¿Por qué invertir en formación profesional cuando el 99% de la oferta formativa no vale para nada?

Invertir en formación profesional¿Aún tiene sentido invertir en formación profesional en este país? 5 millones de parados, problemas de productividad y competitividad, etc. En cualquier otro país del mundo se hubiera lanzado un Plan Marshall de formación. Por ejemplo en España debería ser para formar a una generación digital de primer orden, no sólo un par de excepciones. Me refiero a una formación a gran escala.

Mientras, seguiremos soñando sobre esta (im)posibilidad, si quieres prepararte un futuro mejor vas a tener que tomar las riendas de tu plan de formación. Y la verdad es que hoy, en España, tomar decisiones para formarse no es nada fácil. Si además trabajas en una micro-pymes, más difícil lo tienes aún. Hay muchas ofertas, pero ¿Quid de la calidad de la misma?

Sé que este post va a generar algo de polémica, pero creo que es importante escribirlo. Al fin y al cabo, lo que realmente importa es que  los posibles compradores tomen mejores decisiones de compra.

Let’s Go.

¿Por qué un MBA no vale para nada?

A parte del detalle del coste exorbitante de estas formaciones, todo el material se basa en la gestión de grandes empresas multinacionales del siglo XX. Antes podías pensar en rentabilizar tu inversión cambiando de trabajo (de una multinacional a otra), ahora ya no.

Las redes de contacto entre alumnos son otra gran estafa, la cual sólo es aprovechada en los círculos más cercanos a la secta de los profesores del MBA.

Si no trabajas en una multinacional (es decir es el caso del 99% de tejido empresarial de este país) esta formación no es para ti, porque lo que vale para una multinacional no vale para una PYMES ni mucho menos para un negocio unipersonal.

Si además estás metido en lanzar una nueva empresa, el material didáctico de un MBA es nocivo para ti. Lanzar un start-up o gestionar un equipo en una multinacional con 50 años de existencia son cosas que no tienen nada que ver entre sí.

¿Por qué un MBE tampoco vale para nada?

Montado por inversores para tratar de fomentar la creación de start-ups en España, la idea inicial era muy buena: especializar el temario de un MBA para el lanzamiento de una nueva empresa.

MBE, con E de Emprendedores.

Pero donde falla la idea es que al ser un chiringuito montado por y  para inversores, sólo se enfoca a proyectos invertibles, de escala mundial, que se basan en la ruleta de conseguir rondas de financiación con inversores (obviamente).

Sí, hablamos de start-ups sin sentido, sin modelo de negocios, de las cuales hablan tanto los portales de emprendedores y que representan tan poco la realidad española. Aquí, en este país, se montan empresas sin inversores, a golpe de esfuerzo e ingenio. Los proyectos se autofinancian con los clientes… o mueren de forma fulminante. Para qué un MBE si los inversores no invierten nada… porque te dicen que tu proyecto no es INVERTIBLE.

El capital de riesgo sólo apuesta por proyectos consolidados y el capital semilla siempre ha sido una risa en España. Quizás las cosas hayan mejorado algo desde el año 2000, pero estamos a años luz de otros países europeos y de la OCDE.

¡Los inversores tipo Business Angels tienen un pedigree de lo mas chungo! ¿Qué va a entender un nuevo rico de ladrillo de montar un servicio SaaS en la nube? Nada…

En España, el problema no son los emprendedores, el problema es la pasta, y sobre todo quién tiene la pasta: políticos corruptos sin formación y empresarios rancios que no quieren dejar paso a una nueva generación de emprendedores (que sí me consta que existe tal generación).

¿Por qué una formación complementaria en la universidad tampoco sirve?

No me refiero a conseguir una titulación, sino una especialización. En muchos casos, los materiales son dados por docentes profesionales, en lugar de apostar por profesionales que enseñan lo que hacen. Esto, para mi, lo cambia todo.

Hoy la información es accesible para todos y el conocimiento sólo nace de la práctica. Un docente full-time no trabaja en proyectos reales, con lo cual, puede ser un profesor muy culto y gran comunicador, pero le faltará lo mas importante: experiencia real.

  • Si nunca has tenido un hijo, nunca entenderás del todo el cambio de vida que esto presupone.
  • Si nunca has montado una empresa y fracasado, nunca entenderás las consecuencias que tiene esta experiencia en un emprendedor.

Leer es necesario, documentarse también, pero hoy en día, no es suficiente. Los propios alumnos pueden hacerlo igual que tú. ¿Dónde está el valor de un docente profesional?

Yo no lo veo. Hay chavales de 12 años que saben más que sus profesores de informática. Mucho más, les dan 1000 vueltas.

¿Por qué la formación para empresas subvencionada no vale para nada?

Porque ha sido una forma muy sencilla de trincar las subvenciones europeas y repartírselas entre unos pocos. Siiiii, así es. A veces, ni siquiera es formación. Sólo es un trámite para que la caja de la Fundación Tripartida reparta la pasta.

A menudo los materiales sí son de interés para las PYMES y micro PYMES, pero la formación es (en general) de pésima calidad:

  • Contenidos no actualizados
  • Ponentes sin experiencia
  • Atención al alumno inexistente

El Estado debe buscar una forma de crear un organismo certificador independiente para que se asegure un nivel de calidad mínima de estas formaciones subvencionadas.

En su forma actual, las formaciones subvencionadas por la Fundación Tripartida suelen ser muy decepcionantes.

Las formaciones, en general, suelen ser demasiado genéricas y largas

Es un problema que tiene vigencia en todos los casos presentados antes.

Un Master en negocio digital no tiene sentido. Demasiado genérico. Un Master en negocios SaaS, diseñado para programadores, sí lo tiene.

