¿Podemos realmente confiar en la metodología Lean Startup para montar un negocio en la nube?

La metodología Lean Startup está muy de moda. El libro de Eric Ries está haciendo escuela. Y soy el primero en decir que me ha gustado el método Lean Startup. El éxito del libro es tal que a todos en el mundillo de los emprendedores se nos llena la boca de una juerga startup muy rapidito.

Reconocer los beneficios de la metodología Lean Startup para empresas de reciente creación es una cosa, tampoco es una panacea ni vale para todo tipo de casos. No es porque se esté haciendo popular, que los que más la pueden necesitar sepan cómo poner en marcha los beneficios de una estrategia Lean Startup en su propio negocio.

La popularidad tiene esto que tiende a simplificar las cosas tanto que pierden su sentido. Un par de ejemplos, a modo de aperitivo:

  • “Ya no necesitas un plan de negocio”: O sea que ¿Debería lanzar mi próximo negocio después de haber tenido una visión en mi siesta dominical sin más estudios previos?
  • “Gástate lo mínimo posible”: Lo mínimo es cero o sea que ¿Montar un negocio ya no requiere de ninguna inversión económica?
  • “Pregunta al mercado”: O sea que ¿Saco una encuesta a 20 amiguetes y valido el potencial de mi idea?
  • “Prototipos rápidos”: ¡Que guay! Voy a trabajar con WordPress.com o Google Site, Por fin puedo cargarme a programadores, diseñadores y redactores, estos inútiles que siempre retrasan la salida de mis ideas

Así que voy a tratar de sacar lo mejor de esta metodología Lean Startup pero también las limitaciones, para ver en qué casos puede ser interesante explorar esta filosofía para montar empresas.

¿Qué dice la metodología lean Start-up?

El principio es bastante sencillo:

  • Todo parte de una IDEA que quieres validar en el mercado: una necesidad para un grupo objetivo
  • El primer paso es CREAR un prototipo, el Producto Mínimo Viable y lanzarlo cuanto antes al mercado
  • ¿Para qué? Para no tener que intuir las posibles respuestas del mercado, si no mejor MEDIR estos resultados de venta (nada de gratis)
  • Hablamos de analítica web o de datos de conversión en un funnel tradicional Offline
  • Haciendo esto, nos permite APRENDER del mercado con ciclos cortos iterativos (repetitivos) que nos permiten seguir insistiendo en lo que funciona (OPTIMIZAR el producto) o abandonar lo que no funciona (PIVOTAR, cambiar de estrategia para atacar este mercado)

Metodologia lean startup

A veces el prototipo no recibe la respuesta esperada (apenas hay ventas), y en este caso, tienes que tener una nueva VISIÓN, una nueva idea de partida. Éste sería un resumen ejecutivo creo que bastante fiel de la metodología Lean StartUp.

El ya famosísimo Canvas de modelo de negocio (su versión Lean)

Más allá de este ciclo continuo como filosofía  de trabajo, esta metodología se completa a menudo con el arte de diseñar un canvas de modelo de negocio. Una visión esquemática y ejecutiva de los puntos clave del negocio:

Canvas de negocio Lean

Se trata de resumir tu propuesta de valor y siempre será mejor trabajar con post-it porque este canvas es un documento vivo, que se va ajustando a medida que validas/invalidas hipótesis sobre tu negocio.

En un contexto de máxima incertidumbre, como es el caso en un proceso de creación de una nueva empresa, disponer de este documento es tranquilizador: entiendo mi contexto y sé cuales son mis puntos fuertes y/o elementos clave a no descuidar.

Vamos, el canvas es un post-it de nueva generación, especial para emprendedores, para ayudarles a que no pierdan el foco, cosa bastante común en los Startups.

De verdad, ¿Ya no necesito un plan de negocio?

En la misma línea, surge la idea de viajar ligerito, y de no perder tiempo en redactar un plan de negocio. La planificación es imposible ya que en una startup no sabes lo que tienes que hacer. Qué cómodo es esto…

Si bien estoy de acuerdo en que un documento de 200 páginas y un fichero Excel con números inventados se puede ahorrar, para mí sí tiene mucho valor el proceso de reflexión previo a la redacción de este documento y es algo que no se debería obviar.

