Descubrir tu talento para lograr la reinvención personal y profesional. Álvaro López (Autorrealizarte) en EK 018

alvaro-lopez

Índice del post:

Las estadísticas nos dicen que el 80% de las personas que hoy en día tienen un trabajo están insatisfechas con éste. Si eres uno de ellos, prepárate para vivir hoy tu propio proceso de reinvención.

18ª entrega del podcast Emprendedores Knowmadas D.I.Y.

Hoy traigo conmigo a Álvaro López, del blog Autorrealizarte.com, que ha pasado por un proceso de reinvención dando a su vida un giro de 180º, tanto en lo personal como en lo laboral. De director de proyectos megalómanos de infraestructuras a coach profesional.

Ahora se dedica a enseñar a otros cómo hacer esto mismo pero por un camino más seguro.

Si quieres descubrir…

  • Cómo formar parte del 20% de las personas que están satisfechas con su trabajo.
  • Los pasos para descubrir tu talento.
  • Cómo poner en marcha tu reinvención para tener una vida más plena y sentirte realizado.
  • Las claves para vivir de algo que realmente ayude a ti y a las personas a tu alrededor.

Dale al play y/o descárgate el audio.

Nota: Ahora también puedes seguir el podcast Emprendedores Knowmadas D.I.Y en iTunes, Stitcher, SoundCloud, e iVoox desde tu navegador, o desde tu móvil.

Descubrir tu talento para lograr la reinvención personal y profesional. Álvaro López (Autorrealizarte) en EK 018

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=9mfw2Uic1G4?rel=0&showinfo=0&autoplay=0]

Descarga el audio

Enlaces mencionados en la charla

Transcripción de la charla


Descubrir tu talento para lograr la reinvención personal y profesional. Álvaro López (Autorrealizarte) en EK 018

 

FRANCK SCIPION 00:00Aló, amigos. Hoy toca el episodio 18. Vamos a irnos a Estambul para hablar de reinvención profesional con un pedazo de profesional reinventado él mismo.

Vamos a hablar de talentos, vamos a hablar de cómo encontrar estos talentos para por fin disfrutar de una vida profesional placentera, apasionada, una vida profesional llena para estar contentos por la mañana cuando salimos de la cama y vamos a trabajar.

Hablaremos también de congruencia de estilo de vida y, para terminar, de bodas multiculturales. Fíjate tú el programa que tenemos en el episodio de hoy.

Está conmigo Álvaro López Morcillo, autor del blog «Autorrealizarte.com». Salam, Álvaro. ¿Cómo estás?

ÁLVARO LÓPEZ 00:48Muy bien. Aleikum salam, Franck. La verdad que encantado de estar contigo.
FRANCK SCIPION 00:54Yo más. Venga, hoy vengo con muchas ganas de dar guerra.

Ya sabes que la mejor generación de jóvenes universitarios españoles tiene que hacer maletas para irse fuera de España en busca de un futuro.

Pero además, leyendo tu blog, preparando este podcast, me entero por la estadística del curioso dato de que cuatro de cada cinco empleados no está satisfecho con su trabajo. Así que el mensaje que estamos enviando a la juventud básicamente es paro o aburrimiento. Esto es lo que toca. ¡Menuda propuesta de futuro! ¿Cómo lo ves?

«El 80% de la gente que tiene hoy en día la suerte de tener un trabajo está insatisfecha. Pero aún hay un 20% que disfruta de lo que hace»

ÁLVARO LÓPEZ 01:38Sí que parece, Franck, que según las estadísticas, el 80% de la gente que tiene hoy en día la suerte de tener un trabajo, está insatisfecha.

Esta estadística es demoledora, pero sinceramente yo creo que quién la sepa interpretar de forma positiva -y para eso estamos aquí-  se dará cuenta de que hay un 20% todavía de personas que disfruta de su trabajo.

Lo cual quiere decir que aquel que esté ahí, en esa insatisfacción, debe intentar aspirar a formar parte de ese 20%. Yo por lo menos lo veo así.

FRANCK SCIPION 02:17De hecho, demostramos que es posible ser feliz trabajando.
ÁLVARO LÓPEZ 02:23Sí, sí, y que podemos además generar muchísimo valor y apasionarnos con lo que hacemos. Por supuesto.
FRANCK SCIPION 02:32Aun así yo creo que nosotros, tú, yo y todos, somos el producto del Estado y del sistema educativo, y yo tengo la impresión que de alguna forma hay cierta falta de previsiones en lo que han ido haciendo.

El mundo ha cambiado de forma tan brusca que ni siquiera los estados se estaban dando cuenta de lo que estaba pasando.

Yo a veces tengo la impresión de que el español, que hace muy poco era básicamente un funcionario con su hipoteca, se ha cambiado para ser ahora emprendedor mochilero, para salir del país corriendo y emprender, porque no hay otra forma.

¿Cómo puede haber tanta diferencia entre lo que nos enseñan en la educación reglada y lo que es la realidad del mercado laboral?

Toca el año 2016. ¿Cómo explicas estas diferencias tan abismales que puede haber entre ambos mundos?

ÁLVARO LÓPEZ 03:37Franck, yo creo que, como dices, en cierta forma somos resultado de nuestra educación, y para los que ya tenemos cierta edad, obviamente las personas que tuvieron la responsabilidad de educarnos, tuvieron un entorno y una formación muy distinta, y además son de un pasado bastante distinto al que nosotros hemos experimentado.

Entonces eso les llevó a tener unos paradigmas muy diferentes, y evidentemente a intentar darnos lo mejor posible, asegurarnos un futuro -esa palabra, asegurar, que es un poco «peligrosa», entre comillas-.

Ahora, lo que sí que parece que carece totalmente de sentido es que el sistema educativo que tenemos, y que seguimos teniendo, esté tan anclado en fórmulas tan obsoletas.

Yo creo que ha cambiado todo, y en ese cambio los gobiernos, el Estado, etcétera, sí se han dado cuenta, se han tenido que dar cuenta, y han debido ya de poner medios para que todo cambie por completo e interpretar que la educación no puede seguir siendo un sistema de satisfacer el mercado laboral, un mercado laboral que está centrado en un modelo de consumo.

Y lo  que tiene que pensar también, principalmente, es que la educación tiene que estar también centrada en el individuo, en el desarrollo, en la realización personal.

Entre otras cosas, porque ahora que ya nos hemos globalizado, que nos hemos expandido, que ya tenemos a China, tenemos a todo el mundo compitiendo y que son mucho más productivos que nosotros, yo creo que la gran diferencia está en el capital humano, y que el capital humano si no está satisfecho y si no se ve compensado por lo que hace cada día en su trabajo, finalmente creo que fracasarán todos.

Fracasará el trabajador y acabará, tarde o temprano, fracasando la empresa.

FRANCK SCIPION 05:44Hablando de capital humano -Álvaro, me haces la transición bastante fácil-, hay una peli que me gusta mucho, es la peli «Up in the air», en inglés, con Clooney. Él hace de brazo ejecutor para despedir a gente.

Y alguna de estas reuniones, cuando está despidiendo a uno que se lo toma bastante mal, le suelta: «¿Cuánto te pagaron por renunciar a tus sueños?», con la idea de decir: «Tómate ahora lo que está pasando como una oportunidad para reinventarte y ser feliz a partir de ahora, y si no quieres hacerlo por ti, hazlo por tus hijos para que vuelvan a estar orgullosos de su padre de alguna forma».

Lógica implacable. Pero, ¿por qué tan pocas personas construyen su vida alrededor de sus sueños de forma más general? ¿Por qué crees que pasa esto?

«En esa educación de la que hablábamos antes, acabaron por convencerse de que aquello de soñar era una tontería y que tener una vida plena era cosa de otros»

ÁLVARO LÓPEZ 06:39Yo creo que es porque en esa educación de la que hablábamos antes acabaron por convencerse de que aquello de que soñar era una tontería y que tener una vida plena era cosa de otros.

Yo creo que, en cierta manera, la sociedad y nuestra educación en general nos ha metido un chip que nos dice que tenemos que seguir un patrón determinado.