Nadie quiere mas invertir mas de 10.000 € y 12 a 24 meses de su vida para una formación después de un título oficial.

Los tiempos están cambiando.  Las formaciones deben adaptarse. Ser más cortas e ir a la cola larga: temas muy especializados donde el ponente puede aportar un máximo de valor añadido en pocas sesiones.

Están naciendo muchas iniciativas en el campo de la educación y la educación profesional:

Los softwares tradicionales de e-learning:

se están lanzando en la nube en propuestas de contenido muy especializadas (Long Tail):

En Español, también han salido un par de proyectos distintos

Y más saldrán.

Auguro un futuro muy difícil para las escuelas de negocios si es que no fidelizan  y no incentivan económicamente a sus docentes. Amazon para los libros (pronto para los cursos, ya verás) ha matado las editoriales más débiles y muchos centros formativos van a vivir lo mismo, si no mueven el culo rápido. Porque las plataformas ya están aquí.

  • Hay que aportar valor, posicionar en nichos donde no vendrán a competir los grandes actores y mimar los alumnos como nunca.

Hoy en día, la única relación que suele tener un centro formativo con un alumno es para promover un curso y cobrarlo. Plantéate una encuesta para ver cómo puedes ayudar a tus alumnos actuales sin que tengan que pagar para ello. Así se fidelizan clientes. Haciendo algo bueno para ellos…

¡Vale Franck! Entonces invertir en formación profesional es tirar el dinero por la ventana, ¿verdad?

En muchos casos sí.

Existen escapatorias. Sí, las hay.

Si eres una gran empresa, deberías pensar en montar un curso In-Company para tus empleados y montar una temática ad-hoc para cubrir tus necesidades. Tendrás que seleccionar una empresa competente para estos temas, y deberías asegurarte que vendrán auténticos profesionales a dar las charlas para formar a tus empleados, no formadores profesionales.

Si trabajas en una micro empresa, pues, la verdad es que lo tienes crudo.

Internet y los blogs son una fuente inagotable de información, pero siempre tienes la duda de saber si el mentor es adecuado y si el abordaje de la temática es completo.

Auto-capacitarse es muy costoso en tiempo y a veces arriesgado

Si lees inglés, tienes suerte. La blogosfera inglesa es un mundo aparte. Hay miles de blogs de calidad, posicionados en centenares de nichos distintos, mantenidos por auténticos expertos titulados, y todos ofrecen manuales en formato PDF, audio books y cursos online. Puedes contratar un servicio de mentoring o coaching, que es lo que más se acerca al concepto del In-Company para la micro empresa.

Es una realidad.

Aquí en España, esto es un sueño. El mercado carece de productos digitales de calidad y parece que los bloggers no terminan de verlo claro.

Cambiará, pero como siempre, será lento y estaremos listos cuando los yankees habrán descubierto un nuevo territorio virgen y lo habrán conquistado.

Esto es lo que hay. Siento mucho si mi post no te parece muy optimista. Pero el enfermo tiene que afrontar su enfermedad si es que quiere curarse algún día.

Me gustaría conocer tu opinión sobre este tema. Usa el hilo de comentarios. Prometo responder.

 

Print Friendly

¿TE HA GUSTADO LO QUE HAS LEÍDO?

Si es el caso, únete a otras 25.000 personas que reciben cada semana mis mejores consejos sobre negocios online y blogging, y además se forman, GRATIS, con mi curso online de 10 clases, "Pro Blogging 10/10". Haz clic en el botón abajo.

¡EMPIEZA HOY MISMO!

¿Sabias que LifestyleAlCuadrado.com está diseñado con el Framework Genesis, de StudioPress?

Framework Genesis

Genesis te permite de construir unas webs WordPress increíbles, de forma rápida y sencilla.

Que seas un novato o un desarrollador experimentado, Genesis te brinda los mejores Look & Feel para tu proyecto, un entorno seguro totalmente optimizado para dispositivos móviles (HTML 5) y la mejor optimización SEO del mercado.

¿Quieres leer mi análisis a fondo?

Comments

  1. says

    Franck, no podría estar más de acuerdo.

    Casi siento que este artículo lo hubiese escrito yo, pues refleja al detalle lo que pienso acerca del sistema educativo actual, que además se empeña en formar funcionarios en vez de personas con iniciativa (emprendedores o intraemprendedores).

    Y lo peor de todo no es que la mayoría de organizaciones que se dedican a la formación no lo ven. Lo más triste es que la mayoría de las empresas y de nosotros tampoco.

    Un post tan ácido como realista.

    • says

      El cliente manda Florencio.
      Nos toca a todos encontrar formas de llegar hasta ese cliente y convencerle del valor de nuestras propuestas.

  2. says

    Aunque evidentemente ves la situación desde tu punto de vista e interés, la radiografía que has hecho de los MBAs y los MBEs es bastante cercana a la realidad, y añadiría que en este país, al venir de unas décadas muy negras, las familias lo han dieron todo para que sus hijos pudieran estudiar y tener una oportunidad de progresar más que ellos, lo que a la larga creó una cultura de titulitis que no ha servido para nada, en parte porque la generación del babyboom todavía se resiste a entregar al poder a la generación X, no te digo ya nada de la Y o la mal llamada NiNi …

    Interesante lo que comentas sobre la Fundación Tripartita.

  3. says

    Hola Franck, totalmente de acuerdo contigo, he realizado algún curso on-line subvencionado y lo cierto es que no aportan gran cosa, estos cursos son un descaro. He tenido mejor experiencia con los presenciales de pago (itil, dba, gestores documentales).