Una de las decisiones más importantes que debe tomar el emprendedor es elegir su mercado:

  • La inmensa mayoría lo hace pensando en un producto o en un servicio que quieren vender. Obvian este estudio del mercado, de las necesidades del target. Lo pagarán más adelante, al precio fuerte.
  • No todo lo que brilla es oro: atraídos por la propuesta de un tercero, muchos deciden replicar el modelo sin siquiera tener claro qué pueden aportar en este nicho. En Internet es muy fácil -mediante un proceso de ingeniería inversa- montar un clone de una propuesta original. Nos quejamos de los chinos, cuando somos los primeros a hacer igual con propuestas vanguardistas salidas de Yankeelandia.

Si piensas en un proyecto en la nube, conseguir visibilidad en Google es fundamental para la viabilidad de tu propuesta, sobre todo en un  proyecto low cost que no puede afrontar campañas de publicidad online perpetuas (el 99,90% del tejido empresarial de este país). Quitando unos pocos e-marketers, nadie hace este estudio. De ahí las fuentes de un fracaso programado.

No sólo debes pensar en una idea que te guste y que te parezca que cuadra con tu persona; también tienes que validar tu capacidad para llegara tu target a un coste menor, lo que terminará haciendo tu negocio rentable o no.

No necesitar un plan de negocio no significa no tener una reflexión estratégica profunda (de las que terminan en números en una hoja  de cálculo Excel, no una visión borrosa de lo que debe hacer tu empresa) antes de saltar al vacío.

Las verdaderas limitaciones del método Lean Startup

El alcance real de la metodología Lean Startup es muy limitado

  • Sólo sirve en la empresa de reciente creación: ¿Qué pasa con aquellos negocios tradicionales en proceso de re-invención? Es la mayoría del tejido empresarial de este país, ¿no?
  • Sólo sirve para empresas en Internet: No he visto nunca a alguien presentar los costes que sostienen este modelo iterativo en una empresa offline, que tiene que pagar mucho dinero en I+D de nuevos productos y pagar por su distribución también. Un despilfarro, me temo. En Internet los costes son mucho más bajos, sobre todo si vendes productos digitales. En este caso, la metodología Lean Startup es ideal.

¿De cuántos proyectos al año estamos hablando, aquí en España?

Simplificar no basta. Acompañar es la respuesta

Aunque la metodología Lean Startup simplifica y vulgariza conceptos empresariales complejos, no estoy seguro de que llegue a su target. Un consultor o un mando intermediario en una gran empresa por un lado, y un emprendedor por el otro, son 2 bichos distintos. Pregúntate quiénes han comprado el libro de Eric Ries.

Muchos de los emprendedores empujados por la crisis en España son personas con poca formación previa en negocios, sea teórica o práctica. Cuando los tienes en un taller, te das cuenta de que la gente no sabe completar un canvas. Ésa es mi experiencia en el terreno.

¿Cuántos de estos neo emprendedores van a lanzar un Producto Mínimo Viable en bucle sin nunca dar con la clave?

El método Lean Startup no es nada “Do It Yourself”. Más que nunca, la figura del mentor (o los mentores) es imprescindible para el neo empredendor

Las fases experimentales son complejas de dominar

Nosotros los blogueros emprendedores en la nube nos olvidamos que vivimos en el Matrix, y que el 99,99% de la población de este país no.

  • Una gran mayoría de los emprendedores no sabe hacer una encuesta en Google Docs
  • Una gran mayoría de los emprendedores no tiene idea de cómo montar una landing page con Google Site, ni crear un botón de compra en Paypal
  • Una gran mayoría de los emprendedores no sabe hacer una campaña con Google Adwords
  • Una gran mayoría de los emprendedores no sabe interpretar los datos de Google Analytics ni configurar correctamente un objetivo con un embudo de venta

Ni quieren. Les aburre la tecnología. No les mola el tema.

No es divertido. Ellos quieren una red de contactos potente, políticos…   A ellos les molan las comilonas entre amiguetes VIP.  Así se cierran los mejores tratos, los de toda la vida, en este país.  Después de 5 Gin Tonics y de haber matado dos botellas de Pacharan.

Están soñando con su idea de ser ricos y tener éxito. Lo tienen claro, es su momento. Vete para allá con tu canvas, ¡aburrido!

