¿Quieres convertir tráfico en ventas? Aquí sabrás cómo

Tal vez estés cansado de leer posts acerca de cómo llevar más tráfico a tu blog. Pues bien, yo nunca los menosprecio, y sigo leyendo todo lo que se me cruza sobre el tema, porque sé que es un elemento clave para que mi blog o cualquier blog sea exitoso.

Pero también tengo claro que lo que uno en verdad desea es que buena parte de ese tráfico se convierta en ventas. Y para lograrlo, es necesario tener en cuenta algunos aspectos centrales.

Tan sencillo como un “call to action”

Si ya has logrado llevar buena cantidad de gente hacia tu blog, asegúrate de que aquéllo que tú deseas que hagan está bien claro en tu sitio. He visto blogs que hasta han invertido en publicidad contextual para derivarse tráfico, pero que luego en su blog no dice qué es lo que el visitante tiene que hacer, y si lo dice está escondido por algún rincón imperceptible. Asegúrate entonces que el visitante vea con claridad qué es lo que tú estás buscando que haga. De tan obvio que parece, te aseguro que muchos olvidan hacerlo.

Otro error que se suele cometer es incluir otros enlaces “distractivos” en la página con la que se busca convertir la visita en ventas. Si ésta está plagada de vínculos que conducen hacia otros lugares que no tienen nada que ver con tus esfuerzos, estarás sencillamente dilapidándolo. Y no estamos hablando solamente de ventas. Tal vez en tu blog lo que buscas son suscripciones, que se den de alta en tu RSS Feed, o que simplemente dejen su comentario. Tú sabes bien qué es lo que buscas, pero una vez que lo tengas en claro, concédele a esa acción deseada los enlaces o botones más visibles en tu página.

Varios ofrecimientos en el camino

Cuando se escribe un post que tiene el propósito de vender, lo ideal es incluir la oferta o el call to action en diferentes lugares. Mi consejo es ponerlo arriba del post; durante el desarrollo del post, quizás entre los gráficos o las explicaciones; y en el final del post. De esta forma queda perfectamente claro qué es lo que buscas que haga tu lector.

El error frecuente que suelo ver en muchas páginas de ventas de la web, es que la gente pone su oferta recién al final, debajo de una abrumadora montaña de texto y de información. Y mi sensación es que cuando la gente llega a ese punto, ya está fatigada, se le acabó el tiempo, y sólo desea marcharse urgente de allí.

Por eso mi consejo: que tu oferta sea obvia, y que aparezca en varios lugares (aunque sin abrumar).

Botones bien visibles

Si definitivamente deseas que yo haga algo específico, ¿por qué no me lo haces súper obvio, incluyendo un botón? Te aseguro que eso funciona muy pero muy bien, ¿no te parece? ¿Y entonces por qué nos empeñamos en evitar la forma más sencilla y obvia de llamar la atención hacia el punto que más nos interesa?

Un acercamiento progresivo

Como verás, te estoy tirando diferentes alternativas. Para determinado tipo de ventas, quizás conviene ser más prudente y avanzar de modo progresivo hasta concretar una venta. Por eso también tal vez consideres que la mejor manera de convertir a un visitante en cliente es ir haciéndolo en varios pasos. Quizás la primera vez, sólo escribes un post explicando los beneficios de algún producto que vendes. Tal vez en el segundo contacto, cuentas la historia de cómo alguien tuvo excelentes resultados utilizando ese producto. Y recién en el tercer contacto ya largas tu oferta concreta. Si despliegas estas estrategias junto con otros contenidos entre medio, tal vez evites la frustración de tus clientes y quizás te respondan al tipo de ofertas que les estés haciendo y que para ellos tenga sentido.

No sobrevendas

Hay cosas que no me gustan, pese a que algunas funcionan. No me gustan los popunders (esas ventanas popups que se esconden detrás de tu navegador, a la espera de que cierres lo que estabas usando para encontrarte con ellas). No me gustan esos avisos que se aparecen por encima de las páginas y que te bloquean todo el contenido que tú estabas intentando ver, al menos hasta que encuentres de dónde cerrarlas. No me gusta nada que se me ponga en medio del camino del contenido principal de la plataforma en la que estoy navegando.

Todas esas estrategias, desde mi punto de vista son sobreventa. Es violentarme la atención, aún tratándose de una herramienta automática. No es mi forma. ¿Funcionan? Debo pensar que sí, porque la gente las está usando. ¿Pero tú qué piensas de quienes recurren a ellas? Ahá, bueno, lo mismo pienso yo. Y no creo que tú tengas ganas que la gente piense eso de ti simplemente a cambio de unas ventas más.

En definitiva, las empresas o las personas que utilizan estos métodos de conversión, en realidad no les interesa demasiado qué es lo que tú piensas. Están en otra. Entonces ten en cuenta estas cuestiones a la hora de tomar una decisión.

Comentarios cerrados

Otra cuestión a tener en cuenta: si lo que estás buscando de tu call to action es concertar una venta (o también puede ser una suscripción o que se den de alta en tu base de datos, o lo que sea), entonces quizás te convenga deshabilitar los comentarios en esos posts específicos. Porque de otra manera estarías dándole más alternativas a los visitantes, cuando lo que tú quieres es que tomen sólo un camino. ¿Para qué distraerlos invitándolos a dejar comentarios, si lo que tú quieres es que te compren? Sé que es una táctica de tipo estática y poco 2.0, pero te aseguro que es algo que depura muchísimo las acciones e impulsa a la gente a que haga lo que tú estás esperando de ellos, los conduce hacia el lugar que tú quieres, en lugar de permitir que se distraigan con el área de comentarios.

Bueno, esto es un poco de lo que yo vengo haciendo para intentar incrementar mi factor de conversión. Muchas de estas cosas funcionan bien y dan su resultado. Aunque claro, no hay dos situaciones iguales. ¿Qué tal si me cuentas cómo haces tú para incrementar para convertir visitantes en clientes? Déjame tu comentario e iniciamos la discusión.

Creative Commons License Foto cortesia de: Dryad & Sprite Photography

Acerca del autor de esta entrada,

Franck Scipion

Acerca del autor de esta entrada,

Franck Scipion

¿Harto de nunca saber que pasos dar?

Reserva ya tu sesión 1 a 1 «Claridad Total» y saldrás con un plan de acción cristalino para llegar a tus metas a 12 meses vista. Si vas en serio y valoras tu tiempo, esta sesión es para ti.

¿Harto de nunca saber que pasos dar?

Reserva ya tu sesión 1 a 1 «Claridad Total» y saldrás con un plan de acción cristalino para llegar a tus metas a 12 meses vista. Si vas en serio y valoras tu tiempo, esta sesión es para ti.

¿Te gustaría transformar tu talento en un negocio digital y conseguir tus primeros clientes en 60 días?