    Me gusta que realices este tipo de artículos tan realistas y no mires para otro lado, espero que así, al menos, se empiece a diferenciar a un realista de un pesimista.

    Saludos, te sigo ;)

    • says

      La formación presencial tiene eso, que la gente percibe más valor. Lo entiendo, tanto por la cercanía de la experiencia con el ponente como por las posibilidades de networking entre alumnos. Pero para mi no es excluyente de un modelo digital complementario. Tocan segmentos distintos y los productos online tienen todo el sentido del mundo para la gente lejos de grandes núcleos urbanos dónde se suele concentrar las sesiones formativas (Madrid & Barcelona a la cabeza)

  4. says

    suscribo todo lo que dices, Franck, estoy 100% de acuerdo.
    Lo único que me deja mal sabor de boca es tu conclusión final…

    Y viniendo de ti, que eres uno de mis claros referentes en la blogosfera hispana y en este mercado de formación alternativa hiperespecializada basada en el valor agregado y la experiencia aportada al alumno.

    ¿Cómo puedes ser tú quien acabe el post con ese cierto pesimismo?

    Yo creo que sí somos un montón de locos que queremos elevar los estándares y hacer “entrenamientos” de calidad en diversos segmentos, con un aporte basados 100% en la experiencia (sin relleno, sin burbuja formativa, todo práctico y real).

    Problema que veo, es que muchos de los que se están lanzando a está formación basada en infoproductos a la americana, están haciendo más daño que otra cosa al sector, y están haciendo en parte lo mismo que los círculos cerrados de escuelas formativas tradicionales: enseñar lo que no han hecho nunca, sólo lo han “escuchado” por ahí.

    Quitando eso, yo creo que el panorama es más bien alentador, y mucha gente muy buena con muy buenas ideas, y mucho que aportar. Empecemos los locos, para que los cuerdos vean que es posible… y se animen.

    • says

      Hombre Pablo

      Creo que todos tenemos que barrer delante nuestras propias puertas. La oferta de productos digitales de blogger es “anecdotica” (además totalmente desconocida del gran público) y hay muchas cosas que dejan que desear (todos estamos aprendiendo, yo el primero). Valoro lo que estás haciendo, Pablo, pero no debemos confundir lo que queremos (tu e yo y unos cuantos pocos) con lo que hay.

      El post es quizás algo duro, pero yo sigo convencido que el futuro de la formación profesional de calidad pasa por profesionales con marca que ofrecen productos digitales, sin ningún tipo de intermediarios. Vamos, más que nunca soy muy optimista: todo está por hacer!

  5. says

    Estoy totalmente de acuerdo con lo que se comenta.

    El año pasado inicie el Grado de Ingeniería Informática en la UNED y los temarios dejan mucho que desear y para un parado como yo, este año ya es imposible volver.

    Lo unico que hecho en falta en este articuló es eso, un comentario sobre la optativa de formaciones para los que estamos en paro, que es nada.

    Gracias por expresar lo que todos pensamos.

    • says

      No he hablado de las formaciones para parado porque desconozco el tema, Javier. Me parece una herramienta fundamental en un política de empleo, y si no están a la altura como lo dices, es seguramente una forma de complicarles aún más la situación a los desempleados. Nadie debería formarse para cobrar el subsidio. No tiene sentido para mi. La idea es formarse para encontrar un trabajo que te guste (y tenga salida)

      • Jose J. Rodríguez says

        La formación para parados es sin lugar a dudas la gran estafa formativa del siglo XXI (por lo menos en Andasulía – Lo he escrito mal queriendo), El 99% de los programas son una basura, exceptuando algunos de idiomas y poco más.

  6. says

    Estoy muy de acuerdo con todo lo que has dicho, salvo un poco lo de las micropymes en las grandes ciudades (Madrid y Barcelona principalmente).

    Empiezan a salir pequeñas escuelas dirigidas por profesionales sectoriales. En el mundo digital KSchool. Además existen pequeños espacios donde el profesional tiene mucho que decir y que hacer, que cuentan con escuela propia como utopic_US.

    Por entre 200 y 6.000 euros tienes una oferta formativa presencial bastante amplia, al menos en Madrid y me imagino que en Barcelona también.

    Gracias!

    Un saludo

    • says

      Buenos aportes Daniel, pero para mi, son excepciones que confirman la regla. Discrepo sobre lo amplio de la oferta.
      En KSchool, te van a formar para trabajar en una agencia o una gran empresa. Si trabajas en solitario, no te van a explicar como desarrollar un negocio basado en tus conocimientos y tu marca personal. Eso si, te habrás convertir en un excelente profesional, en busca de un empleo que valora lo suficiente la formación realizada.

  7. says

    Franck:

    Me llamó la atención tu post en mi TL porque la formación es algo de lo que estoy muy sensibilizado, y también por el título. Curiosamente escribí hace poco una entrada en mi blog sobre los títulos exagerados, y éste en principio me lo pareció. Pero he querido primero leer el post, para opinar, y no te enfades si te digo que lo es. Me lo he pensado antes de escribir esto aquí, pero ya que has pedido opiniones para el hilo de comentarios, al final me he animado. Espero que no te molestes por discrepar.

    A ver, una cosa es decir que la formación profesional en este país tiene que mejorar mucho, muchísimo, y que una parte significativa de ella no responde bien a las necesidades sociales (estoy de acuerdo con ello), y otra bien distinta que “el 99%” de esa formación “no sirve para nada”. Me parece una afirmación desmedida, que puede ayudar a captar la atención y tráfico al post, pero implica un diagnóstico injusto de la mucha formación buena y “apegada a la tierra” que se da por ahí (y de formación que dan auténticos profesionales, y no “formadores profesionales”).