Cuando somos pequeños es lógico que los padres nos guíen para asegurar nuestro futuro, pero a partir de cierta edad, no permitir que una persona se equivoque y que tome sus propias decisiones, al final le lleva a no ser autónoma y a sentirse insegura en el futuro.

Yo creo que esto es una cosa que está muy– no sé si en Francia, pero en España pasa muchísimo, en España hay un paternalismo brutal.

En nuestra sociedad, al final, como consecuencia de todo esto que yo estoy hablando, creo que lo que ocurre es que acabamos todos aborregados -yo me incluyo en este proceso, yo acabé aborregado totalmente, siguiendo a las masas-, y al final lo hacemos porque nos sentimos más seguros, porque entendemos que si todo el mundo va en una dirección es porque debe ser lo correcto.

Entonces, al final también tiene una razón de ser. Cuando hay una crisis, como ha pasado ahora en España o en el mundo en general, es más fácil ahora no sentirse responsable, poder echarle la culpa a otro y poder eludir esa responsabilidad que todos tenemos con nuestra propia vida.

Como ya formamos parte de esa masa, no tenemos mucho que ver. Entonces, cuando tú tomas las riendas, cuando tomas decisiones, tienes que también asumir tu propia responsabilidad de esas decisiones, para bien o para mal.

Y yo creo que al final lo que pasa es un poco todo esto, que nos acomodamos muchísimo, que nos creemos todo lo que nos dicen, y en muchos casos también ocurre que llegado a un punto es muy difícil cambiar y modificar la trayectoria, porque ya nos hemos metido en hipotecas y en muchísimas cosas que ya sirven de excusa.

FRANCK SCIPION 09:01Aun así tenemos que reconocer que el reto para la educación reglada es muy grande, porque ahora realmente estamos mirando a un mundo en el que las cosas están cambiando a una velocidad tremenda.

Es todo muy muy rápido.

Y cada vez yo tengo la impresión de que los cambios son más profundos y más bruscos.

Si la nueva norma es la indefinición, yo creo que la transición que estamos viviendo en estos momentos del mundo industrial, donde todo estaba normalizado, regido por procesos, por sistemas y por empresas grandes que hacían producción en masa, y si pasamos a un mundo digital en el que ahora lo que va a funcionar es lo creativo, y que será un mundo impulsado más bien por individuos que por empresas, este cambio tan brutal no deja de preocuparme, y creo que va a dejar un montón de profesionales sin muchas opciones para su carrera.

¿Qué podemos hacer nosotros, las personas?

Aquí hay dos actitudes: o esperamos que toque o no, o a lo mejor nos hacemos pequeños esperando que esta cosa no nos va a tocar.

¿Crees que es mejor ser proactivo y buscar nuevas formas de reinvención ahora ligado a Internet?

Y eso sí, Internet lo está cambiando absolutamente todo en la vida de la gente y también en la forma en que la gente aprende cosas, y me estoy refiriendo al tema de la educación informal o a las formaciones online en «do it yourself».

¿Cuál sería una actitud frente a este riesgo de este cambio del paradigma?

«Si tú dejas el control en manos de los demás, en manos de empresas, en manos de cualquier otra cosa, al final estarás a la disposición de lo que ocurra ahí y no en ti. Tener tú mismo el control es fundamental»

ÁLVARO LÓPEZ 10:45Franck, yo creo que en la vida lo que es fundamental es tener tú el control de lo que te pasa.

O sea, si tú dejas el control en manos de los demás, en manos de empresas, en manos de cualquier otra cosa, al final  estarás a la disposición de lo que ocurra en estas cosas de la vida.

Yo creo que podemos hacer muchísimas cosas, y creo que, como bien dices, Internet nos da una serie de posibilidades que mi abuelo si levantara la cabeza se asombraría, y no murió hace tanto.

Lo que quiero decir con esto es que podemos hacer muchísimas cosas, pero lo último que debemos hacer es quedarnos sentados en el sofá y decir que ya hemos echado 1000 currículum y que nadie nos llama.

O sea, incluso antes de que nos echen -ya si llevamos dos o tres años viendo que la cosa no está bien-, podemos empezar a formarnos, como tú bien indicas, y además por precios superrazonables.

Hoy en día el conocimiento lo podemos encontrar por un precio muy muy razonable, antes tenías que irte a la universidad de Oxford o donde fuera y gastarte una pasta.

Hablando de mi caso, yo por ejemplo hace dos años no tenía ni idea de lo que era el marketing a través de montar un blog.  Y modestamente, yo creo que a día de hoy sé bastante.

Creo que lo importante al final es tener una motivación que te conduzca a ejecutar ese cambio en tu vida y a conseguir tu objetivo.

En mi caso, por ejemplo, mi motivación era tener una vida deslocalizada y no tener que depender más de un jefe.

Entonces, si tienes esa motivación, el reinventarte o el buscar otras alternativas a tu profesión actual, o incluso de forma paralela, hoy en día es muy muy posible. Lo único que tienes que tener es una palabra que yo siempre se la digo a todos mis clientes de coaching, y que es clave: tener compromiso.

Si tú tienes compromiso para el cambio, al final hoy en día tienes recursos de sobra para llevarlo a cabo.

FRANCK SCIPION 12:54Vamos a hablar de todo esto, vamos a tratar de ayudar a la gente dando unas claves sobre este proceso de reinvencion.

Pero para hacerlo, en vez de hacerlo de forma dogmática, conceptual, prefiero hablar de tu propia historia, porque creo que tu historia es una historia de congruencia.

Así que volvamos atrás. Álvaro, ¿dónde creces? ¿Dónde naces? ¿Y qué carrera decides estudiar?

ÁLVARO LÓPEZ 13:19Yo nazco en Córdoba, a menos de 500 metros de la mezquita, en un sitio privilegiado que cada vez que paso por ahí me emociono.

Pero a los diez años, por temas profesionales de mi padre, nos mudamos a Málaga. Allí es donde crezco, allí es donde estudio la carrera.

Y me preguntabas que qué estudié yo, yo estudié Ingeniería. Estudié primero Ingeniería Técnica Industrial, luego Ingeniería en Organización Industrial. Y digamos que esos fueron mis…

FRANCK SCIPION 13:53¿Por qué esta carrera? ¿Tus padres tienen algo que ver con esta elección? A ver, cuéntanos.

«Yo quería estudiar ingeniería porque sonaba a grande, sonaba a un reto. A mí siempre me han gustado mucho los retos y siempre me ha gustado tirar a lo más alto.»

ÁLVARO LÓPEZ 14:02Los entornos siempre tienen que ver, pero si la pregunta es si mis padres me fomentaron el estudio de ingeniería, no. O sea, directamente no.

Realmente mi hermana tenía muchas más dudas, pero en mi caso, yo desde segundo de EGB -creo que se llamaba así aquello que estudiábamos en bachiller- tenía muy claro que quería ser ingeniero.

Pero me preguntas que por qué, y además esto que te voy a contestar es bastante curioso porque yo quería estudiar ingeniería porque sonaba a grande, sonaba a un reto.

A mí siempre me han gustado mucho los retos y siempre me ha gustado tirar a lo más alto. Entonces dentro también un poco de mis aptitudes, se me daban muy bien las matemáticas, la física y demás.

FRANCK SCIPION 14:54Me imagino que tus padres lo que querían era un buen empleo para su hijo, un empleo seguro, un empleo  en el que pudieses progresar a una vida fantástica.
ÁLVARO LÓPEZ 15:03Sí. Pero, en mi caso, fíjate que mi interés estaba en la música. Yo me pasaba las horas tocando el teclado. En cierta manera tenía bastante talento porque llegué a hacer composiciones.

Pero yo jamás me lo planteé y tengo que decir que mis padres me ayudaron en todo ese proceso de la música, porque me apuntaron y me proporcionaron un piano.

El tema es que yo, por alguna razón, tenía asumido que eso no era una profesión. Tenía superasumido que tenía que hacer otra cosa.

