Alternativas al paro: Yo he elegido un viaje de ida sólo a mi LifeStyle. La suerte está echada.

Alternativas al paro

Este es un post de invitado de Javier Gobea de hormigasenlanube.com, uno de mis alumnos de la primera edición de Visibilidad Ascendente. En este post te explicará cómo su plan B, su blog, se convirtió de la noche a la mañana en un plan A que le permitió dejar su trabajo y dejar de pensar en alternativas al paro para siempre.

Mi viaje de ida y no retorno al LifeStyle empezó el día que me dí cuenta que necesitaba alternativas al paro. ¿O realmente empezó antes? Deja que te cuente esta batallita.

¿Cuánto tiempo hace que sueño con una  vida mejor? Con la que realmente deseo llevar, teniendo el trabajo que quiero en cada momento.

Pues si lo pienso bien, el sueño empezó hace mucho.

El chico que no sabía encender un ordenador.

Te cuento.

Aunque yo había tenido en mi infancia el famoso Spectrum Sinclair de 128k y trasteé con el lenguaje de programación Basic; cuando compré mi primer PC, no tenía ni idea de cómo se encendía o apagaba aquello. Mi flamante Pentium 200MMX con Windows 95 se me hacía un mundo.

Pero ahí radica el valor del DIY. Con libros de la biblioteca, y muchas ganas de probar, y nada de miedo, fui aprendiendo cada vez más informática. Aprendía a montar y desmontar mi ordenador. A toquetear el software. Y poco después me metí en el mundo Linux.

Cuando 8 años después, decidí convertir mi hobby  en mi profesión, no tuve problemas en encontrar un trabajo. El que tuve hasta el pasado Enero.

No temas las cosas nuevas. Sólo requieren tiempo, constancia, y muchas ganas de aprender para que las domines.

De Técnico a Coordinador, un gran salto de pértiga.

Cuando no te conformas con hacer lo básico cada día y decides darlo todo en tu trabajo y en tu vida y te gusta formarte y aprender algo nuevo cada día, puedes dar un salto de pértiga espectacular.

Tenía un buen trabajo como técnico informático en la administración pública. Me podía haber conformado, como otros, y permanecer durante años en el mismo puesto, realizando las mismas tareas que se hacen aburridas de tanto repetirlas.

Pero no quise parar de formarme, y así fui creciendo como profesional. De Técnico a Asesor, de Asesor a Coordinador de un Centro de Atención al Usuario.

De tener un hobby, a tener certificaciones en Sistemas Operativos, Redes y Experto en Seguridad.

Si quieres crecer profesionalmente, sé inquieto y fórmate. Eso te hará dar saltos alucinantes en tu trabajo.

Eso sí, un consejo. La formación que más me sirvió en ese tiempo y me sirve ahora, es la específica, la que me lleva a cumplir un objetivo muy concreto. Ser un experto en seguridad web, conseguir más visitas, conseguir vender más,…

La formación oficial la tuve de base, de entrenamiento. Ahora busco la que me haga saltar.

Pero ten en cuenta que cada “maestrillo” tiene su “librillo”. Si quieres avanzar de verdad, fíjate unas metas, y busca el “entrenador” que realmente pienses que te va a ayudar. Sólo uno, o como mucho dos o tres si tocan distintos campos.

Para dejarte otro símil, uno de los grandes olvidados en las grandes ascensiones en el Himalaya son los sherpas. Pero aunque vayan varios, uno es el de referencia, al que tienes que seguirle los consejos al dedillo, o no llegarás a la cima.

Busca al tuyo, y ascender juntos.

Mi gran inquietud siempre fue emprender y tener alternativas al paro.

Aun teniendo un trabajo estable y aparentemente “seguro”, siempre tenía el gusanillo de tener un plan B, que por aquel entonces era el que me daba los ingresos para viajar, escalar y disfrutar de la montaña, y que me sirviera de respaldo en caso de “catástrofe”.