    No creo, además, que los masters “no sirvan para nada”, ni que la formación complementaria en la universidad “tampoco”. Una cosa es la adquisición de habilidades prácticas puntuales, y otra el desarrollo de nuevos frameworks para aprender a pensar, o repensar la realidad. Los programas de formación más largos y estructurados ayudan a esto último, y por eso también tienen su sentido, y su target. Tampoco devalúes la aportación de rigor que una formación académica concebida de forma integral puede contribuir al trabajo profesional, y esa no se obtiene en “cursos cortos” o “fast-food”.

    Dicho esto, estoy de acuerdo con varias críticas que haces en el post relacionados con el excesivo precio de los programas, la conveniencia de apostar por más formación autodidacta, la necesidad de que los MBA y otros programas se actualicen y otros temas que abordas con criterio. Pero el “enfermo” se está sometiendo a una cura desde hace tiempo, y eso se nota bastante. Es innegable que la formación está cambiando, y el escenario no es tan dantesco para que “el 99% no sirva para nada”.

    En fin, creo que el título es lo que falla, así como algunas rotundidades que desvirtúan el diagnóstico. Por otra parte, y perdona que diga esto, no creo que haga falta “matar al resto para vender lo de uno”. Sé que es poco elegante que diga esto, pero al leer el texto da esa impresión; aunque espero estar equivocado.

    Un saludo

    • says

      Yo estoy de acuerdo con Amalio. He podido conocer varios cursos en universidades que dan muchas vueltas a todos los whitepapers, webinars y bogs en internet. Son cursos enfocados en el desarrollo de los estudiantes, en aprendizaje de verdad.

      Todavía veo demasiados ‘expertos’ usando cursos presenciales o cursos online en sólo una dirección. Ellos tienen los conocimientos y sólo se limitan a transmitir estos a los estudiantes. Yo también a veces soy culpable de este tipo de comportamiento.

      Todavía hay muy pocos cursos usando el ‘project based learning’ y otros métodos modernos de aprendizaje. Curiosamente, dónde más innovación he encontrado es justamente en las universidades.

      • says

        Hola Jeroen!

        Creo que todo depende de lo que esperas de una formación. Entiendo que tanto tu como Amalio, buscáis una reflexión conceptual en estas formaciones. Me parece muy bien. Mi post no se refiere a la Educación en general, y si valen o no la universidades. El post se enfoca a la formación profesional. Y es otro bicho para mi.

        Emprendedores y autónomos buscan cosas concretas, probadas, sencillas, que se pueden implementar en sus propios proyectos a corto plazo. Por eso mismo tanta gente se queda decepcionada con las formaciones profesionales actuales. Y si, aquí en España, el 99% de la gente trabaja en pequeñas y micro empresas. Y apenas tienen ofertas de calidad en un mercado inundado de propuestas que ningunean la micro-empresa y los autónomos.

  8. Javier Gaite says

    Por fin alguien que dice las cosas como son.

    Yo me he pasado la intemerata de tiempo estudiando, pero todos esos estudios no me han servido luego para nada, sólo para coleccionar títulos.

    En mi caso decidí autoformarme a mi mismo leyendo y estudiando libros escritos por profesionales del sector, y la verdad, he aprendido mucho más de esta manera que atendiendo a cualquier profesor.

    En mi opinión, la formación profesional no necesita un reforma, necesita un revolución, porque te preparan para un mundo que ya no existe.

    Saludos Franck.

  9. says

    Excelente tu artículo Franck! Te has atrevido a decir lo que muchos universitarios en España pensamos… lo alejada que está la docencia actual con el mundo empresarial. Si bien es cierto que hace falta una base teórica, solo te conviertes en profesional cuando acumulas horas de vuelo en la jungla que es el mercado. Sí me gustan iniciativas como la de la UOC con programas como Dirección y Gestión de Microempresas
    No sé que piensas de este tipo de iniciativas Franck, avanzamos más hacia la realidad, con temarios adaptados a microempresas, horarios flexibles, etc. o sigue siendo más de lo mismo.

    Un saludo.

  10. says

    Hay una parte de razón en algunos puntos y, en general, toda la razón en que hay que mejorar mucho en materia educativa y de formación. Sin embargo, un titular afirmando que “el 99% de la oferta formativa no vale para nada” es sólo un titular de impacto, y creo que poco serio. Sin duda genera visitas, como lo hace también el contenido del post, y comentarios, como puede observarse.

    • says

      Bienvenido Eduard!
      Por ahora me gustan las conversaciones generadas (por lo menos hay participación y aportes de valor) y los 7 minutos 52 segundos de promedio de tiempo en la página (Datos de Google Analytics). Pero si algunos sólo quieren centrarse en el título, adelante.

      • says

        Buenos resultados y buen feedback, sin duda. Gracias por aceptar y responder tambien los comentarios menos favorables. La promesa del final del post se cumple.

        Saludos

  11. says

    Muchas gracias por este post Frank, creo que pone de relieve un sentimiento cada vez más extendido en este país.

    Soy un gran fan del aprendizaje informal y de sus posibilidades, pero también reconozco que hay lugares a donde no llega y donde la enseñanza formal tiene sus ventajas.

    Por otro lado estoy cansado de una sociedad basada en titulaciones y de su venta ‘al peso’ sin otro objetivo que el de engordar currículum.

    ¿Por qué no aprovechar lo mejor de ambos mundos? Una formación de calidad que realmente resuelva problemas pero sobre todo altamente personalizable, para que cada individuo tome de ella aquello que mejore su aprendizaje.