FRANCK SCIPION 15:41Pero, ¿ahora piensas igual o has cambiado?
ÁLVARO LÓPEZ 15:44No. Por supuesto que no. Ahora mismo ya ves tú. A mí me dicen hace 15 años que voy a dedicarme al mundo del desarrollo personal, y vamos, me hincho de reír.
FRANCK SCIPION 15:59Vamos a seguir  tu historia por orden cronológico porque creo que así entenderemos mejor todo el camino que has podido recorrer.

Terminas la carrera creo que en 2001 y enseguida haces un postgrado en Managment. La vida ideal, o sea, ingeniero con una formación en Managment… Vamos, imparable.

Ya el futuro brillante que está ahí. De hecho, tú y yo tenemos un recorrido muy similar. Yo soy un poco más mayor que tú.

ÁLVARO LÓPEZ 16:34Poquito, poquito.
FRANCK SCIPION 16:35Bueno, bueno, pero he seguido un camino muy similar. Enseguida encuentras un trabajo.

Cuéntanos un poco cómo viviste estos primeros años en el trabajo, ¿disfrutaste bastante, creo, de estos primeros años de trabajo?

ÁLVARO LÓPEZ 16:54La verdad es que ahora que me haces esta pregunta y recuerdo aquella época, es más curioso. Porque realmente yo no hice el postgrado inmediatamente al terminar la carrera.

Mi primera intención era colocarme. Yo acabé la carrera y dice: «Venga, a un trabajo». El caso es que no tuve éxito a la primera. Y aquello de que a las dos semanas o tres semanas -no pasó mucho tiempo de estar buscando trabajo- decidí irme al Reino Unido a estudiar inglés.

El inglés es importante. En aquella época el inglés que se estudiaba dejaba muchísimo que desear. Me fui a la Isla de Man.

O sea, ni siquiera me fui yo a un sitio tipo Londres. Fui a un sitio bastante exótico, a la Isla de Man. Me enteré ahí que era un paraíso fiscal.

Luego, a la vuelta me  contrataron como jefe de producción en una empresa.

Y en esta empresa no duré más de dos meses, porque verdaderamente yo sentía que no tenía nada que ver con aquello.

Era una empresa familiar, y recuerdo que le dije un día al dueño: «Manuel, tal y cual», y dijo: «No, yo soy don Manuel». Era de esas empresas de estilo antiguo.

FRANCK SCIPION 18:22Del otro mundo.
ÁLVARO LÓPEZ 18:25Sí. El caso es que, por suerte, como había estado echando muchos currículums por aquella época, optaba a muchas cosas.

Había solicitado esta beca. Esto era una beca de la Universidad Autónoma de Madrid, y tenía prácticas en una multinacional. En mi caso fue en HP.

Tenía que dar clases por la tarde-noche. Era una paliza. Aquello era salir a la seis de la tarde, irte a la Universidad Autónoma, y llegar a tu casa. Pero apuntando a lo que dices, que me enrollo mucho, me lo pasé bomba.

Yo me lo pasé bomba en aquella época, y experimenté muchísimo lo que es estar en un entorno internacional, porque era HP -mi jefe por aquel entonces era iraní-, y creas que no, eso a mí me abrió muchísimo la mente.

FRANCK SCIPION 19:17Y para colmo de esta carrera profesional, que parece ya bien lanzada, que va encarrilada hacia el éxito profesional de tus padres, la casita, la boda, la hipoteca y todo esto, en 2009 ellos te ofrecen la oportunidad de ir a trabajar a otro país, a Turquía.

Es un país fantástico, es un país con una cultura milenaria. ¿Qué tal fue tu primer acercamiento a este país? ¿Enseguida caíste enamorado de Turquía o más bien fue más difícil por el cambio cultural y todo esto?

«Me fui donde no se quería ir nadie, a Ankara, la parte asiática»

ÁLVARO LÓPEZ 20:01Sí, bueno, decir que después de esa beca acabé siendo jefe de obra o jefe de proyectos, de proyectos ferroviarios.

Ahí es donde, al cabo de unos años -que yo estuve muchos años trabajando con un cliente que era de Madrid-, decido antes de la crisis -que surge este puesto, a mí no me lo ofrecen ni siquiera, surge este puesto internamente en la empresa- irme a Turquía.

Y te puedo garantizar que no se iría ahí nadie, Franck. Es que no era a Estambul, es que yo me fui a Ankara.

FRANCK SCIPION 20:31O sea, al lado asiático.
ÁLVARO LÓPEZ 20:32No se quería ir absolutamente nadie. Sí, sí [risas]. Entonces, quizá yo llevaba bastante tiempo queriendo tener una experiencia internacional, y la verdad que no me lo pensé demasiado: me vine para acá.

Pero sí que es verdad que tuvo mucho que ver que yo había estado en Estambul dos años antes de turismo, y yo me quedé enamorado de la ciudad.

Me jodió un poco,  entre comillas -perdonad la expresión-, que fuera en Ankara porque no tiene nada que ver, o sea, es como la noche y el día.

Pero pudieron más esas ganas de explorar y de cambiar, también. Estaba muy cansado de lo que estaba haciendo en Madrid. Y, nada, pegué el salto.

FRANCK SCIPION 21:26Se ve que a ti te gustan las ciudades con mucha historia, por ejemplo, Córdoba no tiene nada que ver con Málaga.
ÁLVARO LÓPEZ 21:35No, no. Yo me siento afortunado. Y además sí que es verdad que lo siento así, siento muy de cerca el contexto histórico que tienen las ciudades.

Entonces para mí Estambul, cruzar el Bósforo y ver ahí al fondo aquello que tiene Santa Sofía, sin ir más lejos, que tiene creo que 1.500 años, es verdaderamente espectacular.

A mí me emociona.

FRANCK SCIPION 22:06¿Y qué tal fue la adaptación? ¿Conseguiste acercarte a los locales?

Porque el idioma es una barrera importante. ¿Tuviste que aprender el idioma? ¿Podías visitar a las familias de los compañeros de trabajo que tenías?

En fin, ¿cómo conseguiste superar esta barrera natural que era tanto la cultura como el idioma?

ÁLVARO LÓPEZ 22:29La verdad que sí. Y además puedo decir que para mí no fue nada traumático.

Yo lo recuerdo como una transición muy normal, además de disfrutar mucho todo lo que es la sorpresa de ir encontrándote cosas nuevas. Yo, en mi caso, tuve mucha suerte porque a mí me mandaron aquí solo.

Yo monté un equipo, contraté aquí a tres turcos y, entonces, con esto fui montando un pequeño equipo humano donde todos eran locales.

Entonces, claro, permanentemente tenía contacto solamente con personas de aquí. Y lo bueno es que los turcos son muy hospitalarios y además con muchísimas ganas siempre de enseñarte cosas, y se sienten muy orgullosos de sus cosas.

Entonces permanentemente te van enseñando comidas, costumbres, etcétera. Yo enseguida me hice muy amigo de los turcos y me sentía muy de aquí.

FRANCK SCIPION 23:33Si miramos un poco el recorrido hasta ahora, todo va bien, vas dando una serie de pasos, vas progresando en tu carrera.

De repente te transformas de la noche a la mañana en country manager, ahí siendo tú el único de tu empresa en Turquía.

Pero a partir de cierto momento empezaste a escuchar una pequeña voz, quizás, que te decía: «Álvaro, abre los ojos, ¿esto realmente  es lo que quieres hacer de tu vida?».

No sé, una sensación quizás poco a poco de malestar intermitente seguramente, pero que tendía a reforzarte.

¿Tú tuviste una revelación en plan, te despiertas de una noche y dices: «Ésta no es la vida que quiero, tengo que cambiarla», o ha sido un proceso más bien continuado en el tiempo en el que estabas contento y agradecido de lo que tenías pero echabas de menos algo más?

«Supongo que en esto se puede sentir reflejada muchísima gente, es que yo lo que hacía era quejarme mucho. Ahí radica el problema y es cuando tienes que cambiar algo»

ÁLVARO LÓPEZ 24:34Yo creo, Franck, que todos los que pasamos por un proceso así, casi nadie lo hace de forma inmediata.

Puede ser que haya un desencadenante que lo produzca.