La interpretación de los resultados es a menudo muy cuestionable

  • No siempre se plantean bien las preguntas
  • No siempre se analizan las respuestas sin prejuicios: interpretan los resultados como a ellos les viene mejor. Es natural, es su negocio, su reino de califa. Para bien o para mal, harán lo que les sale de los huevos (con perdón). Es su juguete, no el tuyo ¿Lo pillas?
  • La muestra es muy pequeña para ser representativa: es el principal problema. Tomar decisiones con muestras de 100 registros es asumir un riesgo altísimo. Acceder a muestras más grandes cuesta demasiado dinero.

Fomenta proyectos sin ambiciones

Al poner tanto énfasis en el control del gasto y en minimizar el riesgo, terminas gestando una generación de emprendedores en la nube con webs cutres de prototipos que nunca han terminado de transformarse en una propuesta real. Sé muy bien por experiencia que la diferencia entre un éxito y un fracaso a menudo reside en pequeños detalles.

El Branding, la usabilidad, el tono editorial son estos pequeños detalles que marcan diferencias.

Parece que todos estos conceptos clave se han borrado del mapa del método Lean Startup. Ya no son protagonistas, sólo actores secundarios sin apenas texto que decir. Hay que ir rápido.

Pues discrepo. Hay que ir rápido en los 6 primeros meses, pero luego de tener una visión más concreta de tu proyecto. Tienes que dejarle tiempo para madurar a tu idea, y apostar por elementos que sólo te darán fruto a medio/largo plazo. Somos sembradores de bits. 2 cosechas al año como mucho. Mucho trabajo a un ritmo muy lento.

Además, el bootstraping (autofinanciación por ventas de un negocio) suele generar proyectos no invertibles (como el mío) y sin capacidad real de aceleración de las ventas: nunca hay dinero para hacer una gran campaña de publicidad.

La metodología Lean Startup no tiene nada de Lean

Es lento hacer todos este prototipos, cambios y medir los resultados. Genera mucho desgate para el emprendedor. No es nada Lean (magro, sin desgaste), sino todo lo contrario, esto es mucho trabajo y termina mermando la motivación del emprendedor.

Tanto enfoque en el I+D de productos y apenas una mención a las Ventas & el Marketing. Cuidado, amigo emprendedor. Sobre todo si trabajas en solitario, puedes atrofiar tu capacidad de venta. Créeme: tener productos no basta, hay que venderlos.

Una startup debería tener una fecha de caducidad, ser una startup toda la vida no es divertido.

¿Por qué lanzar productos cuando puedes hacerlo con ideas… y venderlas?

El método Lean Startup no va hasta el fondo de su reflexión. No se asume como un método únicamente válido para empresas en la nube. Y comete así su mayor fallo. En Internet tienes una fase previa al I+D de productos. Todo empieza en tu blog

  • Escuchas las necesidades de tu audiencia
  • Preparas tu audiencia a un posible lanzamiento de un producto/servicio, con una estartegia de marketing de contenidos eficiente
  • Haces SEO antes de lanzar tu producto, para poder conseguir visibilidad gratis desde el día 1 de tu lanzamiento
  • Vendes reservas Early-Bird a precio descontado
  • Y luego desarrollas el producto… y mejor si es digital. Y si quieres montar una tienda online, este mismo proceso sigue válido.

Esto es realmente Lean y limitar el desgate. Esto escala al infinito.

Lo que pasa es que llegar a la audiencia mínima viable puede costarte un año de tu vida, y este mensaje es MUY negativo para una persona decidida a emprender. Para vender libros, mal asunto…

Concluyendo antes de pivotar hacia la próxima entrada

El feeling sigue siendo lo que mejor se lleva en la pequeña empresa, y si dices lo contrario es que deberías salir de tu cueva y sentarte a trabajar con ellos.

Pero ahora parece que tenemos todos la boca llena de tecnicismo en inglés y que todos estos artilugios hacen que nos parezcamos más serios. La popularidad genera ruido, es inevitable.

El dueño de un comercio minorista sabe más sobre la venta de sus productos que nadie, y te garantizo que cuando llegues con tu canvas te va a mirar como a un marciano y no lo va a saber completar bien. Aun así, sus conocimientos no tienen precio. No hay nada que pueda reemplazar años de conocimiento, pasando todo el día en la trinchera, charlando con posibles clientes (que terminan rechazando tu oferta) y con tus clientes más fieles. Ni siquiera un libro muy bien escrito.