    No creo que se esté fomentando un sentimiento de funcionario, sino todo lo contrario. La gente cada vez es (somos) más consciente de que hay que tener preparado un plan B, para cuando el plan A falle o no llene nuestras expectativas.

    Si tengo que elegir lo que más me gusta de la formación, me quedo con la capacidad para conectar mentores y alumnos.

    Un saludo amigo Franck

  12. says

    100% de acuerdo y no entiendo las críticas que te han hecho porque sé de profesores de Máster que te dicen que los contenidos están super obsoletos ¿para qué cambiarlos? ¿Para qué esforzarse? ¿Hay algo más rancio que un profesor universitario?. Hay excepciones pero pocas. Excelente blog.

  13. says

    Bueno, estoy de acuerdo en que mucha formacion no sirve para nada, PERO, cuando yo imparto un curso, puedes estar seguro de que el conocimiento que se imparte es de utilidad y vale muchisimo dinero…

    Así que a todas las personas que tengan vinculacion con la formacion mediante la fundacion tripartita les doy un consejo: PREGUNTAR ¿QUIEN ME VA A DAR ESTE CURSO?… esa es la clave de una formación rentable.

    • Jose J. Rodríguez says

      Completamente de acuerdo. Pongo un ejemplo. Empresa de marketing online (de las 20.000 que hay) que da cursos de Redes Sociales….entras en su web y ni tiene blog, ni Facebook y el Twitter está muerto. Resultado del curso = estafa segura.

  14. Jose J. Rodríguez says

    Interesante reflexión. Te aporto mi punto de vista tanto como alumno como la de formador de un curso subvencionado de la Tripartita.

    - Completamente de acuerdo en los MBA (además en mi caso que he estudiado LADE…es repetición de temas).

    - Yo diría que un MBE es una completa estafa para ser más concreto (¿gastarte 6.000 euros para que te enseñen a emprender?) Mejor coge ese dinero y emprende de verdad un negocio.

    - Con respecto a los masters y postgrados en general, hay que huir de todos aquellos cuyo profesorado sea personal universitario, es una vergüenza que un señor/a que nunca ha salido de los 4 muros de una facultad y que nunca ha aplicado nada de lo que enseña, pretenda decir que eso es formación útil y práctica (como te lo venden).

    - Sobre los cursos de corta duración que puedes subvencionar por la Tripartita, la gran mayoría son empresas que subcontratan al que sea para dar los cursos. En muy pocas ocasiones estamos ante empresas que además de realizar una actividad, forman sobre ella. En el caso de marketing online hay algunas excepciones, pero también es cierto que este tipo de cursos se rige por el “son 5-8 horas, este es el temario, si tienes dudas….te aguantas y cuando acaba la jornada si te he visto no me acuerdo”. Yo más de una vez he tenido problemas en mi empresa por resolver dudas de alumnos de los cursos, fuera de las horas destinadas a los cursos.

    - ¿Qué recomiendo? Cursos muy prácticos, tipo talleres donde tengas que realizar tareas. Diferenciar muy bien los niveles y la extensión de un curso. Es imposible aprender a usar al 100% Photoshop en 5 horas. Es imposible saber Analítica Web en 8 horas, otra cosa es que hagas un curso introductorio o un curso especializado en alguna cosa concreta, por ejemplo “Excel y Google Analytics” o “Crea un blog por 25 euros en una tarde” es decir, cursos muy concretos y con un objetivo muy claro.

    Los cursos introductorios se pueden salvar leyendo un libro que te sale más barato, y además existen muchos seminarios gratis donde hacen introducciones a diferentes temáticas sin coste.

    Enhorabuena por el artículo!!!

  15. Tatiana says

    Hola Frank,
    Excelente tu análisis, en mi opinión se aplica a otros países tambien, estamos viviendo un cambio drástico de época, que no terminamos de mudar y mientras mantengamos los mismos conceptos, criterios o ideas, dificilmente podremos adaptarnos a un mundo totalmente diferente y desconocido, debemos salir de esa zona de confort que nos tiene atados.
    Quienes de alguna manera tenemos claro el concepto vemos en los emprendimientos virtuales una interesante alternativa, que en inversión de tiempo probablemente sea mas costosa, ya que el éxito de esta está en la prueba de acierto error, pero justamente esa es una de sus fortalezas y los conocimientos dejan de ser solo teóricos.
    Hay mucho analísis que hacer porque todos los ingredientes son distintos (generación, economía, política, globalización, comunicación, necesidades…….. y un largo etc.), entonces dificilmente se puede aplicar la misma receta.
    Me parece fabuloso tener este tipo de debates que permiten tener un horizonte mas amplio y realista.
    Saludos,
    Tatiana

  16. says

    Franck, totalmente de acuerdo contigo. Lamentablemente hoy por hoy, recibir una buena formación (incluso ir a la universidad) no es garantía de nada, si bien ayuda.
    Hoy la importancia está en diferenciarse, emprender, innovar.

  17. Laura says

    Me llamó la atención tu artículo debido a que estoy pensando realizar un máster en organización e ingeniería de la producción y dirección de plantas industriales en barcelona ya que en México no hay uno con esa especialización, ni la posible certificación internacional que ofrecen después del master, que ese mismo certificado al momento de quererlo obtener en estados unidos (en realidad es el mismo material) me sale lo triple. Pero al leer tu post no se si en realidad valdrá la pena si la oferta formativa no vale nada o estará dentro del 1% que si lo vale. Como saberlo?

    • says

      Hola Laura!
      Lo tuyo es un tema muy especifico, del que no sé nada. El artículo es más bien genérico, y si buscas una formación tradicional, creo que España es un buen referente (en Europa) para ello.