Por ejemplo, pensando en la película Matrix, que quizás sea un referente en todo esto y un ejemplo, el propio Neo se encontraba mal, sabía que había cosas que– hasta que no llegó ahí en ese momento con el señor Lobo y se presentó delante con las pastillas.

Quizá no cambió, quizá ese fue el momento.

Pero antes sí que yo ya sentía que no estaba contento. Lo que sí que es verdad, lo que pasaba mucho, y supongo que en esto se puede sentir reflejada muchísima gente, es que yo lo que hacía era quejarme mucho.

Yo me quejaba mucho: todo era una mierda, todo el mundo era terrible.

Y entonces ahí lo que hacía era totalmente eludir mi responsabilidad y ponía en los demás todo el asco de vida que yo tenía.

Que no era tan malo, pero sí que yo sentía que esa vida no era la que yo quería para mí. Entonces, poco a poco, voy iniciándome y voy pensando en que quiero cambiar.

FRANCK SCIPION 25:56Sí, a eso iba. Tú has sabido positivar tu  descontento, el hecho de que no estabas contento, porque veo que en 2011 empiezas a formarte y haces una especialización en inteligencia emocional.

Vamos, esto es cosas de los ingenieros, es clásico.

Viniendo de un mundo así, cuadriculado, analítico de los ingenieros, tú no encuentras nada mejor, chiquillo, que meterte en una formación sobre inteligencia emocional.

Cuéntame cómo ocurre esto en tu vida.

ÁLVARO LÓPEZ 26:34No es casual. Y además tiene también que ver bastante la empresa en la que estaba.

No recuerdo cuándo, yo creo que por 2008, vi un taller o alguna cosa para team building, basado en la inteligencia emocional, y te lo digo de verdad, yo flipé en colores.

Cuando descubrí ese concepto, dije: «¡Pero si tiene toda la lógica del mundo!  Sí, es verdad». Y entonces empecé a darme cuenta de que yo de mis emociones no sabía mucho.

Para aquel entonces yo estaba bien, estaba en mi trabajo, tenía mi chica y no le daba más importancia. Pero sí empecé a interesarme un poco -viendo el programa de Eduardo Punset, que lo veía mucho-, por todo este mundo.

Y el detonante de ponerme a estudiar inteligencia emocional es que cuando yo estoy en Ankara y estoy agobiado y estoy bastante hecho polvo ya -en ese momento ya me encontraba mal, no estaba tan mal como cuando llegué aquí a Estambul, pero sí que estaba bastante insatisfecho-, me acordé de aquello de la inteligencia emocional y dije: «Mira, voy a ponerme a ver si aprendo algo de esto, de la inteligencia emocional».

Y el caso es que yo completé esos estudios y me dieron mi titulación de experto, y yo de experto tenía, vamos [risas], sabía mucho más que  antes de empezar, pero de ahí a ser un experto…

FRANCK SCIPION 28:05Pero volviendo al tema de la educación, es un poco triste que personas como tú y yo, porque mi caso ha sido exactamente igual o peor, descubriéramos temas tan fundamentales como la inteligencia emocional a los treinta y pico años porque viene alguien a una empresa a hablar de estos temas.

Yo creo que estos son temas fundamentales que deberían estar abordados en la educación de los chavales, al igual que las finanzas personales, al igual que muchas otras cosas que desconocemos, y esto es algo fundamental en lo que no estamos preparados.

Más allá de la inteligencia emocional, no sé si hay algún libro que tuvo un impacto más fuerte en ti para el tema de tu recuperación, Álvaro.

Si es que existe este libro, quiero que lo compartas  con los que nos escuchan en estos momentos, a ver si se contagian ellos también y empiezan a recorrer este camino en el que podemos por fin disfrutar de un oficio más que un trabajo, que nos llene y que nos haga feliz.

¿Hay un libro?

ÁLVARO LÓPEZ 29:21Libros hay muchísimos. Yo empecé con el de «Inteligencia Emocional» de Daniel Goleman, que es un clásico.

Ese libro a mí me dio muchísima información, me abrió muchísimo los ojos sobre muchas cosas a nivel emocional.

Pero me interesa mucho lo que acabas de comentar también del tema educacional, que has comentado las finanzas personales.

Yo estoy totalmente de acuerdo contigo. Yo me he encontrado gestionando un proyecto multinacional, y sabiendo muy bien cómo gestionarlo y sin tener problemas con mis finanzas personales ni mucho menos, me he encontrado sin saber cómo invertir mi dinero, por ejemplo.

Entonces, respondiendo a la pregunta, el libro que a mí me produce todo el cambio y darme cuenta que estoy siendo un auténtico gilipollas en mi trabajo.

FRANCK SCIPION 30:15¡No seas tan duro contigo!
ÁLVARO LÓPEZ 30:17No, en aquel momento yo decía: «Pero, Álvaro, por Dios, ¿cómo no te has dado cuenta de todo esto antes?»

Fue el libro «El Código del Dinero» de Raimon Samsó.

A mí «El Código del Dinero» de Raimon Samsó me abrió los ojos a muchísimas cosas.

FRANCK SCIPION 30:33Te hizo clic en la mente.

«Si alguien todavía no se ha leído este tipo de libros, sobre todo «Padre Rico Padre Pobre» o «El Código del Dinero», le puede venir muy bien para entender cómo podemos ganarlos la vida de otra manera, muy diferente a la que nos han contado»

ÁLVARO LÓPEZ 30:35Sí. Entonces yo ahí me di cuenta claramente de que yo tenía que hacer otra cosa porque no podía seguir estando en «la carrera de la rata», esta tan famosa que puso Kiyosaki.

Yo creo que si alguien todavía no se ha leído este tipo de libros, sobre todo «Padre Rico Padre Pobre» o «El Código del Dinero», le puede venir muy bien para entender cómo podemos ganarlos la vida de otra manera, muy diferente a la que nos han contado.

FRANCK SCIPION 31:07Sí. Yo mando un especial saludo a Raimon. Ya sabes que es amigo de LifeStyle Al Cuadrado. Raimon es una persona que ha transformado muchas vidas.
ÁLVARO LÓPEZ 31:17La mía.
FRANCK SCIPION 31:18De hecho, nada más leer su libro caes en la marmita del coaching. Eso era en 2013 y decides realmente seguir formándote.

Forma parte para ti de una decisión consciente, porque, ¿ya tenías claro que querías reinventarte en este campo, o es seguir el camino que habías empezado con la inteligencia emocional y querías más, querías saber más?

En este momento, ¿ya tenías claro que querías cambiar por completo de vida o las cosas estaban un poco más confusas?

ÁLVARO LÓPEZ 31:55Yo tenía el feeling y tenía muy claro que en algún momento se iba a  acabar todo lo que me rodeaba, lo tenía muy claro.

Pero sí que es verdad que los estudios de coaching fueron más una continuación, como tú comentabas, y fue también por un tema muy de curiosidad.

Y aparte porque a mí me venía muy bien para seguir aprendiendo más cosas sobre mí mismo. Porque en el coaching al final lo primero que tienes que hacer es hacerte un proceso de autocoaching a ti.

Aparte, en aquel momento, cuando yo ya me di cuenta de todas esas cosas, yo contraté a mi coach. Y mi coach fue Raimon Samsó. Porque yo ya me dije: «No, yo ya tengo que ir a por todas».

Entonces el coaching aparece y veo que es una metodología que es genial y es extraordinaria para transformar la vida, y la acojo con unas ganas brutales.

Quiero decir, que al final yo me siento mucho más formador y me encanta el coaching y me encanta ejercer como coach, pero en ese proceso de transformación yo me voy dando cuenta de que a mí lo que me gusta más es incluso el tema formativo.

Entonces es como un proceso que dura muchísimo tiempo y que va siguiendo unos pasos de forma casi natural y subconsciente, en cierta manera.

Yo no fui conscientemente diciendo: «me voy a reinventar como coach, y para eso me voy a estudiar esto y esto», no fue mi caso.

FRANCK SCIPION 33:33De todas formas vamos a seguir en esta charla dando más pautas para la gente, para ayudarla quizás a encontrar sus talentos e ir quizás dando una especie de hoja de ruta, si podemos hablar de esto.