Al emprendedor de hoy en España, le hace falta menos literatura y más sudor. Más tiempo en el terreno, trabajando para sus clientes. No basta escuchar a tus clientes (además mientes, no les escuchas). Verás enseguida una diferencia notable en la forma en que te reciben estos clientes cada vez que te ven.

Inténtalo y me lo cuentas aquí 

Print Friendly

¿TE HA GUSTADO LO QUE HAS LEÍDO?

Si es el caso, únete a otras 25.000 personas que reciben cada semana mis mejores consejos sobre negocios online y blogging, y además se forman, GRATIS, con mi curso online de 10 clases, "Pro Blogging 10/10". Haz clic en el botón abajo.

¡EMPIEZA HOY MISMO!

¿Sabias que LifestyleAlCuadrado.com está diseñado con el Framework Genesis, de StudioPress?

Framework Genesis

Genesis te permite de construir unas webs WordPress increíbles, de forma rápida y sencilla.

Que seas un novato o un desarrollador experimentado, Genesis te brinda los mejores Look & Feel para tu proyecto, un entorno seguro totalmente optimizado para dispositivos móviles (HTML 5) y la mejor optimización SEO del mercado.

¿Quieres leer mi análisis a fondo?

Comments

  1. David says

    El artículo va contracorriente y eso me gusta.

    Ser crítico con aquello que damos por bueno porque las personas, de las que nos rodeamos en estas fases, afirman que es la piedra filosofal creo que es buen ejercicio. Da una visión más completa.

    De todas formas intuyo que lo que pretendes es provocar una reacción en los lectores haciendo incapie en las carencias del método.

    Un método nada sencillo porque rompe con nuestra forma de hacer las cosas: “me despiden, pues monto un bar aquí mismo con la indemnización”. Pero sin duda un método que como mínimo merece ser aprendido y usado.

    Al final, como con cualquier disciplina, te quedarás con 3 herramientas básicas que incorporarás a tu duro trabajo, tu experiencia y tu intuición.

    • says

      Gracias por romper el hielo, David. Pues si el propósito es provocar reacción, no sé yo si lo he logrado. La idea es de abrir un debate. No hay repuesta correcta o errónea

      Me gusta la “triada” que mencionas al final de tu comentario!

  2. says

    Jod..muy bien franck!!Estupendo artículo…de verdad.

    Creo sinceramente que después de leer tantos blogs para emprendedores en los que se repiten hasta la saciedad lo del MVP y lo de pivotar, que alguien lea, piense, analice y nos muestre las cosas con sentido común es de agradecer.

    Quizás en mi caso me siento identificado porque creo que me dirijo más hacia el boostrapping que hacía un modelo escalable.

    Fuerte abrazo,
    Javier

    • says

      Hola Javier
      Me he resistido mucho tiempo antes de escribir esta entrada, pero al final tuve que hacerlo. ¡Es qué soy un viejo cascarrabias!
      Dicho esto, agradezco tus amables palabras =D

  3. says

    Justamente ayer mismo estuve hablando con un amigo sobre este tema. Le comenté mis planes de emprendimiento, y lo primero que me pregunto fue si tenía plan de negocio. Yo le comenté que al ser un negocio unipersonal en Internet no iba a elaborarlo, que me estaba rigiendo más por lo estándares del método Lean Startup (lo cual no quita que haya hecho algunas asunciones numéricas acerca de gastos y beneficios, márketing, etc).

    A mi amigo casi le da algo, (no conoce la metodología Lean) y casi me pronosticó un absoluto fracaso por no elaborar un plan de negocio.

    En mi modesta opinión yo creo que lo mejor es no ceñirse a una sola metodología, sino coger lo mejor de cada una de ellas, lo mejor del método Lean y las partes que nos puedan ser útiles de un plan de negocio.

