? 15 padres bloggers te cuentan su experiencia

dia del padre blogger

Hoy se celebra el Día del Padre en España.

Y por eso solo quiero decirte una cosa si eres padre: ¡felicidades!

Ser padre es una experiencia inexplicable que hay que vivir en la vida. Te cambia por completo.

Y es que, por ejemplo, uno de los motivos principales por los que existe Lifestyle Al Cuadrado es por mis dos mellizas, Luna y Mar.

Buscaba una forma de conciliar mi vida laboral con la familiar y la encontré aquí.

Por este motivo he decidido traerte a 15 padres bloggers (entre los que estoy yo) que te contarán cómo el blog se ha convertido en el conciliador familiar Nº 1.

Hoy no hablaré de ventas.

No hablaré de cómo crear un sistema.

Hoy dejaré que otros hablen de lo que de verdad importa a la hora de crear un blog: de los beneficios que tiene para tu lifestyle personal y familiar.

¡Feliz Día del Padre blogger! Clic para tuitear

1. Agustín Grau – Agustingrau.com

agustin grau

Un blog es la perfecta herramienta para la conciliación familiar y profesional, aunque también puede ser un arma de doble filo.

Por un lado, te permite estar más tiempo en casa y supone una forma de obtener ingresos escalables. Pero por otro lado te puede enganchar tanto que, si te encanta lo que haces, te puedes olvidar de que es hora de preparar la comida

Con todo no lo cambio por nada del mundo, sobre todo cuando el mundo lo tengo dentro de casa con esta herramienta.

2. Alex Navarro – Quondos.com

alex navarro

La verdad es que pegar el salto de un trabajo medianamente estable a depender de los ingresos de un simple blog o de una pequeña red de blogs fue una de las decisiones más duras que he tomado en mi vida.

Recuerdo bien el primer día que trabajé desde casa. Fue una sensación rara, ya que no tenía las prisas de todas las mañanas en las que siempre iba apurado para no llegar tarde al trabajo.

Mucha gente cree que trabajar desde casa implica trabajar menos o hacerlo de una forma mucho más relajada.

No fue mi caso.

Creo que nunca he trabajado tanto en mi vida como en esos primeros meses. Yo tenía la presión de tener que ganar el dinero suficiente como para poder mantener a mi mujer y a mi hija.

Y créeme… eso es uno de los mayores factores motivacionales que existen.

En mi caso, con el tiempo tuve la gran suerte de poder crear muchos más negocios alrededor de mi blog (Quondos.com, Dropalia.com, Seonautas.com o tiendas online como Jugueterosa.com entre otras).  Y creo que esto es importante para tener una cierta garantía de ingresos.

Diversificar lo máximo posible me ha ayudado a superar cualquier bajón (o pérdida) de algún proyecto.

No me enrollo más…

Si has llegado a ese punto de tu vida en el que estás dudando entre dar el salto o no yo solo te digo que a mí personalmente, el arriesgarme a vivir de un blog, me lo ha dado todo en la vida.

El poder estar en casa, cerca de tu familia y ver crecer a tus hijas, es una sensación que no tiene precio.  Volvería a tomar la misma decisión una y otra vez.

3. Arturo García – Arturogarcia.com

arturo garcia

Actualmente tengo una hija de nueve meses y en este tiempo el blog me ha ayudado de tres maneras:

  1. He podido pasar más tiempo con mi familia de lo que se pueden permitir la mayoría de hombres en España: en este país no destacamos por ponérselo fácil ni al padre ni al autónomo y el tema de la conciliación es muy delicado, pero el blog es un trabajador full time que no deja de traer nuevos clientes, lo cual te ahorra una buena parte del trabajo diario.
  2. Me ha mantenido con la cabeza fuera del agua: antes de nacer la niña trabajaba entre 10 y 14 horas al día (lo sé, una barbaridad), pero en sus primeros meses de vida era incapaz de sacar más de 4 horas de trabajo al día. Dormíamos poquísimo, estaba agotado, la nena absorbía mucho tiempo, etc. Con esa jornada laboral no sacaba un sueldo que me permitiera vivir con comodidad, pero el blog salió al rescate proporcionándome un sobresueldo en forma de ingresos pasivos.
  3. Libertad de horarios, sobre todo ante los imprevistos: si la niña se pone mala un día me puedo quedar con ella, si me quiero ir un lunes a Ikea me voy, si ha pasado mala noche y al día siguiente no soy persona me lo puedo tomar con más calma, si su madre se pone mala puedo atenderlas, etc. Cuando tú no estás el blog sigue haciendo su función, capta clientes y genera ingresos por sí mismo, lo cual te da una libertad que no tiene precio.

Por otro lado también quiero aclarar que para que el blog llegue a funcionar por sí mismo tal y como he explicado tienes que haberle dedicado mucho tiempo y haberlo trabajado bien.

No se llega a este punto de la noche a la mañana. El blog es como otro hijo que requiere mucho esfuerzo y sacrificio, pero cuando echa a andar te das cuenta de que todo ha valido y de que no podrías vivir sin él.

4. Carlos Bravo – Zenguerrilla.es

carlos bravo

Llevo 11 años con el blogging y más de 4 escribiendo todos los días. Decir que el blog me permite pasar más tiempo con la familia sería distorsionar un poco la realidad porque le dedico mucho tiempo.

El blogging con el tiempo se ha convertido en un estilo de vida, como lo es practicar deporte o llevar una vida saludable. Cuando estábamos nada más mi mujer y yo podía pasar horas y horas sin darme cuenta cómo iba volando el tiempo.

Lo malo es que puedes hacer mucho sin realmente hacer nada. Ahora tenemos 3 peques de 4 años, 2 años y 3 meses.

A mí que nadie me diga que no se puede sacar tiempo para un blog. Tengo una familia numerosa, 2 empresas (Quondos y Beguerrilla), practico deporte todos los días y además sale un post nuevo sí o sí.

Lo que ha cambiado es que valoro ahora mi tiempo mucho más que el dinero. Trabajo de las nueve de la mañana a 6 de la tarde. Podría trabajar sin problemas hasta las 12 de la noche, pero no lograría sacar muchas más cosas.

Mi familia me ha ayudado a ser más eficiente porque entro en la oficina con la mentalidad que las cosas que se tienen que acabar en el tiempo que tengo disponible. Las cosas no se posponen para el fin de semana porque ese tiempo está reservado para los peques.

Mi blog me ha permitido disponer de mi tiempo libremente.

Me siento increíblemente afortunado porque en gran parte se lo debo al hecho de escribir durante tanto tiempo. Con el paso del tiempo me he impuesto un horario aunque no siempre sea capaz de cumplirlo estrictamente.

Me he dado cuenta que las pausas son esenciales, mi familia me ha aportado el motivo para cogerlas y mi blog me ha permitido tenerlas.

5. Dani Aragon – Musicalizza.com

dani aragon

Como casi todo en la vida, la llegada del blog a mi vida tiene su vertiente negativa y positiva.

Negativa porque he de dedicarle parte de mi tiempo libre con la familia y sobre todo cuando hay conflictos técnicos es difícil, ya que actualmente trabajo para una gran empresa.

En lo positivo, supone una nueva fuente de ingresos y lo más importante, una excusa para mantenerme actualizado en marketing digital.

Gracias a mi proyecto no veo apenas TV y dedico mi tiempo libre en casa a leer y estudiar sobre Marketing Digital.

6. Edwar Apaza – Cronomaquia.com

 

edwar-apaza

Yo ofrezco a las personas la oportunidad de diseñar su vida y organizarla. Esto lo aplicaba sólo en mí, pero al crear el blog mi familia se involucró tanto con estos temas que ahora administramos nuestra familia como si fuera una empresa, con un plan estratégico y con reuniones mensuales de resultados, por ejemplo.

Ha sido una auténtica revolución.