Siempre tenía algún cliente al que le reparaba el ordenador y algunos de ellos empresas. Estas empresas me pidieron tener una web. A mí, a su informático de confianza. Y si hubiera sabido lo que sé hoy, les hubiera convencido de que buscaran un profesional en ese campo.

Pero por suerte para mí, era un inconsciente. Y apliqueé al diseño de páginas web, lo que siempre he sabido hacer: Aprender. Buscar información, realizar cursos y no parar de mejorar y profundizar más. Al principio sólo html y CSS, luego php, Joomla! y finalmente, técnico en WordPress.

No estoy orgulloso de aquellas primeras páginas, pero me abrieron las puertas a mi actual profesión, y con el tiempo se las pude mejorar. 10 años dan para aprender mucho. Y me ayudaron a crecer en mi trabajo por cuenta ajena.

Tener un plan B es bueno, y aunque no lo creas, tienes algo que puedes ofrecer a los demás. No te infravalores.

Y no es que te pongas a aprender algo que no has visto en tu vida, o no tiene relación con tu experiencia. Pero puedes especializarte en alguna faceta de tu trabajo actual, haciéndola destacar, y convirtiéndote en un “experto”. Y de paso convertirte en un emprendedor digital.

Llegó el gran cambio. Mi salto base.

Cuando eres una mente inquieta, te quieres sentir más libre y realmente cambiar tu estilo de vida, acabas encontrando a Franck. Este “gabacho” como él se autodenomina, me terminó de picar. Y el gusanillo que tenía se iba haciendo más grande.

Leer su blog (este blog) me enseñó a centrar y mejorar mi oferta. A que el mundo online podía ser el canal de venta que realmente me llevará al estilo de vida que soñé, y que esta crisis al final se podía transformar en mi oportunidad de cambio.

Aviso: a quien no me conoce personalmente y escucha esta parte, sin conocer toda la historia, le puede sonar muy dramático. Pero te aseguro que no es tanto y que realmente ahora me siento libre.

La crisis se llevó por delante el trabajo de mi mujer. Y llegaron el pequeño Javier y la pequeña Ángela a casa. Y aunque yo cada vez ganaba más en mi trabajo, no era suficiente. ¡Mi hipoteca era brutal!. Y digo era, porque actualmente estoy esperando a mudarme, puesto que el piso se lo queda el banco. ¡Una deuda menos! ¡Por fin libre!

En noviembre llegó la decisión de la empresa de bajarme el sueldo un 40%. “Negociando” se quedó la bajada en un 30%. El primer impacto y reacción fue un shock. Un “¡Y ahora qué hago!”.

La segunda reacción fue una sonrisa.

No tenía hipoteca,  y para lo que me ofrecían y mis contactos, realmente pensaba que podía volver a trabajar por cuenta ajena si quería. Ya tenía algún cliente. Curiosamente el blog acababa de nacer, pero no tenía tiempo para escribir. Finalmente rechacé la bajada, y el 17 de Enero me fui de la empresa.

Y ese 17 de Enero volví a renacer. Tenía tiempo para mi Blog y mi negocio. Ahora podía llevar a cabo de verdad mi LifeStyle soñado.

No sé si crisis en chino es oportunidad. Pero es verdad que nunca llueve eternamente. ¡Toma el control!

En Internet no puedes ser un Lobo Solitario. Necesitas una manada.

Cuando di mi salto base, me pilló apuntado en el programa de Visibilidad Ascendente de Franck.

Sinceramente me ayudó mucho.

  • Porque veía que mi proyecto podía ser visible y con tiempo, tener una empresa funcionando online de verdad.
  • Porque conocí a mi manada.

Ni te imaginas lo importante que es para ti el networking si eres un emprendedor online, un blogger o una mamá que trabaja desde casa.

Yo ahora vuelvo a tener compañeros de trabajo, y amigos.