  4. says

    Una entrada notable. Permite tener puntos de vista asociados a cada caso en particular, porque al final cada startup es un mundo, y efectivamente no hay recetas mágicas que aplican a cualquier guiso. Pero si hay principios, guías generales que hay que conocer y saber aplicar con sentido común (el sentido común solo funciona con el adecuado conocimiento del entorno y de ti mismo), y eso es lo que creo que nos has proporcionado. Gracias.
    Un saludo, Manuel

  5. says

    Me alegra poder discrepar por fin de algo que escribes :)

    Voy a escribir un post sobre esto, pero te apunto unas cosillas:

    Lean Startup no sirve solo para empresas “online”. Ejemplo de aplicación en algo tan material como los sanitarios en un país africano: http://www.slideshare.net/LeanStartupConf/we-went-to-west-africa-and-learned-our-key-assumptions-were-wrong-15562800

    No se trata solo de no gastar, y por supuesto que hay muchas empresas escalables e invertibles aplicándolo. De hecho, inversores como José cabiedes @JoseCabiedes solo invierten en empresas Lean Startup. Por no hablar de Silicon Valley

    En fin, que no sé si estás criticando a la metodología o a las ideas folclóricas que se lee por ahí, pero hablaremos de ello :)

    • says

      Genial Borja, las conversaciones se suman. Mis criticas van a ambos bandos.

      Me molesta que se presente a este metodología como una panacea universal, más que nada. Entiendo perfectamente que hayan casos en los que puede ser la mejor opción. Y sobre todo, entiendo que en Silicon Valley estén en bucle con este temas, pero mucho me temo que no hay Silicon Valley en este país…

      ¿Es una respuesta al tejido empresarial de este país? Que nadie se equivoque, no he dicho que la metodología no valga en si, si no que dudo de generar una adopción masiva en este país. Y para elegir, prefiriera ver una metodología “Lean Selling” porque creo que sería más útil (y generalizable) en estos momentos duros para muchas empresas de este país.

      El I+D de productos es solo una pata de una triada formada por el Marketing y las Ventas. Muy poco he visto sobre los 2 últimos nombrados en el libro de Ries. ¿Quizás está escribiendo una serie y llegarán pronto?
      Bien es cierto que en una micro estructura, todos estos roles suelen estar difuminados en una única persona: el emprendedor.

  6. says

    Franck, has cristalizado mis impresiones de todos estos “métodos para emprendedores” en tu artículo. Mi recorrido, solamente en las teorías, ha sido: Eric Ries, Alexander Osterwalder, Steve Blank. Incluido curso de Borja Prieto que los reúne a todos.

    Ahora estoy de lleno en la aplicación (a mi manera) de la metodología de Ash Maurya “Running Lean”, híbrida de las tres anteriores.

    ¿Qué me convenció de este método? Su lema, la práctica supera a la teoría, y que está totalmente pautado, con modelos para cada paso, y recogido en un libro.

    ¿Qué estoy aprendiendo al aplicarlo? Que me está sirviendo para entrenar mi poco cultivada faceta comercial, y me gusta. Que no me siento cómoda presentando prototipos, en mi caso de propuestas de formación, y eso no me gusta. Por eso la construcción de mi blog no está siendo nada “lean”.

    Para mí son importantes el branding, la usabilidad, el tono editorial que destacas, Franck. Y para mis futuros clientes también (no solo amiguetes, también referencias de referencias), porque les gusta lo que ven en el blog.

    En resumen: estoy aplicando un método que se llama “Running Lean” pero con conversaciones a la mediterránea (30′ se pueden alargar 2h), y construyendo un blog del que me siento orgullosa (por supuesto para que me consiga la deseada visibilidad); estoy aprendiendo qué significa ser emprendedora y estoy disfrutando mucho del proceso.

    Estoy de acuerdo con David en que duro trabajo e intuición son claves juntamente con la experiencia. Y cuando no tienes experiencia, necesitas un mentor. Gracias, Franck.

    (Perdonad el rollo).

    • says

      De rollo nada Alicia. 1000 gracias por compartir tu experiencia y tu visión. Eso mismo quería en el momento de escribir esta entrada.
      Y por cierto, lo estás haciendo “requete” bien en tu blog. Genial los títeres con dibujos infantiles. Con las mías trataremos de pasar un tarde haciéndolo! Asi que incluye-me como lector target para tu blog, aunque ya te digo que soy un tío atípico jajajajaja!

  7. says

    Hola Frank! Estoy con Borja con lo de que ya tocaba discrepar en algo :)

    Me da la sensación de que te has quedado con la parte más llamativa de la metodología pero no con la filosofía de obsesión por el cliente, que es lo que realmente le hace destacar.