  18. says

    Eso pasa en España y en México. La titulitis es un mal que nos aqueja, y aún cuando dicen que la tasa de paro en México no pasa del 6%, la realidad es que hay doctores e ingenieros manejando taxis .

    Acaba de salir una noticia de la secretaría de educación pública mexicana que dice que el 50% de los profesionistas en el país salen con formación deficiente, ¿ de que sirve el papelito si cuando te veo pareces todo menos una persona con MBA?

    El sobre-entrenar calma muchas conciencias, la de las empresas y el gobierno; pero no siempre ayuda al bolsillo de quien pagó por la misma.

    Excelente reflexión.

  19. Cleo says

    “Con respecto a los masters y postgrados en general, hay que huir de todos aquellos cuyo profesorado sea personal universitario, es una vergüenza que un señor/a que nunca ha salido de los 4 muros de una facultad y que nunca ha aplicado nada de lo que enseña, pretenda decir que eso es formación útil y práctica (como te lo venden).”

    Le doy toda la razón a José J. Rodríguez. Soy docente universitaria. Del colegio salí a la universidad, donde he cursado licenciatura y tres posgrados, y nunca he tenido un verdadero empleo no académico. El mundo universitario está totalmente alejado de la realidad. La mayoría de nosotros somos hijos de familias de clase media alta que nunca nos vimos obligados a trabajar para ganarnos el pan, pero curiosamente trabajamos un montón en cuestiones innecesarias e irrelevantes.

    Este año pasé 40 horas preparando una comunicación para un congreso y solo me escucharon 6 personas. Invertí 5 meses en la organización de una conferencia de una profesora del extranjero, la universidad gastó un montón de dinero en traerla y no hubo 10 asistentes siquiera.

    Doy clases de una materia humanística sumamente especializada en la que nadie va a conseguir empleo hoy en día.

    Los estudiantes me preguntan qué hacer con sus vidas profesionales y no puedo responderles porque tampoco sé qué hacer con la mía. Desde hace más de un año odio ese mundillo y quiero dejarlo, pero mi mejor década la pasé estudiando, no tengo experiencia laboral fuera de la universidad y mi alternativa es el paro.

    Una cosa es, como dijo Franck, conseguir una titulación, pero no recomiendo a nadie sumergirse en esos posgrados largos, exigentes y poco prácticos, que en realidad alejan a la gente del mundo laboral o le ofrecen un falso refugio durante la crisis. Si tuviera valor dejaría la universidad y emprendería un negocio propio, ¿pero cómo puedo esperar tener clientes si a duras penas consigo 6 oyentes para una conferencia?

    • says

      Hola Cleo

      No hay que mezclar todo, creo. Todos valemos para algo. Y tu al ser docente sabes hacer llegar ideas y mensajes a los alumnos. Muchos expertos no sabes formar (ni quieren). Busca en tus pasiones y trata de ayudar a la gente. Doy por hecho que tu capacidad didáctica es muy superior a la media. Esto es un activo de mucho valor en el era de los conocimientos en la nube.

      Hay temas “pocos populares” que seguirán teniendo un gran público. Un ejemplo de ello, es el renacer de la filosofía en Francia, dónde se organizan muchas tertulias en café. El publico cambia. Ya no son chavales que se ven obligado a estudiar filosofía (aunque se están hablando de volver a poner esta materia de forma obligatoria en el curso), si no a gente que, a lo mejor tiene un trabajo, y buscan en estas tertulias compartir ideas y disfrutar de una satisfacción intelectual. El mundo necesita gente que piensa y experimenta sin tener una obligación de resultados económicos a corto plazo.

      ¿A dónde voy con este rollo? A que a veces no tienes que cuestionarlo todo, sino que un simple cambio de enfoque te transforma la vida, para bien. Todos podemos tener ganas de cambio, yo el primero. Pero creo muy importante valorar lo que has vivido hasta ahora. Tiene valor. Y para mi, los criterios para valorar (en bien o mal) algunas experiencias no se limitan a “ser popular” o “tener éxito”. Es mucho más intimo y profundo, creo.

      Para info he montado 2 negocios que fracasaron y nadie me asegura que este tampoco termine bien. “Falla mucho, Falla pronto, Falla barato” suele decirse hoy en día en los círculos de emprendedores.
      Lo realmente, importante y relevante, es de disfrutar con lo que estás haciendo.

      • Cleo says

        Hola, Franck. Agradezco mucho tu respuesta, que me hace ver las cosas de un modo menos negativo. Es verdad que no hay que despreciar lo que no genere dinero ni sea “popular” (en el sentido de atraer a un público masivo), pero creo que hay formas de acceder a esos conocimientos y obtener satisfacciones intelectuales sin tener que sacrificar años de estudio en una universidad (sobre todo en las humanidades). A veces disfruto lo que estoy haciendo y a veces, no, porque siento que el esfuerzo no compensa los resultados. Me parece que los estudiantes hoy en día tienen muchas preocupaciones porque el panorama laboral es incierto. Le dan más importancia a las prácticas, los empleos a medio tiempo y los semestres en el extranjero (lo que piensan que los hará más deseables para futuros jefes), y veo que hay poca disposición a entregarse al estudio y profundizar. Ahora se pretende lograr más en menos tiempo. Esto crea un círculo vicioso con los docentes. Como vemos que la motivación y el nivel de los estudiantes baja, nosotros también estamos menos motivados y eso se refleja en nuestro propio compromiso con lo que enseñamos. Al vernos indiferentes y poco esforzados, los estudiantes tampoco sienten la necesidad de dar más… Y en eso estamos…

  20. Juan Luis says

    La realidad es dificil Frank, pero más vale afrontarla de cara que ocultarse tras la cortina. Muy buen comentario que refleja prácticamente lo que yo pienso sobre el tejido empresarial y educativo de este Estado retrogado que solo piensa en el favorecimiento del que ya está instalado y no del que se quiere instalar. Soy recien Licenciado en Investigación de Mercados y no puedo conseguir un empleo afín con mi preparación. Muchas veces pienso en seguir formandome y pienso, ¿Pero para que?¿Para seguir gastandome el dinero en algo que quizás nunca llegue a ejercer? En fin, el post es deprimente, pero refleja fielmente la tendencia que está llevando a cano este maldito país.