Me permite tener tiempo de calidad con mi familia, no porque tenga más horas libres, sino por la consciencia de saber que tienes pocas horas y no quieres desaprovechar ni un solo minuto.

Uno no valora lo que tiene hasta que siente que puede perderlo. Es así.

¿Lo mejor de todo? Que el impacto que el blog tiene sobre mi vida solo acaba de empezar. Queda mucho camino por recorrer.

7. Franck Scipion – Lifestyle Al Cuadrado

franck scipion

Paso mucho más tiempo con mi familia ahora que trabajo desde casa.

Pasadas las novatadas de no ponerse horarios – tienes que hacerlo y ser muy estricto con ello, apagando PC a la hora marcada – dispongo de una flexibilidad que me permite acompañar a las niñas al cole e ir a buscarlas.

Hago las tareas con ellas en 5 min y luego tocamos música, jugamos y damos paseos en bicicletas o patines. Nada excitante, pero algo fundamental para un padre que pretende disfrutar de sus hijos y quiere pasar tiempo con ellos.

Además, el hecho de tener un negocio que viaja en mi mochila – tan solo necesito una conexión a Internet – me permite irme de mini retiros cada 8 semanas, unos 14 días.

Sigo trabajando, pero a un ritmo mucho más pausado. O me corto del mundo y no hablo con nadie una semana entera.

Mi sistema me da tiempo y me permite flexibilidad. Que nadie te venda la moto que un negocio digital se pueda mantener sin trabajar duro. Me gusta trabajar y hacerlo de forma intensa.

Ahora tengo un botón que me permite regular esta intensidad en un instante, trabajar menos y viajar aunque sea relativamente cerca de mi casa. Esto es para mí algo que no tiene precio.

8. Javier Gobea – Hormigasenlanube.com

javier gobea

Me encanta trabajar en casa, ni siquiera me planteo tener mi oficina alquilada fuera.

No me importa pasar tiempo frente al ordenador si mis hijos pueden venir de vez en cuando, enseñarme lo que han hecho, su dibujo, su última construcción lego y, si me apetece, levantarme y dedicarles un tiempo.

Esa libertad de horarios, y de contacto, hacen que me sienta mucho más unido y presente en sus vidas que cuando te pasas más de 10 horas fuera de casa, entre trabajo y desplazamientos.

Descubrir junto a ellos su pequeño mundo es una gozada, y en un mundo donde queremos prosperar, realizarnos como personas en nuestros negocios, a veces olvidamos que el trabajo no es más que una herramienta.

Una herramienta que nos permite vivir la vida de nuestros sueños, pero no es nuestra vida en sí. Y la vida que yo sueño está junto a mi familia, así que encontré la mejor forma de poder estar junto a ellos.

9. Javier Manzaneque – Javiermanzaneque.com

javier manzaneque

Pues me ha ayudado a ser el dueño de mi tiempo y distribuirlo para poder tener una conciliación familiar correcta.

Sabes las tareas que tienes que realizar y puedes disponer de esos pequeños detalles como acompañar a los niños al colegio todos los días que antes no me eran posibles.

Y no solo eso, sino que muestro a mis hijos el camino correcto para poder vivir de su conocimiento en la era en la que nos encontramos y hacia la que vamos.

Definitivamente trabajar en casa y poder disfrutar plenamente de mis hijos es una de las mejores cosas que tiene esta vida Knowmada.

10. Jesús Porro – Viviendodeltrading.com

jesus porro

Antes de que cuajara el blog o el proyecto online integrar coherentemente la vida familiar con la profesional era primordial para mí.

En este aspecto siempre he trabajado como freelance, así que he tenido flexibilidad para estar muy cerca de los niños (familia numerosa) y participar en su día a día desde la mañana a la noche.

El blog ha sido muy positivo y lo que ha hecho es darme más flexibilidad aún.

Mi día a día lo marcan los horarios de los niños y el blog está subordinado a esos horarios.

También ha supuesto más libertad para cumplir sueños personales y familiares. Por ejemplo, ahora vivimos en las Highlands Escocesas y es posible que nos animemos a vivir otra temporada en otro país.