Pero vamos, pasos que hay que seguir para seguir avanzando en el proceso de reinvención.

Pero llega un momento en el que ya sigues avanzando con este tema del coaching y tu trabajo se te hace, creo, algo insoportable y tomas la decisión de dejar tu trabajo, quedarte en Turquía, apostar por emprender y crear tu blog.

Mira, chico, a ti te gustan las cosas duras, las cosas potentes, porque sólo con decir lo que acabo de decir en esta frase a mí me da muchísimo respeto.

¿De dónde has sacado la fuerza para tomar una decisión tan valiente, Álvaro?

ÁLVARO LÓPEZ 34:29De mucho tiempo, de mucho proceso de autoconocimiento y de interjección personal y de desarrollar un sentimiento de responsabilidad hacia mi vida, y de tener claro que tenía que ponerle límite a la majadería que estaba haciendo con ella, sinceramente.

A pesar de todo el miedo que aquello suponía -porque me costó muchísimo, y de hecho, aunque yo tenía pensado marcharme de la empresa, tenía una fecha de caducidad-, fue un momento en el que ocurrió un accidente laboral a uno de mis empleados en el que yo me vi a mí mismo y me encontré conmigo mismo, y dije que no tenía por qué seguir ni un minuto más.

Me hice esa pregunta: ¿por qué tengo que seguir más?

Aunque ya tenía la fecha. Entonces decidí que no, que se acababa, tenía que acabarse y punto. Y fue cuando  tomé esa decisión tan drástica. Y sí que da respeto.

Me da a mí así desde la lejanía, y a veces incluso me miro de reojo y digo: «La madre que te parió».

FRANCK SCIPION 35:43¿Cuándo fue esta decisión, Álvaro? ¿Hace cuántos meses?
ÁLVARO LÓPEZ 35:47Esto fue hace dos años.
FRANCK SCIPION 35:49Casi dos años, sí.
ÁLVARO LÓPEZ 35:49Un poquitín más de dos años.
FRANCK SCIPION 35:52Cuéntanos cómo va el negocio, cómo va el blog que has montado, «Autorrealizarte».

Danos un poco más de información sobre lo que has sabido construir ya estando full time enfocado a lo que es tu nueva vida y tu nuevo negocio.

ÁLVARO LÓPEZ 36:11El blog va muy bien.

Yo estoy muy contento sobre todo porque responde a un proyecto personal, a un proyecto que a mí me da vida cada vez que me pongo a trabajar en ello.

Nada que ver con aquello de hacer una supermegaobra, que tiene mucho sentido para muchas personas pero que no tenía mucho que ver para mí.

«He pasado de que me viniera a recoger en una ocasión un chófer a ir en autobús. Pero ahora tengo el control de mi vida y puedo permitirme hacer aquello que quiero y cuando quiero»

FRANCK SCIPION 36:31¿Encuentras mucha más satisfacción en este trabajo que tienes ahora que en lo que hacías antes?
ÁLVARO LÓPEZ 36:38Sí, por supuesto.

Yo no tengo ni de lejos esa comodidad ficticia que yo tenía en su momento: tenía una casa; tenía un casón, tenía un dúplex -lo pagaba la empresa, por supuesto- de 200 y pico metros cuadrados y tenía un cochazo.

Yo he pasado de que me viniera a recoger en una ocasión un chófer a ir en autobús. Digamos que el cambio es muy drástico.

Pero para mí, sinceramente, no tiene color, porque es que yo ahora mismo tengo autonomía de mi vida, tengo el control de mi vida y puedo permitirme hacer aquello que quiero y cuando quiero.

Esto quiero que no se confunda, porque parece, no sé si tú estarás de acuerdo conmigo, que estamos todo el día disfrutando a full todo lo que hacemos.

O sea, lo que disfrutamos es la idea de la misión que tenemos marcada y de la visión que se alinea con nuestro propósito.

FRANCK SCIPION 37:42Yo creo también que disfrutamos de la forma en que vivimos la vida. Tenemos una vida distinta a la de muchas otras personas.

Obviamente esto no nos exime de trabajar como animales, pero estamos trabajando con un propósito muy distinto porque estamos ayudando a muchas personas y además estamos construyendo algo nuestro en vez de estar construyendo el sueño de otros.

Yo creo que todo esto es realmente lo que nos compensa.

Por eso cuando dices que vas ahora en autobús te entiendo perfectamente, porque estoy seguro que si te vas a dar un paseo por las calles de Estambul a las 11 de la mañana, serás una persona muy atípica porque normalmente ellos están trabajando.

Tú tienes la flexibilidad en tu modelo de trabajo y te puedes permitir estos pequeños lujos.

ÁLVARO LÓPEZ 38:27Sí, por supuesto.

Y eso al final tiene la contrapartida de que en otro momento, un fin de semana o cualquier otro momento, tienes que a lo mejor estar hasta las 12 de la noche porque tienes que cumplir tu objetivo, porque si no te los marcas, no llegas a ningún lado.

Yo estoy muy satisfecho con el blog y con la respuesta que está teniendo, la respuesta tanto a nivel de audiencia como a nivel de clientela, la verdad que muy satisfecho, me está permitiendo vivir.

FRANCK SCIPION 38:57Yo quería tenerte en el podcast porque creo que realmente tu historia es la historia de un cambio muy muy profundo, del ingeniero que trabaja como expatriado en multinacionales y tal, y ahora se transforma en un coach para personas.

Es una reinvención para mí, y no es una pequeña reinvención.

Esto no es cambiar de industria y seguir haciendo lo mismo, esto es un cambio absolutamente brutal y enorme.

Y ahora que te tenemos y que hemos contado un poco a los que nos escuchan cuál ha sido tu historia, me gustaría tratar esta vez de racionalizar un poco este proceso que has vivido.

Ya que estás ayudando a muchas personas también a arrancar sus procesos de alienación profesionales y les acompañas, vamos a tratar de dar algo de información para gente que ya tienen muy claro que el trabajo que tienen en estos momentos es algo que no les llena y que no les va a hacer feliz nunca.

Con lo cual saben que tienen que hacer algo, pero por algunas razones, no sé si han empezado o no han empezado, pero vamos a tratar de explicarles cómo arrancar con todo esto, porque es un proceso que da muchísimo miedo.

Cuando te enfrentas a: «Mira, yo no estoy contento, quiero hacer otra cosa», dices: «Vale, bien», pero para pasar de este punto a este otro punto, hay aquí un camino enorme con muchísimas cosas que hacer.

A menudo estás hablando tú de talento más que de pasión.

¿Nos explicas un poco la diferencia que ves entre el concepto de talento y el concepto de la pasión, y cómo enlazamos pasión o talento, o pasión y talento hacia este nuevo oficio que nos tenemos que inventar?

Porque una cosa está clara, trabajando para alguien o trabajando en tu empresa tenemos todos que pagar las facturas, de esto no hay quien se escape.

Y esto en un proceso de reinvención es una incógnita bastante importante: ¿cómo voy a pagar las facturas?

ÁLVARO LÓPEZ 40:58Efectivamente, es la clave, Franck.

Ocurre que, en cierta manera, cuando alguien se quiere reinventar, puede tener dos situaciones: una es que tengo todo, tengo un trabajo, tengo dinero, tengo muchísimas cosas y entonces me puedo permitir probar todo lo que sea y dedicarme a mi pasión durante un tiempo, dos o tres años, lo que sea, y a ver si puedo de ello desarrollar una profesión.

Pero  la mayoría de las personas no se encuentran en esa situación.

Y aunque se encuentren, les va a dar mucho respeto dejar de tener ingresos regulares, porque somos así, queremos tener esa cierta seguridad.

FRANCK SCIPION 41:39Sí. Estoy contigo.

Aunque tengas un colchón de cinco años, cuando llegas al cuarto o quinto año, piensas: «Quizás me tendría que despertar. ¿Y ahora qué?»