    He leído mucho, demasiado quizá :P, sobre metodologías Lean, y es posible que el libro de Eric Ries se quede un tanto en la superficie, pero solo hay que ojear su blog para darte cuenta del verdadero potencial.

    De todas formas, como libros sobre el tema me parece que tienen más chicha los de Steve Blank o Running Lean que comentaba Alicia.

    En lo que sí estoy de acuerdo en que no es fácilmente aplicable a cualquier tipo de negocio, y que la gente solo se queda con lo que le interesa: que es barato, que buenos y que es bonito, y así no se puede aplicar.

    Hacen falta posts como el tuyo, para darle vidilla al tema, que no todo son flores.

    • says

      Hola Xavi
      Me quedo con la última frase de tu comentario. Por lo menos habré logrado que fervientes practicantes Lean como tú y Borja, me dejáis un comentario en el blog =D

  8. says

    Hola, Franck.

    Llevo desde esta mañana intentando sacar tiempo para hacer este comentario. Me sumo a Borja y a Xavi, en el sentido de que la metodología Lean no es exclusiva de lo online. De hecho sus orígenes se remontan a Toyota.

    Lean es quitar grasa, eliminar lo que sobra, desechar el desperdicio. Por eso creo que, en esencia, esta corriente es aplicable a todo.

    Por lo demás, totalmente de acuerdo. Es el momento de emprender en solitario, y el camino no es corto ni del tipo “pelotazo”. Por mi experiencia, el esfuerzo merece la pena. Pero tienes que creer en ti mismo y ser constante.

    Un saludo y gracias por un debate tan enriquecedor.

  9. says

    Hola Frank. Cuando afirmas al final del post que “al emprendedor de hoy en España, le hace falta menos literatura y más sudor. Más tiempo en el terreno, trabajando para sus clientes. No basta escuchar a tus clientes”, precisamente estás recogiendo el principio fundamental del Customer Development desde el que se articula Lean Startup y también el eje central del Business Model Canvas (propuesta de valor). Creo que esa idea es la que ha dado tanta fuerza a estas metodologías.

    No creo que Lean Startup se limite a proyectos online, sus principios y métodos son extensibles al modelo de negocio más tradicional posible. Sólo hay que aplicar la perspectiva correcta a cada caso. Incluso no estaría de más que se exigiera aplicar más este método a políticos y servidores públicos…

    En definitiva, estos métodos (cuasi-movimientos) están contribuyendo a introducir cambios en la cultura de los negocios ante una situación en la que la abundancia está desapareciendo y tenemos menos balas para intentar dar en la diana.

    De todas formas, gracias por un post que ha dado tanto juego y debate.

    Un saludo

  10. says

    Hola Frank.

    Muy bueno tu artículo. Sin embargo, he apreciado que el lienzo o canvas que expones no es el “Lean Canvas” creado por Ash Maurya, sino el del “Business Model Canvas” de Alex Osterwalder.

    No había encontrado con anterioridad una versión en español del “Lean Canvas” de Maurya, por lo que he realizado una traducción libre del mismo y accesible desde:

    http://www.creandonegocios.com/material/Lean-Canvas-Espanol.pdf

    Lo importante de cualquier metodología es que sea una ayuda para avanzar, pero que no se convierta en un corsé que estrangule nuestra creatividad.

    La idea desde “Lean Startup” es que la actividad fundamental de una nueva empresa es convertir las ideas en productos, medir cómo los clientes responden a los mismos, y luego saber si tienes que pivotar o perseverar.

    Todos los procesos de un nuevo negocio con éxito deben estar orientados a acelerar ese bucle de retroalimentación.

  11. says

    Gracias Franck, está muy bien ser crítico con un método que como todo en la vida “ni todo es blanco ni todo es negro”, estoy en proceso de conceptualización de una app y me crea una duda inmensa si es posible sacar un “Producto Mínimo Viable ” de una app.

    • says

      Hola Maria Carmen.
      trata de centrarte el el desarrollo de LA funcionalidad principal. Y deja todo lo demás fuera. La idea es de minimizar tiempos de desarrollos

  12. says

    Hacía mucho que no visitaba tu blog. Me encanta este artículo y me parece un análisis muy bueno.