No todo es de color rosa. El blog te aporta libertad de horarios y financiera, pero no es nada fácil llegar al lifestyle que quieres y deseas.

El blog o el proyecto online puede consumir tantas o más horas de trabajo como cualquier otro trabajo tradicional.

También corres el riesgo de ser menos social, pues al final lo quieras o no es un actividad demasiado individual.

11. Oscar Fernández – Creativolandia.com

oscar fernandez

Mi blog se ha convertido en mi negocio, por lo que mi vida ha dado un cambio radical, especialmente cuando hablamos de la vida familiar. Esto ha sido lo más positivo.

Para empezar siempre estoy en casa, ahora mis hijos por lo menos pueden ver a su padre prácticamente cada vez que les apetece, me tienen a una puerta de distancia.

Antes me pasaba casi 12 horas fuera de casa, cuando trabajaba en el mundo corporativo, y me perdí casi tres años de la vida de mi hija y algo más. No la vi crecer, no tuve la oportunidad ni siquiera de llevarla un día a la guarde.

Cuando alguna vez se puso mala, yo no pude ocuparme y había que buscar a alguien que hiciese de padre, ya que yo no podía.

Desde que trabajo con mi blog, todo ha cambiado.

Yo soy el que se queda con ellos cuando están malos. Es gracioso pero he llegado a escribir artículos del blog con mi portátil, justo a su lado, sentado en la cama entre los «papá, me traes agua» y los «papá, me encuentro mal».

Muchos días tengo el privilegio de llevarlos al cole y siempre estoy en casa para recibirles. Es un gustazo, cuando vuelven y lo primero que hacen es entrar al cuarto donde trabajo a darme un beso, ¡es genial!

Éstas son las pequeñas cosas, que hacen que no quiera cambiar mi vida actual por nada.

12. Paul Benitez – Administrandowp.com

paul benitez

El blog en estos momentos le resta tiempo a mi familia, aunque trabajo mi agenda para que esto se reduzca a su mínima expresión. A veces lo consigo y otras veces no tanto, pero en general, el esfuerzo está mereciendo la pena.

Hoy lo veo así.

El blog me permite ampliar la red de contactos, con lo cual, las oportunidades aumentan.

Esto para mí ha sido un factor clave, en el sentido de que dichas oportunidades se materializan con beneficios económicos. Al menos ahora, desde la distancia recorrida así lo veo, antes no me daba cuenta de este factor.

Relacionado con lo anterior, en el 2013, 2014 y 2015 le pedía un ingreso extra al blog y eso se cumplió a partir de 2014. Se sigue cumpliendo.

Anteriormente a esos años, desde el punto de vista económico, el blog era un hobby, mucho tiempo invertido y pocos resultados en cartera. Pero un hobby que siempre me ha gustado, por lo que tampoco me suponía un disgusto.

Ahora le pido al blog que me pague todas las facturas. Esto está por conseguir.

En el plano más personal, me ha permitido conocerme mejor a mí mismo y detectar en que destaco y por tanto qué valor puedo aportar al resto del mundo. Esta frase es sencilla de escribir, pero ojo, hay que darse cuenta de todo lo que ello conlleva.

13. Roger Bretau – Marketingenredes.com

roger bretau

En mi caso particular, lo cierto es que con el blog tengo una relación de amor-odio. De hecho, como con casi todo lo que valoramos, ¿no?

Por un lado, es algo que me gusta hacer y de lo que estoy empezando a sacar provecho, pero por el otro debo invertir tiempo que digamos que casi no tengo.

El retorno por el momento no es clarísimo y el hecho de tener un trabajo y dos hijos, además de la gestión del blog, puede sobrepasarme en algunos casos.

En este sentido, y hablando estrictamente de conciliación, en mi caso particular todavía no he llegado a un punto en el que blog sea un contribuidor clarísimo en dicha conciliación positiva de vida laboral y familiar.