«El talento no es otra cosa que aquello que nosotros sabemos hacer y que nos convierte en cierta manera en un experto sobre los demás. La vocación es donde se cruza tu talento con las necesidades del mundo»

ÁLVARO LÓPEZ 41:50Eso es. Entonces mi propuesta– es decir, al final el talento es algo que tenemos, es algo de lo que sí que verdaderamente disponemos.

Y el talento no es otra cosa que aquello que nosotros sabemos hacer y que nos convierte en cierta manera en un experto sobre los demás.

Es decir, es el valor que nosotros podemos entregar a los demás.

Decía Aristóteles en el siglo IV a.C., que la vocación era donde se cruzaban tu talento con las necesidades del mundo.

Y yo pienso que es eso, es eso en realidad. Si tú no tienes algo de valor  que ofrecer al mundo, por mucho que te apasione, difícilmente vas a poder vivir de ello.

El talento que yo propongo es un talento con mayúsculas, no es un talento con minúscula, y en ese sí que está incluido la pasión, porque yo creo que la pasión es fundamental a la hora de ejercer de motor para que tú tengas la motivación suficiente para ejercer cualquier cosa.

Pero yo tengo la sensación de que la pasión se está utilizando de una manera casi marketiniana, porque se asocia de manera directa a hacer lo que te gusta, y creo que no es eso.

La pasión es algo que está relacionada con un propósito personal.

Pensando, por ejemplo, en un supermegatenista, yo todavía no he visto a ningún deportista de élite que al retirarse siga todas las mismas rutinas que tenía.

Si le gustaba tanto ser deportista, ¿por qué no va a seguir haciendo todo lo mismo que hacía antes?

Evidentemente lo que sí que es apasionante es tener una meta, un propósito, hacer algo hacia lo que orientarse para conseguir un reto.

Y en ese sentido, combinar el talento que tú tienes con un propósito.

Si eres capaz de unir estas dos cosas, puedes construir a partir de ello una profesión que yo no tengo la menor duda que te va a permitir vivir de ello, siempre y cuando haya necesidad en el mercado, claro.

FRANCK SCIPION 44:15Yo creo que, tú lo sabrás mejor que nadie, muchísimas personas tienen muchos talentos pero es que no lo ven. No saben encontrar este talento.

Entonces, ¿qué podemos decir  para ayudar a estas personas que pueden llegar ahí?

Personas que a los 45 años con un puesto de mando intermedio en una multinacional lleguen a decir: «Mira, yo hasta ahora he hecho esto, no estoy contento para nada, además me van a echar pronto», porque se acercan a la edad de jubilación en la que les echan a todos a la calle.

Y les van a quedar 15 años, como mínimo, antes de poder jubilarse realmente. Y estas personas tienen la impresión de no servir para nada.

Porque, justamente, han trabajado para un sistema en vez de ponerse al servicio de personas. Entonces, ¿qué les podemos contar? ¿Cómo les podemos ayudar a ellos?

«Tienes cualidades de sobra para que, aunque no tengas un expertise de la leche en una cierta cosa, en un periodo corto y con la formación necesaria puedas desarrollar una profesión de forma más o menos rápida»

ÁLVARO LÓPEZ 45:09Yo creo que es un poco todo lo que hemos hablado hasta ahora y tener en cuenta que al final, donde hay una necesidad–

Es decir, volviendo a lo que decía Aristóteles: «las necesidades del mundo».

O sea, si somos capaces de hacer feliz a los demás, y por hacer más feliz a los demás quiero decir que les resuelvas un dolor, que les ayudes a ahorrar, a ganar tiempo, a cualquier cosa que al final les satisfaga, porque las personas lo que queremos es sentirnos más satisfechas, al final ahí tienen una oportunidad, ahí siempre hay una oportunidad.

Entonces lo único que hay que hacer es decir: «Oye, vamos a ver, ¿yo para qué valgo?».

Porque si has sido ejecutivo, o sin ser ejecutivo, si has estado trabajando 15 años en una empresa haciendo lo que sea, algo sabrás hacer bien.

Y seguramente tienes cualidades de sobra para que, aunque no tengas un expertise de la leche en una cierta cosa, en un periodo corto y con la formación que hablábamos antes, puedas desarrollar una profesión de forma digamos rápida, entre comillas.

Lo que pasa que la tendencia es a pensar: «Yo es que no valgo para nada», y compararse excesivamente con el mejor, con el mejor del mundo.

Si yo me comparo con el mejor de mi mercado, entonces no hago nada.

Esto es como en los maratones, Franck. En los maratones tú puedes estar pensando que hay mucha más gente delante tuyo, y dices: «Yo soy el más malo, porque fíjate».

Pero si tú vas corriendo y dices: «Oye, pues hay también muchos detrás», eso al final te va a dar la energía para decir: «Oye, no soy el mejor del mundo, pero tengo unas cualidades que, para empezar estoy aquí, que puedo hacerlo, y segundo, tengo mucho margen de mejora, puedo seguir progresando y puedo ir más allá».

Yo creo que es falta un poco de autoestima.

FRANCK SCIPION 47:14Sí. Claramente son temas que hay que positivar para poder descubrir estos talentos.

Hemos visto que en tu caso el proceso de reinvención ha sido bastante largo. No sé si hay un promedio de tiempo que podías compartir con la gente, pero claramente reinventarse no se hace de la noche a la mañana.

¿Por dónde empezamos o cuál sería el proceso, cómo arrancar toda esta aventura?

ÁLVARO LÓPEZ 47:48Muy fácil y muy breve, Franck. El proceso empieza por dentro.

O sea, queremos reinventarnos encontrando soluciones por fuera, y lo cierto es que tú puedes cambiar de empresa, puedes emprender, puedes hacer muchas cosas, pero si tú no empiezas interiormente a hacerte preguntas y a descubrir las respuestas de esas preguntas, difícilmente vas a poder encontrar satisfacción en lo que hagas.

FRANCK SCIPION 48:15Claro.

Te paro dos segundos porque esto es fundamental, porque si no haces este trabajo de introspección para ir a buscar dentro de ti las cosas que realmente te gustan y que se te dan bien, estas dos cosas que había que unir, el riesgo es que haces un proceso de  reinvención, pero te das cuenta, después de siete u ocho años, que te aburres igual que hace ocho años atrás cuando empezaste a reinventarte.

Es decir, hay que conectar la reinvención, de alguna forma, con algún propósito interno.

ÁLVARO LÓPEZ 48:47Efectivamente, tienes que conocer tu respuesta, tienes que conocer por qué y para qué haces las cosas.

Porque si al final– está claro y ya está supermegademostrado que si la respuesta es por dinero, al final vas a caer en la desidia, tarde o temprano.

Te puede motivar mucho, y habrá quien para su respuesta sea el dinero. Entonces, el que tenga muy claro que para él su principal motivación es el dinero– yo no sé si tú has visto Breaking Bad, Franck.

FRANCK SCIPION 49:20Sí.
ÁLVARO LÓPEZ 49:20Bueno, pues el tipo de Breaking Bad llega un momento en el que no quiere hacer nada con el dinero, lo que quiere es ganar más, su motivación es ganar dinero.

Si tú tienes ese propósito, esa visión, genial.

Pero como la mayoría lo que queremos es hacer más cosas y sobre todo queremos hacer cosas que están relacionadas con lo que ese ser humano exige, ayudar a los demás, dejar una huella, el tener al final de nuestra vida una sensación de plenitud.

Pues yo creo que si no empezamos a hacernos preguntas y a encontrar esas respuestas, difícilmente vamos a ir por el buen camino, por muchos cambios que hagamos.

FRANCK SCIPION 50:04Oye, estamos diciendo que los procesos de la reinvención personal suelen ser largos.

Entonces uno de los otros aspectos que hay que contemplar y donde habrá que aportar respuestas es de alguna forma cómo vamos a financiar esta transición.

Es un momento en el que los gastos en vez de bajar, seguramente van a ir subiendo, porque vas a tener los gastos de tu estilo de vida actual y además los gastos relacionados ya con el deseo de vida futuro que estás construyendo.

Me refiero a la formación.

En tu caso te has formado mucho: especialización en inteligencia emocional, lo de coaching, luego el tema del márketing online.