  21. says

    Hola Franck, salvando algunas generalidades que meterían en el saco de la mediocridad algunos master y cursos que podrían estar muy bien planteados. Estoy de acuerdo en los puntos generales de tu post. Lo tengo tan claro que después de dar clase en cuatro master MBA, Community Manager, etc. Creo que el problema está en otro sitio. y está en la Pyme y Micropyme, aquellas que no se aprovecharon de los Fondos Europeos formativos para capacitar a sus empleados y que ahora tiene un problema grave de falta de conocimientos.
    Necesitan una formación muy especializada, concentrada en el tiempo con experiencias reales. A esto nos lleva la demanda de las empresas y de los profesionales que trabajan en ellas. En resumen talleres cortos, intensos y con experiencias cercanas y reales.

    • says

      Estoy de acuerdo contigo Paco que la responsabilidad de formarse y actualizar conocimientos parte del emprendedor. Si eres Freelance y no actualizas tus conocimientos, es firmar una sentencia de muerte a 3 años vista. Ahora bien, quizás los temarios planteados a este publico no son tampoco los más relevantes.

      Tratar de explicar los beneficios de un Community Manager a alguien que no sabe como pagar los sueldos a fin de mes es como mínimo un planteamiento muy arriesgado…

  22. says

    Hola Franck, buen post. Desde luego ha suscitado interés y no ha dejado indiferente a casi nadie. Bien.

    Completamente de acuerdo con que en España la Formación Profesional deja mucho que desear. Se ha ninguneado por completo. En mi época de chaval (cuando tenía 13 años, allá en los ochenta) al que sacaba buenas notas le animaban a ir a la universidad y a los que sacaban notas medias o bajas les recomendaban la Formación Profesional… como si esta fuera una enseñanza de segunda categoría. Evidentemente que en este país es así. Aquí hace falta, como ha escrito alguien antes, una revolución de la Formación Profesional. Alemania es un buen espejo de país que se ha tomado la Formación Profesional MUY en serio.

    Un saludo.

  23. Carlos Vega says

    Yo soy Diplomado en Empresariales y Licenciado en ADE, hace tiempo pensaba en hacer un máster…pero la verdad, a mis 30 años estoy ‘abriendo los ojos’…ya tocaba, no?

    “…No creo, además, que los masters “no sirvan para nada”, ni que la formación complementaria en la universidad “tampoco”. Una cosa es la adquisición de habilidades prácticas puntuales, y otra el desarrollo de nuevos frameworks para aprender a pensar, o repensar la realidad.”

    Bien, en eso estoy de acuerdo, está claro que de cualquier cosa que estudies o experiencia que vivas siempre puedes sacar ‘algo bueno’, eso de aprender a pensar etc es genial…pero en todo caso habría que ‘ajustar’ el precio de la formación y ser honesto con el futuro alumnado para que una vez tenga ese título y no encuentre trabajo no se sienta ‘frustrado’ por su inversión.

    Otro aspecto que se pasa por alto es la devaluación de la formación. Dada la crisis que nos azota, haces un máster, te dejas un dineral, y luego no encuentras trabajo…ese máster, durante el tiempo que estés parado se va devaluando progresivamente, es un hecho y aunque te hayas dejado 10000€ en un MBA te quedas fuera del mercado.

    Totalmente de acuerdo con lo de ‘un falso refugio durante la crisis’…y también en el aspecto de los másters etc a cargo de personal universitario, creo que es una pérdida de dinero.
    La verdad es que se me hace muy duro leer tu comentario…observar a un docente sin respuestas ante la incertidumbre de un alumno es muy duro, pero es la realidad.

    Simplemente desearte toda la suerte del mundo en tus proyectos, y gracias por tu sinceridad.

    Un saludo

    • Cleo says

      Carlos, estoy de acuerdo contigo en que habría que “ser honesto con el futuro alumnado para que una vez tenga ese título y no encuentre trabajo no se sienta ‘frustrado’” y eso es lo que yo procuro hacer; por eso, muchas veces me quedo sin respuestas. La que me parece más realista no es la que el estudiante quiere oír. Hay ciertos tipos de estudiantes que desde que los vemos, sabemos que no van a alcanzar su meta con el título. Ejemplos típicos: las amas de casa que estuvieron criando a sus hijos y ahora que estos son grandes quieren volver a trabajar, los que consideran que han fracasado en su rumbo laboral y quieren comenzar otra profesión desde cero, los que pasaron su juventud en empleos poco cualificados, de repente se vieron en el paro y decidieron sacar un título para aumentar sus posibilidades. Esta gente ya comienza de por sí con dificultades para adaptarse a un ritmo de estudios y se desanima al verse rodeada de compañeros mucho más jóvenes. Por lo general, les pasa lo siguiente: 1) abandonan los estudios, 2) se atrasan por suspensos o por no saber sobrellevar la carga académica y 3) si terminan, no consiguen empleo por tener un hueco curricular demasiado grande y haberse demorado mucho sacando ese título.
      Sin embargo, esos estudiantes pagan matrícula, llenan puestos en las aulas y las universidades (así como sus docentes) los necesitan para justificar su existencia, ya que con los chicos exitosos de trayectoria perfecta no basta para mantener abierto un máster o un programa de estudios.
      Lo ideal sería que la gente en condiciones no idóneas (como las mencionadas) pudiera recibir una asesoría realista sobre sus opciones para no perder tiempo ni dinero en formaciones académicas que no van a llenar sus necesidades.