Te animan en los malos momentos, y hoy aparecerán por aquí comentando, ya verás. Te ayudan a difundir tu trabajo y tú difundes el de ellos. Colaboráis en proyectos juntos, etc…

Y siempre está el Viejo Lobo Gris, y el par de veteranos de la manada, que te ayudan a centrarte, a elegir el camino adecuado, sin trampas ni baches. A ellos son a los que más debo.

El ser humano es un ser social. No puedes vivir online solo. Busca una buena manada, y lucha por el bien común.

Como ya te contaba, la formación es súper importante, pero mi mayor beneficio de haber participado en Visibilidad Ascendente, y luego en Autoridad Ascendente no es sólo lo que aprendí, sino los compañeros de viaje que encontré.

Mi situación a día de hoy

Mi vida ha cambiado.

Dio un giro de 180º.

Hoy, dos años después de esta historia, mi blog va mejor que nunca, y lo que le queda por crecer.

Solo te tengo que dar algunos números de la visibilidad alcanzada:

  • 2000 visitas al día
  • 9000 suscriptores apuntados a mi lista de email.
  • 29000 seguidores en Twitter.
  • 3000 fan s en Facebook.
  • +1000 seguidores repartidos por otras redes sociales.
  • 256 clientes, en más de 20 países diferentes.

¿Y como influye eso en mi negocio?

Espero acabar el año con 90.000€ facturados, y unos 30.000€ de gastos. Eso son 60.000€ de beneficio. ¡5 veces más de lo que me quería pagar mi antigua empresa!

Trabajo muchas horas al día, pero desde casa, viendo crecer a mis pequeños. Y todas las horas que trabajo, son solo para mi, para hacer crecer mi negocio y el de mis clientes.

Cuento ya con colaboradores estupendos, que me ayudan en mi día a día, y una red de freelances puntuales.

Conozco gente, que ya no son solo «otros bloggers». Son mis amigos. Personas que viven lo mismo que yo. Tener una comunidad asi es importante, porque lo más sencillo es que tus amigos y familia ni siquiera entiendan bien como te llegan los clientes.

Como un maestro acabó detrás de un blog técnico.

Pues para no darte más la lata, te resumo de como un maestro, acabo escribiendo en un blog técnico, ayudando a bloggers a tener una “casa digital” más segura, rápida y flexible. ¡100% libre de problemas!, para que puedan dedicarse a lo realmente importante: vender.

  • El DIY te puede abrir muchas puertas. No tengas miedo de probar y experimentar. Te servirá de base y entrenamiento.
  • Con la formación específica y la guía de un buen sherpa, puedes dar grandes saltos en tu proyecto, y llegarás a la cima.
  • No tengas miedo de los cambios. Si puedes ten un plan B y si no llegaste a tiempo, sin miedo busca tus puntos fuertes y conviértelos en la base de tu LifeStyle.
  • Vive en manada. La manada es fundamental. Sin ellos, es realmente difícil sobrevivir en el gran bosque que es Internet.

Hoy en día mi negocio despega. Poco a poco cumplo mis sueños, porque en la red, nada es sencillo, ni rápido, pero todo va llegando.

¿Y tú qué opinas? ¿Te aburrí con mi batallita? ¿Piensas que mi salto base fue grande? ¿Tienes una historia parecida? ¡Pues qué esperas! ¡¡¡Ponte a comentar ya!!!

Acerca del autor de esta entrada,

Javier Gobea

Acerca del autor de esta entrada,

Javier Gobea

¿Harto de nunca saber que pasos dar?

Reserva ya tu sesión 1 a 1 «Claridad Total» y saldrás con un plan de acción cristalino para llegar a tus metas a 12 meses vista. Si vas en serio y valoras tu tiempo, esta sesión es para ti.

¿Harto de nunca saber que pasos dar?

Reserva ya tu sesión 1 a 1 «Claridad Total» y saldrás con un plan de acción cristalino para llegar a tus metas a 12 meses vista. Si vas en serio y valoras tu tiempo, esta sesión es para ti.

¿Te gustaría transformar tu talento en un negocio digital y conseguir tus primeros clientes en 60 días?