Aun así, estoy trabajando para que vaya siendo cada vez más así, pues he adquirido conocimientos con una perspectiva de ingresos pasivos en mente.

14. Rubén Alonso – Miposicionamientoweb.es

ruben alonso

Tener una hija, como en mi caso, te cambia la vida A MEJOR.

Recalco esto último porque al principio muchos padres te lo pintan mal, como si un hijo fuese una cárcel, y quizá el problema es tomártelo así o quizá el problema es no tener tiempo suficiente para dedicárselo a tus hijos…

Esto es precisamente lo primero que he notado gracias a que hoy en día puedo vivir de mi blog, que gestiono mi tiempo como quiero y NO como puedo, que es como lo hacía antes cuando SÍ que parecía estar en una cárcel trabajando por cuenta ajena en algo que ya no me atraía.

Puedo jugar con mi hija, cambiarla, vestirla (cosa que por cierto acabo de hacer mientras escribía estas líneas :)), bañarla, oír sus primeros “ajos”, estar con mi mujer y en definitiva, no perderme nada.

Solo de pensar que si viviera como antes ya tendría que haber vuelto a trabajar a la oficina y me hubiera perdido muchas de estas cosas… Se me ponen los pelos de punta.

En resumidas cuentas, un blog puede ser un bonito proyecto laboral, pero teniendo una familia lo mejor es que se pueda convertir en un estilo de vida que te permita disfrutar de ella.

15. Víctor Campuzano – Vcgs.net

victor campuzano

El blog ha supuesto un beneficio en muchos sentidos para mí y para mi familia, no puedo negarlo.

Algunos pantalocitos y camisetitas he podido comprar con alguna comisión que me ha llegado a PayPal y mi mujer y yo debatimos a veces algunos de mis posts o comentarios mientras la peque duerme. A veces pasamos buenos ratos.

Sí, cierto es que hay ocasiones en las que es un roba tiempos y otras en las que los asuntos familiares te hacen sentir que no llegarás a publicar, pero al final todo encuentra un equilibrio y es bonito.

Ser papi te da muchas coletillas y anécdotas graciosas que luego encajan muy bien en mi blog. En definitiva, me encanta formar parte de ambas cosas.

¿Quieres conseguir conciliar tu vida familiar con un blog?

Pues necesitas construir un blog rentable.

Un blog que, como bien comentaba Paul Benitez, pague las facturas cada mes.

Y eso es justo lo que te voy a enseñar en el training gratuito de Autoridad Ascendente: a conseguir que tu blog sea rentable, pague tus facturas y genere ingresos de enero a diciembre.

Si eres padre y quieres hacer que tu blog se convierta en el mejor amigo de tu familia, nos vemos allí.

Apúntate al training gratuito de Autoridad Ascendente

¿Eres padre y blogger? ¡Comenta!

Este post solo tiene un objetivo, que es hacer un pequeño homenaje a todos los padres bloggers de la blogosfera hispana.

Y por eso, aunque no estés mencionado en este post por cualquier motivo, solo te pido una cosa: comenta y dime cómo ayuda el blog a tu vida familiar.

Estaré encantado de conocer tu historia para que esté junto a la de estos otros 15 bloggers.

P.D.: ¡el 1 de mayo repetiré el artículo con las madres bloggers!

Acerca del autor de esta entrada,

Franck Scipion

Acerca del autor de esta entrada,

Franck Scipion

¿Harto de nunca saber que pasos dar?

Reserva ya tu sesión 1 a 1 «Claridad Total» y saldrás con un plan de acción cristalino para llegar a tus metas a 12 meses vista. Si vas en serio y valoras tu tiempo, esta sesión es para ti.

¿Harto de nunca saber que pasos dar?

Reserva ya tu sesión 1 a 1 «Claridad Total» y saldrás con un plan de acción cristalino para llegar a tus metas a 12 meses vista. Si vas en serio y valoras tu tiempo, esta sesión es para ti.

¿Te gustaría transformar tu talento en un negocio digital y conseguir tus primeros clientes en 60 días?