  24. says

    Hola Franck,
    Muy de acuerdo con el análisis, pero no tanto en la solución. Comparto que no puede ser que la formación esté basada en un sistema del XIX, con profesores del SXX, para alumnos del sXXI. Creo que la necesidad de las empresas no está en formar a sus equipos, sino acceder a conocimiento. Hasta ahora la formación ha sido el único camino para acceder a conocimiento pero la era digital obligará a cambiar la perspectiva. En unos días te paso mi reflexión en profundidad ;)
    Abrazo y felicidades por la reflexión. Muy necesaria.
    FR

  25. says

    Hola Franck,
    Un post interesante y polémico. Estoy de acuerdo en que la formación universitaria en España está en general obsoleta, por la desconexión entre profesores – en general funcionarios – y la vida empresarial. Claro que hay excepciones, y a lo mejor los alumnos deberían mirar qué tipo de relaciones tienen las universidades (profesores del mundo empresarial, programas de intercambio, prácticas remuneradas,…) antes de matricularse.
    Lo de la inutilidad de los másters es un tópico. Te aseguro que un MBA de una de las principales escuelas de negocio de España es muy útil, trabajes en una multinacional, en una micropyme, o estés en paro, pero sólo si cumples las condiciones que te piden, por ejemplo 10 años de experiencia, estar en un puesto de responsabilidad, tener un proyecto de creación de empresa. Te abre una red de contactos, te cambia la manera de pensar sobre los negocios, y te exige un nivel de esfuerzo importante, especialmente si lo compaginas con el trabajo. Pero si alguien acaba una carrera universitaria y, como no encuentra trabajo, se apunta a hacer un máster, entonces es muy posible que sí que esté tirando el tiempo y el dinero, aunque también conozco casos en que ha sido útil.
    En el entorno actual, el que no se esté formando constantemente, combinando educación formal con aprendizaje informal, se quedará fuera de juego con facilidad. Tenemos que acostumbrarnos a buscar minicursos, como las píldoras formativas, que poco a poco nos vayan dando los conocimientos necesarios para continuar cambiando y evolucionando.
    Un abrazo,
    Ignacio GdV

  26. jesus says

    Tu post es muy acertado en mi opinión. El “plan de negocio” de los MBAs es hacer caja con, no lo olvidemos, quién se lo puede permitir. El resto ha hacer cursos del Inem. Unos y otros engañan a la gente con las supuestas bondades de sus cursos pero en realidad lo que defienden es su culo.

    Pero la falta de sentido crítico por parte de los alumnos hace a éstos todavía más patéticos. La cultura de los MBAs no la conozco bien pero los de la Fundación Tripartita bastante. Gente que no sabe ni siquiera lo que es Google, realizando cursos de 300 horas de diseño web, por ejemplo, terminan con diploma en mano creyendo que son diseñadores…y hasta echan su curriculum en las ofertas de trabajo que encuentran. Incluso se sorprenden que nadie les llame.

    Y otra es el nivel de los empresarios. A muchos, si les sacas de lo que llevan veinte años haciendo, no tienen ni idea. También se sorprenden que bajen los pedidos…

    El lado bueno de todo esto es que el futuro ¿presente? es para gente como tú, Frank, gente honesta y con valores. O eso espero.

    Felicidades por tu trabajo.

  27. says

    Súper de acuerdo con todo lo que nombras Frank. Alguien ya lo ha dicho por aquí, este es un país enfermo de titulitis. Pero también es un país de empresas retrógradas, con procesos antiguos liderados por personal poco preparado con lemas como : “¿Qué dices? ¿Pero, cómo vamos a cambiar esto si llevamos 20 años haciendolo así ?! Anda, no digas tonterías y vuelve a lo tuyo”. Súper motivador. Yo no digo que todo se tenga que cambiar, pero si se debe empezar a escuchar, a curiosear, a perder el miedo de perder la silla!

    Si eres bueno y apasiando en lo que haces, no debes temer.

    Algo me dice que todo debe enfocarse más al sentido común. Sentido, que hace días perdió este país.

    Gracias por el post! :)

    Mire

  28. Guzman says

    Hola Franck:
    Ahora con la crisis es cierto que la oferta educativa ha crecido muchisimo y se ofrecen muchos cursos de capacitación que realmente tienen poco valor.

    Por otra parte todo lo que sea aprender es mejor que nada, y antes de aventurarse en un gran proyecto es importante estar capacitado para que todo salga lo mejor posible.
    Yo he descartado totalmente cursar MBA, en cambio llevo años leyendo libros sobre el tema.

    Discrepo con lo del 99% de la formación no sirve, pero si un alto porcentaje. Como estudiante de ingeniería pienso que la educación debiera ser mas práctica y aplicada en vez de una educación generalista.

  29. says

    Excelente información que podría extrapolar a Venezuela, y que me ha dado orientación donde podrían estar mis acciones de mejoras. Gracias

  30. Mario says

    Perfectamente expuesto…..nos hemos dejado liderar por un grupo pequeño de empresarios y políticos rancios y retrógrados, quienes básicamente están matando el espíritu innovador y creativo de muchos.

    Tenemos una crisis que más que financiera, es una crisis de ideas innovadoras taponadas por cuatro caciques.