    1.El problema en los ejemplos que pones al principio del post no está en que se simplifique demasiado, sino en que son errores de concepto:
    “Gástate lo mínimo posible: Lo mínimo es cero o sea que ¿Montar un negocio ya no requiere de ninguna inversión económica?”–> Cero es el mínimo. No el mínimo posible (para montar un negocio).

    “Pregunta al mercado: O sea que ¿Saco una encuesta a 20 amiguetes y valido el potencial de mi idea? –> Se trata de preguntar al mercado y 20 amiguetes no son el mercado.

    No voy a profundizar en esto, ya que son sólo ejemplos.

    2. De acuerdo contigo en que la planificación del negocio es necesaria y clave, uses el método que uses. Lo que es prescindible es el Plan de Negocios (así, en mayúsculas). A no ser que pretendas salir a buscar financiación externa, en cuyo caso no te libras de tener un plan de negocios bien sólido. Nadie te va a dar dinero porque tengas un buen feeling.

    3. Ingeniería inversa y clonar propuestas originales de otros:
    En este mundo está casi todo inventado. No hace falta tener una idea 100% innovadora para empezar un negocio. La opción más viable es Rip, Pivot and Jam: Copia algo que funciona, dale un giro de tuerca añadiéndole valor y machaca. La clave siempre está en poner algo tuyo y que aporte valor. Copiar por copiar suele tener un resultado nefasto.

    4. Sólo sirve en la empresa de reciente creación:
    No estoy de acuerdo. Trabajo como project manager y business developer en una empresa online con base en Reino Unido. Tenemos un modelo de negocio ya en funcionamiento. Ahora estamos trabajando en expandirnos, lo que implica desarrollar un modelo nuevo, re-inventarnos. Ya hemos pasado la fase de creación del MVP y estamos empezando a testear nuestro modelo en el mercado (no con 20 amiguetes, sino con empresas líderes en nuestro sector).

    5. “Una startup debería tener una fecha de caducidad, ser una startup toda la vida no es divertido.”

    Por definición starting up es sólo la primera fase de una empresa. Lo que ocurre es que en EE.UU. crear startups para venderlas inmediatamente se ha convertido en un negocio en sí mismo. Es habitual que la startup sea absorbida por una compañía más grande y ya establecida, con lo cual la start up prácticamente desaparece.

    6. Por último, el feeling es necesario. A veces hay que dejarse llevar por las entrañas. Pero cualquiera que haya hecho split-testing en internet sabe que los resultados son en muchas ocasiones contrarios a lo que la lógica nos indica. Lo mejor tal vez sea combinar feeling y testing.

    Disculpame por haberme extendido tanto.

    Un saludo,
    Cristina Ansbjerg

  13. says

    Hoy precisamente estuve en una charla donde hablaban del método aplicado a emprendimientos sociales. Como alguien comento mas arriba nos una técnica exclusiva para empresas de web el prototipao se puede lograr también en producto físico. Ademas lo que me gusta del método es la importancia que tiene el cliente en la creación del producto.
    En cuanto al plan de negocios tienes razón aun sigue siendo util, sin embargo, creo se debe realizar cuando se haya encontrado el modelo de negocio.

  14. says

    Muy buen articulo y mejor discusión.

    Aunque ya se ha dicho más arriba, para mi las metodología son simplemente un conjunto de pasos o mejores practicas, pero hay que tener mucho cuidado a la hora de implementarlas. No todas las metodologías sirven para todos los proyectos/empresas. Por lo que principalmente hay que aplicar es sentido común y no aplicar la metodología (sea lean o cualquier otra) sin pensar.

  15. says

    Buen día Franck.
    He leído este post así como varios del Blog lifestylealcuadrado.com. Es uno de los portales que mas consulto en materia de gestión de organizaciones. Aunque creo que para ser una web donde se pretende generar ingresos o donde se reciben un gran número de emprendedores a veces tiene un tono que va mas allá del realismo aterrizando en el pesimismo.

    Creo que si bien no todas las técnicas aplican a todos los sectores, siempre se puede tomar algo bueno de lo que le haya funcionado a alguien, adecuarlo según las condiciones particulares y aplicarlo para aprender a partir del ensayo y error.