De todo esto al final, ¿qué consejos podrías dar a la gente para que estén preparados?

Que reinventarse no es gratis y que aquí hay que tener algunas soluciones para poder seguir avanzando y seguir formándose con tiempo.

«No escatimo en formación porque no creo que sea un gasto, es una inversión. El que esté dispuesto a darle valor a su vida, tendrá que pagar por ello»

ÁLVARO LÓPEZ 51:04Totalmente de acuerdo contigo, Franck. Al final, yo también invierto muchísimo en formación y en mentorías, tú lo sabes.

Y no escatimo porque no creo que sea un gasto, creo que es una inversión. El que esté dispuesto a darle valor a su vida, tendrá que pagar por ello, no en un sentido peyorativo.

Quiero decir, ofrecer el valor para que te llegue el valor que tú quieras a tu vida. Yo puedo conseguir todo lo que estoy teniendo a día de hoy a través de leerme cuarenta mil millones de libros, probablemente sí, pero seguramente no sería ni la mitad de efectivo.

Creo que escatimar en que un profesional te guíe o que en un curso encuentres una metodología y te permita aplicarla o que vayas a una conferencia en la que haya un montón de personas que piensan como tú y te llene de inspiración, y aparte hagas un networking interesante, pues todo eso es fundamental en todo este proceso.

El que quiera ahorrárselo, no voy a decir que no lo vaya a conseguir, pero seguramente le va a costar muchísimo más tiempo, sin lugar a dudas.

FRANCK SCIPION 52:17Claramente es una buena idea que te despidan y que te den un paquete de salida interesante porque te permite justamente financiar esto.
ÁLVARO LÓPEZ 52:25Efectivamente.
FRANCK SCIPION 52:28Quizás esto es una idea de mercado interesante.

Explicar a la gente cómo hacer para que se hagan despedir con el dinero y que puedan reinventarse luego, después.

ÁLVARO LÓPEZ 52:42Sí, sí, porque yo en mi caso, fíjate, ahí si que hice– bueno, no fui pardillo, pero mi situación era tan crítica que yo ni siquiera esperé a que me despidieran, ni lo provoqué ni llegué a un acuerdo.

Pero sí que es verdad que yo conozco mucha gente que me lo dice muchas veces: «Ojalá me echen a la calle». Es como el gran sueño, que alguien tome la decisión por ti y que además te venga con un paquete importante.

FRANCK SCIPION 53:14A mí me ha pasado que me despidieran y me han dado algo de dinero y la verdad es que en este caso les agradezco.

Ha sido la mejor decisión que ellos han tomado para mí, porque desde luego a partir de ahí empecé a trabajar full time en mi negocio, y es a partir de ahí que mi negocio  empezó a crecer.

Con lo cual, si puede ser es una buena idea. ¿Qué otros consejos hay?

ÁLVARO LÓPEZ 53:38Perdona, Franck, pero en tú caso ya tenías un plan B.
FRANCK SCIPION 53:43Sí, ya estaba reinventado.
ÁLVARO LÓPEZ 53:44Tú ya estabas en ello.
FRANCK SCIPION 53:45Claro, la gran diferencia es que a mí me tocó un despido en un momento en donde mi proceso de reinvención estaba muy avanzado, y era solamente un empujoncillo y no un salto al vacío como en los demás casos, es cierto.

Álvaro, ¿qué cosas suelen ser más complicadas con los clientes que tienes y que están trabajando en este tema de la reinvención personal?

¿Qué dos o tres consejos claves quisieras compartir ahora con una persona que se encuentra en esta situación?

ÁLVARO LÓPEZ 54:22Sobre todo hay dos cosas que le pasa a la mayoría: una es la impaciencia.

Tú fíjate, estamos hablando de procesos muy largos y obviamente es muy natural querer salir de esa insatisfacción de una forma rápida; es muy natural.

Eso suele pasar muy a menudo, el tener impaciencia para que las cosas cambien de forma muy rápida.

Y la segunda es la incertidumbre, el miedo a la incertidumbre de no saber qué, de hacia dónde tienes que dirigirte.

Y de cierta manera, con trampillas, intentar que sea el mismo coach el que te diga lo que tienes que hacer, porque al final te sientes más cómodo con que alguien te diga cuál es.

FRANCK SCIPION 55:09Sí. Es el típico caso en la empresa en el que no se ponen de acuerdo los tres departamentos que tienen que lidiar con el proyecto, «¿qué hacemos?»,

«Llamamos al consultor». «Venga, consultor, hazlo tú».

ÁLVARO LÓPEZ 55:18Eso es, exactamente. En este caso pasa un poquito también. Yo creo que el ser humano tiene un tremendo miedo a la incertidumbre y sobre todo en nuestra  sociedad, como hablaba anteriormente.

El excesivo paternalismo que hay en España, al final, de cierta manera nos lleva a no ser muy dueños de nuestras propias decisiones de una forma permanente en nuestra vida, y cualquier cosa, cualquier decisión importante nos cuesta muchísimo tomarla.

Entonces el consejo que tú me decías que le diera a la gente que esté un poco en esa situación, aparte de que ya he dicho anteriormente que empiece a hacerse preguntas y que contacte a un profesional, por su puesto, porque va a ser mucho más efectivo, es que empiece a aflorar pero desde ya, o sea, que empiece a– está muy bien, y a lo mejor esto tira un poco piedras sobre nuestro tejado, Franck, está muy bien leer blog, está muy bien leer libros y está muy bien ver estas conferencias, esto inspira muchísimo, pero hay que empezar a explorar y hay que empezar a moverse y hay que salir fuera, relacionarse con gente que piensa como tú.

Y, entonces, enseguida vas a empezar a encontrar la energía de cambio que necesitas poner en tu vida.

FRANCK SCIPION 56:47Dicen por ahí que se encuentra el sentido de la vida en la acción y no tanto en la reflexión. ¿Estás de acuerdo?
ÁLVARO LÓPEZ 56:55Por supuesto, sí, sí. A ver, es cierto que, como dice Stephen Covey, todo se crea dos veces: primero se crea en la cabeza y luego se materializa.

Y dicho esto, yo siempre digo que las ideas no valen absolutamente nada, porque vivimos en un mundo en el que todo el mundo tiene buenas ideas y todo el mundo tiene la idea del negocio del siglo, etcétera.

Las ideas no sirven de nada. Pensar que somos creativos porque tenemos buenas ideas es una falacia. La creatividad se materializa cuando creas y cuando haces cosas.

Entonces, hay que pasar a la acción, hay que hacer.

FRANCK SCIPION 57:36Los creativos son gente que no han parado de repetir los mismos gestos durante años y años y llegan a la máxima profesión, que esto es el arte.

Pero hay un trabajo de preparación y repetición en la técnica que es absolutamente fundamental.

Oye, Álvaro, yo sé que también en Turquía has encontrado algo más que felicidad profesional: hace muy pocas semanas te has casado.

He visto un par de fotos que has sacado de tu viaje de novios y la verdad es que las fotos eran impresionantes. ¿Por dónde fuisteis tu chica y tú?

«En la luna de miel estuvimos en Tanzania. Conectar con la naturaleza a mí me vino genial, me llenó de energía»

ÁLVARO LÓPEZ 58:14En la luna de miel estuvimos en Tanzania. Estuvimos de safari en el Parque del Serengueti, en Ngorongoro.

No llegó a las dos semanas, pero hicimos una parte de playa en Zanzíbar y en otra parte de ahí del safari en este sitio, que a mí me parecieron brutales.

Además me encantó la experiencia, porque estando en una ciudad como Estambul, que es preciosa, pero yo vivo muy lejos de todo este glamour exótico que tiene Estambul -es una mole de cemento, esto es una mole de cemento increíble-, salir, y ponerme en contacto con la naturaleza -que es otra cosa que le aconsejo a todo el mundo: ir al campo o al mar o a donde sea, pero conectar con la naturaleza-, a mí me vino genial, me llenó de energía. Me vino estupendo.