    Soy Administrador de Empresas en Colombia, dedicado al sector agrario, y comencé no en la red, sino en la calle aprendiendo del día a día y luego de muchos años de experiencia y leer los conceptos de “lean” hay muchas cosas que son muy acertadas y deberían aplicarse en muchos sectores económicos sin importar si están o no en la nube.

    Me parece interesante el consejo de que se necesita estar en el barro y en la calle aprendiendo y practicando con clientes en su día a día, para conocer que sirve o que no para la start up o empresa cualquiera que sea. Y con esfuerzo y ganas de cumplir las metas por encima de cualquier obstáculo es lo que da la base para el éxito. Estos libros sirven para reforzar los conocimientos y aliviar el camino un poco. Pero sin la mentalidad y hábitos correctos ni el mejor libro puede crear una start up exitosa sin importar si esta o no en la nube.

    Saludos!!

  16. says

    Hola Franck:

    La verdad es que es una entrada provocadora. Creo que has focalizado intencionada y conscientemente en lo que muchas veces hacemos, aplicar mal los métodos y principios.

    Lean Startup me parece que es un cambio importante en la manera de enfocar la creación de empresas y en sus principios hay muchos aspectos francamente interesantes y aplicables a todo tipo de empresas. Por tanto, yo sí que creo que es un método (sus principios) que calará. Es un método que se basa en mirar al cliente y entenderlo, ¿eso no es primordial en todo negocio? Ciclos ágiles de desarrollo para no perder el tiempo, el dinero y la ilusión, etc.

    Comparto contigo que el libro que lo ha difundido el método, el libro de Eric Ries es un tanto filosófico, pero como todo, hay que empezar por los principios. Y esos son excelentes desde mi punto de vista. De hecho el propio Eric Ries reconoce que hay que evolucionarlo y eso se hace practicando, de ahí las múltiples comunidades que hay donde el método se baja al terreno.

    El caso de los Planes de Negocio es también paradigmático. No consiste en pretender hacerlo inútil, sino utilizarlo cómo y cuando se debe. Lo mismo digo del Lienzo de Modelo de Negocio, muy útil pero no es la tabla de salvación siempre y en toda situación.

    En todo caso, es un debate muy sano y que conviene tener porque las herramientas y los métodos hay que usarlos con sentido común y sin subirlos a los altares.

    Un saludo.

    • says

      Era el propósito del post Celso, generar debate. Me gusta leer que le pones también algunos limites a la metodología.
      Nada sirve de modo universal. Y sí, estoy de acuerdo que es un avance en general, pero no un panacea.

  17. says

    Hola Frank, estupendo artículo.

    Lo que noto que muchas veces no se dice es que un MVP puede ser _difícil_ de alcanzar en muchas industrias. Vale que el iPad primero le faltaran algunas cosas pero aún así era un producto innovador y fantástico, no un prototipo que apenas funcionaba.

    En cuanto al lienzo (“canvas”) de negocio me parece una buena idea. Lo encuentro más sencillo que elaborar un plan de negocio según los canónes, sobre todo para un proyecto individual o de micro-empresa. Como mínimo te aseguras cierta reflexión.

  18. Alexander says

    Hola!
    Les escribo desde Colombia.
    Es la primera vez que les escribo, de hecho es la primera vez que leo su blog.
    Desde mi punto de vista, en la teoría empresarial ningún método es completo. Lean Startup no es la excepción.
    Pero su filosofía es buena, la investigación científica, es una excelente alternativa para construir la información y el conocimiento para crear una empresa viable.
    Para mi la investigaciones tradicionales de mercado no sirven para nada, que sentido tiene realizar una encuesta, cuando los clientes no responden con exactitud y con la verdad, y mucho mas cuando les preguntas sobre aspectos personales y/o que los puede avergonzar.

    Frente al plan de negocio, creo que es necesario e importante como herramienta, pero este debe ser un plan de negocio ligero, dinámico y basado en datos reales como lo propone Eric; no en inventos como suelen ser los planes de negocios tradicionales que ten enseñan y exigen las universidades y los concursos de planes de negocio.

    La complejidad del plan negocio la dictara el tamaño y tipo de negocio, para que no mal interpreten cuando hablo de ligero.

    Para concluir, aunque el Lean statup se enfoca en el desarrollo de producto, su filosofía es buena herramienta para los emprendedores. Toca complementarla con otras teorías.