FRANCK SCIPION 59:11Y se ve que a ti te siguen gustando estos aspectos multiculturales, porque casarse ya es una aventura, pero en tu caso te has casado con una turca.

¿Cómo llevas esto de la mezcla hispano-turca? ¿No hay ningún problema?  ¿Los turcos son parecidos a los españoles, o no tanto?

ÁLVARO LÓPEZ 59:33No, no son muy– tenemos la sangre caliente, como digo yo, pero de ahí a que seamos parecidos, pues bueno.

Al final yo creo que todo está en la relación que tú llevas con la otra persona.

Pero, evidentemente, las diferencias son importantes y a veces se hacen importantes. Sin ir más lejos, el idioma. Nosotros nos comunicamos principalmente en inglés, que al final no es el idioma de ninguno.

Y eso, al final, en algunas ocasiones, también genera ciertos conflictos. Pero bien, por ahora bien.

FRANCK SCIPION 60:05Esto es un poco más complejo, porque tú sabes también que estoy casado con una chica española.

Casualmente, esta chica es de Córdoba, esta ciudad en donde naciste tú y que te gusta tanto. Y, bueno, yo también estoy viviendo, digamos, un matrimonio bicultural -aunque nosotros vivimos en pecado-.

Yo creo que es como todo, puede tener su complejidad, pero también tiene sus riquezas, y yo lo veo como una cosa increíble.

Veo a mis hijas y ahora están con los dos idiomas y las dos culturas. Tienen ocho años y es una ventaja increíble en el momento de seguir avanzando en esta vida.

ÁLVARO LÓPEZ 60:49Sin duda. Yo en eso estoy totalmente convencido.

Y además también tiene otra ventaja -a lo mejor para ti no tanto porque ya controlas muy bien el español, yo el turco lo controlo pero no tanto-, y es que en determinadas ocasiones te puedes aislar ahí con tu idioma y decir: «Ahora no te entiendo».

FRANCK SCIPION 61:10Sí, es una buena excusa de vez en cuando. Me sigue sirviendo, no te creas. A veces me hago el sueco y ya está.
ÁLVARO LÓPEZ 61:18Muy bien.
FRANCK SCIPION 61:20Álvaro, llevamos ya más de una hora charlando, creo que vamos a cerrar  esta charla. Yo he pasado un momento muy agradable contigo. Creo que tu historia es muy inspiradora.

Demuestras que si realmente uno quiere– yo creo que empezaste en tu charla hablando del compromiso. Yo creo que es una cosa fundamental, un proceso de reinvención profesional tiene que empezar con un compromiso muy muy fuerte.

Si uno quiere, aunque este camino no sea un camino ni mucho menos fácil ni rápido, es un camino en el que seguramente habrás disfrutado mucho, puede reinventarse, aunque tengas 40, 45, 52 o 59, es que me da igual, todos vamos a tener que currar hasta los 70, en algún momento te va a tocar una reinvención profesional.

La cuestión es cuándo arrancas y empiezas a prepararte.

El mensaje que yo enviaría a los oyentes es: cuanto antes empieza con un plan B, aunque sea a un ritmo superpausado, cuanto antes empieza con estas preguntas fundamentales que has mencionado en la introspección: qué cosas me gustan de verdad, dónde realmente puedo ayudar a la gente, cómo puedo impactar de forma positiva en el mundo.

Estas preguntas que, quizás cuando tienes 25 años tienes otras preocupaciones, pero a medida que vamos creciendo yo creo que estas preguntas son preguntas fundamentales, pues en algún momento en tu vida vas a tener que afrontar este proceso.

Que sepas que existen profesionales muy bien preparados que te pueden ayudar y acompañar, porque es un proceso muy largo en el que tienes que afrontar muchos temas distintos.

Y al igual que en el blogging, porque yo creo que hay ciertas similitudes entre crear un negocio digital y empezar un proceso de reinvención profesional, las cosas se hacen paso a paso.

Esto es el ritmo que hay, y cada uno tiene sus propios ritmos internos que no podemos forzar.

Aunque haya impaciencia, aunque haya ganas de tocar ya tierra, una vez que estás metido en este viaje, mejor disfrutar de lo que es el propio proceso, que es lo que te ha pasado a ti.

Yo te veo realmente apasionado con estos temas, con estos temas del coaching y la inteligencia emocional. Yo creo que esto es fundamental para poder llevar un proceso con éxito.

Álvaro, cuéntanos, por favor, cómo nos ponemos en contacto contigo, primer punto, y no sé si nos quieres contar también cosas que vas a lanzar en el blog en estas próximas semanas.

Adelante, este es el momento. El blog es: «Autorrealizarte.com»; lo vamos a poner debajo del vídeo. Pero cuéntanos un poco cómo ponerse en contacto contigo.

ÁLVARO LÓPEZ 64:18Por supuesto mi blog es «Autorrealizarte.com», con dos erres -aunque lo vas a poner aquí abajo-.

Tengo un formulario de contacto, también tengo por ahí el email  en el que se puede contactar conmigo, y las redes sociales, sobre todo en Facebook y en Twitter, que es donde estoy más activo.

Tengo también otro perfil de LinkedIn. En cualquiera de estos sitios me podéis buscar por mi nombre, por Álvaro López Morcillo, o por «Autorrealizarte» en el caso de Twitter y de Facebook.

FRANCK SCIPION 64:47Okay. ¿Algunas cosas previstas en este inicio de año?
ÁLVARO LÓPEZ 64:51Sí. Lo primero que voy a recuperar es un poco la presencia del vídeo, que empecé con aquello pero al final lo dejé.

En 2014 estuve haciendo vídeos y en 2015 no tuve ninguno. Este año me apetece, y creo que podría aportar ahí algo que me apetece y que creo va a ser divertido.

Y segundo, pues mira, justamente hablando de acción, este año tengo el compromiso de hacer que los que están ahí del otro lado empiecen a pasar a la acción, y va a haber novedades…

FRANCK SCIPION 65:31Hay cosas que todavía no quieres comunicar, pero nos podemos esperar cosas.
ÁLVARO LÓPEZ 65:36Sí. Enseguida va a estar disponible en el blog el procedimiento, porque lo que sí que voy a hacer es que para participar en estos retos -como tú comentabas, van a ser retos, efectivamente-, las personas que estén interesadas se pongan en contacto conmigo, así tendrán acceso a un grupo privado y estaré muy en contacto con ese grupo de gente verdaderamente comprometida, inconformista, que quiere llevar en 2016 el cambio a su vida.
FRANCK SCIPION 66:10Eso es. Álvaro, ha sido un placer tenerte aquí. Es un honor para mí poder disfrutar de tu presencia en este podcast.

Te deseo todo lo mejor para 2016, tanto a nivel personal como a nivel profesional, y obviamente tú y yo estamos en contacto muy cercano, y seguiremos maquinando e ideando un montón de actividades para que la gente sea más feliz y pueda vivir una vida más acorde con sus valores, sean cuales sean estos valores.

Lifestyle, amigo mío, ésta debe ser la palabra del año 2016: lifestyle.

ÁLVARO LÓPEZ 66:45Eso es. Para que se autorrealicen.
FRANCK SCIPION 66:47Eso es. Álvaro, muchas gracias y hasta muy pronto.
ÁLVARO LÓPEZ 66:52Un fuerte abrazo desde Estambul, Franck.
FRANCK SCIPION 66:53Chau, chau.

Acerca del autor de esta entrada,

Franck Scipion

Acerca del autor de esta entrada,

Franck Scipion

¿Harto de nunca saber que pasos dar?

Reserva ya tu sesión 1 a 1 «Claridad Total» y saldrás con un plan de acción cristalino para llegar a tus metas a 12 meses vista. Si vas en serio y valoras tu tiempo, esta sesión es para ti.

¿Harto de nunca saber que pasos dar?

Reserva ya tu sesión 1 a 1 «Claridad Total» y saldrás con un plan de acción cristalino para llegar a tus metas a 12 meses vista. Si vas en serio y valoras tu tiempo, esta sesión es para ti.

¿Te gustaría transformar tu talento en un negocio digital y conseguir tus primeros clientes en 60 días?